sábado, 16 de marzo de 2019

¡UN RESPETO AL FRAC POR FAVOR!

Hace dos semanas con motivo del viaje de Estado del presidente de la república del Perú se celebró en el Palacio Real la tradicional cena de gala que acompaña a este tipo de visitas. A esta, además de sumarse ministros de ambos países, asisten Sus Majestades los Reyes, personalidades de la cultura y presidentes de empresas del IBEX 35, entre otros. 

En dicha cena se exige la máxima etiqueta, es decir, vestimenta de frac para ellos y traje largo para ellas. Vestir correctamente de frac es bastante sencillo y bastaría acudir a un experimentado sastre para no hacer el ridículo frente de la prensa internacional como algunos asistentes hicieron aquella noche. Desgraciadamente cada vez resulta más difícil encontrar personas, tanto nacionales como extranjeras, que sepan vestir correctamente esta prenda. Y esto no obedece ni a clases sociales ni económicas. Presidentes de Gobierno, de multinacionales, ministros, premios nobel…cada vez son menos quienes respetan la belleza de esta prenda cuyos orígenes se remontan a 1820.
Efectivamente el frac requiere de un chaleco blanco, pero este nunca debería sobresalir por debajo del frontal de la levita. Cierto que exige de una camisa blanca, pero esta no puede ser la misma que visten ustedes en entierros o enlaces religiosos. Una corbata de lazo blanca es obligatoria, pero deberían aprender a lazarla y no comprarla con el nudo ya hecho. Evidente que se requiere de un zapato negro, pero no por ello debería ser el mismo con el que políticos y empresarios acuden a sesiones del congreso o a reuniones del consejo de administración. Indudablemente deben abotonar el frontal de su camisa, pero no tendrían que hacerlo con los mismos botones de nácar del resto de camisas. Ciertamente el pantalón es parecido al del esmoquin, pero ustedes políticos y empresarios que representan a nuestro país o a nuestras principales multinacionales deberían conocer sus más que marcadas diferencias. 
Que es más barato alquilarlo no cabe duda, pero si lo van a hacer busquen a alguien que les explique la diferencia entre las medidas de una chaqueta de corto y las de la levita del frac. Verdad que el precio de un pantalón largo es el mismo que uno que toque ligeramente el zapato, pero no por arrastrar el pantalón se es más elegante, más bien todo lo contrario. A pesar de la dejadez generalizada que hoy se experimenta en el vestir, ustedes nos representan y deberían tenerlo siempre en cuenta más, si cabe, cuando su imagen va a salir en medios de países lejanos al nuestro. La imagen de los máximos representantes de un país exhibiendo varios centímetros del blanco de su chaleco por debajo de la levita no habla precisamente del buen gusto de nuestro país, y eso que el español medio bien se hubiera encargado de informarse en qué consiste un frac y, con seguridad, se hubiera presentado a esta gala mejor vestido que la mayoría de los asistentes. Con el frac se visten tirantes, no cinturón. Y por supuesto nunca las dos cosas al mismo tiempo. 
El cuello de la camisa debería ser siempre de tipo diplomático y su puño no debería ser doble sino sencillo pero para uso de gemelos. Si el chaleco puede ser tanto sencillo como cruzado, con la espalda libre, tres botones debería llevar el sencillo y cuatro el cruzado. La corbata de lazo, además de ser de solo una pieza, debería solo admitir el nudo tipo murciélago o semi-mariposa quedando sus extremos por fuera de los picos del cuello diplomático de la camisa. El calzado conocido como opera pumps en charol, o en su defecto unos oxford lisos en la misma terminación, son las únicas dos opciones entre las que deberían escoger. 
Y si todo esto les resultara complicado bastaría con entrar al vestidor con una foto de Felipe VI en frac para no volverse a equivocar.

PD Efectivamente Pedro Sanchez no escogió bien su frac, pero tampoco lo supieron hacer otros Presidentes como Mariano Rajoy o José María Aznar. 

El Aristócrata

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"Fui a alquilarme un frac, se habían acabado y terminé entrando en una tienda de disfraces" - Pedro Sánchez.

Anónimo dijo...

Efectivamente fue un espectáculo lamentable. Y yo me pregunto: ¿con la cantidad de asesores que tiene esta gente cómo es posible que no tengan un estilista?

Anónimo dijo...

Todos los asistentes a dicho evento parecen que van a una fiesta de disfraces. Lo de nuestro querido presidente es una auténtica verguenza, parece ser que no se ha enterado que aún queda mucho para "El Rocío".
Claro los que van son pobres y no pueden permitirse ir a un buen sastre, lo alquilan y les da igual esa imagen lamentable que muestran al mundo de España.

Barussa dijo...

Efectivamente tenemos un Presidente que no nos merecemos. Qué forma de hacer el ridiculo! Lo de los pantalones pitillo con el frac es también para hacérselo mirar. Hortera!

Anónimo dijo...

Cuando vemos estas cosas siempre se nos viene a la cabeza lo de..¿ Pero no tienen asesores?, pues sí , si tienen; el problema es que los asesores los nombran ellos mismos y el único mérito que tienen los dichos asesores es que son familiares o enchufados del partido o cosas parecidas. Y como consecuencia van con mocasines a una recepción con el emperador de Japón o con un frac como el de Cantinflas.

Anónimo dijo...

¿Sabe alguien quien es el sastre de Pedro Sánchez? Sus trajes están hechos a la medida, pero tienen un estilo peculiar que no me gusta nada, pretenden ser modernos, pero se quedan en anodinos.


Ricardo

Anónimo dijo...

El sastre de Pedro Sanchez? Que sus trajes están hechos a la medida?
Ese señor no ha visto un sastre en su vida y sus trajes están hechos a la medida de según van haciéndolos en China.

Anónimo dijo...

Sánchez no viste a medida. Tp creo que esto sea necesario para vestir correctamente. El problema de Sánchez, como el de tantos otros personajes públicos, es su nulo gusto vistiendo.

Carlos dijo...

¿Sastre Pedro Sánchez? Por favor... ese hombre no ha vestido de sastre en su vida. Sólo hay que ver sus trajes, todos con el corte 'made in China' de Zara, H&M y compañía. A leguas se ve el tejido sintético y la vulgaridad del corte. Y, en efecto, no es necesario vestir exclusivamente de sastrería para ser elegante. Basta con tener unas mínimas nociones de estilo. Cosa de la que carece Pedro Sánchez a todas luces. La imagen de la recepción del otro día fue lamentable. Y nuestro presidente batió todos los records del mal gusto con ese disfraz de Cantinflas (y esos pantalones pitillos). Excelente reflexión, Jose María.

Jose Luis Fernández dijo...

Ayyy! Qué risa!! Por Dios!! ¿No hay un jefe de protocolo o un jefe de seguridad que hubiese impedido la entrada a este enviado del carnaval?
No es sólo verguenza ajena, ya roza la pena. ¡Lo que hace la ignorancia!

Anónimo dijo...

Muy acertado artículo. Y bien cierto, ni Rajoy ni Aznar lo hicieron mucho mejor. Qué bueno es tener hemeroteca

Anónimo dijo...

Pues el Sr. Presidente de Perú tampoco se ha quedado atrás con el largo del chaleco. Si buscas en Google "alquiler de frac" sale una página que se llama www.trajeria.es en la que el modelo que presenta el frac, está en la línea de los aquí criticados, así que ni los que viven de ello lo hacen bien. Por cierto, en el apartado "nosotros" de dicha página, hay una foto que posiblemente le interese a nuestro admirado Aristócrata.

Anónimo dijo...

https://www.trajeria.es/nosotros/

Anónimo dijo...

Estos de la Trajeria son unos caraduras. Como se atreven a poner una foto de Calvo de Mora probando a Jose María. Como tratan de engañar a la gente.Esto es denunciable!!!

Anónimo dijo...

Desde de Portugal
No soltamente en Espana el nível de lá etiqueta protocolar anda por cales muy oscuras donde los acessores estan entre una cultura hip-hop com um doctorado y lá falta de gusto. Una falta de gusto acoplada a una arrogância típica de gente sin bierzo que toca el ridículo
Me alegro por lá cálidaded de los comentários alguns de ellos verdadeira suerte de varas

Anónimo dijo...

Les invito a mirar como el presidente Macron lleva el frac...

https://file1.closermag.fr/var/closermag/storage/images/1/2/7/2/5/12725412/la-reine-margrethe-danemark-president-republique-francaise-emmanuel-macron-fem_exact1024x768_l.jpg

Lo lleva... Con levita de chaque!


Anónimo dijo...

Fraconetti es un verdadero desastre en todos los sentidos. Las telas de sus trajes esas solapillas tan estrechas, corbatas rojas o moradas con un ancho de pala ridículo...esos andares de chulo. Y en la vestimenta informal parece un mamarracho, esas cazadorillas cortas y de plástico combinadas con vaqueros que utiliza en los mítines para dar imagen de guay..., pero lo del frac es de juzgado de guardia.

Anónimo dijo...

Sólo con ver las películas y/o fotos de Fred Astaire, aprenderemos a llevar un frac.

También es muy ilistrativo el Duque de Windsor.

No saben ni documentarse

La lástima es que unos semia-nalfabetos están gestionando los presupuestos de un país.