sábado, 12 de marzo de 2016

SASTRERÍA MANUEL CALVO DE MORA


Esta semana me gustaría compartir con vosotros un video de uno de los pocos templos del buen vestir que todavía quedan en España. Una sastrería con letras mayúsculas donde la experiencia y el buen hacer de D. Manuel Calvo de Mora se fusionan con la innovación y la búsqueda de la hechura más perfecta de sus hijos Alberto y Cesar.

¡Disfrutadlo!.

El Aristócrata

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días.
Gran video, elegante música.

Mis felicitaciones.

Un saludo

Anónimo dijo...

Jamón de bellota!!

Andrés

Anónimo dijo...

Soy cliente desde hace casi 10 años de esta casa. El nivel del padre es altísimo, es además tremendamente perfeccionista.
Con el tiempo he comprendido además que es interesante fiarse de sus consejos con respecto a las telas.
a veces debería guiar más al cliente en este tema, mojarse algo más. Creo que no lo hace por educación.
Veo dos peros.
En primer lugar los pantalones a veces son mejorables y hay que ir varias veces para que los rematen bien.
En segundo lugar el nivel de la clientela (evidentemente no yo) es muy alto. Millonarios, aristocracia...uno no sabe si los simples ciudadanos de a pie como yo son tratados igual de bien.
Con todo, el balance es francamente bueno.
ojalá los hijos lleguen al nivel de su padre.
suerte!

Anónimo dijo...

Querido anónimo: con el sentimiento que acabas de describir tan bien es seguro que no perderé el tiempo en casa de ese sastre. Seguro que no trata bien a nadie y todos piensan que trata mejor a los demás. Si esto es así, no me interesa ver su trabajo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Muchas Gracias por este magnifico video, cargado de tradición y espíritu artesanal.
El buen vestir, la diferencia entre vestir, y hacer ropa, nos muestran claramente, la actitud de estos artesanos, hacia el cliente, demuestran una vez mas que el buen vestir no se perderá nunca, mientras existan hijos, que sigan la tradición de la familia.
Animo.

Anónimo dijo...

Tal y como indica el comentario nº 3, y algo sabrá teniendo en cuenta que es cliente desde hace más de 10 años, resulta VERGONZOSO que existan dudas razonables sobre si un cliente de 10 años pero ciudadano de a pie, es tratado igual de bien que millonarios, aristocracia, etc.

Anónimo dijo...

Por buenos artesanos que sean, si tratan mejor al cliente con dinero que al cliente de toda la vida, mala cosa. A mi no me verán por allí.

Anónimo dijo...

Buenas tardes
Caballeros, no se queden solo con lo malo, que el tercer post además de hablar del altísimo nivel del sastre (al fin y al cabo preferible eso a encantador pero chapucero) acaba su comentario diciendo que le parece francamente bueno, de lo contrario haber estado yendo 10 años sería cuanto menos absurdo.
Yo no acudiría a esa sastrería aun porque no tengo referencias de primera mano, sin embargo prejuzgarles basándose en un comentario anónimo me parece un tanto aventurado.
Disfruten de la soleada tarde

Francisco

jandilla dijo...

Vaya forma de retorcer un comentario.

Nuestro querido anónimo nº 3 nos cuenta de primera mano que el nivel del padre es altísimo, que le aconseja sobre las telas (aunque podría hacerlo más), que de vez en cuando hay temillas en los pantalones, y que no sabe si a él le tratan igual de bien que a nobles y millonarios (dificilmente lo podrá saber si él, tal y como parece, no es ni noble ni millonario), pero que el balance es muy positivo (lógico si lleva 10 años de cliente, si no lo fuese supongo que habría cambiado ya de sastre, yo al menos ya lo hubiese hecho).

Dicho esto llegan unos iluminados, que seguro que no han pisado esta sastrería en su vida y que probablemente la primera vez que hayan oido hablar de este señor sastre o visto alguna prenda suya es en este video y empiezan un akelarre de juicios de valor sobre si esto es vergonzoso o no, que si tratan mejor a los ricos que a los clientes de toda la vida, que si no tratan bien a nadie... Vamos, que nuestro querido anónimo nº 3, que lleva diez años de sufrido cliente debe ser masoquista como mínimo para aguantar aquello y encima pagando... Nivelazo, ni que no hubiese más sastres en Madrid a los que ir!

Queridos anónimos, me parece que hay cosas que deberían ustedes hacerse mirar antes de opinar de esta manera. Y es que además, estas cosas hacen daño, más del que parece, a unos artesanos que seguro no se lo merecen.

Paz y amor.


Anónimo dijo...

Cuando las cosas van así es que no tratan bien a nadie.
Ya está bien, pagar tanto dinero y poner tanta ilusión.

Anónimo dijo...

Ni a los ricos, porque siempre hay alguien más rico.
No me verán, pagando los servicios tienes miles de oportunidades no ya de quedar como un señor, sino como una persona y no que te hagan sentir que siempre hay alguien superior y por eso no te dedican la atención necesaria.
Un horror sin final.

Anónimo dijo...

Eres buena persona anónimo. Con el dinero que te debes dejar, cambia de sastre. Y te sentirás un súper millonario.

Anónimo dijo...

Como siempre desde hace un tiempo, todos los comentarios terminan en criticas sin ningún fundamento. Me parece impresionante...
Gracias

El Aristócrata dijo...

Totalmente de acuerdo.
EA

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la foto del día. A veces me gustaría localizar alguna de esas fotos ya publicadas, para mostrar mi concepto de elegancia a algún amigo. ¿Sería posible abrir una sección de 'Fotos del día anteriores'?
Gracias de antemano,
Jesús María

Anónimo dijo...

Aristócrata, me parece que te han salido troles gordos como osos

Saludos Carlos López.

José Antonio Cerezo Munuera dijo...

A nuestro estimado anfitrión, EA: ¡FELICIDADES don José Mª en el día de su onomástica! Deseo que lo disfrute con los que le quieren. ¡Que pase buen día! ABRAZOS.

Por cierto, hago extensible dicha felicitación a las personas que también celebren su onomástica en el día de hoy.

Atentamente,


José Antonio Cerezo Munuera

El Aristócrata dijo...

Igualmente, José Antonio :)
EA

Anónimo dijo...

Bien, al margen de trolls diversos que últimamente se han dejado caer por este blog, sólo diré que me alegra enormemente que los dos hijos continúen con el legado de su padre y abuelo. Esta es, finalmente, la única manera de que en España haya casas como Giewes & Hawkes, Cifonelli, Attolini o Santa Eulalia (casi una excepción en España junto a López Herbón y algunos poquísimos más), por nombrar algunos. Si cuando un sastre se jubila toda su obra, su legado y su marca desaparecen ¿Qué queda? Esperar a que "salga" otro. Si en cambio se forma a jóvenes que continúan la tradición y aprovechan un intangible sin precio como es el prestigio de una casa, podemos estar salvados.

V.

Antonio Perez dijo...

El Padre es un fenoneno,como sastre y como persona. Yo solo me hice alli un trane.y me lo dejó Perfecto!. Los hijos son muy desahogados, no los aguantaria como cliente. Un Saludo a todos