sábado, 5 de noviembre de 2016

SUGERENCIAS PARA LA CINTURA DE TU PANTALÓN

Durante años hemos hablado sobre las ventajas estéticas de vestir de sastre; ventajas sobre todo en lo que se refiere a la hechura del traje. Sin embargo, no hemos insistido en la misma medida en la posibilidad de conseguir un diseño único, alejado del corte de tienda y con detalles de lo más personales. Y no hablamos de un ojal de color o de un forro divertido.
Ambos últimos detalles son fáciles de conseguir de acudir a cualquier sastre, sea bueno o malo, o de ser cliente de sastrería industrial.  Por el contrario, de querer conseguir un diseño especial además de sastre, se debe ser creativo, estar dispuesto a arriesgar, al corriente de lo que sale de las sastrerías de otros países y estar abierto a cambiar constantemente las líneas de tu prenda. Y en el caso que nos ocupa, las líneas del pantalón. 
A nadie se nos escapa que si bien cada vez es más frecuente el que nos pregunten sobre qué tipo de cintura nos gustaría para nuestro pantalón, la realidad es que no es tan común el que se nos ofrezca algo que vaya más allá que el ancho de la caja. En este punto es de justicia admitir que los nuevos sastres, seguramente debido a su edad y al estar en permanente contacto con las nuevas tendencias y todo lo que en este campo muestra internet, están más abiertos a escuchar “locas” propuestas de sus clientes.
Mientras observáis estos diseños que he escogido de diferentes blogs me gustaría compartir con vosotros mi sensación de que el pantalón sigue siendo tratado en este, también en muchos otros, como el hermano feo del conjunto. Los pantalones se externalizan, es decir se sacan de la sastrería y se le dan a una pantalonera para que prepare la prueba. Rara es la sastrería que los hace “in-house”. De hecho, yo al menos solo he conocido a uno que sí lo hace: Benet Pluvinet en Valls. 
Esto, algo común también en muchas de las mejores sastrerías italianas e inglesas, no debería ser un inconveniente. Sin embargo, no son pocas las ocasiones en que una misma pantalonera trabaja para diferentes sastres. Esto da como resultado que además de estar pagando más por el mismo pantalón, es muy parecido al del amigo que ha ido a otra sastrería, a priori de menor calidad. 
Esto que es muy frecuente en los pantalones, también se da, aunque se nieguen algunos sastres en admitirlo, en las propias chaquetas. Cada vez es más frecuente, seguramente por la escasez de mano de obra de calidad, que las chaquetas de diferentes sastrerías sean montadas para la prueba por una misma persona. Indudablemente el corte de la prenda, la calidad de la costura y el aire dependerá de cada sastre; pero el punto de partida, el montaje de la prenda, sale de las manos de la misma persona/taller. 
Pero volvamos sobre el título de este artículo. Seguramente si preguntáramos a las personas que salen en estas fotos si fueron ellas o su sastre quien propuso ese ancho de cintura, esas pletinas o ese peculiar cierre, muchos de ellos, o la mayoría de ellos, nos responderían que fueron ellos quienes aportaron la idea. No ocurre nada, es más muchos sastres lo agradecen, porque llevemos a nuestra sastrería una foto de la idea que tenemos para nuestras solapas, nuestros hombros o, como en el caso que esta semana ocupa, nuestro pantalón. 
Es importante que no nos empecinemos en que esta idea se implante sí o sí en nuestro pantalón. Tengamos en cuenta que alguna de estas cinturas no puede llevarse a cabo de contar con tirantes o, en otros casos, con cinturón. Será el conocimiento del sastre el que oriente nuestro gusto hacia el mejor resultado estético de la prenda y de este detalle.
Un punto muy importante a tener en cuenta es el aire final de todo el conjunto y no solo el del pantalón. No puede ser la misma cintura la de un pantalón de un traje cortado para vestirse en ocasiones formales que la del que se usará en el tiempo libre y en ambientes mucho más relajados. Nuevamente el sentido común debería ser el último responsable de decidir por qué cintura decantarnos. 
Busquemos igualmente cierta proporción y lógica entre la cintura escogida y el resto de detalles del pantalón. Por ejemplo, los bolsillos traseros deberían fluir con cierta lógica con la cintura escogida. Muchos de los ejemplos que hoy traemos seguro que agradecen unos bolsillos traseros con solapa o incluso con una solapa de diseño, caso que podríamos hacer extensible a la propia cerillera frontal del pantalón. 
Muchas veces todos estos detalles no se aprecian, como por ejemplo en el de los trajes cruzados donde la chaqueta siempre debería permanecer abotonada. Sin embargo, muchas veces basta con verla solo uno mismo como para disfrutar diseñando la cintura de nuestro pantalón.
Como conclusión volvemos a incidir en la importancia de buscar una cintura acorde con el estilo de la totalidad del conjunto. Igual que hay solapas muy anchas y bonitas, pero poco apropiadas de vestirse en lugares o eventos muy formales, lo mismo ocurre con la cintura. Una vez más será el sentido común quien debería guiar nuestra elección. 

El Aristócrata

8 comentarios:

Paco Ramon dijo...

Como esta el patio. Sus lectores preguntandole cosas interesantisimas en el articulo anterior. y usted EA se sale por la tangente,escribiendo esto de las cinturas,un sabado,para elidir comentarios y respuestas. Muy i.teresante el articulo,pero haga el favor de complacer a quienes mantienen su blog dia a dia y contesteles por favor. Un saludo Paco Ramon

Néstor dijo...

Una buena forma de saber si el sastre se lo curra de verdad es pidiéndole una cinturilla de un grosor determinado. Si pone reparos lo más probable es que utilice una entretela precortada.

Y ojo con pedir una cinturilla excesivamente ancha. Existe el más que probable riesgo que se produzcan unas dobleces nada estéticas según la entretela utilizada.

Por otro lado, no veo nada malo en que la confección del pantalón se externalice fuera del taller. En Nápoles la mayoría de sastrerías así lo hacen y los resultados son excelentes.

Anónimo dijo...

EA, su país no le merece y muchos de sus lectores tampoco.

Paco Ramon dijo...

los lectores se merecen no ser respondidos???

El Aristócrata dijo...

Estimado Paco,

Antes de nada acepte ms disculpas si no he respondido a algún lector. Pero por favor, ten en cuenta que recibo un mínimo de cincuenta correos diarios de lectores preguntándome sobre las más diferentes cuestiones y este es mi hobby, no mi trabajo. Por ello, muy a mi pesar siempre puede haber un correo q se quede sin responder.

En referencia a los comentarios que en cada artículo se hacen tampoco puedo responder a todos ya que además mi punto de vista queda claramente reflejado a lo largo del cada artículo. No obstante, intento contestar a todos los que puedo. Dicho esto es cierto q un lector preguntó hace unos días la diferencia entre un traje a medida y uno de confección. Efectivamente, no le contesté. Y no lo hice porque creo que queda claro la diferencia entre ambos leyendo cualquier artículo de la sección bespoke. Creí más conveniente responder aquellos correos que preguntaban cosas quizás no contestadas hasta la saciedad en esta página. Aún así, seguramente lo debería haber hecho y pido disculpas.

Un saludo y gracias
EA

Anónimo dijo...

Buenos días , estupendo artículo , pero no estoy de acuerdo en ponerle trabillas a una cintura hecha para tirantes y creo exageradas esas cinturas tan anchas , me resultan un tanto extravagantes y poco elegantes . En cualquier caso en
mi opinión no hay mejor forma de llevar un pantalón correctamente colocado ,que con unos tirantes .
Un saludo
ECA

Marcos dijo...

Estupendo artículo, como siempre. Por cierto, estamos deseando leer algún artículo sobre la ropa interior y de dormir. Por ejemplo, algo tan básico como dónde conseguir unas buenas zapatillas de estar por casa como las que luce Sean Connery en esta foto: http://www.voxsartoria.com/post/152343857253/1963-gina-lollobrigida-and-sean-connery

Anónimo dijo...

Soy Luis Herrera de la Sastreria L.H.Bespoke en Sevilla, lleva ustedes razon,los pantalones hoy en dia se externalizan y no quiere decir que sea malo que se hagan afuera,lo que sucede es que si se externalizan y los hace una pantalonera industrial no es lo mismo para nada.El sastre casi nunca le ha dado la importancia que tiene un pantalon y ha falta de pantaloneras de sastreria bespoke, se los hacen en fabrica como si fuera medida industrial,le invito a mi instagram y asi ya conoce a dos que hacen los pantalones a mano de verdad.Me encanta su defensa de la sastreria artesana. Somos pocos pero buenos de verdad.
Un saludo.