sábado, 9 de junio de 2018

MADE IN SPAIN

Los españoles somos poco dados a valorar el producto nacional. Todavía son legión los que de poder elegir escogerían antes un queso francés a uno español, un aceite de Bari a uno de Córdoba y así un largo etcétera. 

Además de obviar lo que dicen los rankings, olvidan que no hay que salir de nuestras fronteras para disfrutar, y a un precio muy competitivo, de productos de enorme calidad. Y cuando se habla de ropa y complementos, sobre todo de productos artesanales, estamos ante una situación muy parecida. 
Hablemos, por ejemplo, de zapatos. Cierto que todavía no contamos con marcas que estén a la altura de las mejores casas de zapatos de Northampton. Sin embargo, dejando de lado un número reducido de aquellas, Almansa, Elda y Mallorca ofrecen zapatos de similar calidad y a un precio bastante más reducido. Una pena que tengan que bautizar sus zapatos con nombres que buscan dar a entender que son fabricados en Reino Unido o Italia. Berwick, CordWainer, Magnanni y otro largo etcétera se fabrican en el templo del gazpacho manchego. ¿Existe un zapato con mejor relación calidad-precio que Carmina Albaladejo?. 
La mayoría de las alpargatas que en breves semanas vestiremos, independiente que cuenten con bordados, iniciales o el logo de alguna conocida marca francesa o italiana, muy probablemente habrán sido fabricadas en el País Vasco, Murcia o la Rioja.
Difícil encontrar una piel tan exquisita y un artículo tan bien rematado como los de la casa Hermes. Sin embargo, muchas otras casas, Loewe, Dior, Givenchy etc., utilizan el conocimiento acumulado en Ubrique y las manos de sus artesanos para vender sus bolsos y productos en las tiendas más exclusivas del mundo. Bolsos en nuestro país fabricados por las mismas manos, pero sin logo internacional reconocible, son, sin embargo, difíciles de vender aun cuando su precio sea una tercera parte. 
Cuando se trata de objetos de cuero difícil resulta justificar buscar fuera de nuestras fronteras. En Lebrija, Dorantes confecciona una de las guarniciones más exquisitas del mundo. Pero si el bolsillo o la obligación de esperar resultan un inconveniente, se puede elegir entre otro buen número de profesionales. ¿Cuántas sillas vaqueras aguantan como todavía lo hacen las primeras Armenta o evolucionan en el tiempo como las de Leo Zoreda? ¿Conocíamos que los sombreros más especiales de la mítica casa londinense Lock&Cº, proveedora oficial de la Casa Real Británica, se fabrican en Sevilla?
Son muchos los que al visitar Londres buscan el momento para escaparse a Savile Row y buscar inspiración en los escaparates de sus conocidas sastrerías y a Jermyn Street a descubrir camiserías. ¿Pero de verdad sus trajes y camisas son mucho mejores que los nuestros? Claramente no. Hágase una camisa a medida en Langa o Burgos, examine la calidad de su mano de obra y compárenla con la de la mismísima Turnbull & Asser. Si presta atención a los detalles llegara rápidamente a la conclusión de que su camisa nacional tiene muchas más horas de trabajo que las de la casa londinense. 
Y algo parecido ocurre con los trajes de Savile Row. Si bien hay casas con una depuradísima calidad no es necesario desplazarse allí tres veces para contar con un buen abrigo, un esmoquin o un traje de calidad. En España tenemos sastres de primer nivel que podrían mirar de tú a tú a la mayoría de los británicos, y a mitad de precio. ¿Y Nápoles?. Aunque a favor de la ciudad que vio crecer a Shopia Loren siempre estará la sensibilidad estética de sus artesanos, algo difícil de encontrar tanto en el Reino Unido como en España, la diferencia no es tan aplastante como nos quieren hacer creer. 
Cierto que tenemos que aprender a vender y a situar el producto como Italia o Francia, pero valoremos lo nuestro, defendámoslo y sintámonos orgullosos de poder disfrutar de muchos de los mejores productos artesanales del mundo. 

El Aristócrata

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Si nos sintiéramos orgullosos de lo nuestro seguro que avanzaríamos más rápido. Grandes verdades. Espero que la gente empiece a saber q efectivamente tb en España se hacen productos de enorme calidad.
Por cierto, el video de esta semana es total ahahahah

Antonio garcía Enrile dijo...



Que buen articulo Jose María, es necesario que tanto los clientes como los artesanos y fabricantes nos demos cuenta de lo que podemos hacer y exigir.

A nivel artesanal España ha cuidado y potenciado poco las capacidades artesanales, muchas de ellas perdidas en el tiempo por la tendencia a competir en precio y no en calidad. Esta tendencia se ha invertido, entre otras cosas por que no va a ninguna parte. Las capacidades se están recuperando y también la ilusión, hay ya muchas iniciativas trabajando en este sentido.

Yo veo con cierta tristeza como en los ambientes sociales (incluido blogs), parece que cuesta mucho más mencionar el producto nacional que el extranjero.

Me parece curioso por ejemplo, como el articulo de los zapatos que construí para el creador de este blog, ha recibido varias menciones incluso algún post completo en el extranjero y sin embargo en España ningún eco.

Al igual que JM en este artículo les animo a apoyar el producto nacional y darle voz desde lo poco o mucho que podamos hacer.

Un abrazo

Enrile

Leo dijo...

Muy, pero que muy bien dicho todo, estimado José Mª.
Somos el país con mayor número de donantes de sangre y de órganos. Somos la patria de Velázquez y Goya. Somos los que les metimos 12-1 a Malta... Ya va siendo hora de que presumamos también de nuestros artesanos y/o marcas.
Siempre me ha dado coraje lo de los nombres extranjeros para las marcas españolas. Supongo que hace décadas podría tener sentido, pero ¿ahora? Me temo que somos los primeros en ponernos palos en las ruedas. En fin...
Le agradezco especialmente el artículo de hoy. Ha sido un placer empezar así el lunes.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

La manufactura es española, pero el diseño del producto no y si es diseño español no tiene apenas valor añadido.
Hay que revisar la estrategia de esos negocios, les recomiendo una consultoría y partir de cero para construir una marca.

Hay excepciones, por ejemplo Enrile ha sabido construir una marca posicionada en alto valor añadido, basada en la artesanía, la calidad del producto y el diseño propio. Marca que es continuamente atendida y cuidada por el mismo en las redes sociales. Trabajo que con el tiempo, da resultados.


F.
F.

Anónimo dijo...

Y no podrían faltar las mantas de Ezcaray, que se venden en el munto entero y muchas bajo la prestigiosa marca de loewe

Agreste dijo...

Magnífico artículo para poner en valor nuestros productos nacionales . El problema no está tan sólo en el mercado internacional, que muchas veces valora el Hecho en España más que el propio mercado nacional.

L.H.Bespoke Sastreria dijo...

Nuestros productos artesanos sea sastrería,camisería o zapatería están al nivel de los mejores, no somos mejores ni peores, pero hay que conocer los productos para poder apreciarlos. El hecho en España esta viviendo un resurgir muy importante, tenemos que dejar esa actitud de sentirnos inferiores a nadie con humildad pero con seguridad, si a un artesano se le exije y se paga dará la talla. Un saludo.

L.H.Bespoke

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo pero hay algo q solo se nombra por encima. Efectivamente hay gran mano de obra pero qué pasa con el estilo? De qué vale tanta y buena mano de obra si fallamos en el estilo?. Y precisamente por eso lo italiano o frances es más caro. Porq el producto final mola mucho más. Son sus estilistas y diseñadores quienes indican a las manos de esos artesanos fe Ubrique q aquí se nombran qué hacer. Acaso algún sastre español consigue un traje como los de Liverano? Ninguno! Y obviamente por eso, y no ya tanto por la mano de obra, tiene la demanda q tiene...y los precios q se pagan por ello.

En definitiva somos buenos cosiendo pero no diseñando.

Carlos F.

Anónimo dijo...

En referencia al último comentario, no conozco a ningún español que vaya a Liverano, Caraceni, Cifonelli, Rubinacci ni ningún sastre de Savile Row, habla usted como si los españoles fuesen a esos sastre de 5000 o 6000 euros para arriba por traje. Le aconsejo ir al Pitti y ver trajes de Liverano en directo, no son nada de otro mundo, pero claro hay que entender algo para saber valorar las cosas, No se si sabe que Lucas Rubinacci se ha casado en España, le aconsejo ver las fotos del chaqué y el pantalón con el que se ha casado y fotos de los invitados. Aquí la cuestión es ser un ignorante y valorar más a los de afuera.

Anónimo dijo...


Soy un convencido de que muchos productos y artículos españoles se encuentran en el primer nivel, solamente si los comparamos con los italianos por ejemplo los españoles tienen enorme ventaja y de lejos son mejores; aceite de oliva español mejor que el italiano, Cava español mejor que el Lambrusco italiano, jamón español mejor que el prosciutto italiano y para cerrar prefiero el calzado español al calzado italiano y he probado los dos. Los italianos han sabido vender mejor el Made in Italy pero en calidad VS precio los españoles se llevan un 11/10 . Saludos desde Guayaquil-Ecuador

Anónimo dijo...

A mi el traje de Luca en su boda me gusta. ¿Que supuestos defectos le ve?


guti.bitacoras.com dijo...

Yo coincido plenamente. Tendemos a valorar más lo de fuera que lo de dentro, y no digo que todo lo que hagamos sea bueno, pero sí que incluso las cosas de calidad que producimos las evitamos. Luego los extranjeros se pelean por ellas.