sábado, 10 de octubre de 2015

THE DISTINGUISHED GENTLEMAN´S RIDE

Los que me conocéis sabéis que no soy muy dado ni a aparecer en revistas ni en cualquier otro tipo de publicación; y mucho menos siendo parte de una portada tan seguida como la del Fuera de Serie. Sin embargo, la existencia de una buena causa bien valía la pena hacer una excepción.

Cada año uno de cada nueve hombres en el mundo desarrolla cáncer de próstata y cerca de 500.000 mueren todos los años debido a esta enfermedad. The Distinguised Gentleman´s Ride (DGR) quiere poner su granito de arena para acabar con la que es la principal causa de muerte entre los varones mayores de setenta y cinco años. Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) aunque a nivel mundial, el cáncer de próstata es el segundo más diagnosticado en hombres – solo por detrás del de pulmón -, en España es, desde hace unos años, el primero en número de diagnósticos (32.641 casos en 2014). 
Para intentar poner freno a ello, el DGR recauda fondos durante todo el año con el objetivo de avanzar en el estudio de esta enfermedad. Estos fondos, que este año se espera asciendan a tres millones de dólares, tendrán como destino a la Asociación Contra el Cáncer de Australia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda; países donde tomarán mañana domingo 27 la salida el mayor número motoristas y de donde procede también la mayoría de los fondos recaudados.

Un desfile de motos con una causa, mejorar la salud del hombre. Con una enfermedad que no hace más que aumentar, el dinero que se consiga tendrá como finalidad ayudar solo a esas organizaciones que hacen de la investigación su razón de ser. Los responsables del DGR son de la opinión de que de los resultados de las investigaciones se beneficia toda la población, independientemente de donde dicha investigación haya tenido lugar. Por ello es por lo que tuvieron claro desde el primer momento que se creó el DGR que ninguna parte de estos fondos se destinaría a proyectos donde se buscara un fármaco y su posterior patente. 
Para asegurarse de ello, el DGR cuenta con un grupo de científicos, doctores e investigadores que son los que en última instancia deciden los proyectos a los que va destinado lo recaudado. Con el objetivo de reducir las más de 1.300 muertes diarias que produce esta enfermedad, mañana treinta mil motoristas tomarán las calles de trescientas sesenta ciudades repartidas por todo el mundo haciendo sonar sus motores mientras conciencian a la población de la necesidad de hacerse chequeos periódicos que detecten la infección en su fase más embrionaria; fase en la que las probabilidades de tratar con éxito la enfermedad son muy altas.

The Distinghised Gentleman´s Ride se fundó en Sídney en el año 2012 por parte de Mark Hawwa, un apasionado de las motos vintage y de la estética del personaje de Mad Men´s, Don Draper. Buscando combatir la idea negativa que todavía una parte importante de la sociedad tiene de los motoristas, Mark y un numeroso grupo de amigos, decidieron vestirse con sus mejores trajes de inspiración sesentera americana y mostrar a sus conciudadanos lo señores y elegantes que ellos también podían llegar a ser. 
Aquel primer desfile del 2012 congregó a 2.500 motoristas repartidos por 64 ciudades y veinte países. Tras el éxito de aquella primera reunión, los fundadores decidieron que a partir de entonces todo ese señorío se focalizaría también en intentar conseguir dinero que se destinara a una buena causa. En el año 2013 ya recorrían por 145 ciudades de treinta y ocho países 7.000 estilosos motoristas recaudando más de 275.000 dólares. En el año 2014 el número de ciudades aumentó a 257, repartidas por cincuenta y ocho países, y participaron 20.000 motoristas. La recaudación se situó en 1,7 millones de dólares. Este año 2015, con más de 30.000 motoristas registrados en 360 ciudades, se la cifra se ha elevado hasta los 3 millones de dólares. En nuestro país Madrid, Barcelona, Jerez, Castellón de la Plana, Las Palmas, Murcia, Palma de Mallorca, Pamplona, Santa Cruz de Tenerife, Valencia y Vigo fueron las ciudades que albergaron de manera oficial este evento; evento cuya participación era totalmente gratuita.

Don Draper sobre una Matchless G3LS del 57, el comienzo de un elegante paseo en moto. Si aquella foto fue la inspiradora de la primera edición del DGR, muchos otros tipos de moto, y de looks, se dieron cita el domingo 27 de septiembre en las calles de medio mundo. Si bien cada año son más variados los conjuntos que se ven en este desfile, la estética Don Draper sigue siendo la gran protagonista. 
Esta estética inspirada en el Nueva York de los años sesenta, se caracteriza por chaquetas de dos botones amplias en los hombros y estrechas en la cintura reflejando un cuerpo musculoso - en forma de V -, colores sólidos con preferencia del gris, solapas ultra estrechas, camisa blanca, pantalones sin raya, corbata extra fina, pañuelo de bolsillo blanco, gemelos y gabardina. Estampados diplomáticos, chaquetas de sport con marcados diseños tipo Príncipe de Gales y cabelleras perfectamente peinadas y empapadas en gomina rematan esa estampa tan Don Draper. 

Aunque en esta cuarta edición se han visto muchos atuendos inspirados en el personaje principal de Mad Men y acompañados de llamativos bigotes y monoculares, también se disfrutó de otros conjuntos muy populares en países como Reino Unido. Trajes de Tweed, estampados diplomáticos y diseños cuadro ventana convirtieron este evento en todo un deleite para los amantes de la moda más intemporal. Independientemente del conjunto por el que se optó, la corbata, tanto estándar como de lazo, los zapatos de cordones y el traje de chaqueta fueron todo un must. Aunque el nombre de Gentleman´s Ride pudiera llevarnos a pensar que estábamos frente a un evento reservado en exclusiva a hombres, las mujeres eran muy bienvenidas. De hecho, no son pocas las que no dudaron en sucumbir a la estética masculina de aquellos años y exprimir el acelerador de sus café-racers por las calles de sus ciudades.
Si en las ediciones 2012 y 2013 el DGR apenas comenzaba su andadura en España, fue con motivo de la entrada de Triumph en 2014 como patrocinador mundial del evento cuando el DGR se convierte en uno de los acontecimientos sobre dos ruedas más importantes también de nuestro país. Víctor Romero, responsable del concesionario Harley Davidson Makinostra, fue el verdadero responsable del éxito que el DGR alcanzó en Madrid ya el año pasado. Este éxito se vio superado este año con la participación de más de trescientos motoristas. 

La apuesta y pasión de Víctor por las motos en general y por este evento en particular llamó la atención de Barbour International, marca con una larga historia en el mundo de la moto desde 1936, quien no dudó en apoyar esta causa esponsorizando el evento en todas las ciudades españolas. En palabras del gran valedor del DGR en España “el verdadero objetivo de lo vimos el domingo fue pasar un rato agradable entre amigos, disfrutar de un paseo en moto por las principales calles de nuestra ciudad y sobre todo poner nuestro granito de ayuda para intentar parar el avance de esta terrible enfermedad”. Víctor, rodó por las calles de Madrid con una Vespa 150 del año 95.
Trajes años sesenta y setenta, de Tweed o a medida hicieron las delicias de aquellos espectadores que decidieron pasar una alegre mañana presenciando un incesante desfile de motos alejadas de la estética deportiva hoy más extendida. Café racers, scramblers, flat trackers, bobbers, clásicas, scooters de época, chopper vintage, sidecars y modelos actuales pero de inspiración clásica desfilarán todos por las principales calles del mundo. Fueron estas motos, muchas de ellas de la década de los setenta, y los conjuntos y atuendos más evocadores los  protagonistas de un domingo que fue inolvidable no solo en España sino en otras trescientas sesenta ciudades repartidas por todo el mundo.

Los que quieran el año que viene sumarse a esta iniciativa tendrán nuevamente la oportunidad de esponsorizar a través de la web oficial del DGR a cualquier motorista registrado y así aumentar los fondos destinados a investigar el cáncer de próstata. Igualmente, de mantenerse el mismo patrocinio, apoyando a uno de estos motoristas se le estará dando la oportunidad de ganar una Triumph café-racer Thruxton y otros importantes premios en ropa y complementos. Participemos en moto o a pie, los amantes de las motos de época y de los trajes clásicos tendrán nuevamente una oportunidad única de disfrutar de su hobby preferido contribuyendo así además a una noble causa.
Créditos:
* Fotos: Luis de las Alas
Ropa: Traje en propiedad de la sastrería Reillo. Camisa en propiedad de camisería Langa. Corbata en propiedad Tadino
Moto. Royal Enfield Continental GT, también mía.


El Aristócrata

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues muchas gracias por haber accedido a realizar el reportaje. La causa no puede ser mejor como también el traje que lleva. Para mí de todo lo que he visto en internet reconozco q me quedo con los trajes de Reillo. Y creo q viendo las fotos no necesito razonar mucho mi parecer.

Preciosa la moto!

Un saludo,
Guille

Anónimo dijo...

Suscribo los comentarios precedentes. Solo añadir q mi enhorabuena va mucho más por posar con su propia ropa, y moto. En un mundo esté donde hoy hasta los bolsillos más saneados cuando aparecen en las revistas lo hacen con ropa q les dejan y regalan verle posar con la suya propia dice mucho de usted.

Anónimo dijo...

Me encantan las motos, sobre todo las de inspiración sesentera. Y obviamente me encanta esa GT. Lástima q en España todavía no se pueda adquirir en concesionario. No obstante, lo que más me ha gustado, de lejos, es efectivamente que haya posado con su propia ropa y no con la marca de moda del momento q muy a gusto se la hubiera regalado de haber salido con ella.

Y la causa no puede ser mejor. Enhorabuena y gracias
CD

Anónimo dijo...

¡Increíble traje! Coincide hasta la línea del estampado del chaleco con la del pantalón.

Anónimo dijo...

Mi marido le odia pero yo me lo comería enterito

Anónimo dijo...

Me gusta el aire de esa moto. Me puede contar algo más sobre ella?

Anónimo dijo...

Sinceramente, y sin ánimo de ofender al autor de EA, pero ¿no os paree que la chaqueta de ese traje de «tweed» le queda muy corta y los pantalones demasiado ceñidos?
Dudo mucho que, por poner un ejemplo, Mr. Cary Grant llevase ese corte.

Anónimo dijo...

Como profesional creo poderle decir que le queda francamente bien. Tenga también en cuenta que ni los años de uno y otro, como tampoco la época de uno y otro, tienen mucho que ver.

Fíjese en el largo del pantalón, en los hombros de la chaqueta, el cuello, la propia caída de todo el traje…Difícil es ponerle un pero. Seguramente esta caída hubiera sido imposible de conseguir con una tela de lino o infuso una lana de menos de 350gr. pero con este tejido sí se ha conseguido y de manera sobresaliente.

Joaquín

Javier Valencia dijo...

La longitud de la chaqueta y la anchura del pantalón, como muchas cuestiones del corte, varían con el tiempo. Cary Grant no se lo hubiera puesto. Pero es que cualquiera que se ponga ahora un pantalón con ese ancho y tal cantidad de tejido sería, seguramente, tildado de payaso. Esos pantalones de doble pinza llevados algo por encima del ombligo marcaron una época, pero el full cut tiene poco lugar en nuestros tiempos por mucho que se mantenga la esencia de la elegancia inalterada.

Anónimo dijo...

Quizás, y sobre todo por mi edad, peque de anticuado, pero creo que sería mas idóneo un corte más amplio en el traje.

Evidentemente, si uno viste como Mr. Cary Grant o Sean Connery en su época de 007, con esos pantalones de tiro tan alto, será cuanto menos tildado de pasado de moda, pero en el equilibrio está la perfección y es, a mi juicio, perfectamente factible conjugar tradición y modernidad; o si no, mirad al Príncipe Carlos de Gales. Y sí, EA y el futuro soberano de Reino Unido no son ni de lejos de la misma quinta, pero es bien sabido que no pocos caballeros llevan trajes que les cortó su sastre hace no pocas décadas. Yo, personalmente, así lo hago.


P.D: PESE A TODO, MI ENHORABUENA A EA POR SU ESTILO.

Anónimo dijo...

Perdonad, soy el autor del comentario anterior, pero en el furor de esta sana polémica olvidé reiterar todo mi apoyo a la investigación contra el cáncer de próstata, lucha loable y necesaria donde las haya.
También me encanta recuperar este espíritu sesentero que veo les impregna.

Saludos.

Palatino dijo...

Fantástico tweed !!! Enhorabuena por la gran labor contra el cáncer !!!
Me encanta ese tweed , de hecho me haré uno igual en el sastre donde tuve el honor de conocerte querido josemaria .
Un abrazo

Anónimo dijo...

Que bueno que colabores con esta causa de forma altruista!!!. Lo que te conocemos sabemos que forma parte de tu ADN el ayudar a los demas.
El traje sublime.
Un saludo
Phil

Anónimo dijo...

Impresionante Tweed!! Enhorabuena por el artículo.

Héctor Javier.

Javier Martinez dijo...

LLevar un traje así,requiere una personalidad fuera de lo común (me encanta pero yo ,no tendria h....s de vestirlo)
Saludos

Anónimo dijo...

Viva el tweed y que muera el cancer y el resto de altruismos.

Anónimo dijo...

Cuando tienes tantos trajes uno de tweed es normal tb tener
Chicho