EL ARISTÓCRATA RESPONDE A GQ

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Jose Luis Díez Garde, periodista de GQ y alma mater de Esmoquinroom me realizó hace un par de semanas una entrevista con motivo del trabajo que publicó hace unos días en dicha [...]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Jose Luis Díez Garde, periodista de GQ y alma mater de Esmoquinroom me realizó hace un par de semanas una entrevista con motivo del trabajo que publicó hace unos días en dicha revista bajo el título “¿Por qué vestimos mal en España?

Aunque como es comprensible no se pudo hacer eco de la totalidad de la extensión de mis respuestas sí he querido compartir todas ellos con todos vosotros.

1- ¿Cómo definirías el estilo de los españoles/madrileños?

Soso, aburrido y de una gran timidez.

Basta con acudir a un restaurante de negocios para observar como el caballero español no sale del traje azul o en su defecto de uno de color gris. Y son solo estos colores los que se visten independientemente de que sea de día, de noche, verano, invierno, se acuda a una representación de ópera, a una boda o se vaya sencillamente a la oficina.

Y eso por no nombrar el talle de los trajes. Por norma general las chaquetas que visten los caballeros españoles quedan grandes y los pantalones prácticamente arrastran por el suelo.

No obstante, Madrid es uno de los pocos sitios de nuestro país donde todavía es posible ver a algún caballero bien vestido.

2- ¿Algo característico?

Los malditos mocasines. No deja de ser sorprendente observar como hay caballeros que visten trajes francamente bien cortados pero que los hacen acompañar de castellanos tipo “Sebagos”. Esto destroza de un plumazo cualquier elegancia posible.

El mocasín parece formar parte indisoluble del conjunto del 80% de los caballeros que visten con traje. ¿Tan complicado sería acompañar al traje de un Oxford oscuro?

3- ¿Por qué no encontramos el rollo, los estilismos o el gusto por la moda que podemos ver en otros lugares?

Sencillamente porque en nuestro país no hay cultura alguna sobre la moda pero tampoco ni siquiera por el buen vestir. En España se trata de pasar desapercibido. El destacar en la vestimenta es un riesgo que el caballero español no está dispuesto a asumir.

¿Cuántos caballeros saben en nuestro país que si las chaquetas se confeccionaron con un bolsillo a la altura del pecho es para lucir un pañuelo de bolsillo y no como un mero adorno?

4- ¿Cuál sería la ciudad más elegante de España?

En Madrid, Oviedo, Sevilla y Santander se viste mejor que la media española. No obstante, todavía es posible encontrar caballeros bien vestidos en cualquier ciudad española.

Sin embargo, estamos a años luz de la forma de vestir de los señores de, por ejemplo, Nápoles, Florencia o del mismo Tokio. Y desgraciadamente de atenernos a lo que se ve en la calle esta distancia solo parece que vaya a aumentar y no, como a muchos nos gustaría, a reducirse.

¡Por más que nos pese en España los caballeros no visten bien!

5- ¿A quién imitamos, si es que imitamos a alguien?

¿Imitar? ¡En España no sabríamos ni si quiera en quien fijarnos para imitar una determinada forma de vestir!.

Hay una ignorancia tremenda sobre lo que es elegante y lo que no lo es. En nuestro país apenas hay referentes en los que fijarse; y los pocos que hay son a veces criticados sin piedad por la gran masa uniformada del traje azul marino y del mocasín.

¿Se imagina usted presentarse en una oficina en España vistiendo como lo hace el Duque de Feria o el Duque de Lugo? Seguro que nos sacarían cantares; lo cual no deja de ser una pena ya que en países como Italia esta conducta se aplaudiría.

6- ¿Qué solución podemos dar para el estilo de los españoles?

Difícil respuesta.

Debe haber referentes en quienes fijarse y que los jóvenes quisieran imitar. Mientras nuestros políticos de primerísima línea se presenten ante el mundo vistiendo mocasines y con trajes dos tallas grandes o nuestros deportistas y actores más destacados lo hagan con trajes donde solo se valora la marca y no la calidad y la hechura de la prenda la cosa está más que complicada.

Creo que es de vital importancia convencer a los jóvenes, y a los no tan jóvenes, de la importancia de nuestra imagen tanto en las relaciones personales como profesionales. En la mayoría de las ocasiones lo único que nuestro entorno ve de nosotros es un atuendo determinado y con dicho atuendo estaremos creando en su subconsciente una idea sobre quienes somos.

Debemos convencer a la sociedad que para ser elegante no es necesario obsesionarse con las tendencias ni llenar nuestra ropa de grandes logos. La verdadera elegancia va mucho más allá; es solo sencillez y seguridad.

7- ¿Hay algo que podamos definir como ‘el problema’?

La falta de gusto y sensibilidad por lo bello. Y esto no aplica solo a la forma de vestir. El arte, en cualquiera de sus facetas, cada vez tiene menos seguidores.

La “marquitis” a la que está sometida esta sociedad tampoco ayuda. Hay que demostrar a las generaciones más jóvenes que no merece la pena pagar por un traje, una camisa o unos zapatos los disparates que las casas de moda exigen por poner su marca. Sencillamente no lo valen. Por el contrario, los trabajos artesanales de camiseros, zapateros, sastres etc resultan además de ser más bellos también únicos y de una calidad infinitamente mayor.

Un sencillo ejemplo. En Nápoles, debido a su tradición artesanal, son muchos los señores que no tienen ni un traje ni una camisa de confección. Y además en dichos trajes y camisas ni siquiera permiten que su sastre o camisero les ponga una etiqueta interior donde se diga la tela utilizada. Los protagonistas son ellos y no las marcas o los logos que tan tristemente se apoderan de la ropa de los caballeros españoles.

8- ¿Nos gusta la moda a los españoles?¿Más que a las mujeres o lo seguimos viendo como algo femenino?

Aunque la moda sigue siendo propiedad del género femenino, no solo en España sino también en todo el mundo, en nuestro país los caballeros cada día le prestan más atención. Si bien antes lo más normal es que fuera la madre o la mujer quien comprara la ropa al hijo o al marido, esto, afortunadamente, cada día es menos frecuente.

Si hablamos solo de seguir las modas todavía el caballero español es muy reacio a ello. Es nuevamente su gran vergüenza, poca seguridad en sí mismo y en su estilo lo que hace que opte por combinaciones donde no arriesgue lo más mínimo.

9- ¿Cuál es el estado de la moda masculina en nuestro país actualmente?

Aunque me duela decirlo, la moda española de caballero es toda una desconocida. Sencillamente no existe.

Si ya resulta francamente difícil que el español medio sea capaz de nombrar a un diseñador nacional, casi imposible sería que un extranjero hiciera lo propio. Basta con acudir al Pitti Uomo para ver que los diseñadores españoles no tienen cabida y que son mayoritariamente los italianos quienes dominan el mundo de la moda masculina.

Y si la moda masculina española es lo que se nos muestra en el Ego o en la desconocida internacionalmente Pasarela Cibeles esta situación no parece que vaya a cambiar en un corto plazo.

Seguramente con cierta ayuda institucional y nuevos talentos que nos vistieran y no intentaran disfrazarnos el panorama sería muy diferente.

10- Históricamente, ¿cómo hemos vestido los españoles?¿Crees hemos evolucionado para bien?

Yo no soy de los que piensan que todo tiempo pasado fue mejor y tampoco quiero dar la sensación en esta entrevista de ser pesimista pero hoy se viste peor que lo que se hacía antes. Yo visto vaqueros y polos como todo el mundo pero lo que nunca haría sería ir con ellos al teatro o a la opera; y hoy esto es una práctica de lo más frecuente. Antes al menos se cuidaba más el protocolo y ponerse una corbata no representaba como lo hace ahora ningún esfuerzo.

Antes los caballeros se vestían tanto para uno mismo como para los demás. Se guardaban las formas. Hoy ya vestimos solo pensando en nuestra comodidad y olvidando que vestir de una determinada forma también es una muestra de respeto para los demás.

Sinceramente creo que los caballeros Españoles estamos en disposición de vestir tan bien como los que más. Solo necesitamos “salir del armario” de la timidez y no avergonzarnos de vestir diferente a nuestro entorno.

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

28 respuestas

  1. Que tal Aristócrata? Lo de los mocasines tipo sebago es ya de risa, como decía en su entrevista en la radio ves a un señor con traje y mocasines y sabes que es de España jajajja. Con lo fácil que es comprar un buen par de oxford, o blucher que son infinitamente más elegantes y yo personalmente los llevo también en plan sport y quedan fenomenal.

    Lo de la timidez y los colores en los trajes pienso que tampoco hace falta llamar la atención (en cuanto a los colores) para mi dos referentes vistiendo de forma clásica pero con estilo son el Principe Carlos con sus trajes de Anderson and sheppard, y Lucca Cordero di Montezemolo cuyo sastre me parece de otra galaxia ( Gianni Campagna que ahora es propietario de Caraceni de Milán) teniendo siempre un look muy italiano a pesar de ser sus trajes azules o grises en su mayoría. Para mi lo que importa es que tenga magnífico corte y una buena mano de obra.

    Creo que a los que nos gusta vestir utilizamos más lo que es chaqueta y pantalón independiente pq se puede jugar más con los dibujos y colores (sobre todo en la chaqueta).

    Haber si pronto nos sorprende con un artículo sobre la sastrería napolitana o italiana.

    Un saludo,
    B.F

    0
    0
  2. Muy cierto todo. Recuerdo como, en uno de mis últimos paseos por la capital vi un hombre a la salida de una oficina.

    Llevaba un traje a medida, o por lo menos un botón de la manga desacrochado. Azul marino, por supuesto, con los ojales de color azul celeste (Arg), y unos mocasines de ante color camel.

    No alcanzo a comprender como la gente puede conseguir vestir tan aberrantes combinaciones y no darse cuenta de que lo son.

    Un saludo,
    Javier

    0
    0
  3. Cuanta razón en esas palabras, que por educación y cortesía no llaman a las cosas por su nombre, pese a que se infiere de lectura, ya que debería decir sin tapujos que en España se viste de forma bochornosamente paleta. Este es un país de acomplejados e ignorantes que por llevar traje y corbata, piensan que ya son el culmen de la elegancia, sin importar que traje o que corbata portan, y lo que es peor, son incapaces de percibir que cualesquiera otra persona con un polo acompañado de una chaqueta tweed con vaqueros puede resultar infinitamente más elegante que ellos. Los varones ibéricos van cortados por el mismo patrón, y el que no lleve un traje de triste color que pase desapercibido y con mocasines, será siempre tildado de excentrico. La poca creatividad, gusto y elegancia de la que hacen alarde los caballeros de aqui no es propio de unas latitudes, como las nuestras, llenas de color, luminosidad y alegría. La conclusión a la que se llega es que lo que no hay es elegancia en el vestir porque no hay elegancia en el comportamiento ni en el saber estar.

    Saludos

    0
    0
  4. Me ha gustado mucho la entrevista, a pesar de que presenta, en principio un panorama negro -¿o debería escribir azul marino?-, pero es el reflejo de la realidad.

    Me parece fundamental y muy acertado tu referencia al protocolo y al respeto por los demás. Pero cuando alguien pierde el respeto por sí mismo, como sucede tan frecuentemente hoy en día, ¿cómo lo va atener por los demás?

    Un abrazo.

    Post-data: Te debo un e-mail.

    0
    0
  5. Me ha encantado la entrevista y sobretodo el blog (aún estoy leyendo artículos del 2008)y creo que voy a cambiar (para bien, seguro) algunas cosas del vestidor.¡Ya tienes un "parroquiano más!

    Saludos

    El Pluralista.

    0
    0
  6. A propósito de varias de sus entrevistas he podido observar que admira la forma de vestir de D. Jaime de Marichalar, la verdad sus trajes tienen una forma particular (tienen gracia), me gustaría saber si usted sabe cual es el sastre que se los hace. He oído que era Jaime Gallo pero viendo los trajes de uno y otro no me parecen los mismos. El otro sastre que también he oído que puede ser el autor es Calvo de Mora.
    Me gustaría que me despejase la duda.

    Saludos,

    Carlos M.

    0
    0
  7. El problema de España es que no hay tiendas que tengan nivel. Una buena tienda debe asesorar y no limitarse a vender marcas.
    Si hasta los propios tenderos visten que da pena verlos.

    0
    0
  8. Trágica imagen de un pais, en efecto, trágico. Por primera vez lo leo impreso y estoy de acuerdo al 100%. No hay buen gusto ni culto por la belleza en este pais nuestro y la palabra es "paleto". Luca di Montezzemolo es una referencia inalcanzable, como lo es Daniel Craig. En cuanto al Duque, lo tuve a unos pasos no hace mucho y bastante tiempo. Atroz sin más. Extravagante, overdressed, delirante combinación de colores y talla de chaqueta inverosímil. No entiendo el culto que este excelente blog le profesa. La elegancia ha de ser "understated" y armónica. Por supuesto, el corte del traje impecable y la corbata a tono.

    0
    0
  9. Buenos días, coincido con casi todo lo que dice la entrevista, nosotros tenemos en Santander la tienda de Carlos Monje que se llama sastreria Tweed donde nos asesoran sobre todo lo relacionado con el atuendo masculino.
    Enhorabuena por el blog
    Saludos

    0
    0
  10. Ojalá se quedase todo en el vestir. El problema es tan hondo y tan complejo que habría que dedicar todo un blog aparte a analizarlo, aunque probablemente podamos sintetizar diciendo que todo parte de la educación (o la falta de ella para ser más precisos). Resulta francamente bochornoso que aún hoy se paguen barbaridades por pisos construidos en los miserables años cuarenta, cincuenta y sesenta bajo el pretexto de que están "en primera línea". A cualquier cosa le llamamos un trabajo. La depauperación que sufre nuestro mundo artístico y cultural continúa en progresivo ascenso.

    ¿Cómo queremos, pues, que un señor no se ponga unos mocasines con un traje cuando el 90% de los hombres de este país se toman la corbata como si fuese una soga que les obligan a ponerse?.

    Citamos a París, Roma o Tokio. Démonos un paseo por cualquiera de ellas y veremos que no sólo por la ropa de los caballeros podremos sentir envidia.

    0
    0
  11. En la entrevista me ha sorprendido que no nombrase Bilbao como una de las ciudades donde mejor se viste.
    Creo que un paseo por Gran Vía a la hora del café mañanero puede hacer que lo incluya. O a mi entender debería. Y no es por otro motivo que la infuencia inglesa (lo mismo que San Sebastian tiene influencia francesa).
    respecto a los mocasines con traje, pues si que es cierto que es la tónica habitual en el panorama nacional.
    Por cierto: llevo buscando unos oxford verde botella mucho tiempo y no encuentro nada. Alguna recomendación al respecto?

    Un saludo y enhorabuena por el blog

    P.D: desde que lo leo creo que he mejorado en el arte del buen vestir (y hasta me pongo pañuelo).

    0
    0
  12. Grandes respuestas. Precisamente yo no me puedo poner el pañuelo o he de rebajar mis atuendos como sabes para que en bancos o demas no causar recelos, envidas o que me cierren puertas. Asi es esta España mundana y socialista que sufrimos.

    Esta es la España del Mercedes S500 y los castellanos… pero de la cultura 0. " Total puedo comprar la marca entera " Que diria alguno de los nuevos ricos que critico .

    Un saludo

    Francisco

    0
    0
  13. Veo por aqui muchos comentarios menospreciando no ya la forma de vestir de los nacionales de un país,sino por ende al propio pais.Creo que el que llama paleto a otro español es más paleto aún si cabe.Y lo es porque desconoce la historia de la tierra que pisa.Y en este sentido,si bien es cierto que la mayoría de los hombres de este país no visten de manera acertada,peor acierto tienen los muchos que creen si saber hacerlo y alardean de ello,como muchso de los que aqui veo.El caballero español que sabe vestir,pues ir bien vestido es otra cosa,es infinitamente más elegante que cualquier otro en el mundo.Cierto es que cada vez hay menos,con ese sabor de viejo hidalg y esa clase que no se compra aderezada de sobriedad británica.Sirva un ejemplo Jose Luis de Vilallonga.
    Ya lo dijo Bertrand Russel a propósito de Anthony Eden:"No es un caballero,va demasiado bien vestido para serlo".

    0
    0
  14. Que aburrido está ultimamente el blog, el Aristócrata ya no comenta, ni responde a sus lectores.Que diferencia con anteriores post en los que había más de 100 comentarios.

    0
    0
  15. Yo sí pienso que Rafael Medina es elegante cuando viste de traje; al menos lo es según mi concepto de elegancia.

    Respecto al último comentario apuntar que me parece que haber dado mi opinión sobre 10 preguntas es dejar suficientemente claro mi parecer y de hacerlo nuevamente en este apartado creo que monopolizaría el debate; cosa nada mas lejos de mi intención. Y estoy de acuerdo en una cosa con usted: es una pena que alguien haga un para mantener esta página con vida y la gente ya no haga ni un comentario (y eso q hay muchos más lectores que antaño).

    Un saludo y gracias a todos los que habéis contribuido con vuestros comentarios a completar esta entrevista.
    EA

    0
    0
  16. Querido Aristócrata, si he hecho dicho comentario ha sido para incentivar la participación en el blog. Ya que me agrada que usted también participe con los lectores. De todos modos le pido disculpas.
    Un saludo.

    0
    0
  17. tenemos un problema… se viste regular tirando a mal, no sabes si se trata de un comercial, un empleado de banca o un vendedor de seguro, todos con trajes que parecen baratos, zapatos con suela de goma y corbatas de poliester… lo pero es que te miran por encima del hombro. por no hablar de lo de aspecto cartujano con rizos en la nuca y patillas en forma de hacha … que creen que con ese aspecto marcan distancia con el resto y que su imagen refleja su status económico, de risa, país de paletos.
    Si eres diferente te tildan de excéntrico, afeminado o ambas cosas…
    opto la mayoría de las ocasiones por pasar desapercibido.
    saludos caballeros.

    0
    0
  18. Perdón si ofendo a alguien, pero no se puede subir uno a una cátedra a disertar sobre la conveniencia de unir unos mocasines a un traje de chaqueta y etiquetarlo como si de una herejía se tratase, que lo es, vaya por delante, y escribir después: "Haber si pronto nos sorprende con un artículo sobre la sastrería napolitana o italiana."
    A mí el tema de los mocasines me parece efectivamente de poco estilo, pero una falta de ortografía como escribir "haber" así, cuando debiera ser "a ver" me duele mucho más profundamente. Señores, la elegancia es muy importante, y este blog es un sitio formidable para inspirarse, pero no podemos pontificar sobre elegancia y buen gusto fallando en algo que refleja una profunda ignorancia de lo más básico, el conocimiento de nuestro idioma. Comencemos la elegancia por la forma de expresarnos y de hablar, que tal y como dicen algunos comentarios anteriores, es reflejo de una sociedad zafia, ignorante y chabacana.

    0
    0
  19. Aristócrata no sabia que había vuelto a publicar. Me he reído mucho leyendo sus posts y recordando los viejos. Sin lugar a duda lo mejor que hay sobre el tema en Español.
    Lo del sebago en España es patológico…
    Le voy a enlazar en mi blog, un abrazo fuerte y feliz año!

    0
    0
  20. Hola,
    Qué pasa con los sebago? Para mi si que se pueden llevar con un traje de sport y sin corbata.
    Con respecto al tema de ir bien vestido, normalmente en los trabajos si vas vestido fuera de lo que es un traje normal y corriente, de tiendas de confección malas, si eres de los que se preocupa por llevar una chaqueta a juego con un buen pantalón para no llevar lo que todos, te tildan de pijo y no es la primera vez que me sacan de un proyecto porque la forma de vestir del jefe era paupérrima comparada con la mia. Ojo! y yo tampoco soy la elite del bespoke.
    Gracias.

    0
    0
  21. Ilñaki stronzo, chi cazzo ti credi di essere, imberbe chickenshit maledetto. bafanculo. A saluta chiassosi voi e se si va di qua spero che tu sappia nuotare …

    Camorristi

    0
    0
  22. Diría que este articulo o entrevista, mejor dicho, es un completo diagnostico del gusto de los españoles a la hora de vestir, que por lo que se dice, infortunadamente es un estilo carente de buen gusto, innovación, cambio de estereotipos, entre otros detalles. Una lectura mas que recomendada para el español que quiera cambiar sus costumbres en cuanto a vestimenta se trata.

    Recuerden vivir con clase y elegancia sin importar las circunstancias de la vida.

    CRISTIAN DUۄA$.

    0
    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de la semana

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish