CUANDO NO TENEMOS MÁS DE MEDIA HORA

CUANDO NO TENEMOS MÁS DE MEDIA HORA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Los ritmos de vida actual son, en muchos casos, de locos, los tiempos para uno mismo no son muchos ni muy extensos.[...]
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Los ritmos de vida actual son, en muchos casos, de locos, los tiempos para uno mismo no son muchos ni muy extensos. Trabajo, pareja, familia, deporte… llenan las horas de nuestro día a día, así que en muchas ocasiones uno con suerte cuenta con 30-40 minutos de paz y sosiego que queremos compartir con un buen tabaco. A ello se une la llegada del frío y las, cada vez más numerosas y restrictivas, prohibiciones a fumar en lugares públicos, ya ni al aire libre le dejan a uno disfrutar de sus placeres.

Para hacer frente a todo este coctel que se pone en nuestra contra, hoy vamos a hablar de vitolas pensadas para una ‘rápida’ fumada, tabacos perfectos para acompañar un almuerzo, una breve sobremesa, un after-work, un paseo por el campo o un tiempo de lectura al cerrar el día. Los puros no son vicio, por lo que no existe la necesidad de pasar más frío de la cuenta en estas fechas, se trata de disfrutar sufriendo un poco, para que vamos a mentir.

La variedad de tamaños (vitolas, en el mundo del tabaco) son infinidad. Pero antes de pasar a recomendaros algunas, sepamos que existen dos tipos de vitola, vitola de galera (el formato, más o menos estandarizado en función de longitud y cepo/diámetro) y vitola de salida (el nombre comercial). Hoy nos vamos a centrar en las vitolas de galera de calibre fino (de 30 a 38) y mediano (de 40 a 46) y longitud contenida: Perlas, Marevas, Medias Coronas, Petit Coronas, Petit Panetelas, Belicosos…

Ya tenemos de cuánto tiempo disponemos, ya tenemos los mejores formatos para esos minutos, ahora toca afinar aún más en tiro con el momento del día, ya que no es lo mismo fumar un ‘tabaquito’ en una terraza a las 11 de la mañana con un café y el periódico, que fumar en el sillón tras una cena copiosa. Que un tabaco tenga un formato ‘pequeño’ no implica que carezca de fortaleza ni sabor, seguimos cometiendo el error de vincular color de capa y tamaño a fortaleza e intensidad; es como pensar que un coche grande y voluminoso tendrá más y mejor motor que un utilitario, y sabemos todos que no es así.

Aquí ya es cuestión de gustos, pero os vamos a presentar distintas propuestas en función de las distintas comidas que tiene un día: desayuno/almuerzo, aperitivo/comida, tentempié y cena.

DESAYUNO/ALMUERZO

  • CONDAL No.5 (Islas Canarias, España): Petit Corona (4-3/4×43), 2,50€.
  • DAVIDOFF Escurio Primeros (República Dominicana): Petit Panatela (4-1/8×34), 3,80€ (viene en latas de 6 Uds)
  • VEGUEROS Mañanitas (Cuba): Mañanitas (4×46), 4,10€

APERITIVO/COMIDA

  • A.FLORES Half Corona Capa Madura (Rep. Dominicana): Media Corona (3-1/2×46), 3,95€
  • H.UPMANN Half Corona (Cuba): Media Corona (3-1/2×44), 4,40€
  • OLIVA Serie G Especial (Nicaragua): Perfecto (4-3/4×48), 4,40€

TENTEMPIÉ

  • LA AURORA 1495 15 Minutes Break (Rep. Dominicana): Petit Corona (3-1/2×42), 3€
  • EL VIEJO CONTINENTE Piccolo Maduro (Nicaragua): Media Corona (3-1/2×44), 3,60€
  • CONDEGA Serie S Half Corona (Nicaragua): Media Corona (4×44), 3,50€

CENA

  • JOYA DE NICARAGUA Antaño 1970 Machito (Nicaragua): Petit Corona (4-3/4×42), 4,65€
  • COHIBA Siglo I (Cuba): Perla (4×40), 13€
  • ROCKY PATEL Vintage 1992 Sumatra Juniors (Honduras): Juniors (4×36), 15€ (lata de 5 uds exclusivamente)

Precios a 26/11/2021

Muchos de estos tabacos puedes encontrarlos en unas maravillosas latas de 4-5 unidades, perfectas para llevar en el bolsillo de la americana bien protegidos, al tiempo que te da la oportunidad de convidar a quien nos acompaña, fumar otro cigarro en otro momento del día o, si la suerte se ha puesto de nuestro lado, si la media hora para uno mismo se ha convertido en una hora.

¿Nuestra recomendación? Pruébalos todos, comprueba cuál se adapta mejor a tu perfil de fumador (en cuanto a fortaleza y sabores) y conviértelos en un fijo en tu humidor.

Ante el frío que viene, buen tabaco.

Nota: Pocas cosas mejores en la vida que, llegado el final del día, encenderte un tabaco, abrir un buen vino, elegir un buen libro y desconectar por completo durante, al menos, media hora. Dichosos los que pueden añadir a esta imagen una buena chimenea, a un servidor ni le dejan encenderla ni fuma en el salón.

Recomendación de la semana

David A. Blasco

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

6 comentarios

    1. Pero, ¿por qué fumas rápido o por qué te satura el cigarro?

      Sobre lo primero, Zino Davidoff comentaba que lo ideal sería una calada por minuto, pero para mí eso es muy lento, soy más de dos caladas o hasta tres. Más rápido es un problema porque calentamos en exceso el cigarro y comienzan a aparecer algunos sabores desagradables, excesos de nicotina y sabores acres.

      Si el problema es que nos satura, pueden ser un problema de fermentación del tabaco, de exceso de fortaleza para nuestro perfil… Lo primero genera un problema de exceso de amoniaco (que lo hoja pierde en el proceso de fermentación), que acaba en nuestra boca y, a parte de estropearnos la experiencia por su sabor, puede acabar mareandonos. Lo segundo es buscar el tabaco que más se adecua a nuestros gustos, ya habrá tiempo de subir en fortaleza.

      Y si los cigarros puros no son lo nuestro, siempre tendremos la opción de decantarnos por la pipa, donde podemos cargarla para fumadas de 10-15 minutos y utilizar tabacos de altísima calidad, a la altura del de los puros (cuyos recortes muchas veces se pican para tabaco de pipa).

      Un saludo.

      1
      0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de LA SEMANA

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.