sábado, 18 de febrero de 2017

BESPOKE LIII: JOAQUÍN FERNÁNDEZ, SASTRERÍA SIN COMPLEJOS

Con este artículo ponemos punto y final a una terna de sastres que nos han mostrado tanto terminaciones como estilos diferentes. Edades, conceptos, orígenes y hasta nacionalidades diferentes que enriquecen no solo está página sino también el conocimiento de sastrería tanto de noveles como de cuasi profesionales. 

Hay en el sector quien piensa que lo sabe todo y también quienes creen que sin saberlo todo no conocen a nadie que, al menos en España, pudiera enseñarles a ser mejores. Sin embargo, solo aquellos que se acercan con mente abierta y dispuestos a aprender y evolucionar en el oficio terminan mejorando tanto su técnica como su estilo. Soy de los que piensan que se puede aprender algo siempre de todo el mundo, tanto si son mejores como si son peores que nosotros. Recuerdo hace años escuchar decir a Emilio Sánchez Vicario que él aprendía tanto de los jugadores de las primeras rondas como de las fases finales del torneo. De los primeros aprendía qué no hacer y de los segundos qué hacer.
Joaquín, a pesar de sus varios años en la profesión, sigue en ese periodo de aprendizaje perpetuo. Un periodo que esperemos dure tantos años como dure él en la profesión. Solo cuando llegue el momento en que Joaquín piense que todo lo sabe se detendrá su evolución. Y esperemos que eso nunca le llegue a pasar. De momento esto no ha sido así. Siempre es bonito acudir a Langa y ver en su parte trasera alguna prenda de algún célebre sastre ya fallecido. Clientes tanto suyos como de Mariano le dejan chaquetas, esmóquines y abrigos para estudiar y que sin duda son el mejor libro que leer.
Su intención no es copiar el trabajo de esos sastres ya que, como os podéis imaginar, su estilo difiere bastante y aquellas suelen ser prendas bastante armadas y pesadas. Pero sí las reinventa siguiendo su propio concepto de sastrería y teniendo muy en cuenta que no se puede hacer el mismo tipo de corte a una persona de treinta años que a otra de sesenta. De este periodo de aprendizaje continuo se benefician sus clientes que ven como con cada encargo encuentran algún detalle nuevo en su prenda o una hechura mejorada. Y como ocurría a los grandes maestros en sus inicios, tampoco a Joaquín le importa arriesgarse y equivocarse. Sin riesgo no hay mejora y si ese riesgo conlleva error podríamos afirmar sin equivocarse no se puede mejorar. 
El traje que hoy es presento muestra de alguna forma ese continuo periodo de aprendizaje del que hablamos y el concepto de sastrería de Joaquín; un concepto que combina la artesanía, pero la de verdad, y unas líneas modernas. Y digo “la de verdad” porque a diferencia de las nuevas y contemporáneas “sastrerías” que han surgido en los últimos tirempos, la sastrería de Joaquín bebe de las fuentes más auténticas y así lo demuestra con su trabajo. Un trabajo donde la realización de un patrón personalizado – nada de eso de MTM -, una prueba de hilvanado y dos pruebas son necesarias para dar con un buen resultado. Y lo que para los puristas es igual de importante: siempre cosido a mano. 
El tejido de Scabal es francamente bonito y su composición no puede ser más especial: lana con cachemira al 50% de 330 gramos. En su estampado conviven cuatro colores: el granate, el azul oscuro, el azul claro y el verde. Con tantos tonos podría llegarse a pensarse que la tela resultante podría ser de lo más llamativo pero la realidad es bien diferente. A solo unos metros del traje el color predominante del azul oscuro. Sin embargo, de cerca, cuando se aprecian los otros tres colores, el conjunto cobra todo su sentido.  
Son muchas las cosas que resaltar en este traje. Además de su espectacular tejido y su forro granate, forro que se funde acertadamente con los colores del traje, encontramos un interior con medio forro donde apreciar la gran calidad de la mano de obra empleada.  Todo los viveados están realizados a mano y las formas que dibuja el forro de la chaqueta son de lo más elegantes. Los entendidos verán en este interior muchas similitudes con el de la sastrería francesa. Las solapas terminan en puntas redondeadas, verdadera marca de la casa. Su ancho es generoso, aunque no como para llamar la atención. Sus ojales, reconozco que me encantan, no cuentan con el clásico cuello de cisne y son bastante más largos de lo que hoy se estila. 
Si bien con Joaquín hemos conocido todo tipo de hombros, en este caso hemos hecho un hombro con un poco de redoble pero de caída muy natural. Las mangas discurren a lo largo de los brazos bastante pegadas y el largo de la chaqueta es muy contenido – aunque siempre oculta el trasero. El dibujo casa el cuerpo con los brazos. Y si bien esto es fundamental más difícil es que en la costura trasera el dibujo no se pierda por la costura para luego volver a aparecer. 
Mención aparte merecen los bolsillos de parche y el de pecho. Los de parche se diferencian de otros que hemos visto por su forma ovalada y donde un extremo termina más alto que el otro. Esta nota la conserva también el del pecho con una parte, la externa, más alta que la interna. 
La cintura del pantalón que diseñamos hace ya más de un año empieza a ser también marca de la casa. Se distingue por su caja alta y una cinturilla mucho más ancha que las más habituales. Su cierre abrocha en un lateral del cuerpo y lo hace ayudándose de dos botones. El corte trasero es de lo más elegante y estiloso resaltando los dos bolsillos con solapas redondeadas también marca de la casa. 
Quizás al muslo necesitaría soltarse un poco pues parece queda algo justo. La caída del pantalón a mí me gusta aunque obviamente a aquellos que les guste el pantalón largo les parecerá que este nuevamente queda corto. Es importante vigilar muy bien el tejido del calcetín, sobre todo en los pantalones de boca estrecha, pues en los trajes de franela o donde la cachemira está presente es normal que se llegue a enganchar con el pantalón. Esto hace que a la altura del gemelo el pantalón se “enganche” y deje de caer de manera natural, quedando corto. La única manera de evitar esto es escoger calcetines de algodón o dar mayor diámetro al pantalón, algo que no a todos nos gusta. 
Como he dicho en varias ocasiones el traje de chaqueta no debería verse solo como una indumentaria de trabajo sino también como el conjunto con el que salir por la noche o disfrutar del tiempo libre. Y por ello mismo el traje de trabajo y el de sport, deberían ser diferentes. Y deberían ser diferentes tanto en corte, tejidos como estampado. Este traje, precisamente por su corte, no tendría mucho sentido en un acto formal, pero, en cambio, es perfecto para las ocasiones más lúdicas; ocasiones informales donde hoy no se sabe vestir. Añadamos a este traje un fino cuello vuelto de color beis y el aspecto será de lo más chic. 
Esto es lo bueno de la sastrería. Nos puede echar una mano ya no solo en el horario laboral sino también, hoy más que nunca, en el tiempo de asueto. Y en este último, por la enorme cantidad de tejidos, colores y hechuras, con las que jugar cobra cada día más sentido.
Antes de despedirme de vosotros hasta el sábado siguiente me gustaría conocer vuestra opinión de estos tres trajes de forma sencilla. ¿Con cuál de los tres os quedaríais? También podéis escoger una cosa de cada uno, aunque sí os agradecería saber cuál de los tres es el que en su conjunto más os gusta. O para aquellos a los que seguro no les gusta ninguno, saber cuál de los tres le disgusta menos; si es que hay alguno.

El Aristócrata

44 comentarios:

Gerard Taboada dijo...

Francamente, me gusta mucho este conjunto. Considero que el estampado tiene una gran personalidad y permite, tal y como bien apunta usted, desmarcarse del típico traje de negocios, a menudo deslucido y carente de personalidad. Precisamente la paleta de colores usada así como la sincronía entre las gamas cromáticas que la conforman, permiten crear un traje ciertamente inusual, a la vez que elegante.

El único punto en el que hubiese modificado algún pequeño detalle es en la camisa. Una camisa blanca creo que hubiese resaltado aún más la singularidad del conjunto, reservando todo el peso visual de color a la chaqueta.

Como siempre, un placer leerle.

Saludos cordiales,

Gerard Taboada

Anónimo dijo...

Me parece maravilloso el articulo, pero siempre trae y habla de los mismos sastres. ¿Es que no hay mas sastres en España?

El Aristócrata dijo...

Estimado anónimo, esto no creo que sea del todo cierto. En esta página han salido más sastres que estos tres a los que hace referencia - Manuel Calvo de Mora, Daniel Sanchez Caro, Gonzalo Larrainzar, Benet Pluvinet... Dicho esto, sí es cierto que D. José María y Joaquín han salido más. Al final no me puedo hacer tantos trajes como sastres hay en España y termino yendo a aquellos cuyo estilo y mano de obra y personalidad más me gusta. No le oculto que hay otros a los que me gustaría también ir pero que o bien no puedo pagarlos o sencillamente prefiero no hacerlo si con un poco más de su precio puedo hacerme dos trajes muy decentes.
Gracias por su comentario y espero próximamente mostrarle el trabajo de un nuevo sastre.
EA

Anónimo dijo...

Gracias EA por tan apasionante terna. Ha sido todo un lujo leerla. Ha sido toda una experiencia que ya le gustaría a algunas revistas poder haberla llevado a sus páginas.

Dicho esto creo que sin duda me quedaría con el tejido de Joaquin, la hechura de Paolo y el aire en su conjunto de Reillo. Dicho esto, me mojo y si solo uno pudiera escoger elegiría el de Reillo por su pureza de líneas y la proporción de las tres prendas respecto a usted. Para mi este de Reillo es el que más me transmite en movimiento. Tiene como más vida. No obstante, ya me gustaría tener cualquiera de los tres!!! Es como elegir entre las modelos de Victoria Secret. Todas tienen algo; o al menos para mi.

Albert

Anónimo dijo...

¡No me joda EA, cualquier sastre mataría por haberle ropa. ¡No nos tome por jilipollas!
Guillermo

Anónimo dijo...

Guillermo, ¿a qué viene esa agresividad?

Yo tb me quedo con el de Reillo aunq este de Joaquin creo que es de lo que más me ha llamado la atención en mucho tiempo. El tejido es una pasada y los detalles únicos. El de Paolo lo veo más de futbolista.

Anónimo dijo...

Pues fráncamente, este traje me ha gustado mucho. Pero me quedo con el primero. Es una opinión muy orientada por el que a mí creo que me sentaría mejor, no por cuestiones técnicas.
Y yo pienso que usted nos muestra cantidad muy variada de sastres y hace un gran trabajo divulgativo. Aunque obviamente no puede abarcar todo y a todos. Y tampoco nadie se lo pide (o no debería)
De nuevo gracias por su trabajo.
José Luis

Anónimo dijo...

Yo he visto aquí mas sastres que en ningún blog de moda, o sea que ni caso querido E.A, un traje cruzado es para mi gusto más difícil que el de una hilera yo me quedaría con el de joaquin y después reillo.

Alberto.

Anónimo dijo...

Siento discrepar bastante con usted,dice que va a esos sastres que nombra por ser mas economicos, al menos deduzco eso al decir que prefiere pagar un poco mas y tener dos trajes decentes,no deja de ser curioso que esos sastres son los de precio mas elevado.¿Nos podria decir que precio tiene los trajes que hemos tenido la oportunidad de verle?, en concreto este.No diga que no es de caballero hablar del precio.

Anónimo dijo...

Los tres trajes son seguramente magnificos. A mi personalmente me parecen algo exagerados incluso algo experimentales diria, pero sin duda de muchas calidad.

Anónimo dijo...

Al parecer el bespoke falta también en los modales de algunos que opinan.
El traje se ve perfecto, el tartan muy acertivo. La combinación de la camisa y corbata no restan elegancia, al contrario. Además da un toque de dandismo.

José Andrés

Anónimo dijo...

Me gusta el aire de Paulo, el corte de reillo, pero en conjunto joaquin, no sé si es el o usted el que hace que tenga los trajes que le hace un algo que lo hace diferentes y respecto que saca a los mismos sastres, yo no soy del sector pero visto a bespoke, preguntó serán que son los que están haciendo algo para que se les oiga? Aparte de como usted dice esto es su jobi y podrá ir donde le apetezca, cada día me entusiasma más este blog.

Roberto.

Néstor dijo...

Mi voto va para José María Reíllo, aunque en cualquiera de los tres trajes hubiera optado por un corte menos entallado, y no por estética, sino por comodidad. He cometido el fallo de encargar pantalones con boca estrecha (18 cms), y si bien en posición estática éstos quedan más modernos, como usted bien puntualiza, acaban enganchándose en el calcetín. Lo mismo puede ocurrir cuando las mangas son excesivamente estrechas, que corren el riesgo de subirse y no bajar. Y adicionalmente, cuando el corte es estrecho, el tejido pierde ese vuelo (drape) que a mi entender es bonito.

Por cierto, aristócrata, me gustaría que algún día probara la sastrería de Santa Eulalia. Nunca he visto un traje de su taller y francamente tengo curiosidad por saber si sus trajes están a la altura de su precio.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Este traje me parece fantástico, joaquin y luego reillo, dos grandes maestros, gracias por darnos tanto E.A.
Espero su libro con gran expectación.

Gerardo.

Anónimo dijo...

Desde luego que me quedo con el de Manuel Calvo y también con el de Joaquin Fernández, creo que los dos son de una excelente calidad teniendo cada uno su estilo particular, pero ambos ponen en valor la gran calidad de la sastrería española y de su blog por la búsqueda de todos los excelentes artesanos que en él aparecen.
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Manuel Calvo de Mora? Me he perdido algo?
Yo me quedo con el de Paulo y José María. Joaquín me encanta pero hay algo q no termino de ver en este traje. Soy solo yo o nadie se ha dado cuenta q faltan muchas fotografías q en los otros dos artículos sí salen: trasero, pantalón en parado, cuerpo entero...No sé pero como q necesitaría esas fotos para dar el voto a Joaquín.

Y sobre todo gracias E.A. por traernos tan magníficos trajes. Deseando yo tb tener su nuevo libro entre mis manos. Se va a hacer larga la espera.
Andrés

Anónimo dijo...

Joaquín sin más!!!!

Graciela.

Anónimo dijo...

Calvo de Mora, con su rancio corte, donde están las fotos? E.A gracias.

Luis

Anónimo dijo...

Me gustaría que con los trajes nos diera el presupuesto, a fin de poder tener una relación de calidad / precio.
La chaqueta de Bentley, por ejemplo, era muy bonita, pero si el precio es el que se publicó en la revista de expansión, me parece desproporcionado.
Este mismo traje, a un hipotético precio de Cifonelli, puede no ser una opción de compra para mi.


F.

El Aristócrata dijo...

Luis, por favor no critiquéis a quien no se puede defender. Ya me conoce y no suelo ser muy categórico pero créame si le digo que Calvo de Mora hace unos trajes increíbles, de calidad insuperable y de rancio nada de nada. Otra cosa es que usted no se identifique con su estilo pero hoy por hoy Calvo de Mora es uno de los máximos exponentes de la mejor sastrería española. Créame lo que le digo.

F., no me gusta hablar de precios pues no creo que aporte mucho. No obstante, decirle que rondan los tres los 2.500€ y ese "ronda" depende de la tela que usted elija pues dos de ellos están hechos con telas bastante caras.

Un saludo
EA

Anónimo dijo...

Aunque no vaya mucho con el artículo decirle que tiene usted una colección espectacular de relojes. ¿Este es un Nicolas Rieussec, verdad? Sus trajes serán muy buenos pero nada comparable con lo que de vez en cuando, como quien no quiere la cosa, saca en su página.

Dani

Anónimo dijo...

Estimado E.A era mi intención ofender a nadie pero si lo digo es por qué lo ha comentado otro lector y hablo con conciencia ya que me he echo algún traje.
Repito no era mi intención ofender.

L.H.Bespoke Sastreria dijo...

Totalmente de acuerdo con usted, Don Manuel Calvo de Mora esta entre los mejores de España con toda seguridad, he tenido la oportunidad de ver e incluso descoser muchos de los prendas y estan a un gran nivel, un nivel que motiva. Les invito a mi instagram y me dicen a que nivel estan los mios. Por cierto gran trabajo el de Joaquin y tejido de gama alta. Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Fantástico traje, qué pena que no pueda permitírmelo, el cuadro que tiene es ideal y un traje cruzado complicado de hacer, le queda ideal D.Jose María.

Joan.

Anónimo dijo...

Traje de capricho, el tejido es muy bonito , producto nacional Joaquin visto lo que nos ha mostrado y después Reillo un gran sastre.

Vicente

Anónimo dijo...

Dudo mucho que este señor que se hace llamar Luis se haya hecho un traje en Calvo de Mora y se atreva a decir que tiene un estilo rancio. Rancio como esto?https://www.instagram.com/p/BLOZvwQAVNr/?taken-by=calvodemora o como esto
https://scontent.fmad3-1.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/10352739_788354524553884_6828215759650054955_n.jpg?oh=7c4bc33a0100d979cc1eee85a1216704&oe=5948A559
Vamos hombre!!!

Anónimo dijo...

Luis me llamo y claro que he estado, haber que se cree usted que es un gurú Calvo de Mora, habrá gente que le maraville y otra que ni fu ni fa.
Estaría bien!!! Vamos hombre!!!

Vicente dijo...

Amigos aristócratas:

Admito que aunque a veces critico comentarios del blog, en general me entretiene y lo leo. Me gustan algunos trajes de nuevos sastres, aunque reconozco que me siguen gustando mas los " viejos " maestros.

Me encantaría que animase a gente que nunca se han hecho un traje a medida, que es eso de "bespoke" ?, prueben y cada uno dentro de sus posibilidades ayudara a que en nuestro país se vista cada vez mejor. Dado el nivel no lo veo difícil. Pienso que se debe arrinconar esa moral judeo cristiana obsoleta y falsa, y se hable de dinero, del costo de las cosas. Hay que quitar el miedo a ir a un sastre, no solo frena el precio, que si, pero también el trato, el talante, la profesionalidad del sastre. Y a ser exigente. Las soluciones a mis gustos, a mi físico, a mi ideal de traje ... las debe dar el no yo. Y no hablo por mi, soy ya bastante experimentado y a veces veo, como lo ves tu, cosas que no me gustan. Ahí, pienso, que te deberías poner mas de parte del cliente que se gasta su dinero, que en una defensa a fuego o cerrar los ojos a ciertas actuaciones de la profesionalidad de algunos de nuestros sastres.

Por ultimo , me gustaría que se rebajase cierta agresividad en el blog. Para mi una causa es esos monaguillos de EA, para quienes es, o así lo expresan, un ídolo y todo lo que dice va a "misa". Cualquiera medianamente leído, sabe por los comentarios que se escriben y como, el perfil del individuo. Evidentemente me puedo equivocar, pero no tanto, y se fotografía bastante quien lo escribe. Un cordial saludo a todos

Anónimo dijo...

La elección del tejido la veo un poco arriesgada y el pantalón un poco justo pero me gusta en conjunto, las solapas muy bonitas, dudo entre elegir uno otro me quedo en empate.

Federico.

Anónimo dijo...

Gran comentario señor Vicente,comparto totalmente su punto de vista y bueno yo creo que uno de los cometidos del EA es intentar informar y enseñar lo que es la verdadera sastreria. Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Me parece un traje muy elegante, me gustaría verlo como dice con un jersey cuello cisne, el corte me parece impecable de los tres me quedo con algo de cada uno, mi enhorabuena a los tres pero si tuviera que decantarme por poco con joaquin.

Felicitaciones por su blog. Andreu.

Anónimo dijo...

Señor Vicente, no entiendo como puede decir que nuestro anfitrión tiene 'monaguillos'. La labor que está haciendo en este país no la había hecho nadie, su elegancia, su estilo, su saber hacer merecen toda la admiración y respeto. Mas allá de sus trajes, no hay mas que ver sus relojes, sus zapatos, sus automóviles... donde hay clase, hay clase. Y cuando se critica la clase y la categoría suele ser por envidia, el deporte mas practicado en nuestro país.
Nada más...

Anónimo dijo...

Que se puede esperar de alguien que dice "Señor Vicente", o suelta perlas como:" la labor que está haciendo en este país no la había hecho nadie".
Patético lameculos.

Anónimo dijo...

Si le dice saber estar y educacion, de la que veo que usted carece.(La envidia te corroe). Saludos low cost.

Anónimo dijo...

Por favor, evitemos los insultos y respetemos este espacio de libertad y elegancia clásica, tal y como tantas veces nos ha pedido amable y educadamente nuestro admirado EA.
Regards,
R. Laboutin.

Anónimo dijo...

Técnicamente, corte, mano artesana, etc. de los trajes es indudable, más allá de los gustos personales de cada uno.

Por otro lado, alguien dice por arriba que hay mucha clase en todo lo de EA, trajes, relojes, etc...Yo esa clase no la veo en todas las fotos subidas a este blog. Hay veces que sí, pero muchas otras veces, no.

Veo que aquí se confunde la clase con chaquetas a medida y a mano de 3.000€ para arriba, o relojes de 20.000€...Hay cientos de anónimos por ahí con relojes Swatch de 100€ y trajes de 500€ que proyectan mucha más clase que la que algunos aquí creen ver.

Dicho esto, todo es subjetivo. Pero lo que si es objetivo es que el Blog es único en su especie y que se agradece mucho la profunda labor y conocimiento de su creador. Felicidades EA

Anónimo dijo...

Gustarme, lo que es gustarme, me gusta el traje de la "Chica de la Semana".
Bromas (o no) aparte, me quedo con el de Joaquín, a pesar de que la espalda de Paulo sin división para mantener la integridad del dibujo me parece fantástica.
Este tejido con una especie de Blackwatch modificado del de Joaquín me parece espectacular,

Saludos,

V.

Anónimo dijo...

Olvidé decir que elijo el de Joaquín a pesar de no ser, al contrario que EA, muy fan de los trajes cruzados.

Saludos de nuevo,

V.

Anónimo dijo...

Sin más me quedo con el de joaquin y intentemos esos comentarios fuera de lugar dejarlos aparte y disfrutemos de este blog..

Antonio

Anónimo dijo...

Espero ansioso que alguien me aclare quién es el creador de las botas de "La Chica del Viernes" ;)

Anónimo dijo...

Camper? Artesanas la verdad q sí parecen. Gran profesional el q las haya dado forma :)

Anónimo dijo...

Se está usted afeminando.

Marcos dijo...

Me quedo con Reillo. Y, de nuevo, gracias por su trabajo. Siempre es un placer leerle.

Anónimo dijo...

Illo,Illo,Illo,Reíllo Maravillo!!