sábado, 18 de julio de 2015

BESPOKE XXXVII: GONZALO LARRAINZAR: TERCERA Y ÚLTIMA PRUEBA

Antes de emprender camino hacia nuestro lugar de descanso volvemos a encontrarnos con Gonzalo para probarnos una última vez su dos piezas antes de llevárnoslo a casa. Si bien la chaqueta ya en la segunda prueba quedó muy afinada, el pantalón se nos estaba resistiendo y bien merecía una nueva prueba para comprobar que todo estaba como deseábamos.

Como acabamos de apuntar, en la segunda prueba la chaqueta estaba prácticamente acabada. No obstante, había pequeños detalles que limar para que el resultado fuera el mejor posible. Para ello, se limpió una vez más el hombro haciendo desaparecer una pequeña arruga en el comienzo de la caída de la manga. Una vez cruzada la chaqueta, por su parte más baja el lado interior sobresalía un poco sobre el exterior algo que también se corrigió.  Ambos ajustes se habían realizado antes de nuestra llegada y la manga caía ya limpiamente y ya había desaparecido ese pequeño pico en el frontal que afeaba el resultado final. Si bien la chaqueta ya en la segunda prueba resultaba muy cómoda, le pedí a Gonzalo que me la ajustara un poco más para marcar lo máximo posible esa línea de copa Martini que se consigue con las chaquetas cruzadas. No obstante, incluso con el posterior ajuste, este efecto no está tan marcado como me gustaría al no tener la chaqueta apenas hombreras y al no ser mis espaldas precisamente las de Michael Phelps. 
Aprovechamos para antes de darla por terminada repasar los detalles internos y comprobar que todo estaba conforme nuestros deseos. El interior de la chaqueta queda muy limpio al no contar con forro alguno algo que permite que destaque el estampado del tejido de flores de la parte alta trasera de la espalda. Este trozo de tela, como ya hemos explicado en alguna ocasión, es recomendable para ayudar a que la chaqueta se desplace por nuestra espalda cuando nos la pongamos. 

El interior está rematado con mucho esmero como se puede apreciar en los detalles del bolsillo, en su refuerzo lateral cosido a mano y en unos vivos - estos últimos rematados de forma precisa pero a máquina - ejecutados a lo largo de las costuras centrales, laterales y en el faldón de la chaqueta. Igualmente, el interior del cuello oculta el forro sobrante; un bonito detalle que se estila muy poco en nuestra sastrería nacional. Es importante recordar una vez más que el cuello se picó a mano; un detalle muy difícil de encontrar hoy incluso entre las mejores sastrerías del mundo.
En conjunto un interior muy interesante que aunque solo sea visible para nosotros es muy de agradecer. A pesar de que Gonzalo es partidario del ojal con cuello, yo le pedí que en este caso hiciera una excepción y los de las solapas me los cosiera bastante más largos de lo que él acostumbra y sin dicho cuello. Todos los que sentimos interés por el mundo de la sastrería sabemos lo complicado que es convencer al taller de que haga algo de una manera diferente a como la han hecho toda su vida. 

Quizás este sea el motivo por el que uno de los ojales no quedó tan bien como el otro y desmerece el buen resultado del conjunto. Otro detalle que es digno de agradecer y propio de la sastrería más artesanal es el doble picado a mano que realizó a lo largo de todas las costuras. Este picado a mi me gusta que se insinúe pero que en ningún quede lo suficientemente marcado como para llamar la atención. Hoy, por el contrario, los dobles picados se están empezando a coser incluso con hilos diferentes quedando mucho más marcados de lo que en mi opinión deberían estar. Insinuarse sí, marcarse no; al menos en mis chaquetas. 
Teniendo una chaqueta cruzada prácticamente del mismo color, al diseñar el corte intentamos que fuera lo menos parecido a aquella. Por ello, decidimos hacer las solapas bastante más estrechas que aquella, sus picos menos altos y sus bolsillos de solapa estándar. Indudablemente, de no copiar exactamente las medidas de otra chaqueta el resultado final es difícil de predecir en su totalidad hasta que la chaqueta no está totalmente terminada. Quizás de haber pedido medio centímetro más las solapas hubieran proporcionado más mi torso aunque también puede ser que tras verlas hubiera preferido tener medio centímetro menos. En lo que sí creemos que no nos equivocamos fue en dejarnos llevar por la recomendación de Gonzalo de dejar el cuello de la camisa muy visto. 

La comodidad de la chaqueta sigue siendo tan buena como lo fue en la segunda prueba. Unas sisas muy altas para evitar que al sentarnos se desboque el cuello hace que sintamos la chaqueta pero sin llegarnos a molestar en ningún momento. Los centímetros de más que pedimos se nos estrechara apenas se notan con ella puesta pero en cambio sí lo hacen vista desde fuera. El diseño del hombro dejamos a Gonzalo que nos hiciera el que él prefiriese y más se identificase con el diseño de la casa. Por ello, no se montaron las costuras, se le puso un poco de hombrera – hombrera que fue reducida partiendo de una estándar – y se optó por un poco de rollino. 
Si la chaqueta estuvo bien encaminada desde el principio, con el pantalón tuvimos que trabajar bastante más. Como ya comentamos en el artículo de la primera prueba, el pantalón solo parecía necesitar ser alargado y pulido algún detalle en su caída. Pero cosas del destino, cuando volvimos a probárnoslo en una segunda prueba errores antes no apreciados aparecieron en forma de una arruga visible en el tiro del pantalón. 

Ante ello Gonzalo decidió, a pesar de poder haber tenido arreglo, empezar un pantalón nuevo sin importar demasiado el tener volver a hacerse con el tejido – incluido el del forro – y el tener que volverlo a mandar al taller para que se confeccionase desde el principio. Una vez vuelto a coser, volvimos por Conde de Aranda para probárnoslo y esta vez sí los resultados fueron favorables. No obstante, hubo que hacerle unos retoques en el tiro para limpiar una arruga así como en el trasero y el gemelo. Es de justicia mencionar que mis gemelos son bastante fuertes y que son difíciles de salvar si se pide, como fue en este caso, un pantalón de corte estrecho. 
El pantalón destaca, además de por la enorme ligereza de la tela de Holland & Sherry, también por su gran comodidad. La especie de fajín que cose Gonzalo Larrainzar a todos sus pantalones sujeta muy acertadamente la barriga – aún cuando como en mi caso no se tenga – dando la sensación de estar abrigado todo el rato. Esto que no lo he tenido en ningún otro pantalón – salvo en los de corto – es increíblemente agradable. El corte del pantalón está pensado para un conjunto muy de sport. Por ello no cuenta con pinzas, que sí con raya, y su dobladillo es más ancho que los de mis trajes de una sola pieza. En vez de coserle dos pletinas laterales optamos por una única central y nos decantamos por una cintura bastante clásica partida por su parte trasera para el uso de tirantes. 

En este punto es importante mencionar que el uso de tirantes aunque tiene muchas más ventajas que inconvenientes también tiene estos últimos sobre todo cuando el tejido de la chaqueta es tan ligero como este y se ha prescindido de forro. Concretamente nos referimos a la facilidad en que tienen los tirantes de marcarse en la espalda de la chaqueta; sobre todo a la altura de la cintura del pantalón. Aunque como se aprecia en la foto, cualquier camisa, independientemente de que haya sido hecha a medida, cuando se usan tirantes forma con el paso de las horas arrugas en la espalda, este no es mayor inconveniente al no verse esta nunca. Sin embargo, si se ha aplomado bien la chaqueta en los lumbares las lazaderas de los tirantes pueden llegar a marcarse con las telas más finas.
El interior del pantalón está rematado muy finamente con la misma tela que el interior de la chaqueta y, desde mi punto de vista, consigue un contraste muy bonito. Aunque ya se habló de ello en el anterior capítulo (podéis ver todos los detalles del pantalón en este link primera prueba) el pantalón se hilvanó exactamente igual que se hizo con la chaqueta. Esto es importante de mencionar ya que como hemos apuntado en muchas ocasiones cada día resulta menos frecuente el que el pantalón siga el mismo proceso de confección de la chaqueta. 

En definitiva un dos piezas atrevido en su color, moderno en su corte y tradicional en su confección.

El Aristócrata

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Un interesantísimo dos piezas. Además lo llevas con ese estilo tan característico tuyo. Preciosos los detalles.
Dicho esto y para q veas q no soy un pelota ese pantalón necesita de una cuarta prueba. Y lo sabes....:)

Un saludo y enhorabuena.
Andrés

El Aristócrata dijo...

Hola Andrés,
Efectivamente lo sé y ya estamos en ello.
Un saludo.
EA

Anónimo dijo...

Muy chulo el hombro y la solapa redondeada. Yo tb creo q la chaqueta está muy por encima del pantalón. Pero en su conjunto me parece un dos piezas de lo mas sugestivo. Atrevido para mi pero en ti lo veo chapó.
E.G.

Anónimo dijo...

Qué curioso. Nunca hubiera dicho q este traje fuera de Lairrainzar. Viendo los trajes tan mortecinos y sosos q le marcaba al Rey....

Muy bonito.

Anónimo dijo...

Tambien es curioso , que varios sastres me han tenido que repetir un pantalon, nunca una chaqueta.

Anónimo dijo...

Eso es porque aquí en España la chaqueta la cosen en la sastrería pero los pantalones, todos los sastres sin excepción, le dan los pantalones a una pantalonera q ni sabe quien eres. Y pasa lo q pasa.

Anónimo dijo...

¿Todos los sastres sin excepción? Eso es mucho decir y además es falso.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

Puede que el compañero se haya excedido pero con seguridad la inmensa mayoría sí.
Andrés

El Aristócrata dijo...

Yo no se si la inmensa mayoría lo hace así pero sí un porcentaje muy alto. No obstante, tengamos todos presente que esto también es una práctica muy extendida hasta en la mismísima Savile Row.
EA

Anónimo dijo...

Excelente Blazer. Este mismo azul Windsor que comentaste en el primer artículo era de Scabal, lo estuve ojeando yo también no hace mucho y dentro de nada seguro que cae. Me recomendaron esa tela en concreto. Que tal resultado da?

Saludos

Anónimo dijo...

Acerca del debate sobre pantalones, cierto es que quizás la altura de caja por detrás podría reducirse para que la caída fuese más limpia. De todas formas dependiendo de la morfología de la persona, puede resultar muchísimo más complicado clavar un pantalón que una chaqueta. No es casualidad ni curiosidad. Es habitual que el pantalón en según que personas marque muchos mas defectos que la chaqueta.

Quizás si necesitaría un ajuste mínimo que mejorara el aplomo trasero, pero sigue siendo una linea de pantalón y un corte que resulta en mas que un notable. Nada sencillo como decía.

Saludos!

Anónimo dijo...

Aprobado raspadillo a ese pantalón. Eso no es un pantalón a medida, cualquier pantalón de gente que pasa por la calle (Cortefiel, etc) está mejor.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

Un conjunto muy chic¡ Que envidia; caballero: tiene un estomago de chavalin. Eso impresiona y tiene más mérito que la fantástica americana Ausencia total de barriga! Me gustaría poder decir lo mismo, pero la decadencia me ha ganado la partida hace años.

Sin que venga a cuento, pero siguiendo un poco la costumbre de proponer temas sobre la marcha: ¿como os arregláis con estas altísimas temperaturas para llevar los habituales trastos?: gafas, cartera, varias llaves, etc. ¿Seguimos con la americana puesta como un ninot deshaciéndose en las llamas, se lleva en los hombros, en la mano....? .Pocas alternativas veo: de momento antes muerto que con mariconera - es un tema este a filosofar - y con bolso no , aunque sea un diseño moderno y masculino.
Yo procuro reducir al máximo los accesorios y a ser posible no llevo americana. Si hay un compromiso, solo me la pongo antes de entrar a "saludar"; traje no uso con este calor; solo, como máximo, dos piezas. - soy esclavo, pero no tanto, de mis obligaciones- ¿y vosotros?
Un abrazo
Rijs

El Aristócrata dijo...

Estimado Rijs,

Ha probado a comer siguiendo los principios del banting o incluso los de la dieta paleolítica? Se trata básicamente de comer esos alimentos para los q nuestro organismo está preparado. Se sorprendería al ver todo las cosas que puede, y debe, comer. Y además adelgaza!

A mi los maletines sí me gustan. Y puedes meter en ellos todas las cosas q hoy utilizamos a diario. Escribiré un artículo próximamente.

Yo creo q es mejor salir sin casa sin chaqueta q llevarla en la mano. Me temo q toca sufrir un poco hasta llegar al siguiente sitio con aire acondicionado.

Un fuerte abrazo.

EA

Anónimo dijo...

La Paleodieta funciona. ¡Vaya que si funciona!. Ya se sabe, para mantener la figura, deporte, descanso y alimentación, representando la alimentación un 80%.

Yo, en verano, suelo llevar chaqueta siempre pero, este año, en Barcelona, es materialmente imposible. Tres minutos en la calle y, con esta humedad, ya está uno empapado. Lo que hago: mínimo de objetos encima (llaves, móvil y ni siquiera cartera - billetes y, dentro, tarjetas y DNI, convenientemente sujetos por una pinza; no es lo más estiloso, ¡¡pero es que no sé dónde meter la cartera!!

El maletín está bien entre semana, pero el fin de semana...

Un saludo,

UNO

Anónimo dijo...

Soy nuevo aquí. He creído entender que alguien afirma que la raza negra es inferior a la blanca. No he leído una condena expresa por parte del autor del blog. ¿Debo entender que comparte tal afirmación?

El Aristócrata dijo...

Si no la ha leído habrá sido porque no ha leído mis comentarios.
EA

Anónimo dijo...

DDebo entender... creo que puede entender lo que quiera aquí nadie se lo reprobará pero la impertinencia no es en absoluto elegante.. Carlos Lopez..

FERRUZZO dijo...

OLE.


FERRUZZO.

Anónimo dijo...

Al estimado anónimo de las razas y las condenas quiero decirle, a poco que lea y entienda, comprenderá que ni el autor, ni los lectores habituales de este blog, ni nadie en su sano juicio, comparte ideas peregrinas sobre la superioridad o inferioridad de alguna raza sobre otra, dado que son gente que lee, viaja, intenta aprender, y todo eso, creáme, desembrutece mucho.

Otra cosa es que, dada la magnanimidad y la buena educación de nuestro anfitrión, que no censura ningún comentario, incluso los críticos con él, pues de vez en cuando es inevitable que se cuele algún troll para enredar. Honestamente, creo que no hay que perder demasiado tiempo con ellos, ya que aquí estamos a otra cosa y ya dice el refrán que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

Anónimo dijo...

Me resulta indiferente si fue el anterior rey o la hermana de la congregación santa, o el rojo, o un coletas, o un ppoeista, o un negro, o un blanco, o un amarillo, o un rubio, o un moreno, o uno pelirojo, o una mujer, o un hombre, o un gay, o una lesbiana, o un bisexual, o un heterosexual.... Le deseo lo peor.
"¿Arte cinecético?" Pues yo la verdad (a pesar de la forma cursi y demasiada florida del artículo), el que abatas a un animal a la distancia, le dejes desangrar, y ante de que le decapites y despellejes, con unos rifles, termines su sufrimiento... Pues poco arte veo en ello, y mas bien, si más cobardía, ruindad y poca sensibilidad es lo que veo...

Leer más: Un cazador español mata por 50.000 euros a Cecil, el león más bello de Zimbabue. Noticias de España http://goo.gl/CQrCQr

Anónimo dijo...

Sí, a mí también me parece mal lo del león. Y no me gusta cazar ni pescar.¿Y?. Este no es el sitio adecuado para dar su opinión al respecto.

Eneko dijo...

Yo esperando la chica del viernes, el artículo del domingo y me llevo estavalegría de foto. Grande Valverde y grande Contadorb
Saludos.
Eneko

Anónimo dijo...

Pues a mi, que quiere que le diga, prefiero la tipica foto de chatis que el rollo ciclismo.