sábado, 18 de mayo de 2019

BESPOKE LXXX: EL ESMOQUIN DE PRIMAVERA, II PARTE

El esmoquin tal y como hoy lo conocemos tiene su origen en una chaqueta de fumar que se diseñó para proteger el resto de la ropa del humo de los cigarros. Esta chaqueta, popularizada por Eduardo VII concluida la jornada de caza, y tratada en esta página en diciembre del año 2016, evolucionó desde su imagen de bata del S. XVII hasta el esmoquin que conocemos hoy. 

No obstante, aquella primera chaqueta de terciopelo nunca se fue – todavía hay clubs donde aguardan la llegada de sus miembros – y hoy se viste como complementaria, que no sustituta, del clásico esmoquin. El conocido esmoquin negro, analizado aquí extensamente en varios artículos, es el atuendo correcto cuando se especifica en la invitación la necesidad de su vestimenta o se acude a un acto mínimamente formal. Ninguna variación de este es bienvenida. 
Dicho esto, el ADN festivo del esmoquin, y hasta gamberro, permite jugar con alguna modificación si la fiesta y el lugar lo permite. Al igual que hacerse un chaqué azul o de raya diplomática es todo un atentado contra el buen gusto – recordemos que este conjunto pertenece al grupo de atuendos formales y se viste en momentos de gran solemnidad donde la tradición juega todavía un importante papel– la informalidad del esmoquin consiente cierta metamorfosis, obviamente siempre y cuando esto se haga con un mínimo de gusto y conocimiento. 
Si en verano y al aire libre el esmoquin de chaqueta blanca cobra un importante significado, en las fiestas menos formales, más alegres y desenfadas la “smoking jacket” puede acompañar acertadamente al aire dandi y canalla de las mejores fiestas de primavera. 
Y precisamente con la intención de divertirnos varios miembros de la Orden Caballeresca de las Nueve Puertas aprovechando la Feria de San Isidro visitaron Madrid y organizaron una gran fiesta en un club de fumadores. Si bien mucho de ellos vistieron de esmoquin igual número prefirió hacerlo con chaqueta de fumar; entre ellos yo.
Este conjunto fue otro de los locos proyectos que he desarrollado con Joaquín (otros fueron el traje más ligero del mundo, la chaqueta vaquera lavada o la chaqueta Bentley) pues entre unas cosas y otras nos ha llevado dos años. Dos años que se fueron en su diseño, especial mención merecen las solapas, la selección y distribución de la pasamanería y las pruebas oportunas. 
Aunque hubiera sido mucho más fácil optar por una chaqueta de terciopelo con botonería estándar esta nunca hubiera sido la mismo. Por ello, aunque nos costó localizar la tela de la pasamanería con la que luego las costureras dibujaron las formas creo que mereció la pena. Con el objetivo de no sobrecargar la chaqueta se dispusieron solo en mangas, bolsillos y cierre central; y en todos los lugares sin abusar de ello. Por supuesto, y al igual que el clásico esmoquin negro, esta chaqueta no cuenta con aberturas traseras y su corte es más tradicional que el del traje de calle. 
Holland & Sherry, casa que trabaja con especial cariño los tejidos de ceremonia, dispone de dos tonos de terciopelo en azul, uno marino muy oscuro y otro, este, bastante más claro. El primero ya lo visteis en el artículo que hablamos del esmoquin de mujer a medida. Siendo el oscuro precioso, este, mucho más atrevido, va más con mi forma de ser y mi concepto de un “esmoquin diferente”. El pantalón, también de Holland & Sherry no es negro, sino azul media noche. Tras sobreponer en la chaqueta los múltiples tonos oscuros que H&S tiene de ceremonia este parecía el que mejor combinaba. El pantalón es de pinzas inglesas y su corte alto. Su boca es más ancha que la del traje, aunque su largo sigue sin descansar demasiado en el zapato. Esta lana tiene una caída magnífica y forma muchas menos arrugas que por ejemplo las franelas o los tejidos de espiga; algo a lo que ayuda, y mucho, el que los calcetines sean de seda.
A la espera de conseguir una camisa de piqué azul claro, para la ocasión escogí una blanca. La corbata de lazo es a medida, venida de Australia, y es del mismo azul media noche que el pantalón. Las zapatillas son del tipo slipper de terciopelo pues, si bien las opera pumps seguro que quedarían también muy bien, estas me parecían que cobraban más sentido con el tipo de chaqueta y con el aire desenfadado del conjunto. Además, el color azul marino creo que acierta más con la imagen del conjunto final. 
Solo me queda agradecer a Joaquín Fernández Prats que una vez más me haya aguantado, así como el esfuerzo que ha puesto en sacar este esmoquin adelante. Muchas son las horas y las chaquetas de fumar dibujadas en papel hasta dar por bueno el boceto que hoy os presentamos. Si el diseño de la chaqueta de conducir Bentley me supuso un gran reto, esta no ha sido más sencilla.
Y para terminar con seguridad lo más importante. Joaquín después de 8 años en Langa ha decidido emprender su propio camino no sin antes agradecer a Don Mariano todo lo que de él ha aprendido y reconociendo belleza en su persona. A partir del 1 de septiembre tendremos la oportunidad de visitarle en su nueva sastrería de Calle Hermanos Pinzón 4 (esquina Castellana 122). Será entonces cuando veremos al verdadero Joaquín. Solo cuando uno está al mando de su propia nave puede llevarla en la dirección que desea. Son muchas las novedades con las que nos sorprenderá y en las que ya lleva unas semanas trabajando. Hasta entonces quienes queráis contactar con él podéis hacerlo en la Calle Miguel Ángel 6, donde sigue trabajando, o en el correo jfp.prats@gmail.com
¡Gracias por todo Joaquín! 

El Aristócrata

22 comentarios:

Unknown dijo...

Buenas tardes,

Felicitaros por el resultado de esta pieza. Me consta el trabajo que ha tenido el llevarlo a su final.

También quisiera felicitar a Joaquín por la noticia de su aventura en solitario. Como ya le dije, será divertido verle crecer. Le deseamos todo lo mejor.

Un saludo

Agustín García

fulco dijo...

Por supuesto que tendrá éxito mientras dedique,no tanto tiempo como a tu chaqueta, a sus clientes anónimos el tiempo necesario,
que estoy seguro que lo hará ahora como empresario. Y no como a veces con su alabado, por ti, patrón. Y no venga ningún listo
a contradecirme, que nos conocemos. Profesionalidad y muchisima suerte

Anónimo dijo...

Estilazo!!

Anónimo dijo...

Exquisito gusto y gran tijera. Me encanta la originalidad del color y el diseño precioso. No ha pensado diseñar piezas a gran escala? Creo que muchos agradeceríamos el diseño de ropa por un heterosexual. Hoy en día la mayoría de los diseñadores de hombre son homosexuales y esto se nota en el corte de las prendas. Cada vez los trajes son menos varoniles. O al menos a mi me lo parece.

Definitivamente un conjunto muy completo y elegante. Enhorabuena por su atrevimiento y gusto.

Andrés

Anónimo dijo...

Un conjunto muy especial.
Por cierto, la camisa me encanta. Preciosos los puños y el sencillo frontal.
AA

Anónimo dijo...

Tiene gusto hasta para los perros. Un American Bully, cierto?

Me sumo a la propuesta del compañero. Por qué no saca esta chaqueta en RTW. Yo de no tener un coste loco la compraría de cabeza. La veo hasta con vaqueros. Quizás un azul un tono más oscuro? Etro, que hace este tipo de chaquetas, seguro que la expondría de muy buen grado.

Por favor, sáquela en versión confección.

Manu

El Aristócrata dijo...

Muchas gracias a todos por comentar.
La camisa efectivamente es muy especial y tiene su inspiración en las camisas de finales del SXIX.
Lo de diseñar a gran escala no es lo mío. Prefiero hacer cosas especiales para solo una persona en concreto. Lo de ver la misma pieza en varias personas carece de encanto y exclusividad. Lo verdaderamente interesante es contar con una prenda única, increíble y realizada solo para ti.
Claramente veremos al verdadero Joaquin a partir del 1 de septiembre.
EA

Anónimo dijo...

Y cuánto cobra por diseñar y realizar una chaqueta de este tipo o tipo la Bentley?

Anónimo dijo...

Fantástica chaqueta, Joaquín para mi es uno de los mejores
sastres de España.

Saludo J,H

Anónimo dijo...

Ahora resulta que los diseñadores homosexuales realizan diseños menos varoniles... Y eso, por el mero hecho de que les gustan los hombres...

Anda, que...

Anónimo dijo...

Pues yo sí creo que los que llevan esos trajes ultra modernos, con esas solapas estrechas, esos pantalones pitillo y cortos..., parecen mariquitas. Para ejemplo de lo que digo Garcia Madrid

Anónimo dijo...

Saludos,
Llevo años siguiendo este maravilloso blog pero necesito ayuda o consenso, que es más difícil. El caso es que tengo una boda de verano a las doce del mediodía... tengo un traje gris claro de lana y otro negro tirando azul noche y, si bien he leído que el negro es inapropiado, me da mucho más juego que el otro y me sienta mejor (3 botones ambos), amén de que siempre lo he considerado adecuado pues las bodas tienden a alargarse hasta las tantas. Es una boda sin etiqueta requerida e informal. Otra duda que me asalta es acerca de la camisa. En muchos ejemplos de boda el invitado tiene camisa con micropuntos o rayas, e incluso distinto color de cuello y puños... ¿no se supone que la camisa tiene que ser lisa? En fin, que muy agradecido de antemano por vuestra ayuda.

Anónimo dijo...

Pues podrá creer lo que considere oportuno, pero, ¿sabes cuantos gays hay por ahí vistiendo de forma absolutamente normal? ¿Y cuántos heterosexuales de 20 años llevas camisetas de tirantes y pantalones-mallas?

Un poco más de apertura de mente y menos prejuicios, por Dios... Que estamos en el siglo XXI...

Anónimo dijo...

Saludos,antes que nada felicitarle por este blog, el más honesto y fino en cuanto a elegancia que conozco. Ahora mi pregunta; le he leído decir que el blazer azul marino cruzado con pantalón de distinto color y corbata podría llevarse perfectamente en una boda, en mi caso tengo un enlace diurno, en verano y sin etiqueta indicada (o sea, informal, además de que no son muy allegados), y mi intención es adoptar un french style riviera, así que si me pudiera dar algún consejo se lo agradecería. Tengo la duda en si resulta más apropiado un blazer azul marino de 4 botones dorados y pantalón beige con corbata o traje sencillo color negro con corbata.

Anónimo dijo...

Hombre....varoniles, lo que se dice varoniles no es que lo parezcan todos esos modelos que desfilan con los trajes de todos estos diseñadores. Y del modelo luego va a la calle. Ahora resultará que los trajes de Kenzo son también muy masculinos. Y así suma y sigue.

Vicente dijo...

Amigo del blazer

A una boda, y no hay distinción entre allegados y no allegados, es muy feo, no se va con un blazer, como dice, no. Por otro lado que es eso de french riviera ??. La Cote d'Azur, la Costa Azul, es la franja del Mediterráneo que bordea Francia. Suponiendo que existe ese style ???, todo eso será en francés. Que tiene que ver el idioma hablado en las Islas Británicas con el sur de Francia ???. Ya se que mucho, pero eso es otro tema. De todas formas nuestro EA sabe todo esto perfectamente, por supuesto, y me encantaría que lo explicase también. Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Saludos, Vicente.
Lo del blazer lo leí aquí, EA manifestó que se podía acudir a un acto medio formal (boda sin etiqueta) con un blazer, pantalón distinto color y corbata. Por eso lo mencioné. En cuanto al french style no viste igual un inglés que un francés, ni siquiera un americano (que suele acudir a las bodas con esmoquin...). Así que por eso me queda la duda, sobre todo en la elección de colores, accesorios y materiales. Lo del traje negro de 2 piezas en boda diaria de verano yo tampoco lo veo mal, pero no soy entendido y por eso pregunto. :)

Anónimo dijo...

Claro, y su viste como usted, un gay parece heterosexual, porque todo el mundo sabe que los gays son, por definición, afeminados, y visten de forma poco varonil.

Abran la mente, por Dios...

Anónimo dijo...

Saludos aristócratas,ya que estamos lanzo una pregunta que en en el club al que pertenezco causa disparidad de opiniones y nadie logra argumentar como es debido.El caso es que esta semana pasada acudí a una boda informal de mañana con chaqueta de lino y seda en beige menta con botones perlados,camisa azul cielo,corbata rosa lisa y pantalón de distinto juego en lino y lana color crudo -una tonalidad más clara,junto con pañuelo blanco y zapatos richelieu de gamuza negros-azul noche.
Se trataba de una boda sin dress code y al celebrarse de día yo considero que mientras se lleve corbata y pañuelo es adecuado,lo que además te permite jugar con los colores a la vez que mantienes la media formalidad.La discrepancia con algunos socios viene precisamente en el pantalón y chaquetas de distintos colores y trajes,que ellos ven como algo justificado para quemarme en la hoguera aunque fuese de día e informal.Un abrazo aristócratas.

El Aristócrata dijo...

Una boda, más si cabe si se trata de una ceremonia religiosa, es un acto formal y por lo tanto, gustos personales al margen, se debe vestir con un traje de una pieza oscuro. Obviamente, si se trata de una boda en la playa o en algún otro formato fuera de lo común cada uno debe saber vestir para no desentonar ni con el resto de invitados ni con el lugar de celebración.

Un saludo
EA

El Aprendiz dijo...

Buenas a todos. Ya escribí hacee tiempo..ahora que leo que Joaquín Fernandez va a abrir nueva sastrería(me alegra). Estuve hace tiempo de visita en Sastrería Serna(la de Agustín, no la del fundadoe Cecilio Serna), y le comentè que querìa aprender y me cerroò las puertas.Me gustarìa saber si joaquìn va a darnos la ooportunidad a quienes pretendemos conocer el oficio(para esto se ha creado tambièn la AES, tengo entendido(de la que es Tesorero). Le esvribiré un mail o pasarè por la calle Miguel Angel. Un saludo

Anónimo dijo...

No te preocupes hay paro cero alguien te cojerá....