sábado, 29 de septiembre de 2018

SARTORIAL VACATIONS: ITALIA

Cada día queda menos para que “La Enciclopedia del Buen Vestir” vea la luz. A punto de enviarse a maquetación para ver las primeras galeradas el libro está prácticamente concluido.

Al contrario de lo que hoy se estila, este libro no será otra sencilla recopilación de fotos sino que contará con más 300 páginas de las cuales 250 serán texto. Han sido dos largos años de trabajo donde no solo el blog sino colaboraciones, charlas, escritos etc. han sido, en cierto modo, dejados de lado. De haber dedicado el escasísimo tiempo libre que te deja el día a cualquiera de estas otras actividades La Enciclopedia no podría haber sido posible.
Han sido varias las firmas que han colaborado en él con su conocimiento y muchos títulos nuevos los incluidos. Pero ya os contaré más cuando tenga la primera versión definitiva en mis manos. Al contrario que otros veranos, en este las largas sesiones de bicicleta han tenido que dejar su tiempo a la redacción del libro y solo la salida diaria a correr ha sido posible. No obstante, he aprovechado para otro de mis hobbies: la cocina de autor. 

He tenido la suerte de visitar el Celler de Can Roca (***), Santceloni (**), Dani García (**), Atrio (**), Aponiente (***), Uliassi (**) y Elkano (*). Indudablemente todos tienen algo que destacar, pero como tampoco se trata de hacer en este blog una crónica gastronómica, os voy a decir mi top 3. En primer lugar Aponiente. Su menú degustación es claramente el que más sorprende. Una gastronomía muy diferente a lo que cabe esperar en este tipo de restaurantes. Claramente, sus platos son los que más se salen de lo que se estila en este tipo de menús y hay una gran innovación en todos ellos. 
En segundo lugar y también destacado frente al resto está el Celler. El menú sin ser tan sorprendente como el de Aponiente, está lleno de sorpresas y la puesta en escena de cada uno de los bocados es increíble. Dicho esto, la sensación final es la de un menú algo conservador y un restaurante que mira más en vivir de las rentas y conservar su nombre que en seguir liderando la cocina de autor. 

El menú Arcadia de Dani García sería quien cerrara la terna, siempre en mi opinión, de los tres mejores restaurantes. Productos de la zona, un ambiente muy relajado, platos de gran contraste y la degustación de varios platos dentro de la cocina, con Dani explicándotelos en primera persona, lo hace visita obligada a quien llame la atención este tipo de cocina. 
Del resto, aunque su cocina no sea comparable en sorpresa a la de estos tres, hay siempre cosas que destacar. Por ejemplo, la bodega de Atrio merece mención especial. Las verticales que tiene son increíbles, el propio diseño de la bodega, el orden, la limpieza etc. Ningún otro restaurante, incluido el Celler, se acerca ni de lejos a esta bodega. Santceloni posee una tabla de quesos que bien merece de por si sola las dos estrellas que ostenta el restaurante. Uliassi, si bien su menú es el más flojo de todos los visitados, está localizado a la orilla del mar y en entorno es increíble. Y qué decir de Elkano. El único restaurante en el que no me importaría cenar y comer durante todo un mes. La materia prima no tiene parangón y no existe un rodaballo, y una parrilla de pescado, en el mundo como la suya. 

El verano también dio para hacer una escapada a Italia, a la zona de Ancona, donde me nombraron Guardian de la Orden Caballeresca de las Nueve Puertas. En una ceremonia propia de otra época pasé a formar parte de un Club cuyos miembros, la mayoría italianos, defienden los placeres (puertas) de la vida. Estas nueve puertas no son otras que 1. La buena mesa, 2. Los coches, 3. Los cigarros, 4. La tauromaquia, 5. Las mujeres, 6. El juego, 7. La ropa, 8. El arte, 9. Los placeres inconfesables. Este ultimo punto, aunque pueda sonar a algo “prohibido”, no es otra cosa que la puerta personal de cada uno. Para unos puede ser la religión, para otros la familia, para otros el deporte etc. Gente de lo más diversa, empresarios, médicos, artistas, bon vivants se juntan todos los meses por todos los rincones de Italia para disfrutar de una de estas nueve puertas. Las conversaciones sobre sastrería son de lo más gratificantes pues el conocimiento de muchos miembros sobre la sastrería napolitana y sus representantes es muy vasto. 
Además de precios muy interesantes en estos sastres, vestir a un miembro de la Orden es siempre un reconocimiento al sastre, disponen, ahora disponemos, de ediciones limitadas de cigarros, acceso a las sedes de otros Clubs, bodegas…Pero lo más interesante es saber que allá donde vayas si hay un socio tendrás a alguien que te hará de guía y se preocupará de asegurarte todo aquello que pueda ser de tu interés.  

Durante mi visita de tres días, de la mano de varios miembros de la orden, visité los talleres de Prada, Tods, Cesare Paciotti, los sombreros Sorbatti y al zapatero Doriano Marcucci, además de la fábrica de Ducati, esta última solo pero que como propietario de una GT 1000 sport biposto disfruté muchísimo.  Sobre Sorbatti, decir que, si bien en España tenemos fábricas que nada tienen a esta que envidiar, es de admirar como la industria de sombreros mantiene a la economía de toda su zona. Sorbatti puede ser la más conocida, pero hay infinidad de comercios y fábricas en las proximidades. Pasear por Sorbatti es darte cuenta de la verdad del mundo de las marcas más reputadas. Gorras, sombreros y hasta complementos de las marcas italianas e inglesas más conocidas salen en cajas de las dependencias de esta fábrica. Los zapatos de Doriano no buscan gustar a todos, particularmente yo los encuentro demasiado recargados y exagerados, pero él se mantiene fiel a su idea de belleza y estilo y se ha ganado un hueco en el gusto del amante, sobre todo ruso, de la zapatería a medida. 

Además de esto y de muchas noches y cenas al aire libre en casa con amigos el verano ha estado limitado a escribir lo que espero sea el mejor libro sobre moda masculina clásica nunca escrito.
Muchas gracias y espero en breve poderos comunicar que La Enciclopedia del Buen Vestir está lista para ser adquirida.

El Aristócrata

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado EA:
Espero que el conocimiento sobre sastrería que tienen estos distinguidos señores sea vasto, y no basto.
No hace falta que publique este comentario, sólo se lo digo para que corrija lo que sin duda es una errata.
Cordialmente, un admirador.

Anónimo dijo...

Curiosa aportación de este anónimo

Anónimo dijo...

Uno de esos miembros de la Novena Puerta de Ancona( Marco) era propietario de una tienda de zapatos artesanos en el centro de Murcia, ya que su mujer era de Murcia.Finalmente la cerró y marchó a Ancona.Desde que se fue hace 7/8 años le perdí la pista.No lo he vuelto a ver, pero iba siempre impecablemente vestido, de sastrería Italiana, si no me equivoco tenía un Kiton, entre sus variados trajes y lucia capa española también.

El Aristócrata dijo...

Sí, se llama Marco Eleuteri. Un gran tipo!

Anónimo dijo...

Interesantísimo artículo. Siempre he defendido que el verdadero sibarita no solo siente atracción por la ropa sino también por la música, el arte, los coches, la decoración...y por supuesto la gastronomía. Suerte la suya por haber visitados esos templos del buen yantar.

Lo único que no comparto con usted es esa passion suya por el deporte. No creo que un Aristócrata debiera sudar. Bromas a parte, un saludo desde Santander.

César C.C.

Jandilla dijo...

Tienen bastante mérito y no menos moral los guardianes de la puerta de la tauromaquia en Ancona

Anónimo dijo...

Interesante foto donde se opina sobre el mejor vestidos de los que allí aparecen. Quién pensáis vosotros es el más elegante?

http://foro.sinabrochar.com/zona-general/8754-opini-mo-os-parece-que-iba-vestido-salva-para-la-ocasi.html

Jandilla dijo...

Menos mal que aún nos queda nuestro EA. Vaya banda, en particular el de Sin Abrochar, menudas hechuras de traje

Langay dijo...

El sastre de la última foto deberia peinarse mejor

woodyalle dijo...

Verdadera envidia sana de sus vacaciones, señor José María. Una pregunta capciosa, el orden de las Nueve Puertas, ¿es acorde a la importancia que dicha hermandad da a tan excelsos placeres o es meramente al azar? Si fuera en orden de preferencia, para mí sería: 1. Mujeres, 2. Placeres inconfesables, 3. El arte, 4. La buena mesa, 5. La ropa, 6. Los coches, 7. El juego, 8. Tauromaquia y 9. Los Cigarros.
Ándese con ojo porque como alguna de las aguerridas representantes del feminazismo imperante en nuestros días lea su artículo, va a montar un jaleo gordo.
Gracias y un saludo

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo yo llevo mucho tiemmpo intentando sacar una conclusion mas o menos clara en esto del vestir y al final he llegado a la conclusion que no importa tanto si el traje es artesanal o de confeccion (que tambien) aqui lo verdaderamente importante es la percha de quien lo porta lo demas para mi simples detalles

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo yo llevo mucho tiemmpo intentando sacar una conclusion mas o menos clara en esto del vestir y al final he llegado a la conclusion que no importa tanto si el traje es artesanal o de confeccion (que tambien) aqui lo verdaderamente importante es la percha de quien lo porta lo demas para mi simples detalles

Anónimo dijo...

Y los leggins pa cuando