sábado, 21 de diciembre de 2013

TENDENCIAS: EL ACOLCHADO

No deja de ser curiosos observar lo cíclicas que son las modas. Lo que hoy parece ser lo más moderno y actual al año siguiente es algo ya totalmente desfasado. Y esta temporada los conocidos popularmente como plumas se erigen como protagonistas de los atuendos de sport. 

No obstante, lo más sorprendente de este fenómeno es el hecho de que no son pocas las prendas que tras pasar unos años de esplendor y pasar a lo más recóndito de nuestro armario varios años después vuelven a adquirir la gloria de antaño. 

Y esto es precisamente lo que le ha ocurrido a la prenda que hoy traemos a esta página: el acolchado o como se le ha conocido toda la vida el “plumas” o el “plumífero”. 

El comienzo de los años 90 fue la época dorada de esta prenda. Se podía ver desde en chaquetas que llegaban hasta la cintura hasta otras que se extendían prácticamente hasta la rodilla. 
Si bien los plumas se siguieron viendo en muchas estaciones de esquí durante el post-ski su presencia en las grandes ciudades pasó a ser prácticamente testimonial. 

Sin embargo, de unos años atrás marcas italianas como Fay, Moncler o Canada Goose empezaron a popularizar nuevamente esta prenda y sus ciudadanos no dudaron en protegerse del frío de manera elegante con estos ligeros pero calurosos abrigos. 

Tras el éxito de estas casas otras muchas, la mayoría italianas, copiaron la idea y el modelo de acolchado liso brillante, en sus más diversos colores, pasó prácticamente a ser una seña de identidad del país. 

En España han tenido que pasar varios años para que estas chaquetas hayan empezado a volver a las calles de nuestras ciudades y que incluso ciertas marcas nacionales se hayan interesado por ellas y nos hayan permitido hacernos con ellas sin necesidad de pagar un dineral. 
Básicamente encontramos tres modelos entre los que poder escoger: las chaquetas que se alargan hasta la cintura, los abrigos que descansan por debajo de esta y los chalecos sin mangas. 

Es importante tener en cuenta que aunque en Italia resulta bastante frecuente encontrar a caballeros que hacen acompañar a sus trajes de ellas, este tipo de abrigo está destinado a un uso puramente informal y no se debería sacar a pasear acompañado de corbata. 

Los acolchados que no se alargan más allá de la cintura son mis preferidos. Y lo son porque no te limitan en nada la libertad de movimientos y porque concuerdan perfectamente con la vestimenta más informal a la que desde mi punto de vista se debería destinar este abrigo. 

Hay también algunos plumas que sin llegar justo hasta la cintura quedan algo por debajo de esta y son también muy interesantes. Sin embargo, aquellos otros que llegan casi hasta la rodilla si bien cobran todo su significado para ir a cenar después de un día en la nieve no creo que sean adecuados para vestirlos en la ciudad. 
Hasta no mucho tiempo atrás estos se limitaban a ser unicolores y sin diseño alguno más allá de su característica forma que nos recuerda al inconfundible Bibendum. Con el paso de los años las colecciones de las principales casas se han ido refinando y si bien durante los últimos tiempos ha sido la terminación brillante una de las más demandas hoy la variedad de modelos ha traído consigo algunos de gran belleza y mejor terminación. 

Es importante tener en cuenta a la hora de hacernos con uno de estos abrigos que como tendencia que son ni son particularmente baratos ni deberíamos esperar a poderlos usar durante varias temporadas seguidas. Por ello, hay que estar seguro del limitado uso que le podemos dar en un país como el nuestro con contadas semanas de frio, antes de desembolsar por los de más renombre cifras cercanas a un cover coat bastante decente. 

Dicho esto, y más allá de la marca del acolchado, lo que establecerá el precio final de este será el tipo, y la cantidad, de plumas que lleve en su interior. Si su interior estuviera relleno de plumas de oca el precio final triplicará fácilmente el de otros tipos de plumas o el de aquellos rellenados con plumas artificiales. La diferencia entre la pluma de oca y el resto se aprecia fácilmente en el calor que unas y otras desprenden y en la facilidad de mantener o no la forma originaria del acolchado a lo largo de los diferentes usos. 
Uno de los acolchados que más juego pueden dar son aquellos que no cuentan con mangas. Los chalecos de plumas además de aportar a muchos conjuntos de sport un toque interesante también pueden darnos esos grados extras de calor pero con la misma comodidad que si fuéramos en pantalón y jersey. 

Si bien yo recomendaría vestir estas chaquetas de nilón y de plumas de oca sobre un jersey o una camisa hay quien también se atreverá a hacerlas acompañar, incluso a los plumas sin mangas, de una chaqueta de tweed. 

Se escoja uno u otro se debería evitar optar por aquellos que contaran con grandes logotipos o marcas. Como hemos apuntado en varias ocasiones a no ser que te patrocine una marca hacer publicidad gratuita de ella ni tiene sentido ni las prendas destinadas a tal efecto cuentan con la elegancia de sus homólogas. 
Si tenemos en cuenta que en breve empezarán las rebajas y que todavía tenemos por delante bastantes semanas de mucho frío sería bueno plantearnos hacernos con uno de estos plumas sin olvidar, no obstante, que puede ser que después de este invierno nunca más volvamos a utilizarla. ¡Cosas de la moda! 

El Aristócrata

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra ver este artículo más actual y más de tendencia actual. Sólo comentar, q dentro de los plumíferos se debería evitar los brillos ....salvo los técnicos de pistas de los aeropuertos.

Rafis ckt

Anónimo dijo...

Estimado amigo,
me ha gustado mucho el artículo de los acolchados , como siempre dominando el tema y poniendo el dedo en la llaga. Pero, sobre todo que has dicho verdades como templos:
- porqué hay que pagar 750 €. como mínimo por un acolchado de Moncler.
- y encima hacer publicidad gratuita.
- es moda o somos muy ingenuos?.
- por qué un acochado de Herno cuesta 470 €,en comparación a Moncler mucho más caro,...claro, la calidad de la pluma!
A finales de noviembre estuve en una prestigiosa tienda de Barcelona y pregunté por las Moncler de señora , y no tenían tallas; cual fue mi sorpresa que me informaron que era el tercer pedido y ya se habían agotado!
Es moda y/o nosotros somos tont....

Muchas gracias por tu atención y un fuerte abrazo.

Un amigo

El Aristócrata dijo...

Moncler es la marca que ha popularizado el plumas. Aunque ahora ha abierto su oferta a otro tipo de producto el acolchado sigue siendo su buque insignia. Ha conseguido que sus abrigos sean muy deseados tanto en Italia como fuera de ella. Y todo ese esfuerzo de marketing se ve ahora reflejado en el precio que marcan sus etiquetas.

Como escribí en un artículo costar y valer no son sinónimos pero como también apuntaba las cosas cuestan lo que la gente está dispuestas a pagar por ellas.

Aunque el "valor" de estas chaquetas se aleja mucho de su "coste" real hay que reconocer que su calidad está por encima del resto de las marcas de su competencia.

Gracias por comentar
EA

Anónimo dijo...

Herno tiene tan buena calidad o más que Moncler.
Moncler solo está de verdadera moda en la gambe bleu,. En España es muy difícil encontrar la gama bleu, que es la diseñada por Thom Browne, el resto de las gamas son segundas marcas o simple ropa de montaña- Sí el mismo que ha creado la moda de llevar los trajes una talla menos con el largo de los pantalones por las rodillas, que está arrasando en el mundo de la moda.
En definitiva, si se escoge Monclesr para ser el más a la moda del bar de copas, asegúrese de que es la gamme bleu y esté dispuesto a pagar más de 1000 euros, usar otra colección es de paletos.

Fer

Moguel dijo...

Hola a todos.
Un paréntesis para una pregunta de novato: ¿qué camisería de Madrid es recomendable para una primera camisa sport a medida?
Gracias de antemano, siempre es un placer pasear por aquí.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Si es sólo a medida Madrid Camiseros puede ser una primera buena opción. Sí tb la quiere hecha a mano Burgos o Langa son muy buenas opciones.

Moguel dijo...

Tomo nota, mil gracias.

Anónimo dijo...

Hola a todos y felicidades al autor de la web, ¿me gustaría saber que opinión tiene usted sobre las trencas? muchas gracias y de nuevo felicidades por sus artículos.

Anónimo dijo...

Mi aportación personal al asunto de los Plumíferos: habiendo tenido uno de Moncler Game Bleu (90% plumón, 10% pluma) me gustán ahora más los de la marca, también italiana, Moorer (100% plumón y con certificación internacional). He adquirido uno recientemente y puedo afirmar que abrigan más que los de Moncler y son más ceñidos al cuerpo, afinando más la silueta. Según mi opinión, claro.

Un cordial saludo.
José María.