El Aristocrata

BESPOKE XCVIII: LA ROPA DE DESCANSO ARTESANAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Si en 2019 traíamos a esta página algunas de las batas más elegantes, esta vez os queremos mostrar una confeccionada artesanalmente en nuestro país. Y como debajo de una buena bata debería ir un pijama a medida, hemos decidido esperar hasta tener ambas y podérosla hoy mostrar. Dos prendas confeccionadas en la Calle de los Hermanos Pinzón nº 4 pero por dos tijeras diferentes: la del pijama, la del camisero Óscar Montero y la de la bata, la del sastre Joaquín Fernández Prats. 

El pijama, prenda no siempre tratada con cariño, experimenta hoy, como el resto de la ropa, cierta dejadez en su uso. Pareciese que cualquier prenda de algodón, o incluso de mezcla, valiese para descansar. E igual que para correr no es lo mismo la camiseta corriente que la técnica, pues entre otras cosas no transpira igual, para dormir tampoco cualquier cosa debería valer. Quitando los sitios muy fríos, el algodón debería ser el tejido elegido para nuestro pijama y el formado por chaqueta y pantalón nuestra primera opción. 

El Aristocrata

Hacerse un pijama a medida es más un capricho que una necesidad estética. Me explico. A diferencia de una camisa a medida donde su hechura es de gran importancia, el pijama es una prenda que queda holgada y la formación de arrugas carece de importancia. Dicho esto, es cierto que un largo adecuado a nuestra fisionomía, de pantalón, mangas y chaqueta, consigue un mejor efecto visual. No obstante, quizás lo más interesante de confeccionárnoslo a medida sea la posibilidad de elegir la tela, el tipo de bolsillos, el color del ribete, tipo de cuello, elástico, lazadera etc. Y lo más importante: una confección a mano. 

El Aristocrata

Mano que debe apreciarse en la costura. Si los botones debiesen ser de madre perla como en las camisas, también la confección debiera ser similar. Un hombro con dos costuras, una al menos a mano, ojales cosidos a mano, de tener carteras también a mano, así como los costados. Y todo con la misma pulcritud que si se tratara de una camisa. Quizás por ello, pocos artesanos mejor cualificados que Óscar Montero para su confección. En el caso de este pijama la tela es de la casa Thomas Mason, 100% algodón, súper 120, dos cabos y de un tejido que perfectamente podría ser utilizado para una camisa. Por cuestión de espacio, mostraremos todos estos detalles en un próximo artículo.

El Aristocrata

El mejor pijama es el que permite descansar sin reparar en él. Y este corte y esta tela lo consigue. Objetivo conseguido. Y claro está que, si vamos a pasar tiempo con él, por ejemplo, a los pies de la chimenea leyendo un libro, el que sea bonito siempre será un plus. Recién levantado, listo disfrutar del primer café, qué mejor que una bonita bata con la que empezar a climatizarse al comienzo del día. 

El Aristocrata

Aunque la bata es otra de esas prendas que ha ido perdiendo protagonismo con el paso de los años, los motivos por los que se creó siguen hoy tan vigentes como entonces. Cierto que las calefacciones de los pisos justifican, solo en parte, su poco uso. Pero los que siguen disfrutando del campo o vivan en viviendas unifamiliares tendrán motivos más que suficientes para tener no una, sino varias batas en su armario. 

El Aristocrata

La bata que traemos a este artículo es francamente especial, tanto por materiales empleados, corte, tejidos, detalles, color, como cariño puesto en su confección. Y como es normal cuando se trata de hacer algo especial, Joaquín Fernández no puso peros a intentarlo. Pero antes de entrar a analizar esta bata, apuntar que no es necesario contar con una prenda tan especial como esta de querer tener una primera bata. Claramente, una más sencilla cumple de sobra su objetivo. Desde una blanca a rayas como una de estampado escocés verde, las opciones son muchas. Solo será necesario, algo cada día más difícil en nuestro país, encontrar la tienda donde adquirirla. 

El Aristocrata

Como apuntábamos en nuestro artículo de hace dos años, los más observadores se habrán fijado en la gran similitud que tienen las conocidas como chaquetas de fumar (smoking jackets) con la bata que hoy conocemos. Esta similitud radica en que originariamente se utilizaba para vestirse sobre la ropa de calle mientras se fumaba. Esto evitaba que el olor del tabaco impregnara dicha ropa y viajara con ella por las diferentes estancias de la casa. Aquellas primeras chaquetas estaban confeccionadas en su mayoría en terciopelo, sin embargo, con la aparición de la calefacción dejaron paso a tejidos menos abrigados y más livianos. 

El Aristocrata

La lana y el algodón son actualmente las fibras preferidas para confeccionar desde las batas más cuidadas hasta los batines más sencillos. Ambos mantienen hoy el diseño original, diseño caracterizado por puño francés, solapas redondeadas rematadas en seda para que por ellas resbale la ceniza, un cinturón para anudarse y un bolsillo de pecho para albergar un socorrido pañuelo. 

El Aristocrata

Dependiendo del tipo de terminación, se pueden apreciar borlas o flecos en los extremos del cinturón. Las batas hoy ya no se visten tanto con el fin de evitar los malos olores a la ropa sino como una capa más de abrigo. Los antes populares tres cuartos han dejado paso a batas que terminan por debajo de la rodilla. No hay una medida más correcta que otra y sólo habrá que asegurarse que cubre el largo de las mangas de camisa a modo de abrigo. 

Si el algodón y la lana siguen siendo los compuestos más habituales, la seda y la cachemira gozan de mayor aceptación entre los paladares más exquisitos. Las solapas ya no tienen por qué ser ni de seda ni de un color diferente al del resto de la bata. No obstante, si se prefiriera dicha terminación es importante cerciorarse que los puños estén confeccionados en el mismo tejido y color que las solapas. 

Aunque al evocar la clásica bata visualicemos una de color sólido oscuro y con ribetes en solapas, puños y bolsillos y en algún tono en bonito contraste, las batas más actuales cuentan con estampados animados de lo más interesantes: cachemiras, flores, grecas etc. Igualmente, los colores son más actuales y vivos; nuevos estampados y colores que dan como resultado una bata más cercana a una prenda de vestir que a una a punto de colgarse en el galán de noche antes de ir a la cama. Y el ejemplo de hoy así lo atestigua. 

Dos casas inglesas centenarias, Turnbull & Asser y, sobre todo, New & Lingwood cuentan con una enorme y estilosa variedad de batas y batines, tanto en tejidos, estampados y motivos. No son baratas, pero merecen la pena ya que por el hecho de estar descansando en casa no hay por qué dejar de hacerlo elegantemente. Como decimos, si en Paris Charvet tiene uno de los muestrarios más interesantes de batas, en el Reino Unido New & Lingwood es quien probablemente esté detrás de las batas más especiales. 

El Aristocrata

Quién sabe si por ello, Joaquín contactó con el proveedor de dichas batas londinenses para podérnoslas ofrecer en España. Si el proveedor de New & Lingwood se convirtió también en el proveedor de la seda de las batas de Joaquín, Scabal aporta el terciopelo. El cosido del watteau es 100% a mano, lo que lleva unas 3 horas de trabajo. El cordón de seda también es cosido a mano. El no necesitar de una hechura tan estudiada como la de un traje o una chaqueta consigue que con 12 horas de trabajo, un traje lleva unas 50, una bata tan especial como esta vea la luz. 

El Aristocrata

Cierto que ni el amarillo ni las cachemiras son para todo el mundo. Pero de buscar una prenda especial creo que estamos delante de una de ellas. El terciopelo azul en las solapas, así como el cosido en rombo de las mismas, logra un contraste francamente interesante. Los puños, el ribeteado de las solapas, el cinturón y sus flecos demuestran el cariño, el trabajo y la determinación en ofrecer un producto único. 

Cierto que una bata como esta necesita un lugar adecuado para disfrutarse en todo su esplendor. Pero qué duda cabe que es de esos complementos que consiguen hacernos disfrutar del placer del descanso. Porque se puede descansar de cualquier manera. Pero de hacerlo de esta, la cosa es diferente. ¡Muy diferente!

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

9 respuestas

  1. Precioso pijama e impresionante la bata. Y enhorabuena por utilizar las slippers en su ambiente natural.

    Gracias por esta página tan especial. Hoy es difícil encontrar rincones para el buen gusto,

    G.

    2
    0
  2. Precioso conjunto, es una pena que se pierdan este tipo de costumbres.
    Mi enhorabuena a los sastres, se ve el buen hacer.
    Un gran artículo como de costumbre.

    David M&D

    2
    0
  3. Veo por la primera foto que está ojeando un libro de Isabel López Quesada. Me he puesto a analizar las fotos del artículo y por la decoración esa casa bien podría haber sido también decorada por ella. Siempre he sido un fan suyo aunque últimamente me siento cada vez más lejos de su concepto. Cierto que dicho concepto es perfectamente válido en las casas de campo. Sin embargo, como seguidor de su trabajo veo que utiliza el mismo argumento se trate de una casa de campo en Biarritz, en Ciudad Real o en Sotogrande o en La Finca. Es la única pega que pongo a sus interiores: no tiene en cuenta el sitio donde se encuentra la vivienda ni tampoco la personalidad de sus dueños. Es como lo mismo siempre, en todos los sitios y para todo el mundo. Dicho esto, como las propias fotos muestran, el gusto del decorador es exquisito. Enhorabuena por esa casa tan bonita. Y, obviamente, pijama y bata a la altura.

    Un saludo desde el Sur.

    Inés

    3
    0
  4. “El Placer de Estar en Casa”, de 2008, posiblemente sea el artículo que más veces he releído de este blog. Una verdadera maravilla.

    Muy bonita la bata (aunque a mí, personalmente, me gusta más las sobrias de Turnbull, Budd o Derek Rose que las del estilo que tienen en New & Lingwood). Disfrútela!

    JLR

    1
    0
    1. Estoy de acuerdo contigo, el artículo el placer de estar en casa es una maravilla, lo he leído en varias ocasiones. Una pena que la bata sea una prenda que tiende a desaparecer. Creo que no hay que descuidar estos detalles, y es importante tener una buena bata, pijama y zapatillas.

      1
      0
  5. A los que lamentan que ya no se vista así, decirles que a mí como mujer me gusta mucho, y me parece mucho más interesante, un hombre con un pijama como este que vestido de cualquier manera para dormir.

    Un saludo a todos

    1
    0
  6. Estimado EA,

    Muchísimas gracias por compartir con nosotros su intimidad, precioso hogar.

    Sobre el pijama no le veo mucho sentido el dobladillo del pantalón e incluso me parece un pelín largo.

    Sobre la bata: Es atrevida y parece un poco rígida, tipo Kimono, aunque pueden ser las fotos, lo que no entiendo es porque los puños de la bata no son como las solapas, tipo Mulliner, creo que hubiesen quedado mejor.

    Puedo estar completamente equivocado, pero creo que hubiese mejorado el resultado del 9,9 al 10.

    Muchísimas gracias de corazón.

    Eneko

    0
    0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de la semana

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish

BIENVENIDO

Para acceder a nuestro sitio web tienes que ser mayor de 18 años.

La legislación española no permite la venta de bebidas alcohólicas ni productos del tabaco a menores de edad.

El Aristócrata recomienda un consumo moderado y responsable.