sábado, 21 de diciembre de 2019

NI EL PRACTICANTE ES MÉDICO NI EL MONAGUILLO SACERDOTE

El artículo que hace tres semanas se publicó, unos días antes lo hizo en el suplemento Fuera de Serie de El Mundo y Expansión. Precisamente fue aquel artículo el que hizo que Nacho García-mon de la tienda de caballero Pugil Store & Fabric escribiera a Unidad Editorial mostrando su disconformidad con el contenido. 

Concretamente este señor argumenta que los metrajes de los que se hablan son incorrectos, los precios de los tejidos exageradamente altos y lo relativo a los patrones erróneo. Incluso llega a apuntar que un sastre no necesita de ningún patrón para realizar una prenda a medida, siendo el patrón solo una herramienta de ayuda al sastre. Igualmente, apunta que en cuanto a los talleres tampoco acierto, dado que “un sastre puede realizar un traje sin necesidad de tener un taller con oficiales”. Termina indicando que la persona que lo escribe, es decir yo, no es una persona del sector y que mis conocimientos son bastante escasos en la materia lo cual puede llevar a confundir y engañar al lector del Fuera de Serie. 
Obviamente, ante la posibilidad de que mi artículo no fuera cierto me dirigí al Presidente de La Confianza, Asociación de Sastres de España, D. Manuel Calvo de Mora, para que me indicara lo procedente o no del mismo. Igualmente, le pedí que de estar yo en lo cierto, o no, así lo hiciera saber a Unidad Editorial para el buen nombre de mi firma. La carta que se reproduce a continuación es la respuesta a mi pregunta. 
 “Desde LA CONFIANZA, ASOCIACIÓN DE SASTRES DE ESPAÑA, hemos leído el artículo que, bajo el título “claves para saber si su traje es, a medida” publicó don José María López-Galiacho en su revista “Fuera de Serie”, donde analiza los elementos que se han de tener en cuenta para determinar si un traje es “a la medida”, o lo que es lo mismo, si el traje está hecho conforme a la práctica que ha imperado en nuestro país y en el mundo entero en la sastrería artesanal durante muchas décadas.

Para nosotros, como Asociación de Sastres con más de 150 años de vida, el artículo está magníficamente argumentado y denota un gran conocimiento de la sastrería artesanal hecha a la medida y su clara diferenciación de aquellas otras formas de elaborar un traje que nada tienen que ver con la sastrería artesanal.

Hemos de señalar, además, que el autor no es un profesional de la sastrería, pero que, siendo otra su profesión, con generosidad y agudeza de espíritu, dedica mucho tiempo en su blog elaristocrata.com, al estudio y análisis de todo lo relacionado con la moda masculina y el buen vestir.

No sólo es un hombre preocupado por los cánones de las formas artesanales de los trajes a la medida, perfectamente construidos por manos expertas y bajo la dirección del maestro sastre, sino que amplía su campo a todos los complementos del hombre.

Reconocemos en don José María López-Galiacho a un hombre honesto de espíritu e imparcial en su análisis, que pone en valor a la sastrería artesanal como auténtica forma de hacer un traje a la medida, y denuncia la existencia de otras formas de hacer trajes que pretenden arrogarse la denominación de sastrería a la medida, cuando en realidad no lo son.

Es de agradecer que fuera del gremio de Maestros Sastres, existan personas como don José María López-Galiacho que se preocupen de manera desinteresada y con gran rigor por la salud y buen hacer de la Sastrería artesanal a la medida.

Vaya aquí todo nuestro reconocimiento y gran afecto.

Presidente
Manuel Calvo de Mora Cortés”
Sin ánimo de crear polémica creo que todas las formas de confección de un traje son respetables. Lo que no lo es tanto es apoderarse de un oficio o autodenominarse sastre cuando sencillamente no se es. Igual que uno no es médico por recomendar tomar ibuprofeno cuando duele la cabeza, tampoco se es sastre por saber coger unas cuantas medidas o entallar una chaqueta. Igualmente, no por colgar el cartel de “Sastrería” uno pasa automáticamente a ser sastre. Porque ser sastre es, como dice el artículo, "otra cosa". 

El Aristócrata

32 comentarios:

Luis dijo...

Bravo por usted,

Marcas, como la de la persona que le afea su opinión, son de esas que se creen que crean moda con el talento de unas prendas muy manidas, muy repetidas en su estilo (de gentleman-ito sevillano) y de dudosa calidad, además de infladas de precio.

Agradecerle la lección del artículo anterior que leí con atención y ojalá pueda poner en práctica algún día.

Anónimo dijo...

¿Acaso este señor de Pugil quería decir que Pugil es sastrería?

Anónimo dijo...

Púgil no es una sastrería, en una tienda donde uno puede confeccionarse un traje de medida industrial. El problema es cuando uno no reconoce que su negocio es otro, respetable pero otro, y engaña a ese cliente primerizo que cree que está tratando con sastres y que se encuentra en una sastrería. Lo que más me sorprende es que diga que no se necesita ni patrón ni oficiales. Entonces cómo quiere ser una sastrería?
Albert

Néstor dijo...

Lo cierto es que el artículo de Don José María, si bien correcto en líneas generales, peca, en mi humilde opinión, de imprecisión.

Un traje a medida no necesita ni de patrón ni de oficiales o taller, sino únicamente de un sastre que corte con las medidas del cliente. Tampoco necesita que el cosido sea a mano, aunque toda pieza de sastrería que se precie tendrá solapas picadas a mano, como mínimo.

Mi sastre napolitano, y como él muchos otros no solo en Nápoles, corta con base en mis medidas y es en las pruebas posteriores donde ajusta lo que se requiera. Que nadie ponga en duda lo que digo, le he visto trazar directamente sobre el tejido las líneas de la chaqueta y cortar delante mío.

Asimismo, si bien él normalmente prepara y cose la pieza para la primera prueba, externaliza el acabado de las chaquetas y pantalones a otras personas, lo cual le da flexibilidad a su negocio.

Saludos,

Anónimo dijo...

El verdadero sastre sabe coger medidas, sabe cortar, probar, asesorar, afinar, coser y planchar.

Externalizar el trabajo no es para nada importante, lo que si es importante es que se corte en la sastrería y aunque lo realicen fuera de la misma sean oficiales, pantaloneras y personas cualificadas del sector y de sastrería artesanal, cosiéndolas totalmente a mano, poniendo de prueba las prendas de 2 a 3 veces y devueltas a la sastrería para ser probadas y afinadas por el sastre. Y pantalón exactamente igual que la chaqueta.

La mayoría se lo hacen en fábricas o talleres de confección los cuales la mano de obra no tiene nada ver ni en precio, horas de trabajo, ni en calidad con la realizada artesanalmente por un sastre.

A mi juicio para saber si es medida artesanal se debe realizar la primera prueba en esqueleto, es decir en bruto, sin hacer ningún bolsillo, sin picar aún las solapas ni a máquina ni a mano, sin tener nada cosido a máquina ni delimitado, sin mangas, todas las piezas hilvanadas, con los filos de la chaqueta con mucho sobrante de tejido, el largo de la chaqueta sin hacer y luego dos pruebas más.

No quedan más de 12/13 sastres en toda España y el desconocimiento y el engaño se hacen eco por parte del consumidor y los supuestos sastres (pseudosastres).

Daré una lista de los que puedo dar fé que son sastres:

D. Jose María Reillo (Madrid)
D. Manuel Calvo de Mora (Madrid)
D. Gonzalo Larraínzar (Madrid)
D. Agustín García (Madrid)
D. Antonio Puebla (Valencia)
Sastrería L.H.Bespoke (Sevilla)
D. Joaquín Fernandez Prats (Madrid)
Sastrería Plácido (Oviedo)
Sastrería Santa Eulalia (Barcelona)
Sastrería Córdova (Madrid)
Sastrería Gallo (Madrid)

Me cuesta llegar a los 12/13.

Un traje a medida artesanal no puede bajar de los 2000€ y eso tirando por lo bajo.

A mi juicio para que sea con un tejido top y buena mano de obra a mano de nivel no puede bajar de los 3000€.

Hay que tener cuidado y no caer en la ignorancia ya que muchas sastrerías hacen MTM a esos precios y más y no quiere decir que sean medida artesanal o tradicional.

Mí apoyo a José María Galiacho.

Un saludo.










Anónimo dijo...

A la guerra se va para ganarla, con armas, valor y estrategia. No entiendo como alguien, en su sano juicio, puede dedicarse a este sector y tratar de desprestigiar con tantas carencias argumentales y tanta soberbia que solo pone de manifiesto su falta de conocimiento y profesionalidad sobre el mismo.
Mi apoyo a Don Jose María y muchos ánimos para seguir con su blog, ya lo decía su paisano Don Quijote: ladran, luego cabalgamos amigo Sancho.
Un afectuoso saludo.

Anónimo dijo...

Alucino con lo de que se puede ser sastre sin necesidad de taller ni oficiales. Como se puede tener semejante desfachatez. Pero después de investigar en internet, para más confusión, he visto que Pugil es miembro de la Asociación de Sastres de España, AES.
No entiendo nada. O será que me estoy haciendo mayor...

Anónimo dijo...

El problema compañero es que AES engloba desde tiendas de ropa hasta sastres de verdad. Y he ahí la confusión. Sinceramente no sé que hacen Joaquin y Agustín, dos sastres de verdad, rodeados de tanto vendedor de ropa y cogedores de bajos. Solo se autodesprestigian. Ellos sabrán...
Albert

Jose Luis dijo...

Gracias, Aristócrata.
No sé cómo se atreve ese señor...?? Un paseo por el blog le hubiese bastado a ese caballero para aprender cosas que no ha podido o querido aprender, que no sabe y que necesitaría saber en su profesión, aunque sólo sea un dependiente... al menos puede informar de lo que está vendiendo realmente. Bien contestado. Cuánto intrusismo!!

Anónimo dijo...

Señores el verdadero problema es la cultura sastreríl, es más me atrevo a decir que la mayoría de pseudosastres no saben ni lo que es medida en un sastre, vamos que no han ido al sastre en su vida. Algunos vendedores engañan sabiéndo que no es medida artesanal tradicional y muchos sin saberlo.

Dicen que lo que realizan a medida artesanal o tradicional y que se la confeccionan sastres cuando en realidad es una fábrica o taller de confección, donde dependiendo del número de trabajadores en una hora/dos o tres salen un gran número de chaquetas/pantalones ya terminados.

También el consumidor de hoy en día por lo goloso del tema precios pienso que se deja engañar muy fácilmente, claro si es lo que puede o quiere permitirse pues genial y dentro de su circulo de amistades saca pecho sobre la prenda que le han confeccionado o lo poco que le ha costado, a muchos le queda que parece que se la han tirado de un tejado.

Solo 12/13 sastres en toda España, puede que quede alguno más, así pues el que diga que va al sastre sino va a uno de estos que nombre en el comentario anterior y si le cobran por un traje menos de 1800€/2000€ literalmente no ha ido al sastre.

Lo peor que hay en esta vida es ser pobre y un ignorante y no darse cuenta.





Anónimo dijo...

¿Que no hace falta patrón, oficiales o taller para realizar un traje realizado a medida por un sastre?

Que verguenza que dos sastres como Joaquín y Agustín esten apoyando a miembros de AES que dicen estas barbaridades. ¿Esto es lo que defiende AES?

No se dan cuenta que pseusastres de este tipo son los que denigran un oficio tan bonito al cual hacen falta dedicarle muchos años de aprendizaje y que para llevarlo a cabo se necesita dedicación absoluta y sacrificio.

¿Que etiqueta de calidad tiene Pugil dentro de AES?

Anónimo dijo...

Reventun y José Alonso también deben estar en esa lista.

Nai dijo...

@Jose Maria :

Entiendo tu libre opinión y que defiendas tus ideas y puntos de vista. Lógicamente a nadie que sepa algo de este mundillo se le ocurriría poner en duda que eres una persona con conocimientos adquiridos que sabe de lo que habla.

Dicho esto, el artículo en cuestión tenía algún que otro error de base, por lapsus o desconocimiento.

Sin entrar en detalle sobre el hecho que ha originado este artículo (ya que lo desconozco), el artículo de Fuera de Serie tenía algunas inexactitudes (para empezar el metraje necesario para un traje artesanal era erróneo). Buscar el aval (por lo visto con poca imparcialidad o criterio) de La Confianza, asociación en estado comatoso, en lugar de hacer un mínimo atisbo de autocrítica (en aquello en lo que deba hacerse, por supuesto no en todo el contenido!) . Ahí te has equivocado. Es mi humilde opinión respetando tu trabajo y esfuerzo.

Saludos,

Nai

Mario Zafra dijo...

Buenas. Empecé en la Sastreria con 18 años y ahora a mis 46 me creo en el derecho de desmentir muchos comentarios de “entendidos”, todos por supuesto anónimos que se creen en posesion de la verdad. Soy Sastre y Camisero artesanal y ha día de hoy soy el responsable de una Sastreria. Cierto es que el artículo de Sr. Galiacho dice muchas verdades pero también tiene muchas inexactitudes. No es necesario un patrón como base, de echo lo tradicional es marcarlo a punta de centímetro sobre el tejido o hacer para cada cliente un patrón tanto de primera prueba como de afinado. Tampoco hay un número obligado de pruebas. Yo lo hago dos veces pero hay sastres que hacen tres o una. La cantidad de tejido mínima para una talla 48 es de 2,70-2,80 metros si se quiere sacar todo bien y al hilo. Tampoco hay que tener el propio taller en la tienda, como ha dicho antes alguien se puede externalizar para que se puedan hacer más prendas o sea las rentable y siempre con oficiales a mano. También los precios de las telas que ponen en el artículo no se si se refieren al precio de costo, precio de venta ....
Por ello creo que como he dicho antes hay algunas cosas erróneas que creo que habría que corregir, cuando uno se equivoca hay que reconocerlo.
AES es una asociación gremial que engloba a sastrerías artesanales e industriales. Por ello se ha creado un sello pera que el consumidor final sepa quie hace artesanal y quien industrial.
Perdón si me he extendido pero necesitaba aclarar algunos términos.

Anónimo dijo...

Sin ninguna duda Reventun y José Alonso deberían formar parte de esa lista, dije que se me podía olvidar alguno, totalmente de acuerdo con usted.

El metraje para un traje (sin chaleco) lo estándar serían necesario 3 metros para su realización, esto puede variar dependiendo del físico del cliente y del modelo de chaqueta.

Para una chaqueta lo estándar son 1,90 y 1.10 para el pantalón, pero como he dicho esto varia según la altura, físico del cliente y el modelo elegido.

Si por ejemplo se quiere la chaqueta con bolsillos de parche, vista interna de la chaqueta de su tejido y media espalda de su tejido, es decir por dentro nada de forro, ya son necesarios 2.5 metros para la realización de la chaqueta, y esto puede variar según modelo y dependiendo de la altura y corpulencia del cliente.

Un pantalón éstándar lo normal son 1.10/1.20, pero claro eso sería un pantalón estándar y para un cliente con medidas estándar, con cinturilla estrecha,no muy alto de cintura, con cremallera, trabillas para cinturón y los bajos sin vueltas.

Si por ejemplo se quiere el pantalón con ceñidores laterales, cintura alta (tiro alto), cerramiento mediante ojales, cintura limpia y ancha y con vueltas ya se va a los 1.50 perfectamente para un físico estándar, pudiendo llegar incluso a 1.80 o 1,90 y más para un señor que tenga por ejemplo una talla 60.

Total que lo normal es 3 metros para un traje sin chaleco para un físico normal o estándar, pero este metraje puede subir perfectamente a los 4/4.5 metros si el cliente tiene unas medidas grandes.

Hay que tener muy en cuenta y es muy importante saber que el metraje que utiliza un sastre para la realización de una prenda es muy diferente al que se utiliza por ejemplo en RTW O MTM, ya que el sastre deja tejido de sobra para futuros cambios físicos, es decir en los costados, centro de espalda, hombros, cuello, mangas para ensanchar y alargar e incluso largo de chaqueta y de mangas.

También saber que este metraje varia a más si el tejido tiene cuadros que hallan que casar, si los cuadros son muy grandes más hay que pedir de tejido.

Mí sastre me informa y me asesora de una manera brutal.

Un saludo.




Anónimo dijo...

Parece ser que por fin se desenmascara a los pseudo sastres que ofrecían como trajes artesanos trajes industriales. A protestar, a protestar que se os acaba el chollo.
Sin patrón, con solo una prueba, sin taller, a 1.000€..... Eso que hacéis no es sastrería. Es cualquier cosa menos sastrería. Basta ya de intentar engañar al personal. Ahora hay información en la red y la gente empieza a informarse. Lo dicho, se os acaba el chollo :)

Mario Zafra dijo...

Demasiada información le da su sastre, como he dicho antes creo que no necesitaba explayarme más. Toda esa información que da me la conozco de sobra, debe ser que cuando se lo dijo su sastre tomó apuntes.
Es la primera vez que publico algo y lo hago con mi nombre, no me oculto bajo anónimos, me parece de cobardes.
Sigo diciendo que no hace falta patrones para hacer Sastreria tradicional y soy el primer interesado en que se separe el grano de la paja, el cliente debe saber quien hace artesanal y quien no.

Nai dijo...

“Se os acaba el chollo, se os acaba el chollo...” dijo él, paseando de punta a punta de su sastrería vacía, de alfombra repleta de ácaros y ambiente perfumado de naftalina, con una perdida de clientes del orden del 15% anual, con gran técnica y conocimientos, pero nula capacidad para adaptarse a las nuevas necesidades y demandas del mercado y del “Caballero del siglo 21”.

“Se os acaba el chollo, se os acaba el chollo...” iba él musitando, puños cerrados, sin darse cuenta que lleva ya muchos años dedicando más energía en criticar y atacar el trabajo de los demás que en intentar mejorar su modelo de negocio y sobrevivir....

Por suerte, muchos sastres artesanales saben donde dirigir sus energías y tienen un lucrativo presente y un futuro prometedor.

Al igual que todos aquellos que venden trajes MTM a 1.000€ sin engañar a nadie y reconociendo desde el minuto 1 que su producto es industrial, y no por ello dejando de ser de calidad, a medida y con buena materia prima. Aceptando que el artesanal es un producto distinto que tiene otro público, ciertamente en muchas ocasiones más exigente, pero acorde con el precio que debe sufragar por su prenda.

“Se ls acaba el chollo, se os acaba el chollo....” .... y un buen día, el chollo.... le engullió.

Nai.

Anónimo dijo...

A ver yo pienso que todo el mundo aquí tiene claro lo que es una sastreria artesanal con todos sus detalles acabados a mano y una tienda en la cual te toman unas medidas y encargan el trabajo fuera y no hay ningun acabados a mano en ningún detalle del traje.
Estoy totalmente de acuerdo con un comentario anterior de que un sastre es una persona que debe saber coger medidas , saber cortar, probar , asesorar , afinar , coser y planchar y que para mi tampoco es importante de que el trabajo artesanal se haga fuera de la tienda siempre cuando lo realizan verdaderos profesionales haciéndolo de manera artesanal.
Es de esa manera y tampoco hay garantía de que el traje te quede impecable ( he visto trajes a medida y artesanales que quedan de regular para atrás) en esto la percha de cada uno es muy importante.
Como también he visto trajes de confección industrial que quedan impecables en muchas personas.

Por cierto me encantaría que en los comentarios no se utilizaran adjetivos tan despectivos como he leído anteriormente (no pega en este blog)

Saludos

Anónimo dijo...

al de se os acaba el chollo se os acaba el chollo", a ver cuantos de estas tiendas son capaces de aguantar 40 años en el oficio ganandose la vida y dando trabajo a los demás como estos sastres que dice usted que huelen a naftalina, pero que resulta viven de puta madre y están ya más que amortizados.
Me parece increíble que alguien vaya dando lecciones de como llevar un negocio cuando estos sastres llevan 40 años en el barrio salamanca o donde fuere con sus sastrerías.

Enrile dijo...

En el calzado también sufrimos este mismo juego. Sin embargo tras haberme cabreado en muchas ocasiones, he llegado a la conclusión de que es inútil luchar contra esto y decidí ignorarlo.
El establecimiento puede tener la intención de engañar, pero lo curioso es que el cliente está deseando creer lo increíble.
En alguna ocasión algun cliente hablándome de las bondades de un zapato claramente industrial diciéndome que estaban "hechos a mano" ,...fue divertido, a medida que hablaba iba bajando su tono de voz y concluyó "me he dado cuenta que no es cierto"
No deja de ser un autoengaño al que solo hay que darle un poco de alas.
Un saludo
Enrile

Anónimo dijo...

La zapatería tb debe tener sus Pugil. Esas tiendas que por dejarte escoger unos cordones a colores o un tipo de suela ya te lo venden como a medida. Y del proceso artesanal qué?

Anónimo dijo...

José María Reillo en el artículo "Pistas para saber si su traje es a medida" doy consejos muy interesantes llenos de conocimiento y sabiduría para saber con que tipo de medida se esta tratando.

Como cliente me pareció bastante acertado el artículo y desde que lo leí ya sé las pautas que debo seguir para saber si es medida artesanal.



Anónimo dijo...

La Real Academia de la Lengua Española explica muy bien lo que es sastre y sastrería.

https://dle.rae.es/sastre?m=form

https://dle.rae.es/sastrer%C3%ADa?m=form

Anónimo dijo...

El traje K-50 de la sastrería Kiton se hace sin patrones. Se corta sobre el cliente.
Precio: de 30.000 a 50.000 euros
¿Alguien duda de que los italianos son los que mejor venden?


F

Anónimo dijo...

Al parecer el traje de Kiton K50, es porque lleva 50 horas de trabajo... Cualquier traje de un sastre español lleva 50 - 60 horas.
Creo que les engañan como a chinos. Y algunos, tambien, se desplazan en casa del cliente. No sean paletos.

Anónimo dijo...

El K-50 de Kiton no es que no se corte patrón, más bien es que se corta directamente en la tela que es lo mismo y no sobre el cliente, sobre el cliente se prueba.

http://fueradeserie.expansion.com/2012/03/08/moda-y-joyas/1331222489.html

Estoy de acuerdo que los italianos son los que mejor se venden.

¿Cuantos españoles van a Kiton a confeccionarse a medida un K-50?

























Anónimo dijo...

Sobre precios es como todo cada uno le pone precio a su trabajo.
En un traje a medida a veces existen unas diferencias de precio abismales y el resultado no es tan diferente lo mismo ocurre en la sastreria industrial.
La moto a veces intentan vendenosla todos
Pero pasa en todo ropa ,calzado ,relojes etcetera.

Saludos

C. Rivas dijo...

Desde modesta opinión no quito mucha de la razón a don José María. Yo desde la modesta Galicia me gustaría decir que conozco algunos de los sastres aquí afincados. La mayoría de ellos no son jóvenes por decir algo y suelen ser desconocidos para el publico general. Además poco a poco van cerrando por diversas causas que no vienen al caso.
Si comentaría una cosa, los precios de "las provincias" nada tienen que ver con los de la capital y grandes ciudades... podemos hablar de unos 500€ menos fácilmente, ¿por qué?, fácil de saber. No cobra lo mismo un profesional en Madrid que en Galicia y eso también se traslada al coste mas alto de la sastrería, su mano de obra, la del sastre. Esto pasa con médicos, ingenieros, abogados y un largo etc. de profesiones, por lo que el sastre no puede escapar a esta realidad.

Anónimo dijo...

A eso mismo me referia sobre el precio que varia mucho depeniendo donde sea.
Antes hace muchos años en cualquier pueblo existian costureras y satres que confeccionaban trajes para los hombres del pueblo (si que eran trajes humildes) y no costaban la fortuna que cuesta hoy un traje y eso tambien era satreria artesanal
Y nada mas hay que repasar fotos antiguas para comprobar que nuestros antepasados vestian mejor de lo que la mayoria lo hacemos hoy.

Saludos

Anónimo dijo...

Antiguamente no se pagaba seguro autónomo.

No se pagaba IVA, luego pusieron el IVA y cada vez ha ido subiendo bastante.

Una sastrería necesita mínimo un sastre cortador,un sastre que cosa (oficial) o un sastre que sepa hacer ambas cosas (Maestro), aparte un ayudante, una pantalonera/o y un planchista. aparte de pagarle los sueldos como es normal, hay que pagarles el seguro 500€ cada uno.

La luz, el agua, alquiler local, gestoría, teléfono, bolsas, portatrajes, etiquetas, tejidos, forro, botones y un largo etc... también han subido una barbaridad con sus correspondientes impuestos y el tiempo.

Había academias de sastrería, las sastrerías tenían aprendices, los abuelo llevaban a los nietos y los padres a los hijos al sastre y se valoraba ir bien vestido.
Y lo que es más importante, había cultura y se valoraba al sastre, la calidad y la artesanía.

La sastrería a medida artesana es cara, pero porque lo vale.

Jandilla dijo...

El patrón es un medio, no un fin.