BESPOKE LXXIX: EL TRAJE DE “LA ENCICLOPEDIA DEL BUEN VESTIR”

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Aunque se ha alargado mucho más de lo esperado, cada día está más cerca “La Enciclopedia del Buen Vestir”. Entre los últimos retoques estaba decidir la portada. [...]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Aunque se ha alargado mucho más de lo esperado, cada día está más cerca “La Enciclopedia del Buen Vestir”. Entre los últimos retoques estaba decidir la portada. Y para ello, de igual forma que se hizo en el “Manual del Perfecto Caballero”, escogí una composición de traje, camisa y corbata; todo ello siempre de mi armario.

Si la camisa corrió a cuenta de Mariano Langa, la corbata de Marinella, el traje lo realizó, también como en la otra portada, José María Reillo. Para este, y pensando en dicha portada, escogimos una franela de Holland & Sherry de estampado diplomático en azul marino; y, por supuesto, de hilera cruzada. 

La franela, además de ser un compuesto bastante transpirable y puramente de invierno, tiene la particularidad de tener cierta elasticidad, arrugarse menos que otras lanas y perder las líneas de la plancha, tanto en mangas como en pantalón, más rápido que también en otras lanas. Al contrario que en el estambre, la aparición de bolas por el roce en la entrepierna es muy poco frecuente; y muy difícil si la franela es de calidad. 

Todos evolucionamos y quienes tengan el “Manual” verán que el corte de aquel traje de hace ya ocho años difiere bastante de este. En este último vemos una silueta algo más ceñida, mucha menos hombrera, una chaqueta más corta, un pantalón más estrecho… Sin embargo, en lo que no ha cambiado ha sido en la forma de confeccionarse. Un patrón retocado a lo largo de los años, tres obligadas pruebas y muchas horas de taller. La mano de alguna nueva oficiala es todo lo que diferencia aquel de este traje. 

Cada vez me gustan más para verano los trajes cruzados del tipo 4×2, con sus bolsillos de parche y su ausencia de entretelas y forros. Sin embargo, para el invierno sigo prefiriendo los cruzados 6×2 y con cierto cuerpo. Esto no es ni mejor ni peor, es solo cuestión de gustos. Y para mi gusto el 6×2 con sus bolsillos estándar transmite algo más de seriedad; cosa que por otro lado perseguía para la portada del nuevo libro.

El traje está a falta de una última prueba. Ciertas bolsas se apreciaban en las asilas por la parte trasera y el cuello pedía también un cierto retoque por la espalda. Las mangas necesitaban medio centímetro extra. Pero por lo demás, estaba todo listo para la entrega.

La camisa encaja muy bien en el cuello del traje y a pesar de ser también de rayas tanto su estampado como su color conseguía, siempre desde mi punto de vista, un bonito contraste. Los clientes habituales de Mariano saben que una vez les haya tomado el pulso sus camisas no requieren ni de ser probadas. 

Las corbatas de Marinella son siempre especiales. Se puede elegir entre, literal, cientos de dibujos. Pero es su seda tan especial la que consigue los nudos más bonitos. El hoyuelo que hacen es único. Sin ser esta corbata llamativa combina acertadamente con traje y camisa no reclamando protagonismo alguno y dejando que sea el rostro el verdadero protagonista. 

Podíamos haber rizado el rizo buscando un pañuelo de color o con algún tipo de estampado, pero siempre presente el “menos es más” decidimos que difícil sería fallar con un pañuelo blanco mostrado de manera poco llamativa y todavía menos pensada. Además, con el paso de los años cualquier otra alternativa podría haber sobrecargado el look haciendo forzada la portada de un libro que está llamado a convertirse en un clásico.

Respecto al libro qué decir. Lo considero mi obra maestra. Dudo mucho que nunca más vuelva a escribir otro. El esfuerzo, la dedicación y el tiempo que requiere escribir tantas y tantas páginas hace inviable que pueda volver a hacerlo.  Y precisamente por la escasez de tiempo y porque quería que su contenido me llegara a sobrevivir es por lo que he preferido dedicarle varios años hasta sacarlo a la luz. 

Con la portada prácticamente concluida, lomo y contra también terminados solo falta que mi buen amigo José Antonio Tello me envíe la última versión revisada para enviarlo al maquetador y dejarlo listo para la imprenta. 

¿Os gusta la portada y la contra? ¿Cambiaríais o mejoraríais algo? ¡Gracias!

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

21 respuestas

  1. Qué quiere que le diga? Que tanto el traje como el libro tiene una pinta estupenda. Solo espero que en esta ocasión saque una tirada mucho mayor que la que sacó con El Manual del Perfecto Caballero. Los dos últimos Mauales que le he comprado, por estar agotado, he tenido que pagar por cada uno más de 100€. ¡Y de segunda mano!

    0
    0
  2. José María,
    Es un poco lo de siempre. Con su estatura y su delgadez es normal que el traje le quede fenomenal. Lo q echo de menos es una prueba a una persona normal, es decir, como yo: 10cm menos de altura y 10cm mas de cintura. Ahí es donde se la juegan los hombres.

    Respecto al libro la portada me parece hará justicia a su interior. La contraportada como q marea un poco, no?

    0
    0
  3. La chaqueta muy corta. Lo siento pero no le puedo dar mi reconocimiento en esta ocasión. Los canones del como han de quedar el largo de la chaqueta se incumple. Aun así, le deseo los mayores éxitos con la nueva publicación. La anterior la adquirí en formato digital.

    0
    0
  4. Buenas tardes José María , al hablar a lo largo de este año de la enciclopedia del buen vestir , me lo
    Imaginaba más grande y más gordo ya que da la sensación de ser un poco pequeño , aunque supongo que estará lleno de anécdotas y detalles históricos sobre el origen y el porque de todos los detalles del vestir de los señores .
    Estoy impaciente por comprarlo en cuanto esté a la venta .
    Un abrazo y enhorabuena José María .
    E.C.A.
    .

    0
    0
  5. Buenos días.
    Cómo me alegra saber que ya está llegando a su fin, sé que ha sido un esfuerzo enorme.
    El traje me gusta muchísimo, y respecto a la portada me parece muy acertada. Sin embargo para la contra también creo que es un poco mareante, tal vez unos mangos de paraguas de bambú, una colección de pañuelos, unos guantes de carpincho…o incluso unos zapatos.
    !enhorabuena José María!

    Enrile

    0
    0
  6. Tiene mucho mérito lanzar un libro de estas características, que estoy deseando adquirir, lo mismo que hice con el Manual anterior. Secundo lo que ha dicho otro fenómeno como es Enrile. ¡Enhorabuena!.

    0
    0
  7. Jose María, del traje me gusta mucho la tela elegida, aunque yo prefiero los trajes de hilera simple, con 3 botones. La Portada me parece muy adecuada al tema tratado, no hay nada más clásico que la raya diplomática…. y del Libro, qué te voy a decir, que llevamos años esperándolo…. aunque seguro que no nos defraudará!!! Un Abrazo, JL Conradi

    0
    0
  8. "El traje", por antonomasia. Raya diplomática, azul, cruzado 6 x 2. Impecable e imbatible. No me entusiasma el color de la camisa, es de un pálido que no favorece; es lo que yo llamo, azul pijama.

    Saludos.

    Javier.

    0
    0
  9. Desde mi experiencia profesional -Director de Arte-, la portada me parece bastante original. Impaciente de hacerme con un ejemplar.
    Atentamente,

    JF Lorences R. del Cueto

    0
    0
  10. Maravilloso traje, raya diplomática en azul y cruzado, mi favorito sin duda alguna, muy británico y atemporal. Personalmente prefiero el nudo de la corbata doble al sencillo y con arruga, que me transmite un punto digamos "rebelde", o poco ordenado al conjunto.
    Espero el libro con ganas, y me alegro mucho al saber que contará con más de 150 fotos, algo muy importante en un libro sobre moda. Enhorabuena y siga instruyéndonos siempre que pueda. Es un orgullo contar en España con alguien que sea una verdadera referencia.

    0
    0
  11. Desde mi punto de vista, el traje es muy acertado y queda estupendamente.
    Sin embargo, la única pega que le pongo es al pañuelo, ya que, considero que un pañuelo de colores, como podría ser un Rubinacci, colocado de forma discreta hubiese encajado perfectamente y no creo que se trate de una moda pasajera, los pañuelos con motivos o con obras de arte se mantendrán en el tiempo.

    Enhorabuena !!

    saludos

    0
    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

chica del viernes

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de la semana

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish