domingo, 2 de junio de 2019

¿DEBEN SER SIEMPRE LOS ZAPATOS NEGROS O MARRONES?

Cierto es que el color negro es adecuado con prácticamente cualquier conjunto, sobre todo con los trajes serios y a la caída del sol. 

Cierto también que el marrón, particularmente los tonos más oscuros, goza de una polivalencia imposible de conseguir con cualquier otro color. Sin embargo, hay otros tonos que no solo no completan a estos dos, sino que añaden un toque especial tanto a los conjuntos de corbata como a los de sport. 
Empecemos por los primeros. El abusar como hoy se hace de los trajes azules y grises exige incorporar complementos de color para no convertir el conjunto en algo aburrido o repetitivo. Y esto se consigue con la camisa, la corbata y cómo no, con los zapatos. 

Hay tres colores para nuestros zapatos que de escoger bien el modelo y el corte del traje pueden representar una buena elección. Por ejemplo, el azul. Esta tonalidad, mejor oscura y próxima al marino, es una magnífica opción para acompañara a los trajes grises. De hecho, un zapato semi o full brogue que utilice dos tipos de pieles, por ejemplo, vacuno y ante, y de azules, el principal más oscuro que el segundo, conseguirá una imagen similar a la del traje gris con zapato marrón pero mucho más especial y menos extendida. 
Otra posibilidad es el zapato gris. El gris oscuro sin ser sustituto del negro es una buena alternativa. Vístase con un traje azul marino de boca estrecha y que toque muy levemente el zapato y el conjunto rezumará estilo y personalidad. Nuevamente será el modelo Oxford con algún tipo de adorno en la puntera el más adecuado al transmitir ese aire desenfado que buscan los zapatos algo diferentes. El burdeos siempre ha estado presente en los mejores armarios. Sin embargo, cada día resulta más difícil verlo por las calles. 

Dejando de lado la extendida pero poco estética imagen del mocasín burdeos con traje azul marino, tanto el derby como el Oxford burdeos son ambos modelos agradecidos para vestir con trajes grises y azules. Hay otro color, más atrevido que los hasta ahora nombrados, que de escogerse tono y modelo de zapato bien merece incorporarlo al zapatero. Este no es otro que el verde. ¿Alguien no se pondría esta primavera con un buen traje a medida azul marino de lino y cruzado el zapato verde que abre este artículo?
Y si con el traje encontramos todas estas opciones, en el sport estas se multiplican. Podríamos enumerar un sinfín de ellas, pero elegir unas u otras solo dependerán de lo atrevido que seamos. En su elección debemos tener en cuenta que no todo vale y de ser demasiado arriesgados existe la posibilidad de traspasar la línea que separa lo vulgar de lo elegante. 

Conseguir un buen resultado estético dependerá básicamente de la elección del resto del conjunto y la facilidad o no de que todo este termine combinando y dando la sensación de ser un solo conjunto. El efecto de que cada prenda y complemento pertenece a un armario diferente es rápidamente apreciable. Solo el estilo de cada persona y cierto gusto puede guiar en la dirección correcta. 
Dicho esto, en primavera y verano introducir un toque de color en zapatos tan propios de estas estaciones como pueden ser los gomminos se antoja muy recomendable. Además de los clásicos marrones y azules marinos, los naranjas, rojos, verdes… son ideales para disfrutar del buen tiempo al aire libre. 

El Aristócrata

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Por primera vez no estoy de acuerdo para nada con su gusto por ese tipo de zapatos , me parece poco elegante llevar unos zapatos verdes y menos con un traje verde , los azul marino puede ser , pero es cierto que para ponértelos azul marino te los pones negros . Otra cosa es en mocasines de verano variar en los colores .
Es mi humilde opinión ,

Anónimo dijo...

¿Quién ha hablado de trajes verdes? El artículo dice un traje cruzado azul marino de lino con los zapatos de la foto.

Desde mi punto de vista depende del zapato en concreto. No es lo mismo un verde que otro verde ni un azul de otro azul. Los zapatos de las fotos los veo todos bastante elegantes, diferentes pero también elegantes.

Andrés

Leo dijo...

Buenos días, estimado EA:
Me gusta que nos incite a arriesgar y probar cosas nuevas.
Aunque con los zapatos de vestir solemos ser conservadores, (negro, marrón y burdeos) con el buen tiempo y el calor llega la época de drivers y alpargatas, y ahí sí que podemos ser más atrevidos.
Yo aprovecho estas fechas para calzar colores con los que no me atrevo el resto del año. Verde, naranja, morado... Aunque son más difíciles a la hora de combinarlos con el resto del vestuario, la verdad sea dicha, los resultados merecen la pena.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Pido disculpas porque efectivamente no habla de u traje verde , me he equivocado al leerlo , aún así no me parece nada elegante ninguno de los zapatos que aparecen en la fotografías .
Los veo muy paletos y lis grises espantosos .
Repito que es mi humilde opinión .

Vicente dijo...

Amigos

Me ha gustado lo que nos propone nuestro EA, a mi me parecen elegantes, evidentemente con una vestimenta acorde. Pero estoy de acuerdo con todos los comentarios, con todos. Por qué ? porque es así en todos los órdenes de la vida. Todo depende de quién lo lleve. Y me refiero sobre todo a nuestro país. Si eres una persona de nivel social, todo el mundo te alabará y le parecerá genial. Este es un país de pelotas, envidiosos y acomplejados, que para ocultar su mediocridad e inferioridad se opondrán a todo lo que destaque. Pero si lo llevan gentes como L Elkann, M Marzotto o Diego della Valle, que no saben quienes son, les callarás. No digamos Agnelli o Dq. de Windsor. Animo a todos a ser elegantes rompedores como nuestro EA, aunque vivamos rodeados de pobres envidiosos. Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Un aristócrata jamás llevaría unos zapatos verdes o grises con un traje aunque estén hechos por el propio John lobb.Otra cosa es llevar
unos mocasines de colores llamativos en verano .
Y como en este blog se habla de señores conservadores por eso hago mi comentario . Espero que nadie se sienta ofendido y si es así
Pido disculpas de antemano .

Vicente dijo...

Amigo Anónimo

En primer lugar tu no tienes que pedir disculpas a nadie por escribir lo que piensas, a nadie. Ni de antemano ni después, claro ?
En este blog, amparados por nuestro EA, expresamos nuestras opiniones sobre la elegancia en el vestir. Que somos señores conservadores ? yo no lo sabía. Pero es lo mismo.
El asunto es que un aristócrata inglés o un milanés, por supuesto que se los pondría, y se los ponen. Recuerda por un momento a los alumnos de Eton, sin ir más lejos. El dilema es ponerselos aqui. De todas formas y me repito, depende quien seas, serás aceptado en este país de mediocres y pelotas. Si te gusta, pontelos. Si no , no te los pongas. Haz como yo. Y no sabes el gustazo que es a veces cuando llevas algo ligeramente rompedor, como te miran algunos de esa fauna. Por eso, solamente, merece la pena. Un cordial saludo

Anónimo dijo...

En mi humilde opinión mezclar colores con un traje gris y/o azul marino me parece una horterada. En ningún caso se ha hablado de la actual moda italiana que combina cualquier prenda con zapatos abiertos o cerrados en color beig

Anónimo dijo...

En España vestir muy elegante, ser educado y utilizar accesorios inusuales está muy mal visto, por eso yo tengo un estilo único, pero vestir trajes bespoke, utilizar relojes Breguet, gemelos Suárez de oro, zafiros y todo eso es algo que no agrada a ciertas personas.

Ya se sabe que aquí casi nadie presta atención a la ropa y zapatos y no saben combinarlos adecuadamente, los llevan sucios, deformados y todo eso, yo siempre los llevo impolutos.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

La cantidad de estupideces que uno tiene que leer...De vez en cuando algún troll aparece por aquí, con su "estilo único y sus zapatos impolutos", destilando resentimiento y complejos. A vosotros, queridos, va dirigido este post...El objeto de este blog es, principalmente, la sastrería artesanal y algunas otras cosas que tienen en común, sin ánimo de ser exhaustivo, la perdurabilidad, la calidad y el buen gusto. Al igual que no es necesario tener un Goya en el salón para ser aficionado a la pintura, o recorrer las mejores salas de concierto o teatros de la ópera del mundo para ser un buen aficionado a la música, tampoco es necesario llevar un Breguet en la muñeca o hacerse un par de colecciones al año en Rubinacci o Cifonelli para que te interesen la relojería o la sastrería tradicional; no es necesario tener una edición príncipe de El Quijote para que te gusten los libros. Ahora bien, son absolutamente imprescindibles la cultura y el buen gusto. En consecuencia, todo aquél que con sus intervenciones pretende ridiculizar este blog y a quienes participamos en el foro o lo seguimos con asiduidad, no muestra más que su pobreza intelectual y su miseria emocional.
Cambiando de tercio, en cuanto al color de los zapatos....a quien no gusten los oxford verdes del artículo se le debería condenar a llevar stroller de por vida.

Javier.

Anónimo dijo...

Vaya veo que escuece cuando a uno no le gusta que escriban lo que no quiere leer . Esos zapatos son una horterada Para llamar la atención con mal gusto , pero lo que no tiene pase por ningún lado son esos tremendos zapatos grises!!!!hay que ser muy muy paleto para ponerselos .
En fin no todo el mundo puede tener buen gusto

Anónimo dijo...

Recuerden que El Aristócrata, que nos recibe en este blog, tiene unos zapatos azules de Norman Vilalta. Para mi gusto (algo totalmente subjetivo y personal) muy feos. Pero de ahí a tratar a cualquiera que lleve zapatos verdes o azules de cateto y hortera...

Javier, me temo que el troll al que se refiere no es tal. Creo que es, simplemente, idiota. Y snob.

Anónimo dijo...

Me parecen bastante bonitos y atrevidos los dos oxford verdes y el par azul; no así los grises, aunque parezcan firmados por Saint Crispin´s con su maestría habitual. Un zapato gris interesante es en tono cloud aunque difícil de llevar con gracia; Meermin en su línea MTO hizo unos oxford maravillosos en negro con cloud. Los Penny Loafer de colores parecen de Aubercy y son extraordinarios, muy alegres.

A mí me encanta en verano ponerme mis tassel loafers de Santoni en ante rojo vivo con pantalon de verano blanco tobillero y raya planchada, levemente ajustado sin cinturón y camisa Fedeli de algodón fino en azul marino por fuera. También ahora para ir a la oficina, oxford cuero natural de JL Coombs (24 años tienen), dokers crudo, blazer marino con botón blanco, camisa celeste y corbata verde. Saludos, gran blog

Unknown dijo...

No,los zapatos de colorines no son de vestir.Son horteras y mucho.

Anónimo dijo...

Para gustos, los colores. Nunca mejor dicho.