jueves, 26 de junio de 2008

Lifestyle IV: Saint Tropez-Porto Cervo-Hvar


Ya está encima el verano y con él las vacaciones tan ansiadas y con certeza merecidas.

Seguramente ya tengamos elegido donde descansar estas semanas estivales pero si todavía hay quien no se ha decidido, este Jueves El Aristócrata no hablará de moda masculina e intentará echar una mano para que nadie se quede sin disfrutar de un verano Aristócrata.



Si bien las posibilidades en España son infinitas y en muchos casos no tienen nada que envidiar a las de fuera de nuestras fronteras, hoy el Aristócrata se centrará en tres de las localidades extranjeras más elitistas del mundo para disfrutar del Sol.



Si de elitismo y tradición se trata, parece obligado empezar hablando del archiconocido rinconcito de la Costa Azul, Saint Tropez.

Saint Tropez debe gran parte de su fama a dos personajes femeninos. En primer lugar y por orden cronológico a María de Médicis quien en el año 1600 desembarcó en este pueblecito en un barco engastado en nácar, marfil y ébano.
Y si con María de Médicis llegó el lujo, con Brigitte Bardot llegó el glamour. Ella fue la reina indiscutible del lugar en los años 60. Allí rodó la película ‘‘Y Dios creó a la mujer’’; película que encumbró definitivamente a fama mundial St. Tropez.

Desde entonces, Saint Tropez ha hecho honor al significado de su nombre y ha sido lo más de lo más. Por sus calles han desfilado desde estrellas de Hollywood, millonarios, cantantes, hasta árabes acaudalados y duquesas rusas.

Uno de los lugares más emblemáticos de este enclave de la Costa Azul es Le Club 55. Este chiringuito sobre la playa es el punto de encuentro de muchos famosos a la hora de l´aperitif. A pesar de no contar con ninguna característica destacable, si se quiere pasar desapercibido es casi obligatorio que el atuendo sea - si bien no elegante- si de marca y logo conocido.
Otro clásico del lugar es Le Senequier; lugar idóneo para tomar el café y deleitarse con los yates amarrados en el puerto cuya blancura contrasta con el color ocre de las fachadas de las casas formando una estampa incomparable.

Las discotecas VIP y Papagayo son las preferidas por los exclusivos visitantes. No obstante, si quieres demostrar tu pertenencia a esa clase social debes reservar mesa en Les Caves du Roy, en el hotel Byblos y pedir la archiconocida botella de seis litros de champagne Louis Roederer.

Alguien dijo una vez que siempre habrá clases y en Saint Tropez no se conoce la excepción a esta máxima. Si bien cada día es más frecuente el personaje que tras apropiarse del look adecuado quiere hacerse pasar por un millonario más, para formar parte de la élite tropezienne debes hacer tu entrada a Saint Tropez en yate, jet privado o helicóptero. No hay propietario de yate que se precie que no celebre al menos una fiesta en él. La competencia se vuelve feroz a la hora de celebrar la fiesta más exclusiva.

Si decidís prescindir del yate tendréis que alquilar una villa o en Le Quartier de Capon o Les Parcs.

Uno de los atractivos de Saint Tropez son sus estrechas y tranquilas calles, flanqueadas por mansiones y palacetes provenzales que evocan aquellos elegantes tiempos pasados. Y aunque sus calles no están concebidas para ello, todo lo que no sea pasearse por éstas con un Ferrari, Bentley o un Lamaborghini te excluirá automáticamente de la beautiful people de Saint Tropez.

La playa La Voile Rouge sigue siendo un referente en cuanto a animación y glamour se refiere. La playa de Les Jumeaux es una de las mejores para el baño.

La elegancia del visitante de los años 60 contrasta con el personaje más cool que se ha adueñado de St. Trop. A pesar de esto, Saint Tropez fuera de los meses punta del verano es un lugar encantador.

Otro lugar para perdernos este verano es Porto Cervo; situado en la parte septentrional de Cerdeña, en Costa Esmeralda. Si Brigitte Bardot fue vital a la hora de dar a conocer a la jet set del momento Saint Tropez, el Aga Khan fue clave a la hora convertir esta zona salvaje en un lugar de recreo para millonarios en los años 60.

El Príncipe Karim Aga Khan (Aga Khan IV) supervisando el desarrollo de Porto Cervo 1960
En Porto Cervo se encuentra uno de los club náuticos más elitistas del mundo: el Yacht Club Costa Smeralda creado por el Aga Khan en 1977. En su Piazza Azzurra se celebran un sin fin de actividades durante todo el año. El edificio principal alberga 24 habitaciones tanto para los participantes en las regatas como para los miembros del mismo. Igualmente, el Yacht Club Costa Smeralda es conocido por su exclusivo wellness centre y por sus elitistas fiestas que alrededor de su piscina se celebran.La vida en Porto Cervo es muy similar a la descrita en Saint Tropez. El día empieza siempre después de la una de la tarde. A esta hora parten los yates para las calas y playas adyacentes. Éstos se suelen congregar en la impresionante playa de Capriccioli. También suelen amarrar en la Playa Liscia Ruja o en Baja Sardinia. Las aguas de Porto Cervo son consideradas como las más limpias del Mediterráneo.
Después del baño de rigor y del cocktail es obligado el paso a sus chiringuitos donde en sus rudimentarias mesas comparten mesa y mantel la aristocracia Europea y el mundo de las finanzas.

A continuación de una suculenta comida nada mejor que refugiarse nuevamente en el yate y disfrutar del penúltimo Kir Royal. La alta sociedad vuelve a la calle siempre después de las ocho de la tarde. Es entonces cuando se cambian los nudos por los km/h y los Bentley empiezan a acumularse en los alrededores de la Piazzetta.

No nos podemos despedir de Porto Cervo sin hacer una mención especial al complejo seguramente más famoso de toda Cerdeña: el Billonaire Club.

Cita obligada para todo el que pase por este rinconcito del Mediterráneo entre los meses de Julio y Agosto, el Billonaire cuenta con dos ambientes diferenciados. Por un lado el restaurante, especializado en platos típicamente del mediterráneo pero donde también se puede degustar un magnífico sushi y por otro la discoteca que reúne a la flor y nata que durante los meses de verano habita en este paraje.

La popularidad de Saint Tropez y en menor medida la de Porto Cervo, han convertido a estas dos localidades en centro del turismo mundial perdiendo quizá esa exclusividad y elegancia inicial. Desgraciadamente la globalización ha traído consigo que un sitio apenas explorado en cuestión de pocos años pueda llegar a estar masificado.

Seguramente no se salvará de este maleficio Hvar por lo que aprovechemos que no todo el mundo está familiarizado todavía con este isla de Croacia para ponerla en nuestro primer orden de preferencia.

Hvar está considerado por la revista Traveller como una de las diez islas más bonitas del mundo junto a Bali, Zanzíbar o Capri. Su popularidad viene desde mediados del XIX al ser el lugar de vacaciones de varias Monarquías europeas. La Reina Elizabeth financió la construcción de uno de los primeros hoteles de Hvar terminado en 1899.
La vida en Hvar si difiere en gran medida a la que podemos encontrar en Saint Tropez o en Porto Cervo. Aquí no hay que esperar a la una de la tarde para empezar el día. La llegada de los catamaranes a partir de las diez de la mañana marca el inicio de ésta.
Nos encontremos hospedados en alguno de los escasísimos hoteles de la isla o hayamos llegado a la isla en barco, no debemos dejar pasar la oportunidad de desayunar en la terraza del Café Pjaca; lugar perfecto para ver despertar a la cuidad.
A continuación podemos dirigirnos a algunas de las playas de agua cristalina a tumbarnos al sol sin más preocupación que “mantenernos vivos” hasta que llegue la hora del almuerzo. Si contamos con barco podemos dirigirnos a la playa de Dubovica o a la Zarace. Sin embargo, la proximidad de las playas del centro de Hvar hace que se pueda acudir a la mayoría de ellas a pie. Si queremos tranquilidad debemos huir, si o si, de la playa Milna.
Los más “activos” no deben olvidar que la siesta no es patrimonio único de España, y será difícil encontrar cualquier actividad por las calles de Hvar antes de las cinco de la tarde.
Para los que no quieran disfrutar de las múltiples actividades culturales que ofrece Hvar o simplemente quieren alargar la noche, el penthouse Top bar del Hotel Adriana ofrece a parte de unas maravillosas vistas, un gran ambiente.

No nos podemos marchar de Hvar sin visitar el BB Club bar del hotel Riva. A pesar de contar con más de cien años conserva el encanto de todos los Small Luxury Hotels of the World.
Aristócratas, es hora de empezar a hacer las maletas.

El Aristócrata

24 comentarios:

Anónimo dijo...

un aristocrata entiende que uno no se puede pasear en un bugaty VEYRON?no lo considera el aristocrata digno, o tanto o mas que un bentley?y considera mas un ferrari que un aston martin, o un porsche?tengo mis dudas al respeto.
por otro lado magnifico articulo, interesantes fotos y explicaciones.

Anónimo dijo...

Excelente articulo una vez mas, Aristócrata. La verdad es que hay tantos lugares de los que se puede hablar que es difícil elegir, me gustaría que escribieses sobre otros sitios a los que se pueden ir en vacaciones en Europa, y quizás alguno en América.

Al primer comentario me gustaría dar mi opinión. Si bien conducir un Ferrari, un Lamborghini o un Bugatti es un signo sin duda de riqueza, no es un signo de buen gusto. Esos coches no se hacen para la estética (y aquí hablo de estética visual y de estética de conducción/movimiento, kinematica), sino por deportividad, son coches que corren y están hechos para correr, no para dar un paseo. Por lo tanto, yo creo que un Aristócrata, si va a conducir un deportivo moderno, debe elegir entre un Aston Martin, un Porsche, un Mercedes-Benz, o un Maserati (el único italiano que se salva). Claro está que la mejor opción no es un deportivo moderno, sino un coche antiguo, siendo los mas clásicos y elegantes los de los años 20 y 30. Coches deportivos o pequeños de entonces los hay en muchos modelos, aunque claro, bien caros. Dependiendo de la fama de la empresa y el estado de mantenimiento del coche, se pueden conseguir coches que vayan bien y sean elegantes por precios mas o menos asequibles.

Guillermo

Andres II dijo...

Hola a todos,
He de reconocer q cuando he visto q hoy el Aristocrata no hablaba hoy de elegancia masculina me he llevado una desilusión. Pero después de leer este artículo me alegro de q asi fuese.
Efectivamente la clase y la elegancia no siempre se han llevado bien con el dinero. Es una pena q estos lugares los prostituyan las Paris Hilton del momento y los nuevos ricos ya sea bien con sus Ferraris, Bugatti o los q sean.
Me encantaria conocer Hvar; tiene una pinta maravillosa. St. Tropez ya lo conozco y es exactamente como lo describe el artículo. Nunca entraré en el Billionaire para hacer más rico a un tipo como Briatrore.
Todavia no puedo olvidar su facha con las slippers el dia de su boda. Y además en dos colores diferentes. Vivir para ver.
Gran artículo una vez más.

Anónimo dijo...

Muy muy bueno si señor

Un saludo

Anónimo dijo...

en relacion al amigo que sabe tanto de coches y opina cuales son mas de aristocrata me gustatia que me diera su opinion, no un PORQ SON MAS DE aristocratas.
querido compañero has puesto cito"esos coches no se hacen para la estetica", estas seguro??seguro que de zapatillas, slips, o silppers, etc, sabras, pero de coches-- un ferrari es puro arte en movimiento, piezas todas artesanales, deberias de ir algun dia a maranello, y verlo tu mismo, porq te permiten, son probados cientos de veces, y si no cumple estandares elevados, retiran las piezas, todo ellos en un ambiente medio nave, medio bosque, lleno de arboles, etc etc.
un mercedes es mas aristocrata que un BMW? permiteme que me ria, dependera en primer lugar del modelo, no crees?
los cohes que nombras son tambien para correr, asi que creo que no te aclaras.
que coche tienes, un clasico del 1920?? o un aston martin, o ambos? o lo dices porq leiste varias revistas en el dentista?
el articulo muy bueno,
y VIVA ESPAÑA COÑO que hoy no sjugamos la vida, seguro que todos vereis el partido, porq si no es asi, os recomiendo un libreo y un articulo que viene en el mundo digital, sobre las guerras modernas y el futbol, a ver que os parece

VIVA ESPAÑA

El Aristócrata dijo...

Efectivamente hay en el mundo lugares maravillosos para perderse; y muchos de ellos dentro de nuestra fronteras.
Con el tema referente a los coches decir q si bien cada uno tenemos en mente una serie de marcas o modelos cuando pensamos en un coche elegante, no es este el objetivo de este artículo.
Seguro q todos conoceis sitios maravillosos donde pasar las vaciones y estoy deseando escuchar vuestras propuestas.
Yo en España me quedo con Ibiza en las islas y el "eje" Zarauz-Guetaria en la Península. Fuera de nuestras fronteras todavia no he visto un sitio mas bonito que Villa La Angostura

objetodedeseo dijo...

Afortunadamente, este año ninguno de estos destinos me da envidia ya que me voy a una isla paradisíaca de las Maldivas. De todos modos, tomo buena nota de los destinos que nos propones para los próximos veranos.

Jordana.

juanvespita dijo...

Buenos dias aristocrata, Saint Tropez hace muchos años que ya no es lo que era... la culpa de que muchas de las personas que pasabamos largas temporadas alli ya unicamente pasemos unos poquitos dias en verano, la tienen los porche-mercedes-bmw tunning que ya plagan estos lugares tan carismaticos...
Enhorabuena por el articulo!
Un saludo. Juanvespita.
Ah! Ibiza tiene clase?????? seamos serios aristocrata.... en España yo me quedo con El Real Sitio de San Ildefonso La Granja, eso si que tiene clase!

Anónimo dijo...

Gran artículo como nos tiene acostumbrado el Aristócrata, compartiendo casi en pleno sus opiniones.
Es cierto que hay lugares de veraneo que con el paso de los años ha pasado de ser un destino elegante a todo lo contrario, como por ejemplo Puerto Banus.
Me tomo la licencia del Aristócrata y voy a realizar una brevísima sinopsis de este enclave turítico, antaño envidiado y ahora...
Sobre el año 1946, cuando los españoles sufrían las consecuencias de la posguerra Alfonso de Hohenlohe aterrizó en Marbella. En el verano de 1971 se inaguró lo que habría de ser Puerto Banús donde los príncipes de Mónaco y el Aga Khan eran grandes relaciones y asiduos a las fiestas. En el conocido 'Marbella Club' se vivían las noches más exclusivas del viejo continente. Allí te podías encontrar a Cristina Onassis, Deborah Kerr ,Gunilla y por supuestos a Jaime de Mora, entre otros.
La crisis económica de los 70, debido al petroleo, cambio la clientela habitual por el rey Fahd con toda su corte, Kassoghi, etc.
Y luego Gil, Julián Muñoz, Juan Antonio Roca ... Se puede observar la evolución y decadencia de Puerto Banus.

Pakithor dijo...

Conocí la Costa Azul hace unos cuatro años y sinceramente no me impresionó para nada. Creo que ni la decadencia le queda. En fin, será cuestión de gustos.

Saludos.

El Jardín de Lulaila dijo...

He visitado mucho este blog por lo interesante que me parece, pero nunca recuerdo haber comentado. El artículo una vez más impresionante. Respecto al comentario sobre lugares interesantes en España, tengo que decir que llevo toda mi vida (36 años) veraneando en Zarauz, El lugar es un privilegio de la naturaleza, es dificil encontrar una carretera tan maravillosa como la que va de Zarauz a Zumaia por la costa. Getaria, cuna de ilustres por todos conocidos, guarda el encanto que siempre ha tenido, y para mí uno de mis mayores placeres en verano es cenar en una de sus terrazas o en el interior de Elcano (que estoy segura conoceras). Pero tengo que decir, que aunque lo adoro, Zarauz, lamentablemente ya no es lo que era. Un abrazo y si me lo permites seguire paseandome por aqui. Lu

MLR dijo...

MAgnífico artículo una vez más!!!!Quien pudiera permitirse unas vacaciones así...pero no sólo ir allí y conocerlo, si no también entrar a los sitios que mencionas y disfrutarlos...

Hablando de coches...¿os parece adecuado para pasear por allí un Chevy Corvette del '69? jeje, si, no pega mucho, americano, ruidoso...pero en cuanto a líneas clásicas muy poco tiene que envidiarle a un Aston Martin o Jaguar clásico no?

El Aristócrata dijo...

Creerme si os digo q hay muchas Ibizas.

Aunq Zarauz no es lo q era sigue teniendo una belleza incomparable. Lo q si sigue como siempre es el Rodaballo que sirve Pedro. Algo más caro q de antaño pero sin lugar a dudas el mejor de cuantos se sirven en España

El Corvette del 69 me parece un poco desamido agresivo, no?

El Jardín de Lulaila dijo...

Efectivamente, el enclave está ahi, pero creo que me has entendido... y veo que lo conoces bien y el Rodaballo, efectivamente si es "algo" más caro que de antaño, pero creo que ambos coincidimos en que merece la pena. Un abrazo, Lu

Anónimo dijo...

Sin lugar a dudas estos lugares que comentas son magnificos,pero me gustaría si lo creyeses oportuno un monográfico de esos otros lugares,como Zaráuz,Biarritz,Laredo,San Sebastián,Formentera,El Puerto,Punta Umbría...esos sitios de solera antigua,más familiar,más rancios.Un saludo,y enhorabuena por el blog.

Varon Dandy dijo...

Sin duda la decadencia de Marbella es evidente. Llegué hace unos dias y no es lo que era hace años.
La calle central de Banús se parece más al centro de Amsterdam que a otra cosa.
Tambien decirle al anonimo de arriba de este post, que tampoco podemos olvidar Sanlucar de Barrameda.

Anónimo dijo...

Has copiado el árticulo de "Oh la la" Marbella Magazine. Por favor, respeta los documentos o solicita el poder REPLICARLOS en tu blog.

un saludo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Aristócrata dijo...

El anterior comentario ha sido suprimido por faltar a la educación.

El Aristócrata dijo...

Para el último anónimo: en la vida he escuchado hablar de esa revista y mucho menos he tenido nunca un ejemplar entre las manos. Este artículo lo elaboré utilizando experiencias propias y muy diversas fuentes. Siento que su revista "marbella magazine" no fuera una de ellas.
Por cierto no estaría de más q si emites un comentario de este tipo, al menos tuvieras la elegancia de dar tu nombre y tu contacto.

CRISTIAN DUۄA$. dijo...

Sin duda alguna querido Aristocrata estos 3 destinos del Mediterraneo son los mas agradables, exclusivos y envidiados, a la hora de escojer un lugar que combine la clase, el stilo y el confort que cualquier Aristocrata y su familia requieren para pasar unas Holydays inolvidables y por supuesto muy placentaras.


Y aunque cada uno de estos 3 sitios tiene algo diferente para ofrecer a sus huespedes, y por lo tanto les de un elemento diferenciador, en general son un cojunto estupendo.
Pero personalmente yo preferiria como mi destino la isla de Hvar, puesto que pienso que posea un ambiente mucho mas exclusivo, y no tan publicitado como ya lo son
Saint Tropez y Porto Cervo, pero en todo caso no esta de mas visitar estos 2 destinos tan apetecidos para los que nos hacemos llamar "Amantes del buen-viaje", y pues por que no un tour por estos 3 destinos.


Excelente articulo que nos enseña a llevar un buen Lifestyle.


Un saludo a todos los que visitan El Aristocrata y recuerden vivir con clase y elegancia.

CRISTIAN DUۄA$.

J.S. dijo...

Querido Aristocrata,

He de decir que este articulo me ha decepcionado un poco. Mas que decepcionado tal vez deberia decir sorprendido. Ni Saint Tropez ni Porto Cervo me parecen sitios para veranear para gente con clase. Tal vez lo fueran antiguamente, pero hoy en dia estan llenos de nuevos ricos paseando como tu dices sus horteras Ferraris, Lamborginis y Bugattis. Son sitios a los cuales va gente con el unico objetivo de enseñar lo que tienen, sitios para horteras. No es el caso de Hvar, ni del lado culto y cada dia mas escaso de Ibiza como tu mencionas. Aun asi a la hora de elegir destino vacacional yo optaria por algun viaje exotico que no solo aporte descanso y diversion sino que aporte tambien algo a nuestra cultura. Destinos como Africa, Australia, India o Sudamerica son perfecto para esto y ademas nos saldran mas economicos en su mayoria.
Respecto a los coches, creo que es importante diferenciar entre coches "show-off" y coches elegantes y funcionales. Hasta un Peugeot puede llegar a ser mas elegante que un Ferrari (moderno). Un coche elegant debe tener un bonito diseño, aunque no llamativo, ser lujoso pero a la vez sobria por dentro y no hacer un ruido desmesurado. Lujoso pero sobrio en definitiva. Entre estos coches contaria sin lugar a duda los Bentleys, a pesar de que sus poseedores suelan ser horteras nuevos ricos con cinturones con hebillas gigantes de D&G y camisetas apretadas.

Un cordial saludo,
Jorge

Anónimo dijo...

Permitanme discrepar sobre algunos comentarios sobre Marbella, desgraciadamente horteras y nuevos ricos han desembarcado en Marbella al igual que lo han hecho en la Costa Azul,Cerdeña y otros destinos idilicos en el pasado. Pero todavia hay muchos lugares maravillosos en Marbella que aun no han sido invadidos por horteras y que siguen guardando el sabor de tiempos pasados... simplemente hay que conocerlos. Saludos

Pablo A. dijo...

Estimado EA

Luego de leer su artículo, no puedo sino recordar una frase suya en la cual define elegancia como "naturalidad, sencillez y saber estar". Me parece que según su descripción, muchos "aristócratas" sin pasearse en un Ferrari o sin llegar en un Jet Privado quedarían fuera de la "beautiful people" en Saint Tropez. Y si me permite ocupar su frase, con esos ostentosos requisitos me parece que la elegancia como usted mismo la define, está en retirada en Saint Tropez, o al menos no es patrimonio característico de allí. La elegancia según se deduce de sus propias palabras -con las que concuerdo plenamente- pareciera que se lleva mejor con la sobriedad que con la ostentación que animadamente nos muestra aquí.
Un cordial saludo,