El aristocrata

LA RELOJERÍA COMO VALOR REFUGIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
¿Por qué es hoy imposible hacerse con un Rolex de acero? ¿Por qué no quedan Royal Oak en las joyerías? ¿Por qué se llega a pagar hasta cuatro veces el precio de venta al público por cada vez más modelos y marcas? ¿Acaso nos hemos vuelto locos?
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

¿Por qué es hoy imposible hacerse con un Rolex de acero? ¿Por qué no quedan Royal Oak en las joyerías? ¿Por qué se llega a pagar hasta cuatro veces el precio de venta al público por cada vez más modelos y marcas? ¿Acaso nos hemos vuelto locos?

Hasta no hace mucho, escasos meses, solo unos pocos modelos se podían permitir el lujo de contar con lista de espera. Rolex, con modelos como el Daytona o el GMT, encabezaba claramente dicha lista. Sin embargo, hoy ya no solo Rolex, también Audemars Piguet, FP Journe, cada vez más modelos de Patek Philippe y Richard Mille tienen sus mostradores vacíos. Solo algún modelo, en el caso de Rolex los de oro – blanco o amarillo – o con diamantes están disponibles para sus clientes, y tampoco en gran número. De los de acero, independientemente del modelo, toca de momento olvidarse. De acero y deportivos solo en sueños.

¿Pero qué está pasando? ¿Cómo es posible que se esté pagando dos y tres veces el precio de relojes que están hoy en catálogo? Porque no hablamos de modelos pasados, modelos que ya no se fabrican. Hablamos de relojes que siguen en producción y que hasta hace unos meses se exhibían en los escaparates de infinidad de relojerías, relojes que se compraban sin gran dificultad.

Y si este fenómeno era prácticamente propiedad de Rolex, a él se han unido otras casas. El Royal Oak de Audemars Piguet siempre fue el modelo más demandado de la casa. No obstante, con un poco de paciencia podías hacerte con él. Hoy esto es una foto del recuerdo. Bastará un paseo por las boutiques oficiales para ver también las vitrinas AP vacías o con alguna réplica para no dejarlos huérfanos; y no solo de modelos Royal Oak. Pruebe a entrar en alguna página de segunda mano y verá sus precios disparados. Entre en 48 horas y muy probablemente ya no lo encontrará pues habrá salido volando para algún país lejano.

¿Un Nautilus? ¿Un Aquanaut? Si cabe, todavía más difícil. Misión imposible si se busca comprarlo a PVP. ¿Cómo es posible que Richard Mille, relojes de diseño muy personal y de altísimo precio, cuelguen el cartel de “no hay relojes” en sus boutiques oficiales? FP Journe ha sido siempre una marca nicho y hoy, sin embargo, le es imposible producir lo que su clientela demanda. Sencillamente, en la manufactura no hay manos para tanta demanda.

Desgraciadamente hasta que las cosas vuelvan a su cauce, si no se está dispuesto a pagar en la reventa un precio mucho más alto por el reloj, el común de los mortales tendrá que fijarse en otras marcas, marcas que, por cierto, cuestan menos, pero pudieran valer más. Consultado este hecho con expertos del sector las repuestas que se suceden para explicarlo coinciden: escasez de suministros y una nueva corriente que identifica a la relojería como valor refugio. Algo que parece ser cierto si el incremento reciente del precio del oro pudiera compararse.

Si hasta ahora hemos descrito un hecho cuanto menos llamativo, a mi me gustaría me ayudarais a dar con las respuestas que no consiguen encontrar mis preguntas. ¿Por qué ocurre esto con Audemars Piguet y no con Jaeger-LeCoultre? ¿Por qué con Patek y no con Breguet? ¿Por qué con Journe y no con Lange, Blancpain o Vacheron? En definitiva, ¿por qué a unas marcas se les han vaciado sus vitrinas y otras están llenas? ¿Tanta diferencia en calidad hay entre unas y otras? Dejando de lado Rolex, ¿acaso unas gastan más en marketing? ¿por qué si este fenómeno de compra ciega de ciertas marcas era un fenómeno prácticamente inexistente hace meses, hoy es una realidad? En definitiva, ¿por qué unas marcas y no otras? Recordemos que hasta no hace tanto tiempo muchas de ellas jugaban en la misma liga en el subconsciente del comprador. Son estas preguntas a las que nadie, todavía, me ha dado respuesta.

¿Qué parámetros, claramente no los mecanismos, son los que han hecho que atendiendo a los deseos de los compradores unas marcas hayan pasado al ostracismo de comparar sus ventas con las más demandas? Y no menos interesante: ¿cómo pueden estar permitiendo las marcas más exitosas que solo sus seguidores más adinerados, que no más entendidos, puedan lucir sus relojes? ¿Acaso no son conscientes de que mientras unos no pueden acceder a sus relojes los reventas se están haciendo de oro con ellos? Y, por último: ¿hasta cuándo lo van a permitir?

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

9 comentarios

  1. Buenos días,

    Lo dicho es correcto. Pero a mi parecer le falta un factor más. Evasión de impuestos. A España si se viaja con más se 10.000€ se está obligado a declarar y tributar. Pero puedes entrar por un aeropuerto con un Patel de 100.000€ que es difícil que lo detecte el personal de seguridad del aeropuerto. Dicen que es un método muy utilizado por chinos y de esta forma se evita el pago de impuestos tanto en origen como en destino.

    Feliz semana a todos.

    Eneko

    7
    0
      1. Buenas noches,

        Correcto y me ha hecho reflexionar, ya que pensaba que muchos eran por discreción y ptros por las cantidades de imitaciones que existen, pero el caso de Richard Mille me descoloca, porque no cumple ninguno de los requisitos.

        Por lo que leí, el país más habitual a esta práctica es China, desconozco los volúmenes de venta de las unas y de las otras, pero podría ser una cuestión de gustos de los chinos pudientes.

        Un tema muy interesante, sería interesante que los fabricantes nos informasen, ya que además de estar informados, es un tema que les tiene que tenet preocupados.

        Gracias por su blog EA.

        Saludos,

        Eneko

        0
        0
  2. Buena entrada López-Galiacho.

    Dígamelo a mí, que llevo esperando casi seis meses del distribuidor oficial por un Rolex Datejust 41 con brazalete Oyster de acero y esfera azul con índices. Ya parece que me lo van a entregar, pero tengo aún mis dudas. Un reloj que podría vender fácilmente, una vez en mi poder, por mínimo un 50% más de lo que cuesta PVP en la casa. Cosa que por supuesto no haré.

    Para mí la pequeña colección que tengo, supone un gran valor sentimental y disfrute. Un Breitling Transocean 7102 cronógrafo mecánico de cuerda manual de acero de 1969 que recibí como regalo poco antes de mi mayoría de edad en 1990. Un Omega Dynamic Chrono automático de acero y cuero que compré en la casa tras dos años de comenzar mi vida profesional en 1996. Un Cartier Tank Francaise 28 automático de acero que adquirí a un particular en 2015 después de salir del centro de recuperación feliz, tras doce años de una vida disoluta, juerguista y bastante perdida; de lo cual ahora estoy orgulloso de seguir abstemio y abstinente por más de siete años. Y ahora el Rolex, que llega tras mi ascenso en marzo de 2021 y que decidí adquirir por ello a principios del otoño pasado. El siguiente que tengo en mente es un Hublot Classic Fusion 38 con caja de oro rosa, esfera azul con índices y correa azul de caucho y cocodrilo; veremos si ocurre en mi vida una nueva efeméride digna de tal adquisición.

    También tengo un Hamilton muy bonito y un Fortis de astronauta, además de varios Swatch, todos todos automáticos, no me gustan los relojes con pila.

    Saludos cordiales y pasen buen domingo.

    6
    2
  3. Todo aquel que tiene dinero negro en cantidad importante, tiene dificultad para comprar relojes en el servicio oficial, ya que no le permiten pagar en efectivo por encima de cierta modesta cantidad. Yo puedo hacer la compra por él, por encargo. Hago la transferencia desde mi cuenta, vamos juntos a retirar el reloj y recibo una cantidad en billetes un 30% por encima de lo abonado. Todos contentos.

    1
    4
  4. ¿Por qué unas marcas y no otras? El dinero y las revalorizaciones llaman a más dinero. Es simplemente eso, la gente quiere invertir a donde se van los flujos.

    1
    0
      1. Quitando el caso de Rolex (siempre difícil de explicar) la motivación inicial es el número de piezas limitado que casas como AP, FP Journe o RM sacan de sus modelos más emblemáticos. Blancpain, JLC, Breguet etc no tienen ningún modelo altamente demandado con limitación de existencias. Si los clientes piden más de alguno de sus modelos pues fabrican más. Eso no ocurre con los Daytona, los Royal Oak o los modelos de Journe. La escasez es lo que despierta el interés del coleccionista y, sobre todo, del inversor.

        2
        0
        1. Efectivamente aquí está la respuesta a por qué este fenómeno ocurre en unas marcas y en otras no. El haber cuidado ciertos modelos con tiradas muy limitadas ha conseguido a lo largo de los años en que esas marcas y esos modelos en concreto sean altamente deseados.

          Interesante artículo.

          Gabriel

          0
          0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de LA SEMANA

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.