VIVA LA INDEPENDENCIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
En los tiempos que corren, nuestro titular puede provocar diferentes interpretaciones y nada más lejos de nuestra intención que la de entrar en polémicas políticas o geoestratégicas.[...]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

En los tiempos que corren, nuestro titular puede provocar diferentes interpretaciones y nada más lejos de nuestra intención que la de entrar en polémicas políticas o geoestratégicas. Nosotros, a lo nuestro: las cosas bonitas y bien hechas. Hoy hablamos de algunas de las marcas independientes de relojería que más nos gustan.

En relojería, desde siempre hemos conocido pequeños talleres independientes y micro marcas que elaboran productos realmente originales. En ocasiones de estéticas arriesgadas y desde luego con mucho ingenio que, sin duda, mantiene vivo el interés de los aficionados, quizás un poco hartos del sota, caballo y rey de muchas grandes marcas.

Al igual que los buenos sastres o mejor aún de los nuevos maestros zapateros, los artesanos de la relojería independiente presentan colecciones que se cuentan con los dedos de una mano y en muchas ocasiones sólo trabajan por encargo de algunos de sus más fieles seguidores que buscan lo exclusivo de lo único. La lista sería larga, pero hemos seleccionado una decena que nos llaman profundamente la atención.

Cyril Brivet-Naudot es un joven francés nieto y bisnieto de relojeros que tiene su atelier en un pequeño pueblo de la Bretaña. Su filosofía es demoledora, nada de maquinaria moderna para fabricar un reloj. De hecho, excepto la espiral, los rubís y el cristal que compra a terceros, el resto del reloj lo fabrica con sus propias manos. El modelo Eccentricity Réserve de Marche es algo diferente con un escape libre excéntrico y un sistema en el reverso con dos pequeños orificios para ajustar y darle cuerda. Bienvenidos al siglo XIX.

El relojero independiente Laurent Ferrier fundó su marca homónima con sede en Ginebra en 2010 y para dejar claro que venía con ganas, ese mismo año se aseguró el premio de reloj masculino en el Grand Prix de la Alta Relojería por su Galet Classic Tourbillon Double Spiral. Laurent, hijo y nieto de relojeros, pasó un largo período de tiempo perfeccionando su talento en Patek Philippe como director creativo. Su concepto de relojería clásica se interpreta en clave elegante y minimalista. La sutil sofisticación de sus relojes se basa en una compleja mecánica latiendo en el interior de unas cajas impecables. Reconocido por su característico microrrotor, las complicaciones del Laurent Ferrier incluyen una repetición de minutos, un tourbillon, un GMT y un calendario anual.

Remy Cools es otro jovencísimo relojero nacido en 1997, que cuenta que, con tan solo 11 años, visitando una manufactura en el Valle de Joux se sentó en una mesa de relojero y descubrió su vocación. En 2012 empezó sus estudios y tan sólo dos años después le dieron la medalla de oro de Francia como mejor aprendiz de relojero. Y sólo dos años después, como ejercicio de fin de curso construyó un tourbillon de sobremesa lo que le valió el primer premio en el Salón de la Alta Relojería al talento joven otorgado por nada menos que FP Journe.

La criatura se ganó el premio de fin de carrera haciendo otro Tourbillon, esta vez de muñeca en el que invirtió ocho meses de trabajo. Ahora ofrece una pieza que ha evolucionado de su trabajo escolar: el Tourbillon Souscription de gran belleza por su sencillez y con un ingenioso sistema de ajuste y carga con dos llaves en la parte trasera. Como dicen los ojeadores de deportistas, un gran talento a seguir.

Remy-Cools El Aristócrata

Parmigiani es uno de los relojeros independientes más veteranos del mercado y que mejor ha desarrollado su negocio aunque con producciones que, posiblemente excedan en número a lo que podríamos considerar para una pequeña marca. Relojero de formación clásica en los mejores centros suizos, Michael Parmigiani se especializó en restauración de relojes lo que le permitió estar en contacto con algunos afamados y acaudalados coleccionistas que fueron quienes financiaron sus inicios como artesano y con quienes en 1996 fundó la maison.

Aunque si hablamos de casas independientes e históricas, posiblemente el podio lo ocupe H. Moser & Cie. Fundada en 1828 y desde entonces, de su precioso taller han salido algunos de los relojes más bonitos de la historia. Hoy en día, con todavía miembros de la familia controlando la empresa, ofrece piezas únicas caracterizas por su altísima sofisticación de los mecanismos y unas esferas absolutamente hipnóticas.

Personalmente de su colección Endeavour, el calendario perpetuo es de una elegancia minimalista que me encanta.

Reconozco que la primera vez que vi un Ressence, en concreto el Tipo 3 pensé que era una pieza de promoción. Hasta que no lo tuve en las manos y manipulé el reloj para ajustar la hora y darle cuerda no fui consciente de la sofisticación de la máquina. Me pareció muy diferente, elegante y con unas líneas sublimes. En el Tipo 3 BBB, sujetando el cristal de zafiro y girando el reloj a derecha e izquierda se carga. Una locura. Desde luego, si lo luces en tu muñeca te aseguro que no dejarás a nadie indiferente a tu alrededor.

La historia de Czapek es apasionante. Su fundador se vio obligado a emigrar de su Bohemia natal (actual república Checa) como consecuencia de los turbulentos avatares de principios del siglo XIX. Fundó su primera compañía relojera en 1839 con un primer socio para refundarla con otro en 1845. Pese a ser una de las marcas favoritas de la nobleza de la época, años después desapareció y fue una gran sorpresa cuando la vimos reaparecer en 2012.

El Aristócrata

Tres entusiastas emprendedores decidieron recuperar la historia de la marca y sus relojes y gracias a una acción de micro financiación en 2015 la primera pieza de su colección vio la luz. El modelo Place Vendôme, que rememora el lugar donde en su día se situó la tienda más prestigiosa de la marca es uno de lo más bonitos con complicaciones de doble huso horario y tourbillon. Aunque al modelo Antarctique, con su toque aventurero y un mecanismo rattrapante esqueletado es una pasada.

La pasión por los relojes se suele transmitir de padres a hijos y un buen ejemplo de ello es la marca Dornblüth & Sohn. Fundada en 1999 por Dieter Dornblüth, la historia se remonta unos cuantos años atrás cuando el bueno de Dieter regentaba una relojería en la población de Cheminitz, renombrada Karl Marx bajo el dominio comunista de la extinta RDA. Allí desarrolló la primera idea para fabricar su propio reloj, pero no eran los tiempos para desarrollarlo. No fue hasta que cumplió 60 años, cuando su hijo Dirk, maestro relojero, le regaló un reloj hecho por él. Fue entonces cuando el padre sacó los viejos dibujos del cajón y siguieron dibujando juntos en una servilleta esa misma noche para crear su primera colección.

Sus relojes son clásicos germanos, sobrios y muy elegantes. Perfectos en su ejecución y por supuesto muy precisos.

Bernhard Lederer es un maestro muy apreciado en el mundo de la alta relojería independiente. El Lederer Central Impulse Chronometer es uno de los conceptos técnicos más interesantes presentados recientemente. Inspirándose en el escape de doble rueda independiente de George Daniels, Lederer desarrolló un escape de doble rueda de alto rendimiento impulsado por dos trenes de engranajes independientes, cada uno con su propio barrilete y fuerza constante. Su esfera es preciosa y muy elegante con un trabajo de Guilloché magnífico y dos alternativas de fondo en blanco o azul. Todo ello dentro de una caja de impecable arquitectura y un único pulsador.

Dan Spitz cierra esta galería por méritos dobles. Para los aficionados a la música en su versión más ‘rockera ‘no pasará desapercibido, a pesar incluso de corta estatura, el mítico guitarrista del grupo Anthrax. El americano triunfó con su banda en los años 80 y 90 vendiendo millones de discos por todo el mundo.

En un determinado momento, afirmó que había perdido el interés por la guitarra y comenzó una brillante carrera como relojero. Estuvo cuatro años en la escuela de Bulova en Nueva York y pasó por Wostep en Neuchatel. Fue el responsable de restauración y grandes complicaciones de Chopard en todo el continente americano hasta que decidió arrancar su propio proyecto recuperando movimientos del siglo XIX para crear relojes impecables y de los que jamás podremos decir que suenan mal.

Lo dicho, ¡viva la independencia!

Amando Martínez

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

5 comentarios

  1. Genial articulo! Muy interesantes estas micromarcas pero me gustaría hacer un apunte, también estaría bien leer artículos de relojes que fuesen mas accesibles para el lector medio y por tanto de lectura mas interesante, puesto que te estas informando y aprendiendo sobre un reloj que puede ser tuyo, ya que la media de precio de los relojes del articulo van de los 35.000 a los 80.000 euros.

    Ahora están aflorando muchas micro marcas que ofrecen unos acabados y calidades espectaculares a precios mucho mas accesibles para el humano medio y que seria muy interesante leer artículos sobre ellos.

    Un saludo compañeros

    14
    1
  2. Hola Frank: Estoy de acuerdo contigo que existen productos, en este caso relojes, increíbles y más asequibles que sobre los que ha escrito Amando. Sin embargo, creo que estos se pueden encontrar en multitud de publicaciones, tanto escritas como online, y de ahí que yo prefiera contaros cosas de marcas menos populares y conocidas, muy de nicho, y con un nivel de artesanía francamente alto.

    Muchas gracias Frank por comentar y en la medida de los posible intentaremos dar cabida a tu sugerencia.
    EA

    1
    1
    1. Yo creo que en esta página muchos buscan sus próximas compras pero otros, como yo, la vemos solo como algo aspiracional. Prefiero leer sobre marcas como las de este artículo que ni me sonaban que hacerlo de las que están en todas partes. Sobre si hay marcas también de nicho y económicas no me pronuncio porque no lo sé, aunque me temo que si son verdaderamente artesanales no lo serán pues la destreza y las horas a meter en cada objeto serán altas y, por tanto, el precio elevado.

      Sigo el blog desde hace años y para mí El Aristócrata es lujo, exclusividad, artesanía, belleza, coches y lugares de ensueño..y las mejores y últimas horas de todos los domingos.

      Albert

      7
      0
  3. Pues para mi El Aristócrata es el unico blog que he descubierto que reune a la perfeccion todas las piezas que componen nuestro peculiar lifestyle, es el unico sitio donde realmente me siento identificado y donde disfruto viendo que otras personas, sean de la parte del mundo que sean, tienen los mismos gustos y aficiones, es un referente.

    Por eso me daría mucha pena que todo lo que aqui se mencione sea algo “aspiracional” creo que el blog deberia ser un 50/50.

    Creo que todos estamos de acuerdo que este blog aporta ideas nuevas en concordancia a nuestro lifestyle y si aqui se habla de un hotel, entiendo que lo queremos probar, no? Si aqui se habla de un lugar, queremos ir no? Si aqui se habla de un sastre nos gustaria ir a que nos hiciera una pieza a medida no?

    Al fin y al cabo entramos aqui para nutrirnos y obterner nuevas referencias.

    No estoy, por supuesto, hablando de que aqui se intente vender un falso “lujo barato” ni mucho menos, todos los aqui presentes sabemos perfectame te lo que hay, pero si mantenernos en la linea de las cosas que los lectores a parte de deleitarse con la lectura del blog les anime a descubrir nuevas cosas que pueden probar y abrir sus horizontes.

    Un saludo caballeros

    3
    1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de LA SEMANA

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.