CINCO ZAPATOS PARA VESTIR CON VAQUEROS

La mayoría los visten, muchos los adoran y solo unos pocos los rechazan.[...]

La mayoría los visten, muchos los adoran y solo unos pocos los rechazan. Quizás por ello Yves Saint Laurent dejó para la posteridad su: “lo único que lamento es no haber inventado el pantalón vaquero. Ha expresado la modestia, el sexo, la simplicidad… todo lo que espero de mi ropa”.

Sabiéndolo vestir en el momento y lugar correcto, los vaqueros son parte recomendada en cualquier armario variado. Obviamente, ni todos son igual de vestidos ni tampoco igual de combinables con el resto de prendas. Pero de modelos y cortes hablaremos en otra ocasión (en este link un ejemplo del proceso de unos a medida). De lo que sí vamos a hablar hoy es de esos cinco pares de zapatos que pueden combinarse con un vaquero añadiendo algo de formalidad. O, si lo preferimos, mandando un mensaje u otro. Porque esa es la gran fuerza que tiene el zapato: conseguir que un mismo conjunto con uno u otro zapato transmita un aspecto diferente. Fácil será visualizar esta diferencia imaginando nuestro vaquero con cada uno de estos cinco zapatos.

  1. Mocasines de piel. Esta tanto lisa como de piel vuelta, un bonito mocasín de horma estilada y suela también de piel, no muy gorda, es probablemente la opción más acertada para las fechas en las que entramos. Aunque sin calcetín pudiera quedar más estético, mejor unos pinkis invisibles que eviten que sufra tanto el zapato como nuestros pies. Un mocasín de cierto nivel admite muy bien las borlas.

  • Un doble hebilla. En este caso, el modelo de piel vuelta combina con el vaquero mejor que el de piel estándar. Es, precisamente, el aspecto más informal del ante el que lo convierte en buen compañero del vaquero. Igualmente, los zapatos de hebilla, más teniendo dos, son perfectos con los conjuntos de sport. Por ello, este zapato es doblemente recomendable con jeans. Eso sí, su aspecto más abrigado, al menos más que el sencillo moncasín, lo obliga a vestirse siempre, sin excepción, con calcetines.

  • Unas chukka boots. Estas botas de caña baja son excelentes para nuestros inviernos patrios templados. Nuevamente, los modelos en ante son más recomendables que los de piel lisa por su mensaje relajado e informal. No solo en marrón, también en verde botella o incluso en burdeos elevan al, a veces, aburrido denim a una categoría diferente.

  • Unas alpargatas. Y si las chukka boots con ideales para el otoño, las alpargatas, nuestras queridas alpargatas, lo son para el verano. De buscar un conjunto que rezume relajamiento nada como unos jeans con alpargatas. Un look relajado, cómodo y fresco. Tanto lisas como estampadas, este zapato, artesanal, y barato, como pocos, es uno de esos modelos obligados que nos sirve en verano para prácticamente todo. Solo la noche y ocasiones mínimamente vestidas desaconsejarían su vestimenta.
  • Unas zapatillas de paseo. Si en su tiempo se me hicieron muy cuesta arriba las populares NB, hoy no me son más simpáticas ni las masificadas Golden Goose ni las “look at me; I am wearing Gucci”. Dicho lo cual, lo cierto es que existen ingentes cantidades de zapatillas de sport suficientemente especiales como para hacerse acompañar en múltiples combinaciones de sport. Y, claro está, los vaqueros son una de ellas.

No siendo muy fan de los náuticos, hay más modelos, sin ir más lejos los gomminos, que podrían incluirse en esta lista. Pero esto lo dejamos ya a vuestra elección. Si estos parecen buenos compañeros para el verano, en invierno deberían cambiarse por otros. De estos ya hablamos tiempo atrás, aquí os dejo el link por si queréis recordarlos.

Poco queda ya para esas semanas en las que olvidarse hasta del más sencillo zapato será un placer. Hasta entonces toca un último esfuerzo para cuando llegue el día se disfrute con más ganas y felicidad.

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

3 comentarios

  1. Buenas tardes.
    Hay algunos aspectos a tener en cuenta a la hora del buen vestir, y que son totalmente ajenos a nosotros .
    Vivo en Extremadura, y se antoja muy complicado en momentos relajados vestir pantalón largo o zapato cerrado
    registrando 40 grados a las 12’00 h y 42 a las 14,00 h.
    Ni comentar, cuando se trata de un evento con traje a las 19,00-20,00 h, ….
    Simplemente es inviable, no se soporta…. Y esto es así, durante más de cuatro meses al año ….
    Intentamos hacer un mix fresco-urbano… Que como no puede ser de otra manera, no nos permite vestir un
    buen zapato o una bonita corbata bien anudada …
    Es en estas circunstancias, donde me encantaría, nos brindaran algunos consejos para nuestro correcto saber hacer
    en cada momento o evento …

    Muchas gracias y enhorabuena por este rincón de referencia en el buen vestir.

    0
    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FOTO DEL DÍA

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de la semana

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.