sábado, 4 de octubre de 2014

LIFESTYLE VIII: LA BICICLETA DE MONTAÑA

Para dar un respiro a la temática principal de esta página quiero compartir con vosotros otra de mis grandes aficiones y de la que ya me he hecho eco en esta página en alguna otra ocasión: la bicicleta.

Después de haber hecho durante muchos años carrera de fondo a pie, las articulaciones, al menos en mi caso, te terminan pasando factura y los dolores, en mi caso en las rodillas, te impiden ver pasar las horas sobre las zapatillas como hacían años atrás. Sin embargo, la necesidad de seguir disfrutando de todo lo que te aporta el deporte aeróbico y la naturaleza te anima si no a dejar la carrera sí a complementarla con deportes de menos impacto. Y la bicicleta se presenta como una de las mejores opciones.
Al contrario de lo que ocurre con la carrera a pie donde en poco más de una hora te has cambiado, has corrido diez kilómetros y estás duchado, la bicicleta, más si se trata de la de carretera, requiere de más tiempo; tiempo que difícilmente se puede encontrar fuera de los fines de semana o de los periodos de vacaciones. En contraprestación, la bicicleta te exige grandes esfuerzos durante varias horas, esfuerzos que, al contrario que en la carrera a pie donde nunca se deja de trabajar, son recompensados con llanos y bajadas. Además durante una misma salida te puedes deleitar con montañas, lagos, playas, preciosos pueblos e incluso de salir solo y en una zona poco concurrida también con esa soledad que tanto te recuerda a la que se siente en la carrera a pie de fondo. Todas estas sensaciones hacen que una vez en la ducha te parezca haber vivido en cuatro o cinco horas toda una aventura.
Y si esto es lo que se experimenta en la bicicleta de carretera no son menos las sensaciones que se consiguen en la bici de montaña. Esta, además de requerir menos tiempo te permite alejarte del ruido de la ciudad y de la peligrosa carretera mientras conoces paisajes verdaderamente bonitos. Y todo ello disfrutando del silencio de la naturaleza y de infinidad de pequeñas cosas y sorpresas que de vivir en una gran ciudad se te ha podido incluso olvidar su existencia.

Al termino del verano es, por norma general, cuando uno en mejor forma se encuentra y tener un reto al final del mismo te hace no solo disfrutar diariamente del deporte sino esforzarte más. Cuando se está preparando una maratón que se celebra en primavera esta cita te obliga a ser constante en los entrenamientos y no fallar a pesar del frio, la lluvia o la pereza que da salir a correr sin luz y con frío. De la misma forma, el tener una cita después de verano te anima a levántate pronto y a no exprimir la noche hasta el alba. Y esta cita nosotros la fijamos a finales de septiembre para de alguna forma también alargar esa sensación de seguir hasta entonces estando en verano. 
Y para esta ocasión escogimos la Talajara 2014, una prueba de 125Km de bici de montaña que discurre por la Jara de Talavera de la Reina. Si bien la prueba se puede hacer en su totalidad sobre la bicicleta, sin tener que echar pie a tierra, excepto en un punto muy concreto, las condiciones climatológicas durante los días anteriores a la carrera y durante la propia carrera la complicaron mucho. Los caminos de tierra se convirtieron en auténticos barrizales a los que la lluvia del día de la prueba no les ayudo nada. Esto más allá de aumentar el peligro de caída hizo la prueba más dura al tener que ejercer más fuerza sobre los pedales para no quedarte atascado.

Como digo, la prueba no tiene dificultad técnica y es muy rodadora con un tramo final de subidas y bajadas que ya con muchos kilómetros a las costillas se hace duro. Yo tuve la suerte de rodar con un buen amigo que conservo desde nuestro tiempo en el Colegio Mayor y quien con solo 19 años ya bajaba de las 2horas 45minutos en la Maratón. Fue precisamente él quien me metió aquel gusanillo de libertad y sufrimiento que proporciona el deporte de resistencia que me ha acompañado desde entonces. El tener contigo a alguien muy superior a ti físicamente te ayuda/obliga a dar lo mejor que tienes.
La bicicleta, como cualquier otro deporte, se disfruta mucho más si se hace acompañado. Es la compañía la que hace que se te pasen las horas más rápido charlando de cosas que poco tienen que ver con lo que estás haciendo en ese momento, hablando de tiempos pasados y riéndote mientras intentas coger fuerzas para afrontar la siguiente pendiente. Y es esa misma compañía la que te anima cuando estás cansado, cuando te preguntas qué sentido tiene despertarse a las seis de la mañana para empaparte de agua y meterte durante horas en un enorme barrizal. Y es esa misma compañía con la que luego celebras el haber cruzado la línea de meta mientras disfrutas de un buen almuerzo y empiezas a planear la siguiente aventura.

El agua no dejó de causar estragos en la mecánica y las roturas de cadena fueron una constante durante toda la prueba como también lo fueron los problemas en el cambio al haber el agua secado el aceite del mismo. Nosotros por suerte no rompimos la cadena aunque desde terminamos sin frenos, con el cambio algo maltrecho y con un enorme ruido en la cadena.
Además de mi Canyon CF SLX 29, el responsable de protegerme de la lluvia y el barro fue un chubasquero de Endura, el Assos Campionissimo hizo que llegara medio entero a la meta. El mallot de Specialized conmemorativo Burry Stander fue, junto a los manguitos, el guiño a mi querida África.
 
No dejemos de disfrutar de la naturaleza mientras todavía siga ahí

El Aristócrata

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Disfrute de su pasatiempo. Ojalá algunos nos animásemos a realizar algo de deporte, qué no algo más de...

FERRUZZO dijo...

Aristocrata acabo de leer su articulo quincenal del Fuera de Serie y una vez mas no puedo estar mas de acuerdo con usted.
Y desde una vision profesional y nada interesada he de decirle que en España en lo concerniente a moda, nunca han coincidido industria y diseño, que en definitiva es el objetivo que usted persigue en su articulo y por otro lado el diseño en España forma parte de la ¨farandula¨, es decir muchos piensan que pueden vivir sin dar un palo al agua, viviendo de subvenciones porque son ¨artistas. Y
tristemente creo que no hay solución.

FERRUZZO.

Luiz dijo...

Hola Aristocrata,

Le escribo desde São Paulo/Brasil. Siempre que es posible tomo mi bicicleta y me voy a alguna ciudad cercana con lugares para bicicletas de montaña. Es mi válvula de escape … mi manera de huir de la metrópoli y del tránsito.
Este tipo de deporte nos permite ejercitar el cuerpo y también la mente (por ejemplo, no desistir en la última subida).

¡Mi gustó saber de su aventura… que tenga boas pedaleadas!

Aprovechando la oportunidad, ¿Qué te parece la Canyon? ¿Hace cuanto tiempo la utiliza?

Anónimo dijo...

Ya disculpará que le corrija, pero lo que hace es un deporte aeróbico, no anaeróbico (párrafo 2, línea 5)

El Aristócrata dijo...

Tiene usted toda la razón
EA

Anónimo dijo...

Para cuándo una entrada sobre la elegancia en la ropa deportiva?
Ahora ya en declive (como todo no nos vamos a engañar), pero en épocas pasadas, el tenis, el polo, el golf, y el rugby, era algo "elegante".

Anónimo dijo...

Estoy con el último comentario, sería muy de agradecer una entrada de este tipo. Grandes casas de costura han basado prendas estrellas en las ropas deportivas usadas en deporte de élite.

Anónimo dijo...

Estimado amigo

En primer lugar quiero darle la enhorabuena por su blog y por su libro. Ambos muy interesantes y de los que siempre se pueden aprender cosas interesantes. Para mi son un referente de la moda masculina clásica que a mi personalmente me encanta.

Aprovechando que habla de la bicicleta, y a pesar de que sin duda debe ser un pasatiempo y un deporte muy estimulante, reconozco que a mi nunca ha conseguido engancharme debido a su estética, en mi opinión espantosa.

Pienso que para mucha gente el interés por los deportes tiene un componente estético importante (la caza, la pesca, el polo, etc...) como se indica en uno de los comentarios a este articulo. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, pero con la clase que usted destila me extraña que no vista de http://www.rapha.cc para salir en bici.