domingo, 1 de febrero de 2009

British Style vs Stile Italiano

Foto ampliable
Siempre he querido escribir sobre las diferencias a la hora de vestir entre los caballeros italianos y los británicos. Aunque seguramente todos tengamos en mente algunas fundamentales, cada día resulta más difícil encontrarlas debido tanto a la globalización de la moda como a la mezcla de ambos estilos imperantes en la actualidad.

Hoy nos podemos cruzar con un caballero por Via della Spiga con un traje cortado en Anderson & Sheppard de tres piezas en un azul oscuro y vistiendo unos Gatto de color.
A pesar de esto, todavía existen unas diferencias básicas entre ambos estilos.

Desde ya y para evitar posteriores reproches quiero pedir excusas por la posible generalización de las diferencias que a continuación expondremos dejando claro que hoy más que nunca se hace difícil encontrarlas.

Antes de entrar en ellas debemos destacar que el denominado British Style tiene toda una historia detrás mientras que el denominado Stile Italiano es algo reciente. Con total confianza podemos afirmar que Nápoles sin Savile Row no hubiera alcanzado las cotas de calidad y perfección con las que hoy cuentan sus principales sastrerías. Con esto quiero decir que, por más que pese a algunos, el estilo italiano proviene directamente del estilo británico.

Los italianos han adaptado el estilo clásico inglés a los nuevos tiempos y lo han estilizado; y en muchos casos, hay que reconocer, que con gran acierto. Los italianos visten para parecer atractivos. Hay un grado de exhibicionismo propio en el caballero italiano. Éste busca que le miren; quiere ser el blanco de las miradas tanto de ellas como de ellos. Su objetivo es que el traje le favorezca lo máximo posible. El dandi italiano busca destacar sobre el resto. El traje, la camisa, los zapatos representan para el caballero italiano, como lo podría hacer el coche, un determinado estatus. Por el contrario, el caballero británico no busca el aspecto sexy del traje. El gentleman inglés prefiere limitarse a vestir dentro de los parámetros que han sido los considerados los correctos a lo largo de décadas. Los ingleses persiguen la más que famosa discreción británica. Esto se aprecia si cabe más cuando hablamos de vestimenta formal. El gentleman británico sabe cómo y cuándo vestir un esmoquin o un chaqué. No nos resultará fácil encontrar a un caballero inglés, por ejemplo, vistiendo un esmoquin a las 3 de la tarde o vistiéndolo con corbata. Como acertadamente apunta Bernhard Roetzel, la vestimenta inglesa no peca de individualismo; su objetivo es respetar las normas establecidas incluso por generaciones anteriores a ellas, siendo relativamente frecuente ver a caballeros ingleses vistiendo el traje de su padre o incluso de su abuelo.

Robert Gieve
Desde mi experiencia con ambos países creo poder afirmar que hay dos diferencias fundamentales en la vestimenta clásica de estos dos países: el uso del color y el talle de la ropa.

Para el británico el traje es de color oscuro, principalmente en sus diversas tonalidades de azules y grises. Si se tratase de un traje de raya diplomática, ésta siempre será fina y nunca llamativa. El caballero italiano arriesga más en la elección de los colores y en el dibujo del tejido siendo muy habitual, sobre todo en los últimos tiempos, rayas diplomáticas muy anchas y cuyo color sobresale visiblemente del color predominante.

Esta diferencia aplica también a la hora de la elección del tono de la camisa y de la corbata. Nuevamente el italiano es mucho más generoso en el uso de los mismos.

Un inglés se siente seguro vistiendo una camisa azul clara y una corbata azul oscura y no busca correr riesgos innecesarios.

El gentleman inglés puede llegar a ser tan discreto que de la sensación de ser aburrido y uniformado. El caballero italiano es mucho más individualista, pasa más horas frente a su armario pensando diversas combinaciones y no le preocupa correr riesgo por innovar o, llegado el caso, no le importa incluso equivocarse. Si nos cruzáramos por la calle con el típico caballero inglés y tuviéramos que recordar pasados dos días su atuendo, seguramente nos costaría trabajo al ser todo éste muy discreto. Sin embargo, la imagen del inconfundible caballero italiano con el que nos cruzamos hace ya varios días permanecerá en nuestro subconsciente incluso pasadas varias semanas.

Como hemos ya apuntado, el caballero inglés tiene muy claro lo que está bien y lo que no y le cuesta salirse de esas pautas. Su máxima preocupación siempre será el corte del traje. Por muy elegante que sea el traje que tiene en su armario si éste no tiene el corte perfecto para su figura nunca lo vestirá. La marca siempre es secundaria, pero por supuesto se da por hecho que ha salido por la puerta de alguna sastrería de Savile Row.

La segunda gran diferencia es la referente al talle de las prendas. El caballero italiano viste de forma excesivamente entallada. Da la sensación de que ha sido él quien ha entrado en la ropa; mientras que en el caso del gentleman inglés es la ropa quien debe entrar en él y no viceversa.

Hay caballeros italianos que parece que han comprado su traje en las rebajas de febrero y se han visto obligados a quedarse uno que es de una o dos tallas menor a la que verdaderamente le debería corresponder. Esto se observa tanto en el largo de los faldones de la chaqueta como en el de las mangas. De ahí que sea frecuente que al cerrarse la chaqueta se aprecie la famosa “X“ que nunca se verá a la chaqueta del caballero inglés.

La chaqueta del gentleman inglés preferirá faldones largos y sueltos sobre las caderas. El efecto de una chaqueta inglesa es bastante similar a la de un reloj de arena.

Esta misma pauta se observa en los pantalones. Al caballero inglés siempre le descansará sobre el zapato de forma generosa, mientras que el caballero italiano lo prefiere sensiblemente más corto. El ancho del pantalón también difiere. El gentleman inglés preferirá un ancho a la altura del zapato cercano a los 24cm mientras el italiano optará por 21cm o incluso menos. Igualmente el talle inglés es más alto que el italiano.

Aunque ahora los estilosos italianos también prefieren los tirantes para sujetar sus pantalones, en la indumentaria formal inglesa son un must.

Una diferencia que hoy en día sigue muy vigente es la que hace referencia a la vuelta en el pantalón. El gentleman inglés sigue prefiriendo, como preferían su padre y su abuelo, el pantalón sin vuelta. En cambio, el caballero italiano se decanta normalmente por la vuelta.

A parte de estas diferencias básicas podemos encontrar otras que en menor medida hacen que todavía hoy podamos hablar de dos estilos diferenciados.

El caballero italiano viste de forma más casual, más alegre, más relajada, más actual e incluso a veces más “desenfrenada”.

Para el gentleman inglés, lo actual no tiene por que diferir con lo que se consideraba actual en los años 50. Si observamos los trajes del Príncipe Carlos en su juventud o del mismo Sean Connery en su papel de James Bond podríamos afirmar que efectivamente siguen siendo hoy totalmente vestibles. Qué duda cabe que muchos nietos de los actuales caballeros italianos soltarán alguna sonrisa cuando vean las fotos de su abuelo en algún retrato de familia.

En los complementos también se aprecian diferencias. Aunque como pasa hoy con los tirantes, el stile italiano se decanta también por los gemelos. No obstante esto no siempre ha sido así en el país mediterráneo. Hasta hace relativamente bien poco, el caballero italiano ha preferido el puño de botones. Para el gentleman inglés sólo cabe la opción de las camisas de puño doble.

El pañuelo en la chaqueta es obligatorio en ambos casos. No obstante, difiere la forma de mostrarlo. El inglés nuevamente es más conservador; el italiano lo puede llegar a hacer el protagonista de su indumentaria o bien por la llamativa forma de exhibirlo o incluso por el gran porcentaje de él que puede llegar a mostrar.

La flor en el ojal de la chaqueta sigue siendo propiedad del caballero más británico.

Los tejidos usados por los sastres italianos suelen ser más finos y menos pesados que los británicos; algo por otro lado explicable si observamos las temperaturas de ambos países.

En los zapatos también encontramos claras diferencias. La horma del zapato inglés es más ancha, su puntera más redondeada. Suelen ser zapatos duros y pueden dar la sensación de ser a veces incluso algo bastos. Los zapatos italianos son más estilizados, con líneas más finas, de diseño refinado y dan la sensación final de ser más ligeros.

Hormas británicas frente a italinas
Ambos estilos se decantan por zapatos de cordones o en su defecto por zapatos con hebillas sin embargo, la elección del color en determinadas ocasiones les puede llegar a enfrentar. Para el caballero británico el color del zapato sigue siendo el negro. El italiano se decanta por vestir zapatos con alguna tonalidad y preferirá para el mismo color oscuro del traje del caballero británico un zapato marrón oscuro, algún burdeos oscuro o incluso un zapato de piel vuelta.
British Style vs Stile Italiano
El caballero inglés vestirá sombrero porque es lo correcto y así siempre lo ha visto en casa. Al igual que no se olvida de las llaves de su casa antes de abandonarla, tampoco se olvida de su sombrero. El caballero italiano, si viste sombrero, lo hará porque mejora el resultado final de su indumentaria. Sacará de su armario el sombrero que una vez comprobado frente al espejo su resultado le favorece. Hoy puede vestir sombrero y la semana que viene olvidarse totalmente que hacía una semana vestía uno.
La chaqueta del caballero inglés será cruzada y si en su defecto se decantase por una sencilla vestirá chaleco. La chaqueta cruzada es también cada día más frecuente en el caballero más actual italiano. No así el chaleco, prenda que por otro lado y debido a las altas temperaturas está más que justificada su ausencia en Italia.
Simon y Richard Cundey de Henry Poole & Co.´s
Los bolsillos inclinados, aunque frecuentes ya en ambos países, tienen su origen en el Reino Unido. Estos facilitaban la introducción de objetos en los deportes ecuestres. Origen británico también tiene el tan actual doble bolsillo.

Según pasen los años veremos qué rumbo adoptan ambas corrientes aunque todo parece indicar que terminarán fusionándose y será entonces muy difícil seguir hablando del British Stile y del Stile Italinao como todavía hoy podemos hacer.

Si bien yo me sigo decantando por el estilo británico, seguramente la correcta mezcla de la elegancia británica y el estilo italiano sea la fórmula que mejores resultados pueda aportarnos.

El Aristócrata

Fotos: The Sartorialist, The London Lounge y El Caballero; manual de moda masculina clásica

50 comentarios:

Victor dijo...

Un magnifico articulo, Aristocrata, muy explicativo de las diferencias entre estilos, veo que tras este tiempo de inactividad sigues escribiendo igual de bien.

Anónimo dijo...

Es increíble pero cierto, ayer mismo buscaba en google "estilo italiano" y no salia nada, y hoy mismo me entero de que vuelve el aristócrata( volví a entrar de casualidad!) y encima con este articulo. Muy bueno el articulo, yo soy muy joven todavía pero (y quizás por eso)me decanto por el estilo italiano. Te podría preguntar unas dudas muy simples?? Son chorradas pero no me quedan claras:
¿En algun caso se puede combinar azul y negro? ¿Es correcto llevar traje azul marino y zapatos negros?

Un saludo!

nacho dijo...

Genial como siempre,mi querido y admirado amigo.No se pueden dar más detalles en una comparativa como esta.Gozamos de nuevo con sus artículos.
Un saludo.
NACHO

Blueberry dijo...

Excelente artículo. Ya esperamos con ansia el del próximo mes. En cuanto a las dudas que tiene Anónimo. Métete en The sartorialist, hay una foto de un dependiente de una muy conocida tienda de Milán, en la que combina azul con negro. A ver que te parece.

Saludos,

Anónimo dijo...

El inglés,viste para si,el italiano cara a la galería.Y el español "que sabe",toma de cada uno lo mejor y lo mezcla con esa inefable hidalguía nuestra,un cocktail inimitable.

Andres II dijo...

Muy interesante artículo. Lo q más me gusta de esta página es la variedad de temas que se tratan pero todos ellos con una línea editorial muy definida.
Estoy de acuerdo en q quizás la correcta mezcla de ambos estilos sea la mejor combinación posible aunq si con uno debo escoger, me quedo con el británico. El estilo británico es el q ha llegado con más fuerza a Argentina aunq, qué duda cabe, q la globalización y cuestiones históricas han introducido también algún toque italiano. Para mí el problema con los italianos surge cuando quieren exagerar tanto ese look de dandy. Muchos de ellos sin saberlo acaban haciendo el ridículo. Esto será imposible q le ocurra al caballero inglés.
Muchas gracias por este nuevo artículo y ya cuento los días q faltan para el siguiente.
Andrés

Anónimo dijo...

Gracias por volver. Un placer.

Anónimo dijo...

Muy buen artículo, Aristócrata. La espera ha valido la pena, aunque esperaba que habría algún artículo más, debido a la mensualidad de la edición.
Si me permites una sugerencia para un artículo futuro, podrías hablar de una prenda que, aunque ahora mismo ha caído prácticamente en deshuso, sigue mostrando la elegancia y la distinción de quién la viste. Se trata de la Capa Española.

Saludos.

Antonio dijo...

En mi opinión y como se ha apuntado lo mejor es tomar las virtudes de ambos estilos. A mí personalmente me gustan los tejidos y corte ingleses pero los pantalones los prefiero sobre corto y con vuelta. Me hubiera gustado leer algo también referido a prendas no estrictamente formales. Así por ejemplo hablando de prendas sport la inconfundible e insustituíble chaqueta de tweed inglesa no creo que tenga en el estilo italiano un equivalente que le pueda hacer sombra.

ElPel@s dijo...

Soy uno de los miles de curritos españoles enriquecidos con el boom inmobiliario, que hemos pasao directamente del Armono al Armani, sin tener ni idea de lo que es llevar un traje...

La lectura de tu blog es, una vez más, exclarificadora y enriquecedora.

¡¡¡Gracias por seguir con nosotros, Aristócrata!!!

Anónimo dijo...

Apreciado "Aristócrata":

My nombre es Miguel Ángel, tengo 37 años, soy natural de Barcelona y - no hace falta decir - disfruto sobremanera del tema que nos ocupa.

Hace unos días, por casualidad, encontré en la red el blog de "Elitista". Me pareció interesantísimo, muy trabajado, entretenido y útil para los que hemos adoptado - o lo intentamos conseguir paulatinamente - la elegancia como parte de nuestra existencia.

De la lectura de los comentarios aportados al blog de "Elitista", encontré el tuyo y, de ese modo, he sabido de la existencia de tu blog. Por descontado, idénticos elogios quiero dedicarle al mismo.

Con tu permiso, me gustaría poder participar de éste - como lo hago del de "Elitista" - aportando mis comentarios a los artículos que, periódicamente, vayas publicando.

Quiero apuntar que soy persona que gusta de la escritura y, por tal motivo, es posible que los comentarios que aporte, en algunos casos, puedan pecar de algo extensos.

Si ello pudiera causarte algún tipo de incomodidad o disconformidad, como propietario y - entiendo - moderador del presente blog, te ruego me lo indiques con el fin de adaptarme a tus normas u optar por declinar mi continuidad en el mismo.

Esto no se lo he comentado a "Elitista" pero quiero decir que vuestra labor, además de noble y generosa - pues vosotros ya poseéis estos conocimientos y, en principio, no necesitaríais compartirlos con los demás - es digna de encomio por el trabajo, la disciplina, el compromiso y el rigor que conlleva.

De momento, aunque me considero relativo conocedor del tema en cuestión, no me he planteado la creación de un blog propio. Creo que es más enriquecedor para todos aportar nuestro granito de arena a los ya existentes - y reconozco que más cómodo -.

Sin embargo, quiero dejar claro que lejos está por mi parte la intención de, en cierta manera, apropiarme de lo que no es mío.

Mis principios son: elegancia, respeto y altruísmo. Con estas premisas solicito, de nuevo, tu beneplácito a mi participación en este magnífico blog.

Sinceramente,

Miguel Ángel - Barcelona -

objetodedeseo dijo...

Magnífico artículo!!! Has sabido explicar a la perfección la diferencia entre los dos estilos y, como tú has dicho, lo ideal sería una mezcla entre ambos quedándonos con los mejor de cada uno.

Besos.

El Aristócrata dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
Por supuesto que se pueden y deben vestir zapatos negros con traje azul marino. Acaso ya se nos olvidó lo de: el zapato negro, de cordones y con costura prusiana….. Otra cosa es que otras tonalidades también se puedan vestir, como el burdeos, el coñac oscuro. Pero lo más elegante y formal sigue siendo el color negro.
De la capa española se trató en los comentarios, si no recuerdo mal, del artículo del abrigo. No conozco ninguna prenda puramente italiana q pueda compararse a la chaqueta tweed británica.
En esta página todo el mundo es bienvenido y todas las opiniones son respetables, aun cuando difieran con la línea editorial………y por extensas que sean. Como he dicho en tantas ocasiones son las opiniones lo verdaderamente interesante de Elaristocrata.com
Por último me gustaría saber con qué os quedáis del british style y con qué del stile italinao
Saludos a todos

Anónimo dijo...

Hola Aristócrata,

Gracias por la entrada. Sin lugara a dudas me decanto por el look british, por ser más clásico. El italiano llevado al extremo, a mi modesto parecer empieza a tener un punto horterilla.
Tu entrada como siempre, muy completa, didáctica y minuciosa.

Un abrazo,
Tu amigo con nombre de tenor.

T dijo...

Dice usted en su excelente artículo que "hay un grado de exhibicionismo propio en el caballero italiano".

Pues bien, esa nota característica con la que estoy completamente de acuerdo es, precisamente, la que les impide ser elegantes. Ese exhibicionismo, tan propio de muchos transalpinos, echa por tierra cualquier atisbo de elegancia.

nacho dijo...

Querido amigo,del italiano me quedo con la mayoría de combinaciones de colores,que no todas,y con el estilo británico me quedo con las "formas",siempre magníficas.
Un saludo.
NACHO

Anónimo dijo...

Gracias por volver. Le echábamos de menos.

DA

Blueberry dijo...

Yo soy más partidario del estilo italiano. Pq? Por estética, el italiano es mucho más plástico más visual, colorido, atrevido y sobretodo, diferente.

Cuando voy por Londres, tengo la impresión de ver el "ejército clon" de la saga Star Wars. Van a trabajar cómo si fuesen a un entierro.

Saludos,

J. Mayor dijo...

Yo me he dado cuenta que visto algo de cada estilo.
Del Ingles:
- Siempre colores oscuros y discretos
- Zapatos negros
- Siempre pañuelo
- Corbata y camisa a juego y de colores discretos
- Puño doble y gemelos
- Pantalón y sin vueltas.
- Bolsillo pequeño (cerillero)
Del Italiano:
- Traje entallado
- Pantalones ajustados y a ser posible sin vueltas
- Largo del pantalón.

Un saludo y excelente artículo como siempre.

Anónimo dijo...

Una vieja norma no escrita,dice que jamás se deben utilzar camisas y corbatas de igual o similar color,siendo ésta última siempre más oscura...

Anónimo dijo...

Enhorabuena El Aristócrata, creo que somos muchos quiénes esperábamos tu regreso.

Y una vez más ha sido para bien, para enriquecernos a todos con tu artículo y con el debate que sobre el mismo se genera.

Particularmente me quedo con el estilo italino - eso sí moderado-, puesto que el inglés lo encuentro anodino, es más sencillo ser elegante con el estilo inglés que con el italiano ya que este último implica riesgo y hay está el quid de la cuestión, en atreverse, en innovar, en arriesgar... conservando la elegancia siempre.

Además prefiero con mucho los pantalones italianos estrechos en su bajo y más cortos.

Un cordial saludo de otro admirador y también usuario de blogs como elitista o sibaritissimo.

Anónimo dijo...

En mi anterior comentario huelga decir que quise decir italiano y ahí, respectivamente.

Saludos,

Anónimo dijo...

Yo sin lugar a dudas prefiero el estilo italiano. Vivo en el SXX, no en el SXIX
Y discrepo de q el estilo británico goze de mas tradición que el estilo italiano.
Aunq se q es una de las referencias en esta página, a nadie de aquí le parece aburrido como viste Carlos de Inglaterra?

MedinaSidonia dijo...

Anónimo, si vives en el siglo XX en vez de en el XIX, sigues retrasado: hace años que estamos en el XXI. Perdón por el comentario, no he podido resistirme. Ahora en serio: Yo desde luego, estoy de acuerdo en que la mezcla de ambos estilos, que ciertamente cada día están más difuminados, es la elección acertada. Yo, por ejemplo, soy partidario de colores en los trajes como el azul o el gris marengo (aunque tengo un Zegna beige de verano), con vuelta de pantalón siempre. Pocket square y puño francés con gemelos. Para las corbatas soy bastante ecléctico, a veces francesas, a veces italianas. Los zapatos, españoles o ingleses, no soy partidario de zapatos puntiagudos. Las camisas, siempre con cuello cutaway, que me parece más elegante que el cuello formal inglés. En fin, es mi forma y me gusta, que es de lo que se trata. Gran post de nuevo, enhorabuena. Hola HANS, saludos si apareces por aquí, que supongo que sí.

Albion dijo...

Mi pseudónimo delata cual va a ser mi comentario, efectivamente mis antepasados ya vestían de la misma manera que lo hago yo ahora y espero que mis generaciones futuras continuen. El estilo italiano tal y como ha sido magistralmente descrito me hace llegar a la conclusión que siempre mantuve es propio de un pueblo excentrico, y preocupado en exceso por una imagen personal que dista mucho de mi arquetipo de elegancia.
Y por no hablar de esas combinaciones de trajes con zapatillas de deporte... Me ha parecido genial la comparación de los trajes comprados en las rebajas de febrero de la talla 46 que es la única que quedaba cuando se viste la 50, y digo yo, al final del día deben padecer los rigores de ser tan ridículos. En fin, british style without any doubt, noblesse oblige...

Anónimo dijo...

Donde esté un italino bien vestido, con su traje de Brioni, su pañuelo diciendo aquí estoy yo, sus zapatos Ferragamo y una bonita y colorida combinación de colores q se quite cualquier look británico. Estoy de acuerdo: van todos uniformados; y el motivo no es otro q falta de seguridad en el vestir.
Por supuesto q respeto todas las opiniones en contra

Anónimo dijo...

Pues yo comparto al 100% con la opinion de Albion (con algo más de moderación)
El look británico es atemporal, siempre es actual, sabe como vestir. Y con todos mis repetos cuando se habla de elegancia sólo se puede hablar del British Style.
No obstante el corte algo más ceñido del italian y los pantalones con vuelta debo reconocer que me ganaron hace tiempo

Andres II dijo...

Pues yo comparto al 100% con la opinion de Albion (con algo más de moderación)
El look británico es atemporal, siempre es actual, sabe como vestir. Y con todos mis repetos cuando se habla de elegancia sólo se puede hablar del British Style.
No obstante el corte algo más ceñido del italian y los pantalones con vuelta debo reconocer que me ganaron hace tiempo

Anónimo dijo...

Rubén Leonardo Arévalo Dice:

Interesante articulo Aristócrata, debo contar que en Bogotá “Colombia” la gente viste sin tener mayor conocimiento de que estilo esta usando y por consiguiente los mezcla logrando resultados interesantes; las buenas zapaterías son más italianas que inglesas por tal motivo es raro ver que un buen traje descanse sobre los zapatos correctos y es muy extendida la creencia entre la gente joven, que vestir trajes de Tweed con corbata es propio de el mensajero , el cartero, o de alguien que no tuvo el dinero o el gusto para comprar un traje completo y tuvo que arreglárselas mezclando chaquete y pantalón de distintos paños, empero existen personas muy elegantes y cultileidas que lo lucen muy bien y se decantan mucho por el Tweed tipo Harris.
Por ultimo Aristócrata revisando antiguos artículos como El pañuelo de bolsillo
Y El placer de estar en casa he dejado algunas apreciaciones y preguntas pero no han sido contestadas, ¿no se si no es valido hacerlo en los comentarios anteriores y solamente deben hacerse las dudas en el ultimo articulo publicado?
Gracias

Rubén Leonardo Arévalo Puente

Anónimo dijo...

Un pequeño apunte:la gente que tiene verdadera clase,jamás habla sobre elegancia ni similares...

G.S. dijo...

Magnífico tema de debate. Si tuviera que elegir....brtitánico. Pero también hay cosas del italiano que nos gusta. Como bien dices, en la mezla está "el salero".

Si bien para vestir smart me quedaría con el estilo inglés (trajes, nudo windsor, zapato cordones punta redonda, camisas...), tal vez para ir algo más casual optaria por detalles italianos (pantalones ajustados, pitillos, mocasines italianos, chaquetas/americanas con paterns algo más vivos...

Resumiendo, para mi: Smart=british, Casual=algo más italian.

Un abrazo!!!

El Aristócrata dijo...

Hola Ruben,
Has hecho los comentarios en los apartados adecuados.
Te he comentado en los artículos que nombras lo que pienso al respecto. No obstante, seguro que más miembros de esta página te contestan según vaya pasando el tiempo.

fran dijo...

Un placer leerte de nuevo, aristócrata.

No creo que se equivoque quien asuma como propio el estilo inglés y lo aderece, de cuando en cuando y según la ocasión, con algunos toques italianos (Sartoria Napoletana, Sarti d'Abruzzo) y/o norteamericanos (Ivy League, Trad).

El primer problema es que siempre estaremos haciendo generalizaciones.

El segundo que el estilo es cada vez más internacional, y que seguramente en las calles de Londres hay más gente vistiendo ese estilo global que el tradicional inglés.

He disfrutado horas de lectura con los artículos de Film Noir Buff sobre el verdadero estilo inglés, con sus sutilezas y sus diferentes corrientes analizadas por un devoto norteamericano.

(Creo que sólo desde fuera se puede tener la dedicación y el espíritu objetivo para tratar de diseccionar así un estilo)

Memorable el artículo en el que irónicamente se analizan los diferentes estilos dentro de la propia ciudad de Londres (por ejemplo, unos zapatos negros, imprescindibles en la City, que pueden despertar bromas entre amigos cuando se regresa al ambiente más relajado del West End: "dónde vas con esos zapatos de policia")

Rescato una idea que no he visto comentada hasta ahora: el look del caballero tradicional inglés se construye a partir de la camisa, a la que se reserva el protagonismo y el color, siendo el traje un mero marco, la corbata un complemento y el pañuelo algo que no se combina, sino que debe parecer que quedó olvidado en el bolsillo de la chaqueta tras una combinación camisa/corbata anterior :-)

Como veis nada que ver con el papel secundario de la camisa y el afán de "coordinación" (las mujeres coordinan los colores, los hombres, si acaso, los combinan pero sin que resulte demasiado evidente y dejando a propósito algún toque discordante que deje claro que "saben", pero que no son damiselas esclavas de las reglas y las modas) que caracterizan a otros estilos.

Un saludo muy cordial.

fran dijo...

Por cierto, Aristócrata.

Hablando ahora no de estio Inglés vs. Italiano, sino de uno de los pocos rasgos de estilo genuinamente Norteamericanos:

¿Has visto el traje azul "3 button roll to 2" que lleva en ocasiones el presidente Sr. Rodríguez Zapatero?

No me lo esperaba.

Una prueba más de que la globalización del estilo es ya un hecho.

Un saludo muy cordial.

Albion dijo...

Muy acertado comentario Fran, es cierto que generalizar es abominable, aún así generalizo que de los italianos solo me gusta la opera, las ciudades monumentales y la mortadela de bolonia, ahora bien mis pantalones son casi todos con vuelta y prefiero la 48 a la 50 si es que me abrocha y puedo respirar con comodidad transcurridos 20 segundos.
Gran apreciación de las camisas, y digo yo las camisas tienen un apellido y ese el Jermyn St, de ahí que me reafirme mucho mas en mis apreciaciones.
Tampoco comparto eso de que los ingleses son demasiado convencionales, S.M. Eduardo VII tira por la borda tal aseveración, eso si la City es otra cosa, pero no todo es la city. El estilo británico se desprende de Ascot, de Goodwood, de Glyndebourne, del Chelsea Flower, del Marylebone Cricket Club, de Oxford, Cambridge, Eton, Harrow, Ampleforth y Stonyhurst, de Henley, del Remembrance Day, de Kings road y hasta de la Catedral de Canterbury. ¿Alguien puede hecer sombra? I wonder...

Albion dijo...

Aunque la mona se vista de seda...
ZP es inconvertible.

fran dijo...

Dando por hecho de que El Aristócrata ha resumido bien los rasgos más evidentes que diferencian ambos estilos, me permito apuntar unas diferencias de fondo.

Surgen de la profundidad de concepciones muy diferentes del estilo y se manifiestan en muchos aspectos particulares.

Por añadir un guiño humorístico, les daré un nombre en inglés:


1) En el origen, "Form follows function"

En el estilo inglés el origen de muchos conceptos está en su utilidad práctica. Quizá hoy en día ya no sea necesaria, pero se mantiene la forma como parte de una tradición sólidamente anclada en la utlidad.

En el estilo italiano esa utilidad original no es tan directa, es más una inspiración tomada del original inglés y, por tanto, se presta más a variaciones y modernizaciones.
Ahí radica su fuerza y su debilidad, pues llevadas al extremo pueden resultar ridículas.


2)Por favor, "Not too studied"

El mayor pecado que puede cometer un caballero en materia de estilo es parecer un perfecto maniquí.
La perfección aparente no es elegante y, por tanto, no es perfección.
(Recordemos la memorable escena de "Historias de Filadelfia" en la que Katharine Hepburn llena de polvo el impecable, y por tanto ridículo, atuendo de jinete de su prometido, un nuevo rico)

En Italia, muchas veces, todo da la impresión de estar demasiado pensado y repensado, demasiado planificado.
Por más que el carácter italiano transmita naturalidad, todo tiene un cierto aire de impostura, de mera apariencia.

La vistosidad de un decorado de cartón piedra frente a la solidez más gris, pero auténtica, de la piedra natural.


3) El toque "Go to Hell"

La paradoja de la elegancia masculina es que, como en el Blackjack, es más fácil perder por pasarse que por quedarse corto.

De ahí que se recurra conscientemente a toques que dejen patente que se conocen las reglas y que, al mismo tiempo, estas no nos importan demasiado.

Un pañuelo de bolsillo descuidadanente doblado o un nudo de corbata four in hand asimétrico siempre serán más elegantes que un pañuelo con sus picos bien planchaditos o un perfecto nudo windsor bien prieto y centrado.

Pero ¡ojo! lo peor de lo peor es que ese "go to hell" parezca "too studied".

Es esa frontera invisible la que los italianos traspasan inconscientemente (o conscientemente, en su afán de innovar y destacarse).
Casos extremos como corbatas con ambos lados a la vista, jerseis sobre la chaqueta del traje o zapatos monkstrap con la hebilla desabrochada no abundan, pero dicen bastante de la indosincrasia del país.


- Como conclusión, un "final sample".

Veamos ahora un ejemplo real que reune los tres argumentos anteriores y contrapone ambos estilos.

La mayoría llevamos reloj en la muñeca izquierda.

Una camisa a medida puede encargarse con el puño izquierdo ligeramente más grande para acomodar un reloj deportivo de gran tamaño ("form follows function")

Esa sería una solución personalizada, discreta y sutilmente elegante, típicamente inglesa.

Otra posibilidad sería ("go to hell") la celebérrima opción de Agnelli: llevar el reloj por encima del puño de la camisa.
Más llamativa, con un origen demasiado conocido para resultar original, únicamente posible en Italia.

Finalmente, está una posibilidad que renuncia a toda elegancia por lo obvio, estudiado y artificioso de su naturaleza ("too studied").
Es la vista en las camisas de un italiano coleccionista de habanos, con puños que cuentan con trabillas, como si de la cintura de un pantalón se tratasen, por las que pasar la correa de sus llamativos relojes.

fran dijo...

Aprovechando que Albion ha mencionado el Remembrance Day, adjunto el enlace a una foto que creo interesante.

Son veteranos de la II GM desfilando en el Remembrance Day el año pasado.

Creo que, como dice el refrán, esta imagen vale más que mil palabras que podamos escribir sobre el auténtico estilo inglés:

http://3.bp.blogspot.com/_xzlBDiyiKEY/SRdtSJjd67I/AAAAAAAAAbM/ke-lFm7M7oM/s1600-h/remembrance+day9.jpg

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con T. Albion, no olvides el Danieli. Un saludo.

G.

Blueberry dijo...

Fran,

La foto es muy buena, pero lo que yo decía (y nunca mejor dicho), "van a un funeral".

Anónimo dijo...

Del estilo italiano me quedo con el hecho de que corresponde a hombres seguros de sí mismos y, por tanto, creo que más atractivos para las mujeres.

Del estilo inglés prefiero que implica cierto desprecio por las modas y, por tanto, por el prójimo, algo que me parece estupendo.

Cristian Dueñas dijo...

Jueves 12 de Febrero del 2009

Saludos Querido Aristocrata.

Mis mas sinceras felicitaciones por este completo articulo que disipa las mas claras dudas entre los 2 grandes stilos de elegancia masculina, que prodria decirse son las 2 culturas Europeas mas sobresalientes en cuanto a la moda masculina se refiere.

Por mi parte yo me senti mas identificado al leer el articulo con el Stile Italiano y por el fue el que vote en la encuesta que ha formulado el Aristocrata.

Me parece que el Stile Itliano es el stilo adecuado para el hombre moderno,de mundo,contemporaneo,el hombre freco y stilizado,en pocas palabras El Aristocrata de hoy.

A los demas visitantes que eligieron el British Style, mi intencion no es ofenderlos,ni mas faltaba solo que personalmente me parece que el British Style es un modo de vestir muy ambiguo,retrogrado y que en bes de hacer ber al hombre atractivo,elegante y moderno,lo hacer ber como un hombre joven vestido de viejo.

Pues si con sus disculpas pero es lo que pienso segun las diferencias y las fotografias que expone El Aristocrata.

La verdad no quiero entrar en conflicto con ninguno de los demas ciber-visitantes,por mi opinion pero es lo pienso,enves de conflicto tengo las puertas abiertas para un buen debate.

Aqui en Colombia no es que sean muy comunes estos stilos,bueno a diferencia de las respectivas embajadas de tan ilutres naciones,la verdad es que aqui no es que hallan muchos aritocratas.

Esa es mi opinion me quedo con el Stile Italiano:un bonito sombrero de ala larga o corta,un buen traje bien ceñido al cuerpo de chaqueta o saco cruzado o clasico,una camisa de cuello con un angulo medio y que en los puños en bes de boton tenga los ojales para unas bonitas mancornas o gemelos como los llama El Aristocrata,la corbata indispensable la posaria con un llamativo nudo Italiano(la contraparte Italiana del nudo Britanico o como mas popularmente se conose el nudo Windsort),
por suesto el pañuelo del bolsillo,y unos comodos Romelliny color castaño o cerbeza.

Como dije anteriormente espero no haber lastimado suceptibilidades de los demas cibre-visitantes.

Gracias al Aristocrata y a ustedes recuerdes vivir con clase y elegancia.

Chazman dijo...

Aristócrata!
Ya te he puesto en favoritos, gran regreso.
Yo me identifico inevitablemente con el british style. Es cierto que tengo toques italianos, pantalones más estrechos y camisas y corbatas atrevidas pero no he podido más que sonreir con los comentarios sobre el uso de gemelos (yo hasta para ir a la playa) y los trajes heredados.
Dios, cuando he ido a alguna fiesta con el smoking de mi abuelo o a una boda con su caluroso chaqué del 34...
Ayer mismo, me fui a cenar con un traje de mi padre, un príncipe de gales sencíllamente espectacular por lo actual que vuelve a ser y por lo bonito que es, con toques en rojo. Fui a cenar a un restaurante bastante bueno y el sommelier sólo me preguntaba a mi todo el rato. Un buen traje es mucho más que un traje.
Fuerte abrazo!

Anónimo dijo...

Queridos aristocratas, estimado autor:

No cabe duda de que los rasgos definitorios de ambos estilos en el artículo son absolutamente ciertos; pero se ha olvidado apuntar un pequeño detalle: mientras que en UK las personas que hacen uso de su denominado "British style" (con Y)no ascienden ni al 1% de la población, puesto que los británicos son sencillamente horteras, y hasta en los barrios mas selectos de Londres lo común es ver macarras con camisas negras y zapatos de ir a la obra; en Italia lo normal es encontrar que hasta en el más recóndito pueblo de la Calabria o la Toscana, la gente, por norma, tiene un gusto extremadamente más exquisito, lo que, unido a la belleza de las ciudades y de sus gentes, hace un ambiente mucho más elegante que el que jamás puede respirarse en ninguna ciudad del Reino Unido.

Anónimo dijo...

Yo tb pienso como el anonimo anterior. Lo del British Style es ya historia

Antonio Gamio dijo...

Estimado Aristócrata

En mi caso hago uso del Estilo británico en eventos en donde la sobriedad es indispensable, el Estilo Italiano lo llevo en actividades algo más relajadas como un almuerzo o una cena informal.

Ambos Estilos tienen sus atractivos, pero si se trata de elegir uno solo pues me quedo con el británico.

Saludos desde Lima, la Ciudad de Los Reyes,

Antonio Gamio
Barón de Nois

Anónimo dijo...

A mi me parece más importante no tanto el distinguir entre un estilo británico y uno italiano, sino de hablar claramente de un estilo propio español, que es verdad que ha evolucionado sobre todo del británico, perto también del italiano. Este estilo no es tan tradicional como el inglés, pero si que lo es respecto del italiano. Por otra parte también es lógico, que en España no llevemos frecuentemente trajes de tres piezas, algunos abrigos típicos ingleses -sino adaptaciones más frescas-, sombreros, etc, ya que nuestro clima es diferente. A mi el estilo que más me gusta es el que surge, y luego evoluciona, de las colonias británicas.

the.peacemaker dijo...

Hace tiempo buscaba algun lugar donde escribieran sobre la elegancia que tan poco pareciera importar en los tiempos que corren , asi que muy agradecido de que todavia esten preocupados por estos maravillosos temas, ya tienes cuatro nuevos seguidores desde Chile.
Podrias mostrar de alguna forma el estilo que adoptaron actores y personas durante los años 70 en lo que se conocio como el Blaxplotation, como por ejemplo el detective Shaft de cuello de tortuga, abrigo de cuero y sombrero.

Y el estilo italiano es mi favorito por sus cortes mas entallados y pantalones mas cortos aunque la cuota que siempre le añado es una corbata de 2 cm.de ancho y cuello abotonado

Anónimo dijo...

Excelente artículo, muy explicativo, aunque quizás difiera un poco, me parece que la combinación de ambos estilos no es precisamente lo mejor, posiblemente sólo una mejora para ambos sería preferente, tomando un poco más uno del otro. Si me permites una sujerencia para un artículo próximo: ¿Qué hay con el sombrero de copa alta que se utilizaba mucho en siglos anteriores, especialmente por los británicos? ¿Qué ha sido de él?

CRISTIAN DUۄA$. dijo...

Hace ya exactamente un año que leí por primera vez tan importante articulo, que aclara por completo las dudas que le pueden surgir a los diferentes ciber-visitantes entre las 2 corrientes de moda masculina mas importantes, en Europa, y por supuesto con gran influencia en el resto del mundo.

Me reafirmo en mi pasada opinión de identificarme mas con el Stile Italiano, no solo por esa elegancia "moderna" por así decirlo, sino también por la frescura y seguridad que inspira el conjunto Italiano.

Por ultimo en cuanto al comentario final que menciono El Aristócrata, sobre la fusión de los 2 estilos, yo diría que aun existen diferencias muy marcadas entre estas vertientes.

Y recuerden sin importar el estilo con el cual mas se identifiquen
vivan con clase y elegancia,
sin importar las circunstancias.

CRISTIAN DUۄA$.