miércoles, 30 de noviembre de 2016

MONTBLANC PRESENTA UNA EXCLUSIVA COLECCIÓN PARA SANTA EULALIA

Uno de los motivos por los que Santa Eulalia es, y además con bastante diferencia, la mejor tienda multimarca de España, y una de las mejores de Europa, es por su capacidad para sorprender constantemente a sus clientes con vivencias de marcas de lo más interesantes. Desde joyería hasta perfumería, pasando por un gran elenco de marcas de moda, el cliente tiene la posibilidad de tener acceso a experiencias francamente atractivas. En Santa Eulalia uno puede compartir tiempo y espacio con las corbateras de Marinella y pocas semanas después encargar desde su tienda de Paseo de Gracia unos zapatos a medida de John Lobb a los mismos zapateros artesanos que atienden en el taller de Paris. 

Durante los próximos días habrá otra experiencia que sin lugar a dudas no defraudará a quien por allí tenga la suerte de pasar. En esta ocasión será Montblanc, marca que apoya a esta página, quien muestre en esta centenaria casa barcelonesa una de sus últimas colecciones: la colección Urban Spirit. Lo hará a través de un Pop Up que permanecerá en la boutique catalana hasta mediados de Enero y que enseñará las nuevas piezas de piel de esta también centenaria casa germana. Pero no será una presentación de producto sin más sino la presentación de una línea realizada en colaboración con Santa Eulalia y decorada por uno de los tatuadores y grafiteros más conocidos mundialmente: el parisino Socrome (www.socrome.com).   
Hoy es posible encontrar maletines clásicos de bella terminación pero quizás no gozan de las líneas más actuales. Estos últimos maletines, cuya forma se aproxima a la de un bolso de caballero, son uno de los fuertes de Montblanc al contar además con soluciones de almacenamiento inteligentes y al permitir su versatilidad utilizarlos desde para ir al gimnasio, disfrutar de un cómodo y elegante un fin de semana o para acudir a una reunión de trabajo. Las piezas de la colección Urban Spirit que se muestra en Santa Eulalia tienen la ventaja de no solo ser muy funcionales sino de estar además realizadas artesanalmente. Por norma general los productos de viaje más funcionales pecan de falta de diseño o de una construcción y aspecto muy de “fábrica”, algo que resta elegancia y durabilidad a los artículos de viaje. Igualmente, los productos realizados solo pensando en su aspecto artesanal si bien son de una gran belleza, muchos de ellos no son funcionales; o de serlo su delicada piel no nos empuja a usarlos en el día a día.

Montblanc, marca que se encuentra en la mitad de ambos mundos, ha conseguido con esta colección una línea de productos funcional pero también muy elegante. La funcionalidad la apreciamos, por ejemplo, en la línea Montblanc con tecnología Shield. Esta tecnología lleva un forro especial añadido tanto en los bolsillos internos de los pequeños artículos de piel como en el bolsillo interno con cremallera de las grandes piezas, algo que incrementa la protección contra la lectura no autorizada, la copia y la manipulación de los datos personales contenidos en los chips integrados en las tarjetas de crédito y pasaportes. Por su lado, la línea Urban Spirit destaca por un tacto más suave y una terminación en cera que consigue un toque mate de aspecto muy artesanal. De hecho, estas piezas se realizan exclusivamente en la peletería que Montblanc tiene en Florencia con artesanos traídos de la mejor competencia. Por primera vez, el tradicional emblema Montblanc ha sido sustituido por un nuevo filo de metal de la marca en las esquinas de los pequeños artículos de piel.
Reconozco que nunca me han gustado los maletines que se entregan con los ordenadores ni tampoco aquellos negros de loneta y aparatosos que todavía resultan frecuentes entre muchos hombres de negocio que pasean por aeropuertos. Por ello creo que un maletín de piel es, además de más elegante, más estiloso y de escogerlo bien no menos cómodo o útil. 

Por ejemplo, el maletín Duflle de la línea Urban Spirit (segunda foto del artículo) cuenta con un doble fuelle con el icónico sistema de cierre Montblanc, está cubierto de piel y se distingue por por sus compartimentos de gran capacidad, por un espacio para el teléfono con agujeros para auriculares, un sistema satélite, una funda anti-lluvia para proteger la bolsa, bandas reflectantes para mayor seguridad por la noche y un práctico sistema satélite que permite llevar el maletín cómodamente transportándolo en un trolley; algo muy práctico y cómodo para aquellos que pasamos mucho tiempo de aeropuerto en aeropuerto. El contar con dos departamentos permite destinar uno a los objetos de oficina – portátil, cuaderno de notas etc. – y otro para suficiente ropa como para poder pasar un fin de semana fuera de casa. 
Esta línea de Montblanc también dispone de un porta-documentos con el práctico sistema satélite, de grandes dimensiones y con un bolsillo con bandas elásticas para un acceso rápido a todo el contenido para así poder mantener todo su interior cómodamente en orden. Las asas retráctiles del Slim Document Case hacen que este pueda servir tanto de porta-documentos como de cartera; mientras que el Tote Bag, con su cierre tipo ‘gemelos’ en los lados permite por su forma transformarse o en un maletín de trabajo diario o en un pequeño bolso. Para los que nos movemos por placer y necesidad en moto la mochila de esta colección resulta perfecta. 

Desde el porta tarjetas hasta el estuche porta plumas, los pequeños accesorios de la colección Montblanc Urban Sprit ofrecen el mismo nivel de funcionalidad, conectando con la estética de la sofisticada piel mate. Las billeteras por su lado cuentan con bolsillos exteriores para proporcionar un acceso rápido a las tarjetas de uso más frecuente, algo que agradeceremos seguro en estas fechas.  
Si los que valoran la funcionalidad por encima del aspecto estético del producto quedarán rápidamente satisfechos con esta gama de Montblanc, los que depositan su atención en el acabado de la piel o de la propia construcción del producto van a disfrutar por igual; más si cabe que pueden hacerse no solo con esta línea sino con los productos de la misma pero decorados con por el pincel de Socrome. 

El Aristócrata

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Con la elegancia que emana de tanto las billeteras, como los tarjeteros, maletines (y por supuesto sus estilográficas capitaneadas por "Meisterstueck") no puedo más que sorprenderme por el estilo hortera de los diseños con la firma de Socrome.

Un graffiti, por mucho que nos pese reconocerlo a algunos, es un arte, que llevado a cabo correctamente, puede resulrtar hasta bonito en algunas ocasioens. Pero incorporarlo a productos de tan alta calidad como los artículos de Montblanc...

Un saludo,

Gonzalo PB

Carlos _ dijo...

Gonzalo PB, opino como usted.

Anónimo dijo...

Que espanto !!!! Que modernez , esto es típico estilo alemán y catalán modernillo.

Anónimo dijo...

Feo, feo, la verdad.
Saludos,
Jesús María

Néstor dijo...

Santa Eulalia se caracteriza por tener entre su oferta muchos productos de lujo con un "toque" urbano. Piénsese que hay muchos barceloneses con posibles a los que les gusta lo bueno pero que no se sienten identificados con aquello que por clásico les parece rancio, y prefieren reivindicar la contracultura (de la que el graffiti es un ejemplo) como algo mucho más deseable que la tradición. Personalmente, no sé que co**** pinta un graffiti en un artículo de cuero, pero hay quien valora lo "nuevo" por el mero hecho de ser novedad.

A algunos nos basta con un sencillo Sac a depeches en perfecto y liso cuero marrón.