El Aristócrata

QUIERO INICIARME EN LOS CIGARROS PUROS, KIT BÁSICO

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
De vez en cuando se pone en contacto conmigo o se me acerca algún caballero o señorita (las menos) con cierto interés en el mundo del tabaco premium, les llama la atención y en cierto modo quieren iniciarse. Y, aunque parezca fácil dar los primeros pasos en este mundo, no lo es sin cierta ayuda.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

De vez en cuando se pone en contacto conmigo o se me acerca algún caballero o señorita (las menos) con cierto interés en el mundo del tabaco premium, les llama la atención y en cierto modo quieren iniciarse. Y, aunque parezca fácil dar los primeros pasos en este mundo, no lo es sin cierta ayuda.

Los cigarros puros tienen una barrera de entrada psicológica importante, dejando de lado las legales (en este país es más fácil, y está casi mejor visto, fumar cannabis que un tabaco puro). Son barreras fáciles de derribar, pero que necesitan de cierto apoyo y unas nociones básicas, porque pocas cosas imponen más que la primera vez que uno se presenta en una cava y ve cientos de marcas y vitolas distintas en una sala cerrada y aclimatada. Viene a ser como la primera vez que entras en una joyería para hacerle un regalo especial a tu pareja: entras en un local fortificado, con un vigilante de seguridad, pocos o ningún cliente en ese momento, infinidad de escaparates con infinidad de joyas, precios de todo tipo…

He ahí donde tiene que entrar el que se convertirá en nuestro mentor, en nuestro confesor, en nuestro asesor, aquí entra el estaquero. Una persona que va a tener tanta importancia como nuestro sastre, ya que, al igual que este, acabará conociendo nuestros gustos, nuestras necesidades, hasta donde estamos dispuestos a innovar… E igual que uno no elige cualquier sastre, uno no debe elegir cualquier estanquero (y su correspondiente cava). Ya no hablamos sólo del tamaño de la cava, sino del cuidado de esta, la variedad de tabacos con la que cuente, el nivel de conocimiento del estanquero, su trato y dedicación para con nosotros… Si te convence el mundo del tabaco premium, vas a dedicarle mucho tiempo y dinero, qué mejor que hacer este largo viaje con un buen compañero.

Seguro que en tu ciudad o cerca tienes una buena cava de cigarros, pregunta a otros fumadores quién es de confianza y prueba. ¿Qué no tienes a quién preguntar? Pues aquí nos tienes, escríbenos y te recomendaremos lo mejor posible.

Una vez superado ese primer miedo a la cava, que se soluciona siendo claro y sincero (“quiero iniciarme en este mundo, no sé de tabaco y necesito su ayuda”), toca dejarse asesorar y comenzar por vitolas no muy grandes y tabacos de fortaleza contenida. El gasto lo marcas tú, pero mi recomendación es que no te dejes grandes cantidades en un cigarro en esta primera fase.

En el título de este artículo hemos incluido ‘kit básico’, así que vamos a hablar del equipo básico que necesita cualquier fumador una vez superada la barrera inicial, ser capaz de entrar en una cava y comenzar con nuestros primero cigarros.

Podríamos decir que tres serían los artículos de este kit básico: cortapuros, encendedor y purera, incluyendo el humidor como cuarto en discordia. La razón de no incluirlo en los básicos es que puedes ir comprando tabacos a diario en la cava sin necesidad de almacenarlos en casa, pero transportarlo, cortarlo y encenderlo es esencial.

CORTAPUROS

El Aristócrata

Como su nombre ya indica, nos permitirá cortar nuestro puro y habilitarlo para fumar (los tabacos premium de tripa larga están abiertos por el pie y cerrados por la cabeza para asegurar el mejor mantenimiento y experiencia en la fumada). Existen infinidad de artículos, comenzando por las propias uñas, y calidades, desde plásticos a materiales preciosos, ya depende de los gustos y capacidades adquisitivas de cada uno hacia donde apuntar en nuestro equipo.

Lo principal de cualquier cortapuros es que el corte que produzca sea limpio, amplio y cuidadoso. Un mal artículo puede destrozar un tabaco y que se acabe deshaciendo en nuestras manos según vamos fumando.

¿Qué tipos hay? El principal y más conocido es la guillotina (siempre mejor de doble hoja), que es fácil de usar, cómodo de transportar y muy versátil para cualquier tipo de vitola. Junto a estas encontramos tijeras (muy similares a la guillotina), cortadores en V (realiza una hendidura más que un corte simétrico), punch/balas (cuchilla circular de diámetro fijo) y perforadores (un punzón que agujerea nuestro cigarro, nada recomendable).

Aquí ya es cuestión de gustos, pero para empezar lo mejor siempre sería una guillotina de doble hoja. Aquí un servidor a probado infinidad, y se queda por calidad de cuchillas y acabado con St Dupont, que ya sabéis que colecciono. Que te vas a dejar un dinero, sí, pero no es tanto si tienes en cuanta cuánto lo vas a usar y cuán importante es.

ENCENDEDOR

Así como para cortar nuestro tabaco existe opción ‘humana’ (la uña), para encenderlo no hay más opción que buscar ayuda.

Ya hablamos de encendedores anteriormente aquí (BE EXCEPTIONAL), la opción más interesante, efectiva y eficiente para encender nuestros cigarros. Como ya comentamos, importante decantarse por los de llama azul (tipo torch) si nuestra tónica habitual será fumar en exterior.

Junto a los encendedores, también tenemos la posibilidad de recurrir a las cerillas para tabacos, cerrillas de una longitud y grosor mayor pensadas para tal menester. Lo que nunca, y recalcamos nunca, debemos hacer es encender nuestros tabacos con velas, fósforos, encendedor de gasolina… Impregnarán de olor y sabor el cigarro.

Y al igual que comentábamos con los cortapuros, hay que verlo como una inversión más que un gasto. No hace falta que te vayas a un encendedor joya, pero siempre mejor buscar algo por encima de un encendedor de plástico (y si estás aquí, en El Aristócrata, el plástico nunca es una opción).

El Aristócrata

PURERA

Vas a tu cava de referencia, pasas un buen rato eligiendo un par de tabacos para el día, te dejas un dinero en ellos, los metes en el bolsillo y, cuando vas a fumarlos, te encuentras que están destrozados. ¿Qué ha pasado? Pues que no los has transportado y cuidado como merecen. Ni el mejor traje de Savile Row cuidará la humedad, los cambios de temperatura y las rozaduras de nuestros tabacos sin ayuda.

Y es aquí donde entran las pureras. Piel, madera, aluminio, fibra de carbono… Infinidad de materiales y todos igualmente validos (yo, como buen romántico, me quedo con la piel). Lo mismo pasa con los tamaños, que van desde un cigarro hasta cinco unidades (más serían ya los considerados humidores de viaje), desde diseñados para vitolas pequeñas hasta los extensibles que permiten llevar grandes formatos.

La purera es el estuche perfecto para nuestros amados amigos, los protegen y mantienen en perfectas condiciones por unas horas.

Si a su utilidad le sumamos que suele ser un artículo con bastante tute y que suele quedar bastante a la vista, la recomendación es la misma, invierte algo de dinero en una purera. La recomendación sería una extensible de dos unidades para empezar.

El Aristócrata

BONUS TRACK: EL HUMIDOR

Lo normal es que pronto des el paso a querer tener algún tabaco guardado en casa por si un día te apetece fumar sin tener que desplazarte previamente a la cava. Pronto algún amigo o amiga querrá fumar contigo y tu deber será convidar. Pronto querrás tener donde elegir qué fumar ese día.

Para todo eso necesitarás un humidor. Y un humidor es simple y llanamente un recipiente donde conservar los cigarros en las condiciones más parecidas posibles a aquellas en que se trató el tabaco hasta convertirse en un puro; es decir, condiciones ‘tropicales’ (67-72% de humedad y 20-25ºC de temperatura). Viene a ser una caja cerrada, pero no herméticamente, con un sistema de regulación de la humedad (higrostato) y otro que nos informe de esta (higrómetro).

Como en los casos anterior, calidades y materiales hay infinidad. Desde metacrilato hasta madera, pasando por vidrio, acero… y lo mismo en tamaño, desde los de sobremesa para una docena hasta los armarios humidores para miles. ¿Nuestra recomendación? No hagas locuras al comenzar, vete a lo seguro: madera, totalmente forrado de cedro español y capacidad para 50-75 cigarros. Los tienes por infinidad de precios, pero es fácil encontrar buenas soluciones por menos de 200€. Ya tendrás tiempo de subir de nivel.

David A. Blasco

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

6 comentarios

  1. Estimado David,

    Estupendo artículo.

    Recuerdo tener una reunión en Alemania y un Americano que iba a la misma me rogó que le llevase puros cubanos, aún recuerdo quitándole la vitola a los Montecristo para que pudiese pasar la aduana en USA.

    A veces no sabemos valorar lo que tenemos.

    Un saludo,

    Eneko

    1
    0
    1. Gracias Eneko.

      Es cierto que siempre hemos sido unos privilegiados en lo que se refiere al acceso al mejor tabaco.

      Ahora el problema viene a ser nuestra libertad para fumarlos, que nos la coartan.

      Un abrazo.

      1
      0
  2. Estimado David:

    En primer lugar, mi más sincera felicitación por su didáctico artículo. Dicho lo cual, las personas que queremos dedicarnos a escribir, ya sea por afición o profesionalmente, tenemos que tener cuidado en utilizar el lenguaje. A todos se nos puede escapar una falta, pero un texto que tiene varias, no se disfruta cuando se lee.

    Esperando que este comentario sea favorablemente acogido, aprovecho la oportunidad para felicitarle de nuevo por su artículo.

    Un saludo,

    EJS

    Espero

    0
    0
    1. Lleva usted toda la razón querido amigo. En esta ocasión lo envié tal y como le escribí, a vuelapluma y sin una revisión posterior. Craso error.

      Pediré que revisen las faltas cometidas (un puñetazo en pleno ojo ese “un servidor a probado…”, que no tiene perdón de Dios).

      Y para nada me molesta que se me informe de los errores cometidos, se lo agradezco enormemente.

      2
      0
  3. Ameno e interesante el artículo para estas personas que se inician en el mundo del tabaco premium.
    Llevo más de un año que empecé en este mundillo y estos concejos me hubieran servido de mucho. Cada día se descubren cosas nuevas, gracias a grandes fumadores con experiencia que prestan sus conocimientos sin ningún motivo aparente.

    Un saludo

    0
    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de LA SEMANA

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.