jueves, 1 de octubre de 2009

Bespoke Parte V: El traje a medida y la prueba

A raíz del artículo del mes pasado en el que nos hicimos eco de la gran aceptación que vuelve a tener el traje cruzado nos han llegado una gran cantidad de preguntas. Esto nos ha animado a escoger al traje cruzado como el protagonista de este nuevo artículo de bespoke.

En un mundo donde las grandes marcas acaparan la mayor parte de las ventas y han destronado a oficios centenarios como el de sastre, estudiar todo el proceso de confección de un traje a medida nos permite reafirmarnos en la idea de que un traje de confección industrial, por muy importante que sea la marca que lleve en su interior, no justifica su elevado precio.

Este mes queremos compartir con todos vosotros dicho proceso haciendo hincapié en la importancia de las diferentes pruebas que se llevan a cabo hasta que el traje está totalmente listo para ser vestido.

Para ello nuevamente nos pusimos en contacto con D. José María Reillo, sastre y Presidente del Club de Sastres de España, para que fuera su buen hacer y profesionalidad los que nos guiaran a través de todas las fases de construcción de un traje cruzado a medida.
Una vez más queremos con este artículo homenajear y profundizar en el apasionante mundo del bespoke, un arte en vías de extinción que sin embargo para aquellos que nos gusta este mundo es todo un deleite poder seguir disfrutando hoy de sus servicios.

Debido al mimo y a la atención al detalle que desde la sastrería de D. José María se presta a su trabajo, nos vimos obligados a empezar a trabajar en este artículo en Junio pasado. Fue en ese mes cuando acudimos por primera vez a la sastrería a discutir el diseño del traje y las características que buscábamos en él.

Una de las primeras preguntas a las que tenemos que estar preparados a contestar cuando acudamos a un sastre de prestigio es la referente al uso que queremos darle a la prenda. Dependiendo de dicho uso nuestro sastre nos recomendará diferentes tipos de telas.
No es lo mismo, por ejemplo, el traje que un caballero quiera vestir en el día a día de la oficina que el que puede buscar un señor que solo lo necesite para eventos puntuales como, por ejemplo, una boda, una entrega de una condecoración o una recepción oficial.

Independientemente de que nos guste más una tela u otra no debemos olvidar nuestras circunstancias personales. Hay telas que necesitan de un cuidado mayor y si no se las trata correctamente pueden tener una vida limitada. Otras no están concebidas para aguantar el traqueteo de uso intensivo; otras necesitan de un mayor reposo para volver a su posición original etc.

Si queremos que nuestro traje aguante un buen número de años sometido a un uso frecuente debemos siempre optar por telas de cierto peso como son aquellas de no menos de 370gr. Estas telas son propiamente de invierno y su uso es desaconsejable en verano. Pero si lo que buscamos es durabilidad esos son los tejidos en los que nos tendremos que fijar.
También debemos tener en cuenta el color y el tipo de terminación de la tela escogida. No obstante si, como ha sido este caso, contamos con el asesoramiento de un profesional todos estos puntos serán resueltos por él y no tendremos que preocuparnos.

Contar con la ayuda de un buen sastre nos aportará innumerables ventajas a la hora de diseñar nuestro traje. Según sea nuestro estilo y tras mantener un pequeño encuentro con él, nos diseñará nuestro traje atendiendo a nuestro físico y personalidad. Podrá ser más entallado, de solapas más estrechas, el pantalón de corte más alto etc. También nos recomendará una chaqueta más corta, cerillera, una o dos pinzas, pinza inversa, tipo de botones, largo y ancho del pantalón etc. La molestia de definir todos estos puntos normalmente solo está al alcance de aquellos sastres cuyo trabajo es algo más que un mero sustento.
Igualmente, un experimentado sastre tendrá en cuenta nuestra constitución física para, a través de su trabajo, ocultar aquellos pequeños defectos que muchos de nosotros tenemos. De igual forma, con un corte correcto conseguirá resaltar nuestras virtudes.

Como ya indicamos en la primera parte de “Into the Fitting Room”, la realización de un traje a medida requiere de la paciencia del cliente, en algunos casos de mucha de ella, ya que normalmente su confección requerirá en algunos casos hasta de varios meses.

Es por ello por lo que el mes de Septiembre es el mes óptimo para planificar nuestro armario y tenerlo listo para cuando lleguen los meses de más frío.

Como hemos indicado, el poder contar hoy con este artículo nos obligó a empezar a trabajar en él en pleno verano sintiéndonos extraños al encontrarnos entre telas que eran más propias de invierno que de la época que estábamos comenzando.

Después de discutir un largo rato sobre todos los aspectos recién mencionados nos decantamos finalmente por una tela de la centenaria casa inglesa Harrison of Edimburgh.
Queríamos una tela que si bien tuviera una larga vida no diera la apariencia de ser ni basta ni excesivamente abrigada. Por ello optamos por la gama Premier Cru de Harrison of Edimburgh. Esta línea de H.E. tiene como principales características ser de lana Merino y Super 100´s.

Aunque no queremos extendernos en el tema de las calidades de los diferentes tipos de tejidos ya que necesitaríamos un nuevo artículo, sí queremos aclarar un concepto que no parece que esté hoy en día muy claro ni siquiera para muchos profesionales. Nos referimos concretamente al término “Super” y al número que detrás de él aparece: 100, 120, 130 etc.

Hoy en día la gente sigue asociando este número a calidad y precio y no siempre es así o al menos no lo es respecto a la calidad en muchos de los casos. Muchos caballeros piensan que cuanto mayor sea el número mejor es la calidad del traje. Si efectivamente es esa su manera de pensar pueden llevarse alguna sorpresa desagradable.
Acorde con Michael Anton, la primera tela Super 100s apareció en 1960 en una fábrica inglesa que trabajaba lana procedente de ovejas australianas. Los comerciantes de la época se quedaron tan impresionados con esta tela que no dudaron en llamarla Super 100´s.

Hoy el término “Super” se utiliza para medir la calidad de la tela. Cuanto mayor sea el número, más fino se supone habrá sido el hilo que se ha utilizado para formar la tela resultante. Consecuentemente cuanto más fino sea el hilo utilizado mayor número de estos se tendrán que utilizar para conseguir, por ejemplo, los tres metros de tela que requiere un traje cruzado. Al igual que cuando estudiábamos las composiciones de las telas de las camisas, normalmente un mayor número de hilos se traduce en una tela más vistosa y elegante aunque también mucho más delicada, de longevidad más corta y más dada a arrugarse.
Debemos desconfiar de aquellas telas de número elevado que se ofrezcan a precios similares a los 80´s o 100´s. Tan importante es el hilo utilizado para tejer la tela como la manera en que se ha confeccionado esta última. Este hecho y que las puntadas utilizadas pueden variar enormemente de unas telas a otras hace que no siempre a los números mayores se les deba atribuir una calidad superior a la de los menores.

Otro peligro, como tuvo ocasión de comprobar el Cashmere and Camel Hair Manufacturers Institute en un análisis de 20 prestigiosos trajes, es que dos tercios de la tela de los trajes analizados no obedecían a lo que se especificaba en sus etiquetas. Esto es así debido a que no existe una forma de medida estándar para los conocidos como S-numbers. Todo lo que existe en la actualidad es una guía elaborada por la Wool Textile Organisation pero que desgraciadamente no todos los fabricantes tienen en cuenta a la hora de etiquetar sus telas.

Una vez más, solo cabe una solución para saber la calidad de la tela que tenemos enfrente y esta no es otra que tocar el tejido y dejarnos llevar por nuestra experiencia. Si todavía no tenemos la prática suficente debemos decantarnos por aquellas telas cuya reputación las preceda.
Como norma general apuntar que las telas hasta 110´s suelen ser idóneas para los trajes con los que acudamos a trabajar. Las telas Super 120´s y Super 130´s son indicadas para aquellos trajes que vistamos en ocasiones especiales y no con mucha frecuencia (una o dos veces al mes como máximo ya que si no nuestro traje no duraría más de cuatro o cinco años en nuestro armario).

A partir de 160´s las telas de nuestros trajes serán tan delicadas que solo podremos vestirlos en contadísimas ocasiones y además requerirán de un extraordinario cuidado. Por ejemplo, un traje 160´s que necesite pasar por la tintorería tiene muchas más opciones de salir de ella en peores circunstancias de las que entró.

Para saber qué tela debemos escoger aparte de en el tipo de tejido debemos fijarnos en su peso. Solo estudiando estas dos características podremos acertar en nuestra elección.

El peso de nuestra tela es de 330 gramos; un peso intermedio entre una tela de entretiempo y una tela de invierno. Las telas por debajo de 280 gramos son idóneas para los meses de calor y las que exceden de 365 son las que mejor se adaptan al frío invierno.
La realización de un traje a medida conlleva múltiple operaciones que buscan un mismo fin: conseguir la hechura perfecta para ese cliente específico.

Con la toma de medidas, la realización del patrón, su paso a la tela, el corte, la unión de las diferentes piezas, el hilvanado, las múltiples pruebas y los retoques finales, el sastre persigue algo que le está vetado a la confección industrial, por prestigiosa que sea la casa: un traje ceñido por fuera, amplio por dentro, que oculta nuestros defectos y que está totalmente acorde a nuestras medidas, características y gustos.

Conseguir que nuestro traje sea una segunda piel sería sencillamente imposible sin la realización de un mínimo de dos pruebas. La realización de las pruebas no se lleva a cabo de forma aleatoria y con éstas se busca sobre todo que nuestro traje tenga la hechura perfecta. Esta hechura por muy precisa que haya sido la toma de medidas o la realización del patrón no se puede conseguir sin que se realicen varias pruebas.
Es por ello por lo que tenemos que estar agradecidos si nuestro sastre se toma la molestia de citarnos en varias ocasiones para comprobar el desarrollo de su trabajo. Esto sólo redundará en beneficio nuestro.

En el mundo de la alta sastrería a medida, como ocurre en otros muchos campos, a veces se opta por diferentes caminos para llegar a un mismo resultado. Es por ello por lo que no todos los sastres utilizan ni las mismas técnicas ni realizan las pruebas en las mismas etapas de confección del traje.

La sastrería británica capitaneada por los sastres de Savile Row opta en su mayoría por realizar dos o tres pruebas durante los dos meses que como mínimo requieren para la realización del traje. Estas pruebas coinciden con la conclusión de tres momentos fundamentales en el proceso de construcción del traje: el skeleton baste, el forward y el finish bar finish.
D. José María antes de empezar a trabajar en el skeleton baste, prefiere hacer una prueba para afinar lo más posible el skeleton baste. En esta prueba la tela ya está cortada acorde a nuestras medidas pero carece de toda forma.

Aunque en nuestro caso el largo de la chaqueta estaba ya cortado según nuestra preferencia especificada durante la toma de medidas, con esta prueba el sastre puede empezar a definir desde el largo de la chaqueta a la altura de los bolsillos. Este “trozo” de tela lo irá ajustando a nuestro cuerpo haciendo múltiples marcas con un jaboncillo de sastre. Todas estas marcas son fundamentales para conseguir un skeleton baste lo más perfecto posible.
Si efectivamente, como acabamos de establecer, cada sastre tiene una forma de trabajar que difiere en alguna medida a la de sus compañeros, la mayoría de ellos coincide en hacer una prueba cuando el skeleton baste está listo. Si nuestro sastre se salta esta prueba deberemos cerciorarnos que efectivamente nuestro traje será un traje bespoke y no lo que seguramente sea: un traje MTM.

En la prueba del skeleton baste nos encontraremos con una chaqueta donde las partes principales de la chaqueta aparecen unidas por un simple hilo de algodón blanco (basting thread). Este algodón se utiliza para mantener unidas las diferentes piezas y será retirado cuando el sastre termine de marcar los ajustes en el skeleton.
Si es la primera vez que acudimos a esta prueba nos llamará la atención que nuestra chaqueta apenas está construida, careciendo de bolsillos, ojales, hombreras o cualquier tipo de construcción interior etc.

Esta primera prueba es fundamental para hacer los grandes cambios: largo de la chaqueta, las mangas, talle, altura de los bolsillos, tipo de hombreras etc). Igualmente, la prueba del skeleton baste es de una ayuda inestimable para realizar modificaciones posteriores en el patrón.
Incluso con un patrón muy exacto, la primera prueba es necesaria para realizar ciertas modificaciones. Además, esta primera prueba es especialmente importante sobre todo si es la primera vez que acudimos a ese sastre. Si por el contrario somos ya clientes, esta prueba puede ser obviada por nuestro sastre ya que con nuestras sucesivas visitas nuestro sastre habrá perfeccionado nuestro patrón y pasará directamente a la prueba del forward sin necesidad de “molestarnos” con la prueba del skeleton baste.

Hay sastrerías, como por ejemplo, Anderson & Sheppard que nunca realizan esta primera prueba, debido a que según su sastre Mr. Hallbery “if you need the inlays, you don’t know what you’re doing”. Esto indudablemente obliga a los sastres de A&S a afinar muchísimo su trabajo ya que no hay lugar para errores. No obstante incluso en A&S siguen usando el skeleton cuando de un chaqué se trata o cuando trabajan con un cliente con físico difícil.
Es curioso observar como cada sastre, incluso perteneciente a una misma escuela, altera la manera de trabajar de su maestro buscando siempre un mejor resultado. Una de las cosas que más nos sorprendió de la forma de trabajar de la sastrería de D. José María es la no elaboración de patrón alguno.

Las medidas se dibujan en la tela y directamente se corta con el consecuente riesgo que ello implica si no se cuentora con la experiencia y pericia necesaria. Sus cincuenta años en la profesión le permiten pasar las medidas a la tela directamente sin necesidad de elaborar un patrón. Además el no usar patrón agiliza la construcción del traje. No obstante, para sus clientes extranjeros o para aquellos que no disponen del tiempo necesario D. José María realiza un patrón conforme a los cánones clásicos.
Por el contrario las sastrerías más prestigiosas de SR siempre realizan patrón. Esto es debido a que teniendo el cliente su patrón en la sastrería, éste se asegura que independientemente de la suerte que corra su sastre, él siempre podrá acudir a la sastrería y salir con un traje de similar corte; independientemente de quien lo corte.

En otras palabras, en España el cliente busca tener un traje cortado y cosido, por ejemplo, por el señor Reillo lo que obliga a este cliente asumir que cuando éste se jubile o deje de ejercer por cualquier motivo tendrá seguramente que acudir a otro sastre ya que la sastrería a la que él siempre había acudido no tiene su patrón y el traje que le puedan cortar nuevamente allí no será de idénticas medidas a la de sus antiguos trajes.
En Inglaterra, por el contrario, la mayoría de los clientes quieren tener un traje de Anderson & Sheppard o de Kilgour independientemente de quien lo corte o lo cosa. Por este motivo estas sastrerías siempre elaboran y conservan un patrón garantizando al cliente que al menos el skeleton baste será el mismo a anteriores ocasiones.
Una vez concluida la prueba del skeleton y realizados todos los ajustes nos llamarán en unas dos o tres semanas para una segunda prueba.

En esta segunda prueba, denominada forward, encontraremos nuestro traje prácticamente “construido”, lo cual significa que tanto los bolsillos, el forro interior, las solapas etc. estarán concluidas. Normalmente ni el cuello ni las mangas se encuentran del todo terminadas y las veremos básicamente como cuando acudimos a la prueba del skeleton baste.

Una de las ventajas de esta prueba es que nos da una idea muy aproximada de cuál será el resultado final de nuestro traje.
Sobre el forward se realizarán los ajustes afinando cada vez más la hechura de nuestro traje. Las modificaciones que nuestro sastre realice en esta prueba también se pasarán a nuestro patrón consiguiendo de esta forma cada vez un patrón más exacto que nos permitirá que en sucesivas ocasiones con sólo dos pruebas nuestro traje esté listo.

Después de la prueba del forward nuestro sastre rematará el traje y si todo ha ido sobre lo previsto la próxima vez que nos llamen será para llevárnoslo a casa.

No obstante, D. José María prefiere abusar de la paciencia de sus clientes y llamarles para una tercera prueba.
En esta tercera prueba el cliente se prueba el traje entero; un traje muy cercano al definitivo. El sastre probará los pantalones y comprobará que cierra correctamente en la parte delantera, que el tiro está correcto, ajustará el largo, su ancho, las rayas, evitará que se formen arrugas ni en el trasero ni en la caída pero siempre contando con cierta tela extra que permita el libre movimiento de las piernas y una cierta flexibilidad y margen a la hora de sentarnos etc.

Esta prueba es el momento adecuado para comprobar que el interior del traje está conforme a nuestros deseos. Debemos comprobar que el forro de los bolsillos es de las medidas que nosotros especificamos y que los compartimentos interiores están construidos atendiendo a nuestros gustos.
Después de hacer esos últimos retoques a nuestro pantalón nos probaremos nuestra chaqueta que estará prácticamente terminada a falta de los botones y los ojales. Es el momento para que nuestro sastre vea el largo de las mangas y la caída de la chaqueta para marcar donde irán todos los botones. Asimismo, nos realizará unos últimos ajustes a la chaqueta para conseguir el grado exacto de ceñido que quiera el cliente.

Hay que tener especial cuidado en este punto ya que una chaqueta demasiado entallada puede quedar bien cuando su portador está enfrente del espejo pero cuando empiece a caminar ese exceso de talle puede terminar pasándole factura en forma de rayas. Es también ahora el momento de cerciorarnos de que los bolsillos interiores de la chaqueta son acordes en número y forma a lo que especificamos en la toma de medidas.

Esta prueba que no es considerada como necesaria por muchos sastres sigue siendo requerida por D. José María ya que a pesar del lógico inconveniente que esto supone tanto para el cliente como para el sastre ayuda a conseguir una hechura muy perfeccionada.
Como él mismo comenta, las pruebas solo juegan en beneficio del cliente y es precisamente el cliente quien más se debería alegrar si su sastre se toma la molestia de citarle en varias ocasiones para perfeccionar su trabajo. De hecho esta prueba al no ser estrictamente necesaria no es requerida por muchos sastres.

En Inglaterra normalmente con las pruebas del skeleton baste y el forward es suficiente para que el cliente pase a recoger su traje y es poco frecuente que te llamen a una tercera prueba.

La tercera prueba, el finish bar finish, se realiza normalmente bien porque el cliente no reside en la ciudad del sastre y éste se lo tiene que enviar a su domicilio sin poderlo ver en la prueba definitiva o bien porque el cliente no cuenta con el tiempo necesario para esperar a esa última prueba; algo bastante frecuente en SR donde muchos de sus clientes son extranjeros y no disponen del tiempo necesario que la confección de un traje bespoke requiere.

En la prueba del finish bar finish el traje está casi terminado a falta de los ojales y el remate final.
En la sastrería de D. José María nos llamarán a una cuarta prueba que será la definitiva. Esta prueba no se puede considerar como tal ya que solo sirve para que nuestro sastre compruebe que todo está conforme. Esta prueba se realiza con el traje planchado. Si hay alguna mínima cosa que ajustar todavía se está a tiempo y de no ser necesario, como será en la mayor parte de los casos de haberse realizado las pruebas con mimo, el traje estará listo para que lo podamos lucir orgullosos.

Es recomendable preguntar a nuestro sastre sobre los cuidados adecuados para el traje. Seguramente muchos de nosotros nos sorprenderemos al oír las atenciones que son necesarias para conservarlo durante muchos años como está antes de salir por la puerta de la sastrería. Por otro lado parece normal que sea el mismo sastre quien ponga interés en que se cuide con mimo ese trabajo ya que además de haberle dedicado muchas horas de trabajo, sus clientes son su mejor tarjeta de presentación.

Para terminar, apuntar que seguramente muchos de nosotros habremos experimentado en alguna ocasión cierta desilusión con ese traje tan especial y por el cual hicimos un gran esfuerzo y el cual después de unas cuantas puestas no nos queda tan perfecto como cuando salíamos con él de la sastrería.
Esto ocurre prácticamente con toda nuestra vestimenta. Si, por ejemplo, nuestros zapatos no se adaptarán totalmente a la forma de nuestros pies hasta pasadas veinte puestas, es compresible que algo similar ocurra con nuestro traje.

Nuestro traje conforme lo vayamos vistiendo se irá adaptando a nuestro físico y es admisible que pueda aparecer alguna arruga o que incluso la caída del pantalón sea diferente una vez se haya acoplado a nuestra cadera.

Por ello algunos de los sastres más perfeccionistas piden al cliente que les vuelva a visitar vistiendo ese traje pasados unos meses. Solo entonces podremos saber si ese es “El Traje”. En ese momento tanto el sastre como el cliente quedarán totalmente conformes con ese trabajo.
Para concluir hacer hincapié una vez más en que la prueba es, con seguridad, el mejor aliado de la perfección por lo que si tenemos la suerte de que nuestro sastre se toma la molestia de llamarnos en varias ocasiones debemos estarle agradecido ya que éstas solo redundan en el beneficio del resultado final.

El Aristócrata

Fuente: http://www.englishcut.com
Fotos: Propiedad de http://www.elaristocrata.com/

79 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico artículo. Sólo se me ocurre comentar: "¡A ver cuándo tengo tiempo!". Coincido con Vd. en que la elaboración del traje de alta sastrería hay que "sufrirla" (aunque estoy seguro de que convendrá conmigo en que el término más adecuado es, sencillamente, "disfrutarla").
Un afectuso saludo.

Anónimo dijo...

Sensacional artículo pero, sobre todo, sensacional traje.

Preferencias personales al margen (yo hubiera prescindido del bolsillo cerillero en un traje de chaqueta cruzada), el resultado final es fiel reflejo del trabajo y el esfuerzo puestos en su concepción y confección.

Una obra de arte, seguramente un arte menor, pero arte.

Un saludo muy cordial.
Fran

Anónimo dijo...

Genial nuevamente,amigo.Toda una clase magistral.Un saludo
Nacho

Anónimo dijo...

Gran artículo, como siempre.

Enhorabuena.
Jotaele

Anónimo dijo...

Yo por el contrario aprecio el bolsillo cerillero, ya que rompe un poco la geometría tan marcada de la DBJ.

Anónimo dijo...

Excelente artículo. Interesante la aportación de los diferentes tipos y calidades de telas .

Un saludo
Emilio

Anónimo dijo...

Muy buen artículo, Aristócrata. Podrías profundizar un poco en el tema de los cuidados?

Yo la verdad es que no los plancho nunca, los cuelgo en el baño hasta la siguiente puesta. ninguno me lo pongo más de un día a la semana, y procuro cepillarlos con un gran Kent siempre que puedo. Se te ocurre alguna cosa más? Mi método me va perfecto. Es totalmente cierto que hay trajes que tardan más en desarrugarse, pero siempre es cuestión de tiempo. por ello, es bastante claro lo que comentabas de las telas.

Gracias.

Anónimo dijo...

Siento discrepar,pero el resultado final del terno,no me convence.Ni el acabado,ni cómo le sienta al cliente,ni tan siquiera la tela escogida.

Un saludo y enhorabuena por el blog.
Noah Ryte

Anónimo dijo...

Estimado Noah Ryte,puede que creas que usar palabras difernetes puede quedar muy bien, en mi opinión solo denota cursilería y esnobismo. Sobre todo cuando se usan mal. Un terno es un traje compuesto de tres piezas, es decir, pantalón, chaqueta y chaleco. Por cierto, creo que el corte del traje es estupendo. Atentamente, José.

Anónimo dijo...

Me pongo a leerlo ahora mismo y luego comento. De las fotos lo q más me ha llamado la atención es la limpieza de líneas de la chaqueta. Ni una raya!!!

Gracias por el artículo.
Andrés

Anónimo dijo...

Mi atento José,el uso de la palabra "terno" no pretende denotar nada,sino que es una frase hecha,coloquial y muy española, para referirse a un traje,con una clara connotación muy taurina.
Por otro lado,te diría que eso que criticamos,y en este caso me acusas de esnob y cursi,cosa que respeto pero no puedo compartir,es aquéllo que vemos en nosotros mismos y no podemos soportar,pero claro,es más fácil acusar al de enfrente que enjuiciarse a uno mismo.
Finalmente,insisto en que este "terno",no es "estupendo",sobretodo tras comprobar el trabajo de ciertas sastrerías inglesas.

Un saludo.
Noah Ryte

Anónimo dijo...

Es verdad que el traje de luces también es conocido como terno, pero precisamente por que lleva chaleco. No se si habrás visto alguna vez un traje de luces cruzado. Por cierto, en la RAE, de las 11 acepciones que proponen, ninguna es la que propones. Atentamente, José

Anónimo dijo...

Aristócrata, puedes decirnos la horquilla de precios en la que se mueve Reillo?
Jotaele

Anónimo dijo...

para zanjar la cuestión el diccionario de la real academia española nos dice en su primera definición de terno: 1. Conjunto de tres cosas de una misma especie. en la tercera nos aclara que :
3. Conjunto de pantalón, chaleco y chaqueta, u otra prenda semejante, hechos de una misma tela. También nos informa que era en su quinta definición
5. Vestuario exterior del terno eclesiástico, el cual consta de casulla y capa pluvial para el oficiante y de dalmáticas para sus dos ministros. Y en las definiciones tocantes a la mujer nos dice que:;
8. Aderezo de joyas compuesto de pendientes, collar y alfiler. Y
~ sastre. m. Vestido femenino, que consiste en falda y chaqueta.
DE OTRO LADO SE QUE CULTURALMENTE EN EL ECUADOR TERNO ES SINONIMO DE TRAJE SEA ESTE CON CHALECO O SIN EL O INCLUSO CRUZADO
Conclusión creo que de acuerdo a donde nos encontremos el terno es una cosa o

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por este artículo.
La verdad q es una pena q se esté perdiendo este oficio.
Efectivamente ese resultado q se ve en las fotos creo q es imposible conseguirlo con un traje industrial. Una pena q solo esté reservado a unos pocos.
Gracias por todo el trabajo q hay detrás del artículo.
Y por cierto a mi me parece una pasada el resultado. Efectivamente no se ve ni una raya y la terminación es exquisita (coinciden las líneas de los bolsillos, las traseras del pantalon, de la chaqueta) Alucinante cuanta perfección
Jaime

Anónimo dijo...

Genial, como siempre, Aristócrata. Eso si, yo hubiera intentado que la chaqueta quedara un poco más entallada al ser cruzada. Aparte de eso, tiene una pinta excelente. Por cierto, alguien conoce a este sastre de San Sebastián? : Luis ´María Cortés? http://www.euskonews.com/artisautza/0455zbk/arti45501es.html
Jorge

El Aristócrata dijo...

Perdonar pero sorprendentemente el artículo y todos los comentarios habían desaparecido esta mañana.

Me he tomado la libertad de volver a publicarlos.

Un saludo y gracias por vuestros comentarios

El Aristócrata dijo...

Efectivamente la limpieza de líneas es destacable.

Aparte de esta más q reseñable característica hay otras que también debemos tener en cuenta:
- la terminación del cosido de los ojales es muy buena
- si os fijáis las líneas de la tela coinciden ya no solo en los bolsillos sino también en la solapa, el en pantalón, en la parte trasera de la chaqueta
- los botones son de asta
- las solapas muy acordes con el físico del caballero
- si bien la realización del pantalón es más sencilla que la chaqueta la terminación de éste es la correcta para un pantalón de un traje cruzado . A petición del cliente se cortó el pantalón para ser vestido con tirantes (algo normal por otro lado). El pantalón tiene la terminación en la cadera típica del pantalón inglés: una abertura para que el uso del tirante no perjudique la caída del pantalón, un corte para ser vestido muy en la cadera y unas pletinas para un ajuste adicional y la omisión de los tiradores para el cinturón.
- la unión de las mangas con los hombros sin apenas montarse es toda una marca de la casa y es a lo que cada vez tienden más los sastres italianos
- el forro va cosido y no termofijado....

No obstante, lo más importante es la hechura de este traje. Fue curioso observar que a pesar de los movimientos del cliente el traje siempre estaba en su sitio y no aparecía en ningún momento arruga alguna o descomposición del conjunto.
EA

Anónimo dijo...

Fender:

Una pregunta un traje cruzado a la hora de sentarse no de desabrocharse los botones de la chaqueta, no?¿?

Gracias, el articulo a la misma altura que el resto, es decir, sensacional!!!.

Tie2 dijo...

Aristócrata, ahora que te has hecho un traje en Reillo, ¿lo consideras el mejor sastre de España o hay otros que aún te convencen más que este gran artesano?

Jorge dijo...

Aristócrata llevabas unos derby? Cuáles eran? Eran unos Draycott? Gracias!

Séneca dijo...

Muy interesante todo el proceso descrito en el artículo. Gracias Aristócrata por toda la información que aportas y, personalmente, lo que aprendo con cada una de tus reseñas.
Independientemente del dibujo y color de la tela (elección muy personal, conforme al gusto de cada cual), el corte, la línea y caída del traje me parece espectacular. Vamos, como corresponde con un traje de sastrería a medida.
Enhorabuena y que lo disfrutes durante muchos años.

Torsten dijo...

Great suit, José. Especially, I like the strong shoulders. They work well for you and that type of formal suit. It might look a little closefitting to my taste - be careful with the good Spanish food :-)

ysasmendi dijo...

Excelente artículo, Aristócrata. Espero que disfrute el traje.

¿Para cuándo unas líneas sobre los cuidados básicos de nuestro vestuario? Sería muy enriquecedor.

Anónimo dijo...

Estupendo artículo Aristócrata. De acuerdo con anteriores comentarios seria interesante unas explicaciones sobre el cuidado que debemos darles a nuestros trajes.
Gracias y un saludo.
D.Ramón

Séneca dijo...

Me sumo a la propuesta de lo interesante que resultaría un artículo sobre los cuidados para los trajes, porque de todos es sabido que la tintorería muchas veces no es la única solución, y determinadas atenciones a los trajes cada vez que terminemos de usarlos pueden alargar su vida útil.
Gracias y un saludo.

Jorge dijo...

Cepillo para quitar el polvo, no utilizar el mismo traje dos días seguidos y si podéis, haceros con una máquina de vapor para prendas y de cuando en cuando dadle un repasito. Si el traje cogiera olor a tabaco, algo desgraciadamente habitual, entonces, feebreze(lo siento, pero no me acuerdo de cómo se llama exactamente) y dejarlo una noche en la cocina con la ventana abierta (o en la terraza). Aparte, una buena percha, doblar con cuidado el traje, hacerse trajes con 2 pantalones para ir rotando.

El Aristócrata dijo...

Aunque parezca una obviedad lo más importante es huir de las manchas y de las tintorerías. Éstas últimas destrozan los trajes.
Un cepillado después de cada puesta y dejarlo descansar. Si es de una tela de cierta calidad, el propio tejido volverá a su sitio. A ser posible no vestir el mismo traje mas de una vez por semana.
No usar la plancha directamente sobre la tela. Usar algún tipo de paño entre ambos. Tampoco humedecer el tejido. Esto acelera la aparición de brillos.
Y mucho cuidado con planchar las solapas. Al final el exceso de dobladillo en la solapa le termina quitando su gracia natural al traje.
Una buena percha de madera y de pala ancha a la altura de las hombreras es importante para que no coja forma. El pantalón debe caer recto. Si no tenemos un armario lo suficientemente alto y tenemos q doblar el pantalón hagámoslo ligeramente por encima de la rodilla y cerciorémonos que no se forma ninguna pequeña arruga. Para que no se deslice hay perchas que están fabricadas en materiales próximos al caucho.
A mí me gusta una vez colgado el pantalón poner sobre él y la percha dos trozos gruesos y grandes de papel para que cuando cuelgue la chaqueta ésta no caiga totalmente en vertical y no se estreche bruscamente la hombrera en la caída.
EA

jotaele dijo...

La gente que utilicéis cepillos para limpiar vosotros mismos los trajes podéis dar algunos nombres de marcas y modelos?

A cambio os paso el link de la que dicen ser la mejor percha sobre la que colgar un traje: http://tinyurl.com/y896y3k

Biarritz. dijo...

Aristócrata,hablas de que la inserción de la manga al hombro es imperceptible.Precisamente echo eso de menos entre otras cosas,el que los hombros y y mangas "se marquen",algo que personalmente me encanta,o que coloquialmente se denomina "corona" del traje.

Saludos.

Fran dijo...

¿Una posible fuente de inspiración desde Anderson & Sheppard?

http://www.finchsquarterly.com/fqr-style/tailor-scape/anderson-sheppard/

(Segunda fotografía)

Saludos cordiales.

El Aristócrata dijo...

La chaqueta q encabeza el artículo del mes pasado efectivamente Fran es de A&S y me sirvió para ilustrar el artículo de la chaqueta cruzada.

Precisamente si te fijas en esa chaqueta Biarritz, observarás que en la unión de la manga con el hombro no se aprecia salto alguno.

Hay sastres q tienden a marcar más esa unión montando la manga pero hoy esto se está dejando de lado a favor de una mayor limpieza de lineas. No obstante si te gusta no veo problema alguno en que mandes a tu sastre que te cosa así tus chaquetas.
Un saludo

Andres II dijo...

Yo soy de la opinión de Biarritz. A mi tb me gusta q se monte la manga sobre el hombro. Cuestión de gustos
Andrés

Anónimo dijo...

Enhorabuena El Aristócrata, una vez más nos deleitas con tu artículo, que nos muestra algo diferente y de forma exhaustiva y completa.

Sobre sastrería he de decir que ayer tuve la fortuna de estar por Oviedo, y pude ver otra vez tanto Plácido como Arsenio Suárez; que maravilla, especialmente Arsenio Suárez tiene en estos momentos un escaparate que es la perdición de cualquiera con un mínimo de amor por todas estas cosas, un príncipe de gales sensacional, unos zapatos doble hebilla - creo que Santoni- en color malva increíbles, una corbata Drake´s impecable... en fin esto es sólo una pequeña parte de lo que muestra, estuve tentado de hacerle una fotografía al escaparate, pero no me atreví.

Y para finalizar una consulta, ¿ alguien conoce y se ha hecho algo en Knack Men? Han abierto en La Coruña recientemente, y además de trajes ya confeccionados, ofertan sastrería a medida, agradecería comentarios ya que, en principio, los precios son atractivos.

Un saludo,
J.M.

Anónimo dijo...

Yo tanbién estoy pensando en comprar alguna cosa en Knack Men. Pero no me decido por que no conozco la calidad de sus prendas. Pero desde luego el diseño es increible, por ejemplo el de los abrigos, es muy dificil encontrar abrigos tan clásicos como los que aparecen en la web. Pero como digo habrá que ver la claidad.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo Aristocrata. una pregunta, podrias ofrecer algo de detalle respecto al estilo del traje? vivo en londres y la mayoria de las casas tradicionales de savile row tienen una chaqueta mas estructurada, hombros mas marcados, etc (siendo Huntsman quiza el exponente mas claro). A&S y sus "alumni" (Tomas Mahon, Edwin DeBoise, entre otros) perteneciendo a una escuela distinta, mas proxima al corte de Scholte. Donde crees que el estilo de tu sastre encaja mejor? El "soft style" de Scholte/A&S o el mas formal tradicional de SR? Muchas gracias por adelantado

El Aristócrata dijo...

Estimado anónimo:
No creo q Reillo tenga un estilo particular. Diría que trabaja de forma similar al resto de reputados sastres españoles.

Como él dijo en la entrevista que le realizamos en el mes de Mayo (http://www.elaristocrata.com/2009/04/bespoke-3-parte-entrevista-d-jose-maria.html) la forma de trabajar de los sastres españoles está más cerca de los sastres tipo Rubinacci, Mazzuoccolo, Pastena, Pirozzi etc q de la escuela más purista de SR. Te dejo unos fragmentos que seguramente contesten tu duda:

"Ya no tiene sentido seguir patrones de otra época donde se acentuaban las hombreras, los cortes anchos etc. Ahora se busca mas destacar la silueta, trajes mas ceñidos, que no estrechos, frontales más redondeados etc."

"La confección del traje es muy superior a la que encontramos en el país anglosajón. Yo recomiendo que vean y toquen los trajes que salen de esas reputadas sastrerías; son como de otra época. Son muy armados, con una entretela gorda. Son trajes iguales que a los que se hacían hace 50 años pero con mano de obra de calidad inferior."

Yo personalmente sigo prefiriendo el corte clásico inglés ya q son trajes que estoy seguro los podré vestir sin que nunca pasen de moda. Sin embargo, reconozco que la comodidad de nuestros trajes y de los italianos es muy superior. Nuestros sastres hacen verdaderamente una segunda piel de su trabajo mientras que el típico traje de la Row (si es q hoy sigue allí existiendo un traje "típico")es un traje q nunca te olvidas que lo llevas puesto.

Por favor firmemos los artículos para saber a quien dirigirnos
Muchas gracias

pedro dijo...

Hola Aristócrata,

Empiezo a trabajar dentro de poco y me voy a hacer una serie de trajes para el trabajo,
tenía las siguientes dudas que consultarte:

1) Si se trabaja de Lunes a Viernes, ¿cuantos trajes conviene tener para el trabajo? ¿Está "mal visto" aparecer dos días seguidos por la oficina con el mismo traje?

2) Con respecto al largo de la manga de la camisa en relación a la chaqueta, he leído en tu blog que la manga de la chaqueta ha de llegar al hueso de la muñeca, pero,
¿ha de taparlo ó quedarse justo antes? (dejando en este último caso el hueso al descubierto imaginando que no tuviésemos puesta una camisa). ¿Cuanto ha de asomar la camisa por debajo de la chaqueta? ¿un centímetro?. Me imagino que todas estas referencias son con el brazo relajado,¿no? ya que al doblar el brazo todas estas referencias se pierden, al moverse las mangas de la chaqueta y la camisa.

3) Los trajes los voy a usar con cinturón, ya que aunque soy un seguidor nato de los tirantes me imagino que en una empresa Española, no será lo habitual, y he pensado que es mejor llevar un perfil discreto, no quiero llamar la atención nada más empezar el trabajo, dejaré los tirantes
para situaciones que no tengan que ver con el trabajo:bodas,etc...
Mi pregunta es: si se llevan con cinturon, ¿donde debe quedar la cinturilla del pantalón? ¿justo por debajo del ombligo?

4) Última pregunta: el largo del pantalón, ¿donde debe acabar? ¿debe apoyarse en el zapato, y en consecuencia doblarse? Si es así se pierde visualmente la línea recta que forma la raya hecha a plancha en el pantalón ¿no?

Perdona por este bombardeo indiscriminado de preguntas, pero es que mi sastre siempre deja todas estas opciones al cliente y yo a veces no se que contestar.Muchas gracias.

Un saludo,

Pedro.

El Aristócrata dijo...

Hola Pedro,
1) Yo optaría por cuatro trajes y un juego de chaqueta y pantalón. Con estos y un buen surtido de camisas y corbatas tienes varias temporadas "salvadas"
2)Efectivamente, la manga debe terminar donde el hueso de la muñeca para q de esta forma la camisa pueda sobresalir el centimetro (o 1.5cm). Correcto; es en posición relajada
3)El pantalon se viste en la cintura no en la cadera. Justo debajo del ombligo es el lugar. Entiendo tu proceder respecto a los tirantes. Pero recuerda q más tarde será peor porq te recordarán con cinturón y el cambio será más brusco
4) El largo del pantalón es personal. A mi me guste que toque el pantalón pero sin q descanse excesivamente sobre él ni q quede denmasiado corto enseñando el calcetín al caminar.
Muchas gracias y bienvenido

Pedro dijo...

Aristócrata,

Muchísimas gracias por tu respuesta, me ha sido de gran ayuda, ha resuelto todas mis dudas.

Un saludo,
Pedro

Anónimo dijo...

Por favor, alguien podría decirnos su opinión sobre Knack Men. Muchas gracias. Un saludo. José luis.

Fernando dijo...

Dices que los sastres españoles se parecen a los italianos, en lo de la segunda piel te doy la razón: El traje que te has hecho parece muy cómodo y con gran movilidad.

Sin embargo aprecio, respecto a los sastres italianos que las mangas son un poco anchas ¿es sólo una mala percepción mía? Podrías comentar, ya que no es perceptible, si la anchura del hueco del hombro es menor que la de los trajes normales, al estilo napolitano (Attolini, Kiton...)

Montañés dijo...

No me gusta hablar mal de nadie pero Knack Men no elabora trajes de calidad. Las telas no son buenas y el corte, sobre todo en las chaquetas, no sienta nada bien.
Ahora bien, creo recordar que el precio era muy competitivo. En torno a 300 euros. Por ese precio es aceptable pero NO es traje comparable a los que habitualmente hablamos aquí.

Si no se dispone de presupuesto para un traje a medida en un buen sastre es preferible ahorrar un poquito y comprarse uno en una tienda tipo MAN (600 €). La calidad de la tela y el corte es muy superior.

Un saludo

Anónimo dijo...

Estoy conforme sobre la opinión de Knackmen. Pero tienen ciertas cosas que si podrían merecer la pena, como puedan ser los abrigos. Estos son de una relación calidad precio bastante aceptable. Sobre todo porque es difícil encontrar abrigos tan clásicos.

Anónimo dijo...

Estoy pensando comprarme unos merton de C&J ¿Alguien podría decirme si son muy estrechos? En las fotos parecen muy estilizados. Muchas gracias. Alberto.

Anónimo dijo...

Muchas gracias a quiénes habéis opinado sobre knackmen.

Cuando tenga ocasión me pasaré por su tienda de La Coruña, intentaré ver tanto las chaquetas, trajes ya confeccionados, como los abrigos, que realmente estos últimos tienen muy buen aspecto en su web.

Montañés, cuando hablas de MAN y sus trajes, ¿ Cómo son estos? ¿ Confección propia o se los hace alguna marca o sastre y ponen la etiqueta de la tienda?

Gracias y un saludo,
J.M.

Jorge dijo...

Alberto, el last 348 de CJ que es el del MErton es muy estrecho. Asi que si por ejemplo tienes un 9 pasa al 10...Por cierto, compra a través de Pediwear que no cobra gastos de envío y con la libra tan baja merece la pena aprovechar el momento

Anónimo dijo...

Jorge muchas gracias por la respuesta. El last del Sidney es 341, qué diferencia hay? Muchas gracias Alberto.

Jorge dijo...

aLBERTO, la verdad es que no tengo ni idea pero en el siguiente post puedes encontrar ayuda: http://www.askandyaboutclothes.com/forum/showthread.php?t=74419

coquina dijo...

¿Soy el único a quien los artículos del mayordomo le parecen una vil copia de los del Aristócrata?

Montañés dijo...

J.M.
MAN es una tienda que hay en Madrid (Claudio Coello) y Bilbao (Elcano). Es la sucursal más juvenil de la Catedral del buen gusto(al menos el ´que me gusta a mí) que es DENIS.

Los trajes siguen el corte clásico de la sastrería española, entallados, dos botones, bolsillos ligeramente oblicuos, solapa tirando a ancha y las telas de siempre (ojo de perdiz, estambres, raya diplomática) Creo que los encargan a una casa española (no sastreria)y los venden RTW. Cabe la posibilidad de hacer un MAde to measure por un poco más, (unos 650 creo).

Yo tengo un par de trajes de MAN, así como bastantes chaquetas. No es un traje a medida pero a mi juicio es lo mejor RTW del mercado. Al menos, esa es mi opinion.

Un saludo

jotaele dijo...

Montañes, por Denis te refieres a la tienda de Hermosilla 11 ?

No tenía ni idea de que existiese relación entre Denis y MAN, son del mismo propietario?

Jorge dijo...

Jotaele, creo que DEnis es del padre y Man del hijo. El dueño de Man tuvo un affaire muy comentado en la prensa rosa con la presentadora de Gran Hermano

Jorge dijo...

Lo del mayordomo roza castaño oscuro, sobre todo después del último artículo sobre el Príncipe Carlos. Hasta las fotos son un plagio!!!

El Aristócrata dijo...

Hola a todos,

En referencia a los artículos de El Mayordomo solo comentar que aunque obviamente (espero q esto nadie lo pueda negar) contienen mucha información extraída de los artículos de www.elaristocrata.com cuenta con mi visto bueno.

Sinceramente no me importa que sea Jeeves quien de a conocer el arte de la elegancia masculina clásica al gran público ya que, aparte de haberme pedido permiso, los que aquí nos reunimos profundizamos bastante más en los diferentes temas. Además, lo verdaderamente interesante de esta página son los comentarios que los artículos puedan suscitar.

Un saludo

Montañés dijo...

En eefecto JL. Denis y MAN están relacionados.
Denis es, a mi juicio, la mejor tienda de ropa de Madrid (no sastrería, aunque hagan trajes a medida). En mi familia llevamos 3 generaciones comprando sus corbatas, jerseis etc... Es de los pocos sitios que tienen corbatas Drakes, corbatas de lazo para esmoquin y frac, knitted ties, jerseis de cashmere etc..
Compré en Bilbao este verano unos pañuelos blancos de lino impresionantes.
Y lo que es más importante un trato excepcionalmente correcto, acorde con la calidad de sus productos.
(Releo el post y parece que me han pagado...) En serio, os invito a que os deis una vuelta.

Andres II dijo...

Si no recuerdo mal, los pocket squares de Denis son de Simonnot Godard.
Yo sigo pensando q faltan tiendas independientes en Madrid con estilo. Por ejemplo yo daría lo que fuera porq hubiera más tiendas tipo Ertl&Cohn o aunq me caiga gordo el dueños Scalpers.
Andrés

Emilio dijo...

Buenos días a todos.

Quería conocer opiniones respecto a la procedencia de usar pañuelo de bolsillo con una chaqueta de espiga gris oscuro. Dicha chaqueta me gustaría combinarla con un jersey de cashmere de cuello vuelto negro y con pantalones negros y blancos cinco bolsillos. ¿Es adecuado utilizar pañuelo de bolsillo? Y si es así, ¿qué tipo de pañuelo le iría bien al conjunto?

Agradezco las opiniones al respecto.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

En cualquier chaqueta se puede llevar bolsillo. Con el negro pega cualquier color. Pero optaría por uno que contrastara bastante, para romper el monocronismo del conjunto. Lo que no dices es el tejido de la chaqueta. Optaría por un pañuelo pasley, en un color no demasiado oscuro. Otra posibilidad sería la de usar un pañuelo de lino blanco o un pañuelo de lino blanco con el borde de algún color suave combinado con los calcetines.

Anónimo dijo...

"se puede llevar bolsillo" he querido decir pañuelo.

Emilio dijo...

Gracias por tu opinión.

La chaqueta es tweed. También quería combinarla con jerseys de pico de colores, uno de ellos en rosa chicle y otro morado. Tenía pensado combinar, por ejemplo, el jersey morado con calcetines del mismo color, pero no sé si sería muy recargado el utilizar pañuelo también morado.

Por otro lado, ¿qué color de calcetines cree que le iría bien para combinar el jersey rosa chicle, ya que no encuentro en ningún establecimiento unos calcetines del mismo tono. Para facilitar la respuesta, los zapatos siempre serían negros, buedeos o de ante marrón.

Saludos cordiales

Emilio dijo...

Cuando dije rosa chicle, creo que no acerté. Más bien el color es escarlata o un rojo tirando a rosa fuerte.

Anónimo dijo...

Montañés,

muchas gracias por tus comentarios sobre los trajes de Man.

Tanto Man como Denis las conozco de mis visitas a mi Madrid, y si bien no tuve ocasión de entrar en ninguna de ellas, en la próxima ocasión lo haré sin duda.

Hoy me gustaría preguntaros por un tema un tanto distinto, los outlets.

Según tengo entendido en Madrid destaca el de Yusty, que creo que es puntual ¿ cuándo se celebra el mismo?

¿ Hay alguna tienda más con outlet permanente? Me refiero a tiendas tipo Echevarría, Just One, o alguna otra.

Gracias,
J.M.

Libertad Suárez dijo...

Acabo de descubrir este blog navegando por internet y estoy realmente impresionada, no suelo comentar para este tipo de cosas pero me ha parecido necesario felicitarle por su admirable trabajo recopilando información sobre este mundo tan apasionante de la sastrería y el buen vestir.

Anónimo dijo...

Estimado JM,

En Madrid tienes Zegna, Hacket, Hugo Boss, Versace y alguno más en las Rozas Village. Puedes consultar las tiendas que hay en su web, está a nos 30 Km al norte de Madrid. Es permanente y abren todos los días (domingos incluidos).

Un saludo,

Belgravia

Anónimo dijo...

Belgravia,

gracias por tu respuesta, el outlet que me comentas lo conozco, pero es más bien de boutiques de firma, mi pregunta se dirigía más bien a outlets de tiendas multimarcas.

Por cierto el otro día pude ver en una revista un reportaje en dónde aparecían bastantes prendas de Anglomanía, tienda que recuerdo igualmente ver en Serrano, ¿ alguien la conoce? ¿ qué opinión os merece?

Gracias nuevamente,
J.M.

Anónimo dijo...

Anglomania tiene unos chaqué muy bonitos grises. Pero lo mejor son sus chaquetas con coderas de colores. Tb tiene tirantes y calcetines muy bonitos.
Aunq te lo venden como bespoke el servicio de sastrería es MTM.
Jaime

Anónimo dijo...

Jaime,

muchas gracias por tu respuesta, sólo una cosa ¿ de qué rango de precios podemos hablar por una de esas chaquetas con coderas de colores?

Saludos,
J.M.

Anónimo dijo...

Estimado Jaime, querría hacer una distinción. En el MTM hay dos tipos totalmente opuestos. Yo tengo varios trajes y chaquetas MTM, pero de una sastrería tradicional, donde además ofrecen este servicio. Los trajes y chaquetas sueltas están cosidos en el mismo taller que los bespoke, por las mismas costureras. En mi opinión esto realmente es MTM. Los ojales están cosidos igual que el mejor traje bespoke. Dejan la misma tela sobrante que en uno bespoke, para futuros arreglos, en fin, desde el punto de vista "técnico" son como uno bespoke. Pero evidentemente no sientan como uno bespoke. En Anglomanía los trajes "a medida" están más cerca de uno RTW que de uno bespoke. Por cierto Thomas Mahon cuenta en English Cut que una de las relaciones calidad precio, es la de Marks&spencer.

Anónimo dijo...

estoy deacuerdo con el tema de los trajes de man, me fui a probar un par de ellos y la verdad es que dejan mucho que deaear a no ser que seas un figurin, o tengas el cuerpo slim, en el apsrtado de los bolsillos, no encuentro logica al bolsillo cerillera en alguno de sus midernos trajes, en cuanto al modelo cruzado de las fotos, me parece una mala eleccion de todo, tela dibujo corte entallado, no se si la verdad se lo hizo gratis el hombre dste presidente de sastrerias pero no creo que sea su fallo, es que el modelo o el supuesto cliente no tiene el porte para llevar un traje cruzado se lo haga el mejor sastre del mundo o los de taylor4less. Para llevar un traje cruzado hay que tener cuerpo para ello y la puesta que este mismo requiere. Un saludo a todos!

Anónimo dijo...

Un buen sastre puede hacer que a todos nos quede bien un traje cruzado, tienen mil trucos para ello. Evidentemente siempre hay físicos más agradecidos.

Anónimo dijo...

Sensacional artículo como todos. Ilustran a los que como yo somos grandes desconocedores de estos temas.
Y hablando de conocer. Me gustaría saber cual sería el precio aproximado de ese traje de Harrisons en Reillo.

Muchas gracias y seguir así.

Andres II dijo...

Aquí no solemos hablar de precios. Tampoco creo que por privado nadie te facilite esa información.
En la entrevista que realizó El Aristócrata a Reillo hace ya algunos meses creo recordar que decía q costaban entre 2.500-3.000€

Yo cuando empecé a seguir esta página tampoco sabía mucho pero aunque ahora no se mucho más reconozco q su lectura me ha servido para conocer temas q desconocía totalmente.
Andrés

Anónimo dijo...

alguien podria decirme o indicarme sobre un sastre en LUGO que se llama ROibas, y lleva toda la vida, alguien le suena, o por referencias?gracias.

CRISTIAN DUۄA$. dijo...

Como lo menciono El Aristócrata, este articulo, representa y demuestra el exhaustivo proceso de cortado de la tela y posterior hechura del vestido, bajo la tutela y encargo de un sastre perfeccionista y enamorado de su trabajo. Claro esta también, que como EA lo menciono, el que cierto sastre no aplique a cabalidad las diferentes fases del proceso de manofacturacion de un vestido, no quiere decir que esto vaya a repercutir en la calidad del producto final, pues en este proceso influye muchísimo la misma calidad de la tela que se emplee para este propósito y en cuanto a las fases del proceso de hechura del vestido, pienso que es el estilo tanto del cliente como por supuesto del sastre, en cuanto a las fases que considera mas prioritarias que otras, el factor determinante que dará paso al resultado final del vestido.

Recuerden vivir con clase y elegancia sin importar las circunstancias de la vida.

CRISTIAN DUۄA$.

Anónimo dijo...

Buenas tardes!!!
Consideráis oportuno poner cerillero en un traje de dos botones, azul marino liso. Será el traje de un novio....!!!

Anónimo dijo...

Si eres el novio cuanto más sencillo y clásico mejorr.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo tengo algo que decir de Knack Men. Y es que desde que descubri esta tienda en Valencia, me compro aquí todos mis trajes. Incluso me hicieron aqui, el chaque para el dia de mi boda. Fui por un amigo, que la conocía de Madrid y la verdad es que me lleve una grata sorpresa. La calidad es buena, y a mi personalmente, asi como a la gente que se lo he recomendando, los trajes nos sientan francamente bien. De hecho se lo recomiendo a las personas que me preguntan, que no son pocas, que de donde son los trajes que llevo.

Anónimo dijo...

Respecto los trajes de "MAN" no me parece que sienten muy bien, el corte no me pareció el apropiado y la tela me dejo mucho que desear.
Prefiero las firmas en las que confeccionan el traje a tu gusto y medida o acudir a una sastrería.
Me pareció un precio algo alto para estos tipos de trajes.