sábado, 12 de noviembre de 2016

CORREMOS LA BEHOBIA-SAN SEBASTIÁN

Normalmente empiezo el año deportivo con la ya clásica Talajara. Sin embargo, este si bien estaba más en forma que en ediciones anteriores, no pude tomar la salida por una lesión producida en el gemelo claramente por sobre-entrenamiento. Esto hizo cambiar rápidamente los planes y escuchar el disparo de salida en la mítica Behobia- San Sebastián.

Había intentado participar en varias ocasiones pero siempre que me disponía a comprar el dorsal estos habían volado. Y este año no podía pasarme lo mismo por lo que varios meses antes y pocos días después de abrirse las inscripciones contaba ya con el mío. 

Los que me seguís desde hace años sabéis que el deporte siempre ha sido uno de los pilares principales de mi vida. Sé que últimamente parece que se ha puesto de moda esto de correr. Esto si bien no deja de ser una gran noticia, corre el peligro de como cualquier otra moda desaparecer en más o menos tiempo. Por muchas pruebas que dispute siempre recordaré mi primera maratón con 19 años. Hoy, con más del doble, sigo disfrutando de esta disciplina tanto como entonces.
Para mí, la maratón es la prueba de las pruebas. Por preparado y rodeado de gente que estés llega un momento en la carrera donde te encuentras solo y te embargan las más variopintas sensaciones. Es en ese momento – para unos el kilómetro 30 para otros el 35… - donde te toca sacar toda la raza que llevas dentro y recordar porqué estás ahí. Pero más allá de la carrera en sí lo que te hace atleta es el duro entrenamiento de los meses previos a la carrera. El entrenamiento de largas distancias aporta innumerables beneficios, no sólo físicos sino también psíquicos. Por muchos problemas que el día te haya podido traer, poco después de calzarte las zapatillas estos, si bien no desaparecen, se empiezan a ver de otra forma y no en pocas ocasiones la mejor solución para ellos la encuentras cuando el Polar marca un ritmo cardiaco superior a las 140 pulsaciones. Nunca, absolutamente nunca, los problemas se ven agrandados después de la agradable ducha.

El entrenar una maratón exige salir a correr varios días a la semana y al menos uno de ellos hacer una tirada más larga de lo normal. Es en estos entrenos y en esas tiradas largas cuando te encuentras contigo mismo y experimentas todos los beneficios de preparar una maratón. Tu cuerpo cambia, pero lo que es más importante, más lo hace tu mente y tu estado anímico. Te vuelves más positivo, más razonable, menos tenso, menos irascible y un sinfín de beneficios que solo aquellos que corren con asiduidad conocen. 
Los años, o mejor dicho las articulaciones, no perdonan y con varios miles de kilómetros en las piernas el entrenamiento necesita volverse más preciso para poder alargar la vida de ligamentos, articulaciones y huesos. Por ello, empezamos a combinar deportes y a practicar otros tan apasionantes como la natación o la bicicleta. Estos dos últimos son perfectamente complementarios con la carrera a pie y añaden variedad al entrenamiento semanal. Esto no tiene nada que ver con la moda reciente del a veces subestimado triatlón. 

En este entrenamiento estaba cuando el calendario marcaba la fecha para probar nuestras fuerzas para metas más ambiciosas: la mítica carrera que une Behobia con San Sebastían, 20 kilómetros de puro disfrute. Una organización de 10 que se encarga de gestionar tanto el tren como el autobús que se necesita para llegar a la línea de salida. 
El perfil de la prueba es algo duro por tres cuestas que si bien nunca te llegan a quitar la sonrisa sí te hacen tener que forzarla en algún punto. Los kilómetros se pasan rápidos, en parte por el buen ambiente de la prueba y en parte también por el paisaje del que se disfruta. Correr en el norte y alejado de las grandes urbes siempre tiene el aliciente de poder disfrutar de un bonito paisaje, alejado de la contaminación y disfrutando de los pequeños pueblos por los que transcurre la carrera. Solo una lluvia intermitente, intensa en algún momento, pudo desmejorar la prueba; no tanto por restar belleza a la prueba sino por poner en peligro al corredor en alguna bajada rápida donde las hojas resbalaban por la carretera. 

La entrada en el boulevard de San Sebastián con su gran animación hace que te preguntes cuando abrirán las inscripciones del 2017 para volver a disfrutar la que para mí ha sido la media maratón más bonita de cuantas he corrido.
No sé si correr te cambia la vida tanto como algunos llegan algunos a asegurar, pero sin duda sí ayuda a afrontar los múltiples retos de la vida con una actitud más positiva, proactiva e imaginativa. Además, una de las grandes ventajas de este deporte es que está al alcance económico de todo el mundo. Unas zapatillas, una camiseta y un pantalón es todo lo que se necesita para practicarlo. Algunos en su afán de justificarse buscan cientos de excusas para no hacerlo o buscar alternativas, pero la realidad es que cualquier persona que puede caminar también puede correr. Tampoco vale la excusa de la escasead de tiempo. Una hora es suficiente para prepararte, correr y ducharte; y el día tiene 24 de ellas. No poca gente argumenta que se aburre corriendo. Esto me temo que no es por otro motivo que por la imposibilidad de mantener un ritmo cardiaco bajo mientras se deja volar la mente y centrarse en lo que el paisaje ofrece en cada salida. 
Sea la carrera a pie, el ciclismo o cualquier otro deporte aeróbico más o menos intenso – aquí me vais a permitir omitir e golf - aportan unos beneficios que definitivamente solo traen cosas buenas tanto a nosotros como a nuestro entorno. Solo me queda animaros a que, como de costumbre, me llevéis la contraria y después de unas semanas de práctica me digáis lo equivocado que estaba cuando escribí estas líneas. 

El Aristócrata 

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado EA,
Después de llevar la mitad de mi vida practicando atletismo (Esto implica no solo la moda de los maratones sino el atletismo de pista y cross), creo que de las pruebas mas bonitas la Behobia es una de ellas, la he corrido en dos ocasiones, aunque he de decir que la sonrisa se te quita en cuanto dan el disparo de salida y sales a competir, un dorsal implica competición, con uno mismo o con el que va delante, pero implica un esfuerzo que no se realiza en los entrenamientos de rodaje ni en los de series o ritmos controlados.
Seria bueno que hiciera una recomendación para que no todo el mundo se lance a correr en estas pruebas (los dos años que la corrí, 2011 y 2013, murieron en ella corredores, ya que la moda ha propiciado que mucha gente se lance a intentar completar retos (como la maratón), que son una locura, sin una preparación en manos de un entrenador.
Para terminar me despido animando a la gente a que practique atletismo y no solo corra y que vaya a los controles que las federaciones organizan, donde se ve el atletismo de verdad, el de las pruebas de medio fondo y fondo, altura, lanzamientos, longitud, etc., y no solo la moda del mal llamado "running".

Un saludo, Alberto

Anónimo dijo...

Ya comenté en otro artículo que yo también he sido atleta amateur. He pasado los mejores años de mi juventud entrenando y compitiendo tanto en campeonatos federados como en carreras populares. No he tenido en mi haber la experiencia de La Behobia, pero puedo asegurar que he disfrutado en muchísimas carreras, incluso lleno de barro, calado de lluvia por completo, terminar exhausto, y al día siguiente seguir entrenando como siempre.

Sr. EA, creo que usted y yo tenemos la misma edad aproximadamente. La vida nos lleva por caminos distintos a cada uno. A mí me apartó del deporte casi al completo y una lesión articular me quitó del asfalto. Ahora tras los años y cuando los hijos van creciendo he retomado mi actividad deportiva, eso sí enfocada al disfrute principalmente y al mantenimiento de una buena forma física y saludable. Bicicleta, marcha, senderismo ejercicios de fuerza son ahora los que ocupan mis entrenamientos. Mi estado de ánimo está por las nubes.

Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Simplemente comentar que le felicito por el artículo.
Y ya de paso felicitarle también porque escribe muy bien "la" maratón , ya que es género femenino y estoy harta de verla escrita en periódicos y demás como "el" maratón.

Carlos López dijo...

Diccionario Panhispánico de dudas

Maratón. ‘Carrera pedestre de resistencia’ y, en general, ‘competición de resistencia o actividad larga e intensa’. Esta voz comenzó a circular en el primer tercio del siglo xx con género masculino; posteriormente, por influjo del género de prueba o carrera, se ha ido extendiendo su uso en femenino, también válido: «Kurtis fue segundo en el maratón de Hong Kong» (Clarín [Arg.] 3.7.87); «Lo vimos de pantalón corto y cintillo corriendo una maratón» (Hoy [Chile] 2-8.6.97). No debe usarse la grafía marathón.

Anónimo dijo...

Hola Carlos López. Nadie ha negado que varios periódicos utilicen el artículo masculino, lo que se dice es que -por mucho que se utilice- está mal. Considero que quien lo ha escrito bien es el autor del blog, el resto, sean periódicos o lo que sea, lo han escrito mal. Y lo del primer tercio del siglo XX, habrá que verlo...

Carlos López dijo...

No es que lo diga yo, es que lo dice la Real Academia Española de la Lengua,y que quiere que le diga, entre usted y la RAE, pues esta vez me quedo con la RAE. A la próxima duda prometo preguntarle a usted. Un saludo.

Daniel S.M. dijo...

buenas noches. Soy un aficionado Taurino y amante de la sastreria,tanto convencional como de la maravillosa Ropa de los Toreros. Alguna vez podria usted vusitar una sastreria de Toreros?,para asi poder deleitarnos con esa rama de la Sastreria Española?. Le recomendaria la Sastreria de Toreros Fermin,regentada por Antonio Lopez Fuentes. Quees parece la proposicion?. Un saludo. Me encanta si blog. Daniel S.M.

Anónimo dijo...

Carlos López, ¿no le parece a Vd. que está tocando un poco las narices? Déjese de historias de si la RAE dice esto o lo otro... Hablemos de sastrería y de moda masculina clásica y dejemos el resto a un lado. Y, sobre todo, agradezcamos a nuestro anfitrión el tiempo y el esfuerzo que dedica a esta Web y no miremos con lupa si Maratón debe ir precedido por un artículo masculino o femenino. Y no se enfade ahora conmigo!!!

Amante Sastrero dijo...

Sastreria Masculina?,Solo?. Nunca olvifemos que al lado de un Caballero Muy Bien Vestido,puede ir tambien perfectsmente una Gran Mujer,Muy Bien Vestida. Nuestros grandes sastres siempre han vestido tanto a ellos como a ellas. y quiza haya muchas lectoras a las que les gustaria conoces esa rama un poco mejor. Lo importante,si es Sastreria,es un Todo.

Carlos López dijo...

¿Soberbia?, se descuelga con una tontería y yo le toco las narices?. Si pica, la tela es mala.

Anónimo dijo...

Amante sastrero,
Sí, sastrería masculina, sólo. Mire el título del blog.
No se trata de que el blog hable de otras cosas que hayan hecho nuestros sastres. Imagino que también irían al cine...

Amante Sastrero dijo...

tu intolerancia me fascina

Carlos López dijo...

Lo que es alucinante es su capacidad lectora, si lee bién lo único que digo es que de ambas maneras está bién dicho. No sea dogmático, vivirá mas años.

Anónimo dijo...

Carlos López, no de consejos y cíñase al objeto del blog.

Anónimo dijo...



Desde hace unos meses etsoy experimentando a correr con calzado alternativo a las zapatillas. Mi forma de correr está cambiando - recepción e impulso desde la puntera al talon - las molestias producidas por años de correr con zapatillas con tacon amortiguado están remitiendo.

Desde hace unas semanas estoy experimentando a correr con zapatos de calle tuneados por mi mismo. Mi objetivo es demostrar que todo el arsenal de supuestos avances tecnológicos en amortiguación que nos venden las grandes multinacionales no pueden compararse a un zapato confeccionado a medida de nuestro pie y que nos permita tener una pisada natural. ( patrón de repepción impulso punta-talón, en lugar de la habitual talón-punta)

Busco un artesano zapatero con los que desarrollar un zapato con el que pueda correr carreras populares.