5 REGALOS PARA NUESTRA CARTA A LOS REYES MAGOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Cerca está el día en que los sueños se harán realidad.[...]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Cerca está el día en que los sueños se harán realidad. Como soñar no es difícil y, como decía Friedrich Schiller, hay que ser fiel a los sueños de tu juventud, vamos a escribir nuestra Carta a los Reyes Magos de Oriente con muchos de los sueños que aún tenemos por cumplir. Esperemos disfrutar del tiempo necesario y de las ganas obligadas para conseguirlos.

Las cosas materiales son eso: materiales. Sin embargo, qué duda cabe que algunas de ellas te pueden hacer disfrutar de grandes momentos. Y ¿qué es la felicidad?: momentos. Momentos que se alargan más o menos en el tiempo. Pero también las experiencias brindan grandes de esos momentos de felicidad, momentos, en este caso, que suelen alargarse más en el tiempo. Y por ello, en nuestra carta a sus Majestades de Oriente de 2022 vamos a pedirle tanto regalos materiales como experiencias, ambos compatibles y necesarios.

1- La Aqua table de Zaha Hadid. La obra de Zaha Hadid no necesita presentación y a los que nos gusta el diseño seguro que la tenemos como uno de los grandes referentes de la arquitectura. Pero hoy traemos aquí su faceta de interiorista y diseñadora de mobiliario, concretamente de la mesa conocida como “Aqua Table”. Un diseño contemporáneo donde todas sus líneas fluyen descansando sobre tres puntos de apoyo e imitando su superficie las olas de una mar en calma. Uno de esos objetos únicos que pueden convertir cualquier estancia en la protagonista de todo el lugar. Tanto en una oficina de diseño como en casa seguro que no deja a nadie indiferente y nos alegra el espíritu cada momento que la contemplemos.

2- Recorrer el lago de Como en una Riva Ariston. El astillero Riva fue fundado por Pietro Riva a orillas del lago Iseo, en Sarnico, en el año 1842. Hoy, cinco generaciones de Rivas después, Riva es propiedad del grupo Ferretti. No obstante, la casa Riva sigue siendo sinónimo de lujo auténtico, elegancia, exclusividad, glamur y deportividad. A su vez, Riva ha sido la embarcación de culto de celebridades, deportistas y personajes de la realeza de todo el mundo. Protagonista de innumerables películas de cine, aquel modelo originario sigue navegando por las costas más exclusivas del mundo. De líneas simples, pero con suficiente espacio para sus ocupantes, es probablemente el guiño ideal para convencer a alguien especial de acompañarnos a ver el anochecer, o quien prefiera el amanecer, de las montañas que vigilan el famoso lago de Como.

3- Un viaje por las bodegas centenarias de Ciudad del Cabo. Ni el norte de África es África ni tampoco lo es Sudáfrica o, por lo menos, no Ciudad del Cabo. Y no, obviamente, porque no sean parte del mismo continente sino porque apenas tiene algo que ver Ciudad del Cabo con el resto de ciudades africanas. Toca visitarlo para comprender lo diferente que es. Con más de 300 años de tradición, la zona de Northern Cape es un paraíso tanto para el amante del vino como para el de uno de los paisajes y entornos más bonitos de viñedos del mundo. Disponer de un conductor que te conduzca por la zona de Stellenbosch, Franschhoek o Constantia es de esos regalos difícil de olvidar. Y lo es porque además de disfrutar de uvas tan variadas como la Shiraz, Cabernet Sauvignon, Chardonnay Chenin Blanc o la Pinotage podremos visitar algunas de las bodegas más auténticas construidas en el S. XVII. Además, si estás cansado de tanta bodega de diseño europea, Northern Cape te permite descubrir muchas bodegas que mantienen sus construcciones originarias, con sus años, pero también con todo el encanto y la autenticidad que los años les proporcionan.

4- Una inscripción, con coche incluido, al concurso de elegancia de automóviles clásicos de Pebble Beach. Los concours d’élégance, o concursos de elegancia, son una competición donde se citan los coches más especiales para ser juzgados por un comité de profesionales del sector. En Pebble Beach no hay ni coches modernos ni tampoco concept cars. Por el contrario, son los clásicos más increíbles y valorados los protagonistas. El concurso de elegancia de Pebble Beach está dispuesto como una pasarela de belleza donde los coches desfilan delante del público y el jurado, para después quedar expuestos para deleite del visitante. Desde 1997 se celebra el tercer domingo de agosto donde participar no es tarea fácil pues se exige que el vehículo esté valorado en al menos 1 millón de dólares, ser anterior a 1940, reparado siempre con piezas originales, estar en perfectas condiciones mecánicas, no haberse modificado y tener toda la documentación en regla como para ser conducido en carreteras abiertas. El estado de conservación, así como la presentación de este son dos criterios de evaluación muy importantes – de ahí que sus propietarios vistan con especial esmero evocando con su ropa la fecha de fabricación y aire del coche. Ser, aunque solo sea, un sencillo espectador debe ser todo un deleite para los sentidos.

5- Una fotografía de Isabel Muñoz. No es fácil definir arte, pero de conseguirlo seguro que encontraríamos parte de esa definición en el trabajo de Isabel Muñoz. Esta fotógrafa española está especializada en el lenguaje del cuerpo, de ahí que se la conozca como la “retratista del cuerpo”. Sus fotografías, casi siempre en blanco y negro, son un estudio humano mostrando partes del cuerpo, imágenes de guerreros, toreros o bailarinas. Para hacerlo usa un proceso artesanal de revelado conocido como platinotipia. En este proceso la fotógrafa debe preparar el papel aplicándole, como si de pintura se tratase, una solución de platino. Más tarde los negativos, que deben tener el mismo tamaño que la fotografía final, se ponen en contacto directo con el papel preparado, para ser expuestos a la luz bajo una gran prensa de contactos. Una vez terminado este proceso, las imágenes son reveladas y lavadas a mano en grandes bandejas (información extraída de la web de la artista). Son muchas series de sus fotografías las realizadas durante sus viajes por lugares y países alejados del circuito habitual. No obstante, si con solo una serie pudiera quedarme esta sería con “Danza Cubana. Habana Vieja”.

Ahora ya solo queda para que estos sueños se hagan realidad seguir a pies puntillas las recomendaciones de Jesse Owens y poner una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo…y seguro que terminan cumpliéndose.

El Aristócrata

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE

Regístrate en la newsletter de El Aristócrata y recibe en tu correo lo último en Ropa, Relojería, Vehículos y Estilo de Vida

COMENTARIOS

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

foto del día

Chica de la semana

Vanidades Culinarias

Vídeo de la semana

La enciclopedia del buen vestir

es Spanish