sábado, 4 de enero de 2020

CARTA A LOS REYES MAGOS DE ORIENTE

Reyes, también para los mayores, es claramente uno de los días más especiales del año. Recibir un regalado inesperado hace que sus primeros días sean, si cabe, más especiales. 

Con la salud esperemos, más o menos cubierta, he aquí la carta con los sueños que nos gustaría que este día se hicieran realidad. Ese primer lugar, lo ocupa un reloj manufactura. El regalo más caro de la lista, pero también el más especial. Muy pocas marcas son las que pueden presumir de este sello. Por ello, encontrar debajo del árbol un Breguet, un Patek, un Jaeger o un Lange será la señal inequívoca de que este año hemos sido excepcionalmente buenos. 
Un corte de traje. Una tela especial por composición de tejido o por diseño es un regalo original. Podremos luego confeccionarnos el traje como queramos, bolsillos tipo parche, hilera cruzada, pantalón con pliegues ingleses etc, pero su tela siempre nos trasladará a este bonito día. Casas como Lanificio Cerruti, Holland & Sherry o Scabal ofrecen tal variedad que imposible resulta no encontrar una tela diferente. 

Un paraguas artesanal. Viendo lo “negro” que está el mundo del paraguas, contar con uno en tonos alejados a este, con una bonita empuñadura artesanal y unas varillas que no cedan frente al viento resulta un acierto. Si Sus Majestades han acertado con uno de Ombrelli Maglia o de Mario Talarico solo falta que vuelva a llover para disfrutar de un paseo bajo la lluvia. 
¿Quién quiere que su bolsa de fin de semana esté repleta de logos? Un artesano de la piel seguro confeccionará una anónima maleta de fin de semana cuya piel parezca ya envejecida y dispuesta a acompañarnos en los viajes más apasionantes del nuevo año. Las bolsas de Bennett Winch, Enrile o Bonastre no pasarán desapercibidas para el ojo entendido. El gran Birkin de hombre representa el cénit de los bolsos. 
Unos guantes de piel a medida, tanto por diseño como por bienvenidos estas fechas, son un complemento que hace resaltar hasta al conjunto más relajado. Hestra para vestir o Christophe Fenwick para conducir cuentan con guantes que conforme envejecen son, si cabe, más bonitos. 
Escuchar música es algo que a todos gusta. Por ello, un moderno reproductor de música que a su vez decore la habitación será siempre bienvenido. Recuerdos del pasado como el mítico amplificador de Marshall o un gran Jukebox decoran además de alegrar con su música toda la estancia. 
Quienes no sientan atracción por las chaquetas tipo aviador forradas con lana de oveja, los acolchados son una alternativa sin competencia. Canada Goose, Holubar o Monclear son algunas de las marcas que se apoderarán del Aprè ski el fin de año. 
Para intentar respirar un poco mejor en las grandes ciudades, un purificador de aire empieza a antojarse no un capricho sino una necesidad. Una chaqueta de fumar viste mucho y es fácil de combinar con multitud de pantalones y camisas. De un color sólido como el verde oscuro, el azul marino, o el burdeos, esta chaqueta es apta para tanto estar en casa como para acompañar a un denim descuidado o a un pantalón de esmoquin en la ocasión más formal. Aunque cada vez más marcas las incorporan en su oferta, Etro sigue siendo la referencia en su versión de confección. 
¿A quién no le gusta quedar con los amigos y echarse un futbolín de vez en cuando? Si bien ninguno de los modelos nuevos supera a los genuinos futbolines de madera de aquellos bares, las reinterpretaciones han traído futbolines, como los de Teckell Collection o Eleven Forty, que una vez terminado el partido son una magnifica pieza de decoración. 
Un kit de afeitado, que no una afeitadora eléctrica, o una interesante combinación de cremas es un regalo algo menos personal que un perfume, pero cuyo uso diario bien justifica incluirlo en la lista de regalos. Truefitt & Hill, Floris o Penhaliogon´s cuentan con una larga lista entre la que escoger. 

El Aristócrata

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué locura de lista! Cómo le echen todo eso le alquilo una habitación en su casa. Quizás lo más espectacular sea el futbolín. Precioso!

Anónimo dijo...

¿Dónde se puede adquirir un paraguas como el de la foto?

Muchas gracias

Anónimo dijo...

Todos los regalos interesantísimos aunque me quedo con esos guantes burdeos y la chaqueta de Moncler. Los veo hasta juntos combinando.

Feliz Año!
Albert

Jandilla dijo...

Nada más alejado de la elegancia que esta orgía de consumismo marquista. Felices Reyes a todos.

Salvador López dijo...

Me gustan sus elecciones.

Un saludo a todos.