sábado, 27 de junio de 2015

¿CÓMO LIMPIAR LOS ZAPATOS?

Como respuesta a la petición de Eneko esta semana voy a intentar explicar el proceso a seguir para limpiar un buen par de zapatos. Antes de entrar a narrar dicho proceso es importante tener presente que la forma de llegar a unos zapatos limpios puede diferir bastante de unos a otros por lo que esta es solo una forma más. Para afrontar la agradable rutina de la limpieza de unos buenos zapatos es necesario además de contar con los productos idóneos también conocer su correcto orden en su utilización.

El proceso de limpieza del calzado se acometerá con éxito de contar con los siguientes productos:

-          Un cepillo para quitar el barro y la suciedad más visible. Este puede ser de cerdas de buey o de cerdo. Las fuertes cerdas de estos cepillos permiten eliminar el barro seco y otros restos de suciedad que pueden haberse quedados pegados al zapato. Si no se cuenta con ninguno de ellos, una esponja humedecida con agua caliente también puede ser un buen remedio para eliminar el barro y otras manchas adheridas a la piel del zapato. De utilizarse dicha esponja humedecida es recomendable dejar secar el zapato antes de aplicarle el betún. 
-          Un cepillo para cada color de zapato de pelo de caballo. Este tipo de pelo es más suave que los anteriormente nombrados. Estos cepillos se utilizarán para administrar el color por lo que es importante evitar el uso de un sólo cepillo para la aplicación de las diferentes tonalidades. Hay que evitar que los restos secos de color que pueda haber en los cepillos terminen mezclándose afectando al  color del zapato a limpiar. En defecto de este cepillo se podrá aplicar, igualmente, el color con una gamuza. El uso de esta gamuza es particularmente recomendable en aquellos zapatos que tengan dos colores ya que el cepillo no permite tal precisión en la aplicación de los colores.

-          Un cepillo para abrillantar el zapato de pelo de cola de caballo. Al igual que ocurría con los cepillos utilizados para aplicar el color, también con los cepillos de abrillantar se necesitará contar con tantos como colores tengan los zapatos que se guarden en el armario. Su misión es servir de ayuda para pulir el betún que se aplicó al zapato. Igualmente, de no contar con este cepillo, un paño suave puede sustituirle. 
-          Un betún para todas y cada una de las tonalidades de zapatos con que se cuenten. Se evitarán a toda costa los betunes con aplicador ya que además de ser la gran mayoría de una calidad ínfima nunca proporcionan el acabo de las cremas líquidas. 

Una vez se tengan estos tres tipos de cepillos es el momento de empezar con el ritual semanal de la limpieza de los zapatos; ritual de gran sencillez que de seguir los siguientes pasos:

Lo primero que se deberá hacer será retirar los cordones para que no molesten y la limpieza pueda llegar a todos los rincones de los zapatos. Una vez apartados dichos cordones se quitará toda la suciedad visible del zapato con el cepillo de cerdas de buey. De no hacer desaparecer estas manchas antes y aplicar el betún sólo se conseguirá tapar dicha suciedad pero no eliminarla. Por ello, es importante insistir y no seguir con el limpiado hasta que no esté el zapato totalmente libre de manchas visibles.
El betún se aplicará con movimientos circulares hasta que se aprecie que todo el zapato ha sido cubierto uniformemente por él. Resulta siempre más acertado aplicar varias capas finas de betún que una gruesa ya que aplicando capas finas la piel del zapato absorbe poco a poco el betún y será más fácil saber si necesita más o por el contrario ya es suficiente. Entre capa y capa siempre es conveniente dejar pasar algunos minutos para que el betún penetre bien en la piel.

Si se trata de zapatos semi o full-brogue resulta de vital importancia asegurarse de que después de la aplicación del betún en dichas perforaciones no quede restos de éste. En el caso de que se apreciara algún sedimento habrá que cepillar los zapatos hasta que no haya resto alguno.  
Una vez el zapato cuente con el betún necesario se puede aplicar sobre el mismo unas gotas de agua, o incluso de saliva, para además de limpiarlo y pulirlo conseguir luego con el posterior cepillado y frotado un brillo natural. El proceso del frotado es fundamental y solo aquel que sea aplicado con rapidez y contundencia conseguirá el resultado más brillante.

La parte del zapato que antes pierde su aspecto inicial es la suela. Para devolver a la suela su aspecto original existen aceites que ayudan a recobrar el tinte originario. La aplicación de este aceite es recomendable sobre todo después de un día de lluvia ya que devuelve el confort y la elasticidad a la suela del zapato.  
Es de vital importancia prestar atención al aspecto tanto de la suela como del tacón y no dar lugar a que termine apareciendo un agujero en la suela o, en su caso, se deforme el tacón o la puntera. En cuanto se aprecie que la parte de la suela que más en contacto está con el suelo se empieza a desgastar o que la punta del zapato o su tacón empiezan a perder su aspecto originario es recomendable acercarlos al zapatero para que los repare o si fuera necesario cambie las partes afectadas.

Aunque no resulta fácil encontrar zapateros a los que no les importe descoser la suela dañada y coser una nueva siguiendo el mismo proceso que se siguió cuando se construyó el zapato se debería intentar que la reparación fuera siempre una reconstrucción integral y no un mero lavado de cara de la suela antigua. Las suelas que se pegan, o que en el mejor de los casos se cosen, sobre las suelas originarias sólo son un parche que ningún zapato de calidad se merece. 
Conseguir una reparación integral de la suela no es fácil de no enviarlos a la casa de donde salieron por conllevar una gran carga de trabajo. Sin embargo, la larga tradición de zapateros españoles permite que incluso hoy se puedan encontrar profesionales a los que no les importe devolver a la vida hasta a los zapatos más maltrechos.

Para terminar este artículo, mencionar, una vez más, que son esos zapatos de calidad que cuentan con muchos años en sus suelas los que terminan resultando más cómodos. Por ello no debería importar, llegado el momento, incluso hacerles un remiendo. Esto hablará además del cariñó que su propietario tiene por ese par de zapatos también de la calidad de los mismos.

El Aristócrata 

121 comentarios:

Eneko dijo...

Buenas noches,

En primer lugar, eternamente agradecido por la deferencia. Sin embargo, echo de menos un par de referencias sobre marcas de cepillos y betunes. Así mismo, creo que sería interesante extender estas explicaciones al cuidado de corbatas, cinturones, trajes.

Otro tema:

Sigo sin ver claro el tema del NO a los calcetines negros, no termino de verme con un traje azul, Oxford negros y con los calcetines azules, puede ser, que como mido 1,90, no necesito alargar los pantalones, pero sinceramente, el zapato negro con medias azules me hace daño a la vista. No termino de verlo, aunque puede que este equivocado.

Buena semana a todos y muchísimas gracias por el reportaje.

PD: Que gran placer limpiarse un buen par de zapatos.

Palatino dijo...

Gracias como siempre por su artículo , le ruego me indique si además de Ramón exerez¿ que otro buen zapatero me recomienda en Madrid para reparar edward Green?
Muchas gracias
Conde de palatino

Anónimo dijo...

Eneko,
Acaso no ha visto la foto con todos los productos y sus respectivos nombres?
Buen artículo.
Albert

El Aristócrata dijo...

Hola Palatino,

En unos zapatos de esa calidad y aunque me tocara esperar alguna semana yo los enviaba a la casa. Ellos tienen las hormas de cada zapato y nadie mejor los repará. Si fueran unos zapatos normales no tendría inconveniente en recomendarle alguna zapatería en Madrid pero en este caso los mandaría.
EA

Anónimo dijo...

Buenos días, Eneko.

Ceras y cremas (betunes), hay muchas y muy buenas, pero yo le recomiendo Saphyr. En cuanto a cepillo, es un poco irrelevante. Basta con las directrices que da EA, aunque para el pulido final yo prefiero utilizar una media de seda (sí, ha leído bien) en lugar de trapos, gamuzas o cepillos.

E importante: un buen glaseado con cera, al menos en la punta, para resistir mejor a la suciedad y a las gotas de lluvia.

Anónimo dijo...

Para mi Zapatos Sánchez en Alonso Cano o Modesto Lafuente es tan bueno, o seguramente mejor, que Exerez. Mariano y Raúl son excelentes

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Aristócrata. Gran artículo. Coincido en que es un gran placer limpiar los zapatos, aunque a veces puede ser un poco frustrante (sobre todo si se tiene niños pequeños, cuyo deporte favorito parece ser pisarle a uno cuando lleva el zapato reluciente).

Para zapatos de menor calidad que los Edward Green, ¿sería tan amable de indicarme las zapaterías en Madrid que Ud. recomienda? No es tan fácil encontrar uno bueno, a pesar de los muchos que existen en la ciudad (sobre todo en Chamberí).

Respecto del anónimo anterior, yo también soy muy fan de Saphir, no sólo de los betunes, sino de productos como el Renovateur y el Renomat, que son claves para cuidar bien el cuero y limpiar a fondo el zapato.

dani dijo...

Los calcetines es una cuestión de ir "haciéndose". Pero en cualquier caso, los hombres tenemos la tendencia de combinar calcetines y zapatos y es un error. Mi novia ya me dijo el primer día que siempre hay que combinar con la pieza de mayor tamaño. O sea, con los pantalones; dicho esto, hay que saber combinar: Azul marino con azul cielo y zapato negro es un poco raro. Como en todo, primero despacito y después ir atreviéndose.

Saludos

Anónimo dijo...

Resulta llamativa la fotografía, en la que un hombre blanco limpia los zapatos a un hombre de color. Enhorabuena por el blog José María!!!
Saludos,
Carmelo.

Palatino dijo...

Muchísimas gracias EA
Un abrazo

Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Exerez no, por favor... Mala educación, maltrato a los zapatos, apilados unos sobre otros y cobro por anticipado para el cosido a mano de la suela. Y una vez pagado... las reclamaciones al maestro armero. Hay sitios mejores donde también saben coser a mano. Sánchez, como dicen en otro comentario, es mejor que Exerez y, sobre todo, mucho más amable y agradable. Exerez entró en barrena cuando salió de Ortega y Gasset y ya no ha levantado cabeza. Al puertecita de mercado no le auguro mucho futuro...

Saludos

El Aristócrata dijo...

Mi experiencia con Exerez siempre ha sido magnifica. Cara pero magnifica. Muy poca gente te vuelve a coser la goodyear a mano.
Sanchez tiene la ventaja de q son capaces de devolver a la vida al zapato más maltrecho con patinados muy interesantes.
Saludos
EA

Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Muy buenas a todos.
Dos preguntas, a EA o cualquier lector que quiera dar su opinión.
Una sobre e .tema en cuestión del post... algún producto o truco para enmendar un zapato que ha sufrido alguna que otra rascadura? Tengo un par de monkstrap marrónn claro que tienen los talones bastante rascados, y reconozco que no soy el más diestro dándoles lustre...
Por otra parte... una duda sobre botones. ¿Se contempla, para un traje cruzado azul marino a medida que está casi terminado, botones q no sean azules? Habia pensado en tonos como marron carey o similar, pero no sé si es saltarse demasiado a la torera normas clasicas... ¿qué opinan?

Anónimo dijo...

Apreciado Anónimo:

Para arreglar esos desperfectos, si no son muy grandes, con cera y, luego crema. Pruebe con colores algo más claros antes, no sea que quede demasiado marcado.

En ocasiones en que ha sido irreparable, he optado por patinar el zapato...

Anónimo dijo...

Una pregunta sobre el tema del post,¿cómo limpiar la parte lateral o bordes de las suelas?.
Muchas gracias y enhorabuena por su excelente blog.
Fernando

FERRUZZO dijo...

Buenas tardes;


Botones en nacar.


FERRUZZO.

Antonio garcía Enrile dijo...

Buenas noches,

Como sugerencia para la limpieza de los "laterales de los zapatos" que entiendo se refiere al canto de la suela y tacón.
Este método se puede hacer con los útiles que cualquier persona tiene en casa.
- humedezca toda la zona con un trapo o esponja
- con una superficie lisa (canto rodado, o una madera pulida) frote con fuerza y ejerciendo presión.
- Una vez seco aplique un tiente a la anilina , o en su defecto use la propia crema de lustrar.
- Luego frote con el trapo al igual que hizo con la superficie lisa.

Espero que sirva, un saludo

Enrile

Eneko dijo...

Muchísimas gracias Enrile,

A este tipo de comentarios me refería. Lo del canto rodado no tenía ni idea. Y lo de anilina es para mota ya.

Gracias por el comentario Dani, sin ninguna duda me tendré que animar.

Albert, vi la foto, pero pensaba que era... como la chica del viernes, por eso no me fijé en los productos. Gracias por el aviso.

Feliz semana a todos.

Saludos afectuosos.

Eneko.

Anónimo dijo...

Buenos días:
El tema patina, es conveniente? Como se consigue? Hay varios tipos? Algún lugar en Barcelona?
Gracias por adelantado.
Rifjs

dani dijo...

Tengo una pregunta no demasiado relacionada con el tema del post:

A pesar de las recomendaciones de EA sobre la ropa Bespoke (por cierto, no tengo claro si se pronuncia "bispoke" o "bespoke", aunque me inclino por la primera opción) y su enorme diferencia de calidad con respecto al resto, yo estoy seguro de que muchos de nosotros tratamos de comprar la mejor calidad al mejor precio al tiempo que ahorramos para ese traje, ese pantalón o incluso esos zapatos bespoke con los que soñamos, y que, quizá, algún día lleguemos a hacernos...

Además, hay que tener en cuenta que cada tienda pone a la venta lo que sus dueños o encargados seleccionan, que no siempre coinciden con nuestro gusto. En aras de buscar el mejor diseño con la mejor calidad y el mejor precio posibles creo que la mejor opción es la compra por internet. El riesgo lógico de las tallas se compensa por precio y buen servicio posventa. Hay algunas que incluso pagan el envío de vuelta si está justificado.

Dicho todo esto, he localizado alguna tienda online, pero me gustaría saber si hay alguna que sea especialmente recomendable. No sé si es posible o no.

En cualquier caso, gracias a EA y al resto de comentaristas

Anónimo dijo...

Me alegro de que su experiencia con Exerez haya sido buena y ojalá lo siga siendo durante mucho tiempo. La mía también lo fue hasta que dejó de serlo. Mientras lo fue, me auto-engañé y no quise ver lo evidente: los zapatos apilados unos sobre otros y maltratados y un operario diferente (y por tanto aprendiendo: no parece que le duren mucho) cada vez que llevaba una suela a coser a mano. No hay mas que ir al "puestecito" del mercado para percatarse de ello. Eso no es excelencia, sino algo diferente. Y todos lo podemos ver. Solo hay que mirar objetivamente. (No me quiero ni imaginar, si los apilan así de cara al público,que harán con ellos cuando los envíen fuera...)

Y por cierto, no nos engañemos: el cosido a mano no aporta otra cosa más que estética y carestía. La calidad no mejora nada por coser a mano. Solo mejora el aspecto de la vira al permitir respetar los orificios que dejó en ella el anterior cosido utilizándolos al efectuar la nueva costura. Para mi, la estética lo merece, sin duda. Pero sólo es eso.

¿O alguien piensa que unos Alden, Allen Edmons o Crokett salen de fábrica cosidos a mano?.

Y ya que hablamos de Alden, (en mi opinión -muy personal, claro- los zapatos mejor terminados y cuya horma es la más bonita del mercado con diferencia) ¿sabe alguien si en Madrid, aparte de en Denis (a los que se le ha ido la "pelota" con el precio),los venden el algún otro sitio?

Casi no se ven Alden en España... y por calidad dejan en "mantillas" a los excesivamente valorados (nueva opinión personal y subjetiva)Crokett...

Saludos y enhorabuena!

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Rijs:

Recomendable... Si quiere renovar un zapato viejo, pues sí, es recomendable.

En Barcelona no conozco a nadie que haga buenas pátinas salvo a Norman Vilalta, pero solo repara y patina zapatos suyos (mucho mejor que algunos "patinadores" profesionales, por lo que he podido experimentar).

De todas formas, patinar no es muy complicado. Requiere algo de práctica con algún par viejo para no liarla, pero no es complicado.

No le quedarán como a Norman, Niklas Nordin o Lacour, pero ganarán enteros.

Busque videos en youtube de los arriba mencionados, o de Theshoesnob, que explican bastante bien cómo hacerlo.

Anónimo dijo...

No parece lógico que un señor de raza blanca limpie los zapatos a un señor de raza negra. Pero bueno, últimamente uno está ya curado de espanto...
Feliz verano,
Roberto.

FERRUZZO dijo...

Me parece que usted esta muy equivocado y sobre todo de blog

Carlos dijo...

Roberto, me temo que Vd. no tiene ni idea de lo que habla. La vulgaridad del racismo sobra en este espacio. Váyase.

El Aristócrata dijo...

Es tan lamentable el comentario q si lo he publicado es por el desprestigio q conlleva escribir semejante barbaridad
EA

Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Pido disculpas por el comentario. No he debido explicarme bien.
He dicho que 'no parece lógico'. Como aclaración debo decir que, aunque a alguien no le parezca lógico, por supuesto sí que lo es.
Tengo grandes amigas y amigos de raza negra.
Saludos y reitero mis disculpas.
Roberto.

Anónimo dijo...

No, por Dios, no es polémica. No me malinterprete. Es mera opinión. Subjetiva, como todas. Y John Lobb a medida no lo sé, porque nunca los tuve. Pero de los otros sí y, nueva opinión, no merecen la pena. Sólo son una marca. Demasiado sobrevalorados.

En mi opinión los Edward sí son comparables y los Alden ganan claramente la comparación pero, nuevamente, para gustos los colores...

Los Gorila -e incluso los Sebago- también andan muy bien en la relación calidad/precio pero... no es eso, no es eso.

Un muy cordial saludo.

Anónimo dijo...

Eso no sería argumentar así que no lo diga no vayamos a pensar que lo piensa. Que seguro que lo piensa. Si no, no lo diría ni siquiera intentando darle una connotación negativa. En fin, "cosas veredes, amigo Sancho" (por cierto, éste, el pobre, también bebió los vientos por un titulo además de por una ínsula). Saludos.

Anónimo dijo...

Por aportar un punto de vista supuestamente autorizado (el de László Vass a quien es usted muy libre de no otorgarle tal autoridad, lo cual me parecería muy bien pues yo discrepo abiertamente en cuanto a Church's) ahí va su literal opinión al respecto de Alden y Edward (atención a lo que dice sobre el orden);

"Church's, Allen-Edmonds, Alden, Tricke's, Foster & Son, Edward Green, John Lobb París, Ludwig Reiter, Crockett & Jones, Cheaney, Lotusse. Hay una larga lista de otras empresas que hacen buenos zapatos, pero hemos citado las marcas de primera línea y que pueden encontrarse sin problemas en la mayoría de grandes ciudades de todo el mundo. El orden no es arbitrario sino que refleja una valoración La clase media alta empieza en Crockett & Jones".

Subjetivo, por supuesto.
Otro abrazo

vicente dijo...

Amigos de EA:

Creo que todos admitimos las disculpas del compañero que se ha equivocado en un comentario de tintes racistas. Todos podemos errar en algún momento.
Pero si quisiera "defenestrar" a nuestro conde palatino de pacotilla. Ni eres conde, te gustaría ?, ni palatino, sabes lo que significa ?. Me pareces un pelin snob y no muy bien de pasta.

Sigo en mis trece, para cuando un articulo sobre el señorío, la elegancia, la educacion, el saber es estar.... no es facil, pero no siempre hay que hacer lo facil. Un cordial saludo.

Eneko dijo...

Buenas tardes,

Sinceramente empecé a apreciar los zapatos con mis primero Lotusse Selection, para empezar son unos zapatos más que dignos, para economías no tan boyantes como las de algunos afortunados o merecedores.

Los Church's en mi caso se adaptaron relativamente rápido a mi pie, 1 año, los Crockett, costaron unas cuantas ampollas, depresiones y casi violencia ( lanzarlos por la ventana ), tras 2 años, ahora si que disfruto de ellos. Otros que van muy bien, son los Santoni. Los Allen-Edmonds, el diseño que tienen, al menos los que trae Cortes, en San Sebastian, supongo wue por el clima, los veo muy bastos. Pero creo que los próximos y ojala sea pronto, serán unos Alden o Allen, me habeís dado envidia, pero de la sana.

Saludos.

FERRUZZO dijo...

Lotusse????

Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Palatino dijo...

debe ser Ud un resentido social , siento desilusionarle pero no solo soy conde sino que también grande de España por otro titulo , no voy a explicarle que significa porque no viene al caso
Ni es el blog para ello. En referencia a ser o no snob supongo que esta claro que no lo soy puesto que el sognificado . de esa palabra es "sin nobleza ".
En referencia a mi comentario y el ejemplo simplemente fue para explicar bajo mi punto de vista ,lo fuera de lugar que puede llegar a ser un comentario ,de la misma manera e que en el suyo se nota resentimiento hacia mi persona sin conocerme de nada .
Repito que siento desilusionarle por pertenecer a ese circulo tan raro que por lo visto a Ud le ha molestado.
No obstante no volveré a hacer ningún comentario en este blog en lo sucesivo

Palatino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

los Alden hay que traerlos de EEUU comprando online porque, salvo que yo esté equivocado, en Madrid Denis, en la calle Hermosilla, ni tiene todos los modelos ni los que tiene los vende a un precio razonable (por eso dije que se les ha ido la pelota con el precio. Por ejemplo, los Tassel, en cordobán y con hormas, andan por los 1000 "euracos" y online están, en EEUU, a 600 dólares, que ya está bien... ). Tassel con traje no, por favor (aunque vuelve a ser algo muy personal, con traje los lleva quien, sin pensarlo así por propia convicción, ha oído que los Sebago con traje son infames y cree que ha subido un escalón y se pone los Tassel un día sí y otro también. Pero que nadie se ofenda, eh, que es sólo una opinión... Al fin y al cabo, el diseño original de los Tassel es de Alden, mira tu por donde.

Los Alden online merecen la pena si conoces cual es el ancho que mejor se adapta a tu pie. De verdad. El orden que dí más arriba tiene su fundamento. ¿Alguien sabe si venden Alden en algún otro sitio en España? Al fin y al cabo será más fácil pasarse por otra ciudad en España que ir a EEUU (salvo para los potentados económicamente).

La doble suela puede parecer basta, sin duda; hasta que la calzas. Si además el zapato es cordobán, tendrás zapatos para toda la vida (yo tengo unos de 15 años como nuevos...) y, quien entienda, te mirará a los pies y luego te mirará a la cara distinto... El que no, pues pensará lo bien que combinan sus Sebagos con su traje y la buena relación calidad/precio que calza. Pero con los Alden, con los Allen, con los Crokett y con todos, mucho cuidado con el "last" porque hay algunos verdaderamente feos y descorazonadores en todas las marcas. En Alden, los mas bonitos, quizá los únicos bonitos para mi gusto, Aberdeen last y Hampton last.

La doble suela es peculiar, estoy de acuerdo. Pero yo me he acostumbrado a verla y lo cierto es que me parece igual de elegante que la suela sencilla. Y marca más la diferencia. En todo caso, según qué situación, suela sencilla, sin duda alguna. En alternar bién está la cuestión.

Sobre el del paladar yo traté de ser más irónico mencionándole a Sancho Panza, pero veo que por aquí no nos andamos con chiquitas... Y a saber lo que ha dicho para que le hayan censurado. Una pena no saberlo.

En fin, unas risas sí que he hecho.

Un saludo muy cordial y a disfrutar con estas agradables conversaciones cibernéticas.

Anónimo dijo...

No hombre, no... Comente, comente... No se sienta atacado... Aquel a quien usted atacó pidió disculpas, aclaró su comentario y le dio una lección. A mi me gustan sus comentarios: con algunos -los menos, eso sí- aprendo y con los otros hago buenas risas... de verdad, comente, comente.

Y, por favor, volvamos a los maravillos zapatos... ¿con qué frecuencia los limpiais? ¿Creéis, de verdad, que la crema penetra en la piel y sirve para algo más que para dar brillo? Yo, limpiarlos, limpiarlos, no con mucha frecuencia porque un par me lleva casi una hora; pero siempre los froto con un trapo de algodón al estilo de los limpiabotas antes y después de ponérmelos y consigo (salvo días lluviosos) mantenerlos con muy buen aspecto durante bastante tiempo... Y yo creo que no penetra la piel, se trata de un cuento chino. Al fin y al cabo es piel muerta ¿no? Seguro que en esta última cuestión hay mucha discrepancia...

Un muy cordial saludo.

Palatino dijo...

Este tranquilo porque nadie censuró nada , simplemente borre los comentarios yo,
He dejado un comentario aclarándole a ese lector que no necesito inventarme nada , de una cosa si me he dado cuenta en este blog
Que hay mucho resentido social y para no crear polémica no volveré a opinar como dije antes , siempre que no sea por alusiones a mi persona .

Antonio garcía Enrile dijo...

Buenos días,

Quiero aclarar alguna cosa, sobre algunos comentarios anónimos.

La costura a mano, siempre que se haga de la forma correcta y con los materiales adecuados (hilo de lino o cáñamo empegado) no se tratará en ningún caso de algo meramente estético .
Debemos saber que se abrirán en la suela hendidos y surcos a la profundidad adecuada, que evitarán el prematuro desgaste del hilo, y que cuando este se produzca, el hilo se astillará formando algo parecido a una puntilla. Esta suela no se abrirá hasta la próxima reparación . Por otro lado como comenta el anónimo, se podrá coser por los mismos puntos, lo que además de estético, evitará que la vira se debilite y permitirá posteriores cambios de suela.

La maquina de puntear suela está inventada hace muchos años, y hace un buen trabajo y muy rápido (tengo una), sin embargo no es comparable a la costura a mano, donde los cabos se cruzan y al tirar nunca una puntada puede quedar vaga.

Sobre el anónimo que habla de la piel muerta, pues es una opinión muy respetable, pero supongo que también considerará que la madera está muerta . Ambos materiales muertos o no, son sensibles a la temperatura y la humedad , nuestros zapatos reciben una cantidad de humedad importante a causa de la transpiración de nuestros pies, y la piel se ve afectada por ello . Por eso es importante tratar de no usar dos días seguidos los zapatos, esto hará que ese grado de humedad disminuya, no solo en la parte vista, y que cuidamos, si no también en la planta de montado, que de otra forma acabará por pudrirse .
Cualquier piel natural recibe la hidratación que proporcionan las cremas, otra cosa son los rectificados, que bastará un trapo húmedo para que vuelvan a brillar. Si la piel es muy grasa (cordovan) necesitará menos hidratación .

Un saludo a todos

Enrile

Vicente dijo...

Amigos de EA:

Todos, como decía de un comentario anterior, podemos meter la pata en un momento determinado y no se cae el mundo, al menos por ahora no se ha caído.

No nos sintamos ofendidos por bobadas, Ud. esta utilizando para firmar sus comentarios, un titulo de nobleza que no le pertenece, por la sencilla razón de que no existe. Yo me cuidaré muy mucho, tengo una educación, de opinar de alguien que no conozco,. Yo opino de sus comentarios y en este caso de su firma, nunca de Ud. Esta claro ?

En cuanto a lo de snob la palabra nació así como Ud. dice, pero el significado actual, como muchas palabras en otros idiomas, ha cambiado. No quisiera extenderme mas, me reafirmo en lo que dije, pero de todas formas si se ha sentido ofendido en su persona, le pido disculpas. Aunque no sea muy elegante recalcarlo, soy un señor, de verdad. Un saludo a todos.

El Aristócrata dijo...

Estimados,

Centrémonos por favor en el título del artículo o cuestiones relacionadas con él.

Muchas gracias
EA

Anónimo dijo...

Sí, sí, consideró que ambas (madera y piel) están muertas. ¿De verdad alguien cree que viven?. Las cremas y betunes no penetran la piel, pero eso no quiere decir que no la protejan de la humedad y de la suciedad y que no sean necesarias. Ni que no haya que procurar secar la humedad del zapato (función muy propia de las hormas que, en contra de lo que se cree, no contribuyen prácticamente en nada a mantener la forma del zapato: seguro que esto crea nueva polémica). Yo no he dicho (o querido decir) que la piel sea inmune a los agentes exteriores. Nada lo es. Tan solo quería que sepamos qué hacemos realmente cuando limpiamos los zapatos. Si el betún se absorbiera y la piel estuviese viva, no se verían tantos zapatos con él acumulado... ni existirían productos para retirar el sobrante que se acumula con el paso del tiempo (aunque no a todos les hace falta hacerlo pues no a todos se les acumula: de ahí la pregunta sobre la frecuencia de la limpieza..). Cuando uno cepilla y frota con algo (hay que probar lo de la média de más arriba...) lo que hace es retirar el betún. Cuando más frote, mas retira y, por tanto, mas brillo... Nada se absorbe. (No se yo si la media es buen material para retirar el betún o la crema... me encaja mas el algodón, pero la probaré).

Completamente de acuerdo sobre la finalidad y utilidad de las hendiduras y los surcos ... que también se hacen mucho mejor con la maquinaria adecuada en las fábricas. Al final, siempre nos queda la estética porque, en el resto y aunque nos resistamos, las máquinas nos superan. El problema es que la estética es muy subjetiva lo que hace aún más subjetiva la excepción indicada...

Un saludo

Antonio garcía Enrile dijo...

Estimado Anónimo ,
Le veo maneras, y como es un tema que me apasiona entro al capote.

Como usted dice, la piel y la madera no están vivas, tal y como entendemos un ser vivo , pero observe, hay muchos aspectos en común.
Como los seres vivos, las pieles envejecen más o menos dignamente dependiendo en gran medida de los cuidados que se le den a lo largo de su "vida" de esta forma tendrán una madurez y una vejez mejor o peor,de igual manera influirán en este hecho la construcción y materiales utilizados en la fabricación de un zapato.
Por otra parte debe distinguir entre cremas y ceras (betún) , las cremas penetran en la piel y sirven para hidratarla, las ceras penetran en menor medida y sirven principalmente para abrillantar y cubrir roces.

Sobre los pernos, decirle que si son eficaces , siempre que sean los correctos para el zapato , de lo contrario lo darán de si.

Sobre las máquinas aclararle que no tengo nada en contra de ellas, es más tengo varias y desde luego no comparto en absoluto su punto de vista, y le invito a que pase por mi taller para que pueda explicarle con ejemplos físicos que una cosa y la otra no son comparables.

Un saludo
Enrile

Eneko dijo...

Estimado anónimo,

Pues no termino de verlo. Una madera muerta durante 100 años, la metes en agua y la absorverá, ¿porque no así una piel?.

Respecto al tema del cosido a máquina, no lo discuto para un original, pero sí para un remiendo.

Estimado FERRUZZO, debieron de hacerte unos bespoke nada más nacer y por eso te ofende lo de Lotusse, bromas aparte, es verdad que se han subido a la parra con los precios, que los diseños actuales son para salir corriendo pero tengo mis serias dudas que si te pongo fotos de unos selection, al lado de loa top, los rechazases.

No todo el mundo puede pagar 500€ por unos RTW y yo tengo Lotusses por menos de 200€. Ojala hubiese nacido rico o Conde.

Disfrutar del soleado fin de semana.

Saludos.

Anónimo dijo...

Modestamente; aún no he visto cicatrizar un zapato o una mesa. Si usted sí, mi enhorabuena. Por el contrario sí lo he visto hacer al cuerpo humano (a su piel) y al tronco de un árbol. Esa es, en mi opinión, la diferencia entre piel (o madera) vivas y muertas. Las primeras, por sí, casi no absorben nada (pregunte a un dermatólogo) así que excuso decirle las segundas. Cuestión diferente es que los líquidos, como el agua, penetren en ellas (mucho más en las segundas que en las primeras). Pero el agua y el betún, la crema o la cera, nada tiene que ver la una con los otros.

Por lo demás, medite usted durante qué ínfima parte de la vida de una suela la costura permanece intacta antes de desgastarse por completo contra el suelo (la puntera y la planta, en su parte exterior, se degradan en escasísismo tiempo. Da pena verlo al estrenar unos zapatos). Es cierto que con hendiduras en la suela lo hace algo más (permanecer intacta) pero, en todo caso, íntegra permanece durante muy poco tiempo (salvo en el puente del pie, eso sí) A partir de ahí, las puntadas casi no cumplen papel alguno y sólo cobra importancia el material empleado para el cosido (el hilo), pero no el cosido en sí. Aunque las puntadas cierta sujeción ejercen, si la suela permanece unida al zapato es, en esencia, gracias a algo llamado pegamento, cola de contacto, engrudo o como se quiera denominar. No es tan glamuroso pero hay que ser realistas y no engañarse.

Y si no, cosa una suela a una vira sin aplicar cola de contacto previamente y dígame cuanto le dura la unión.

Dicho esto, sin duda alguna, para sustituir las suelas costura a mano por estética y, en eso tiene usted toda la razón, para prologar la vida de la vira y, por tanto, del zapato (aunque a lo mejor aún quedan zapateros que son capaces de sustituir esta sin que cambie el zapato -su horma, quiero decir-, pero lo dudo).

Un cordialísimo saludo.

Palatino dijo...

Le agradezco sus disculpas , solo una detalle mas ya que veo su afición a los títulos , busque conde de palatino lateranense 1827 y si no es correcto que en mi familia exista ese título desde entonces y con decidí por la Santa sede y aprobado por el ministerio de justicia y por isabel II , entonces seré un mentiroso .
Pero como dice nuestro anfitrión y por educación a el resto de los lectores que de seguro les aburre este tema no volveré a responder a ningún comentario mas en referencia a esta cuestión
Así que por favor si Ud insiste en que no existe le pido que se guarde de comentarlo mas .
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Queridos Antonio García Enrile y Eneko,

Todo envejece... esté vivo o muerto. Es el efecto de los agentes externos sobre las cosas. El plástico, el metal, la piedra, el papel... jamás vivieron y, sin embargo, envejecen y se deterioran con el paso del tiempo.

Completamente de acuerdo en que el cuidado que se le de a cualquier cosa contribuye a que el deterioro se retrase en el tiempo. Y limpiar los zapatos contribuye a ello. Y mucho. La limpieza y la protección contra el agua son muy eficaces con tal fin. pero eso no da ni quita la cualidad de vivo o muerto a algo. El cuero sigue estando muerto. Comenté lo de la cicatrización antes de ver su respuesta, pero creo que es así.

Y sigo pensando que las cremas no nutren nada porque no penetran. Sólo protegen de los agentes externos. Siento decirlo así de bruscamente. Trate usted de nutrir unos zapatos con la pala agrietada. Ya vera la risa que le da a las grietas la crema. Lo más que podrá ésta es impedir (pero eso no es penetrar) que los elementos externos sigan haciendo perder a la piel sus propiedades con tanta rapidez y que siga agrietándose aceleradamente. Pregúntele también a una anciana el efecto que los cosméticos tienen en sus arrugas... El "marketing" hace milagros en nuestras mentes y nos lo creemos, pero no en nuestros cuerpos.

Y no -siento discrepar amablemente-; una horma no contribuye en absoluto a conservar la forma de un zapato. Para mí es una cuestión de sentido común. Si se piensa en las continuas deformaciones que sufre el zapato a medida que se anda con él, será complicado que se siga creyendo que por ponerle algo rígido en su interior después, la deformidad creada por las pisadas desaparece. Creo que lo que impide que la deformidad se produzca o vaya a más es la buena o mala confección del zapato, pero no ponerle una horma cuando no se usan. Se lo digo yo, que pongo una en todos los míos siempre y -aunque es también algo muy "glamuroso"- he de reconocer que me parece un instrumento inútil a tal fin. Y no son hormas estándar, sino las proporcionadas por el fabricante del zapato.

Para absorber la humedad sí creo que son muy útiles y necesarias, desde luego. Contribuyen a que la piel seque y que lo haga con una determinada forma. Si uno moja papel y luego lo seca, el papel también conserva, temporalmente, la forma en la que fue secado pero eso no hace que la siga conservando ante cualquier fuerza que se ejerza sobre él. En fin, es difícil explicarlo...

Aprecio muchísimo un trabajo a mano bien hecho. De verdad. Y me encantaría ver su taller. Seguro que quedaría maravillado de lo bien que trabaja usted. Pero sólo ésta es la cuestión: hacer las cosas bien o hacerlas mal (hoy les da por llamarlo excelencia, que suena mucho más rimbombante y parece que se dice uno algo mucho más importante). Lo de los instrumentos mecánicos o manuales es secundario. Seguro que si yo coso una suela a mano le daría a usted la risa y sin embargo si yo veo una suela cosida por usted a máquina estoy seguro que la admiraría. No es la mano o la máquina, sino quien las utiliza.

Y por último,... hombre, no son cosas comparables. El agua penetra en la madera de 100 años porque usted piensa en sumergir ésta en aquella, pero eso no es lo que se hace con los zapatos. Vamos, digo yo. Ponga usted una madera (viva o muerta) dentro de un plato de lentejas y dígame cuantas resultan absorbidas... Antes dije que el agua y la crema o el betún (y también las lentejas) son completamente diferentes.

A mi los Lotusse también me parecen muy buenos zapatos. Todo depende de la estética. La puñetera estética... eso tan subjetivo.

Cordiales saludos.

Eneko dijo...

Estimado Anónimo,

Que la piel está muerta, no cabe discusión, salvo que vayas montado en una vaca, becerro, avestruz, o animal que se precie.
No soy tan docto en zapatos, ya que afprtunadamente desde pequeñito aprendi a no llevar los mismos un día tras otro, pero si soy motero y por esta zona como llueve mucho, San Sebastia, pues mis Dainese piel de canguro, muerto, se quedaban como una piedra de rigidos. Les dabas Nivea del bote azul y resurgían, y pienso que en los zapatos sucede lo mismo. Admiro que sin creer que las hormas aporten algo, pague 35€ de media en unos RTW, sin pensar que aporten algo. Existen materiales, muertos, que tienen una propiedad que se llama resiliencia.

Un saludo.



FERRUZZO dijo...

Por alusiones, responderé a un anónimo muy bromista que me cita directamente.

No me hicieron unos "bespoke" nada mas nacer, ni mucho menos, en cualquier caso creo que no es la edad adecuada, en cambio si que he gastado algunos lotusse hace muchos años, recuerdo cuando para mi eran lo mas y ahorraba durante tiempo para darme el capricho cuando otros amigos se gastaban sus ahorros en otras cosas yo me lo gastaba en unos lotusse. Los primeros zapatos a medida que he tenido me los he hecho este mes de enero pasado en Florencia, como ve no he nacido rico ni mucho menos ya me gustaría. llevo trabajando duro mas de 25 años y le aseguro que no soy muy mayor, al menos me quedan otros 25 años para jubilarme.

En ningún momento me he sentido, ni mostrado ofendido por "lo de lotusse", pero si me sorprende que formen parte de esa lista, es curioso que estuvieran en ella, nada mas, pues creo que hablando en términos de marketing el cliente objetivo no es el mismo, pero encantado de que haga esa lista y cuantas otras quiera.

No se moleste en ponerme esas fotos que no es necesario.

FERRUZZO

Anónimo dijo...

Bueno, eso fue lo que se discutía. O lo que se me discutió a mi. Me alegro que comparta que la piel no está viva. Un asunto zanjado.
El otro, el de las hormas, también advertí que sería polémico, pero no he dicho que no aporten nada. Dije que eran muy útiles para secar la humedad del zapato, e inútiles para mantener su forma. O eso quise decir. Quizá no lo expresé correctamente. Lo siento si fue así.
Yo también voy en moto, aunque no suelo hacerlo con lluvia. La próxima vez, pruebe a frotar sus Dainese, una vez secas, con un trapo húmedo (Muy poco) tratando de que penetre el agua. Se llevará una sorpresa y se ahorrará el bote de Nivea. Lo único que le absorben sus Dainese, de forma superficial, es el agua de la Nivea, pero no los demás componentes.
De docto no tengo nada, pero también procuro no repetirlos (los zapatos) más de un día a la semana. A mi, lo que me pasa es que me cuesta asumir los tópicos como si fueran verdades inmutables de toda la vida. Es una forma de ser como otra cualquiera.

Respecto a la limpieza de los zapatos (con la que yo no disfruto para nada salvo cuando la termino: entonces sí disfruto de verdad) a mi un par me lleva mucho tiempo. Y mucho de él lo dedico a aplicarle al zapato agua (caliente, a ser posible) con un trapo de algodón. Pero apenas humedecido, eh, no piense que el agua corre a cántaros... Previamente los cepillo (no para eliminar barro, que no parece algo de esta época, sino el polvo que, con el betún o la crema son una combinación desastrosa, sobre todo en la vira) y, tras el agua, los seco (aunque el agua realmente se evapora sola) y los vuelvo a cepillar. Le aseguro que, tras esto, brillan tanto como al final, después de haberles aplicado, en el siguiente proceso, el betún o la crema y vuelto a cepillar y darle con una gamuza. A mí eso de patinar la punta con cera y agua me horroriza. Necesito que el zapato tenga un brillo uniforme. Me parece más elegante. Lo otro, lo de patinar, termina por hacer parecer al zapato un Colajet de aquellos que vendían hace tiempo... Y si el zapato es un monopetzzo, entonces ya parece que uno se ha calzado directamente unos supositorios. Es sólo ironía, espero que esto no ofenda a nadie ni a sus gustos. A mi los monopetzzo es que me espantan... Y seguro que son muy complicados de confeccionar y tiene un gran mérito su manufactura... Pero no puedo con ellos.

En fin, que la piel agradece el agua en escasísimas cantidades y nada más. Pero es solo una opinión que seguro también es polémica. Eso le da "vidilla" a este blog y a mi me permite aprender. Mis disculpas por la extensión, pero disfruto con el tema.
Un cordialisimo saludo

Anónimo dijo...

Si en general el mérito mayor de los portadores actuales de títulos de nobleza no es otro que el de contar con un padre que empujó con acierto y puntería y con una madre receptiva, el mérito en origen de los títulos pontificios otorgados en el XIX es en general claro.

Demostremos nuestra nobleza personal con nuestros actos en el día a día, que ese sea nuestro motivo de orgullo y no nos enorgullezcamos vanamente porque hace unos siglos en una noche de coyunda un rey exclamó en mitad de la pasión: "¡grande, grande de España, princesa, duquesa!"

Antonio garcía Enrile dijo...

Buenos días,
Ya se que sobre el tema de la hidratación no tiene usted ninguna duda, le sugiero que haga una prueba empírica, meta un trozo de piel en agua, y otro trozo de la misma piel dele crema varias veces (renovadora) déjelo secar los días que sean necesarios......ya nos contará si los dos trozos le quedan de igual flexibilidad y color.
Sobre las costuras a mano y su utilidad, creo que soy incapaz de explicárselo solo con palabras.

Un Saludo

Enrile

Anónimo dijo...

Amigo Antonio,

su comparación tiene un truco un poco zafio pues una cosa es "sumergir" algo en agua y otra aplicarle agua. ¿por que no prueba a aplicarle a la piel agua frotándola con un paño húmedo y lo compara con "sumergir" esa piel en crema?. Ya nos dirá usted también cual tiene mejor aspecto después...

Si realmente quiere comparar, aplique agua con un trapo húmedo y aplique crema renovadora con un trapo. Ya le anticipo yo, que lo he hecho, que el resultado es idéntico. Sólo se absorbe el agua de la crema renovadora. El resto queda en la superficie para irse acumulando con el tiempo y darle a la piel cada vez peor aspecto.

Un saludo

Antonio garcía Enrile dijo...

Estimado Anónimo,

Nada más lejos de mi intención que hacerle un truco, creo que no es necesario.
Existen infinidad de curtidos y usted puede convencerse de que la crema penetra , sumergiendo por igual un trozo de piel en renovadora y otro en agua....dejemos secar y ya verá. De la forma que usted sugiere nada puede comprobarse, excepto que no hay cambio de color.
Muchas pieles son con acabado engrasado, esto se logra en el recurtido con aceites (que claramente penetran en la piel) , muchos de esos aceites son los que se utilizan para estas cremas.
Usted aplica cremas en unas grietas y estas se ríen de usted, pero si usted aplica cremas antes de que se formen esas grietas, es muy probable que pueda evitarlas.

Enrile

Anónimo dijo...

La forma que yo sugiero, Enrile, es la única que se puede seguir con un zapato. No hablamos de pieles por curtir -al menos yo- sino de zapatos conformados por pieles ya curtidas y con tintes aplicados. Ni yo sumergiría un zapato en agua ni usted lo sumergiría en crema ¿verdad?

Las cremas impiden que la piel pierda su humedad y se agriete. En eso completamente de acuerdo. Pero las cremas la evitan (la pérdida de humedad) desde la superficie de la piel, actuando como barrera, no penetrando en ella. Y aportandole a la piel lo que en su composición hay de agua. El resto de la crema es basura que, tarde o temprano, hay que retirar de la superficie de la piel en la que no penetró nunca en modo alguno.

Si alguien es capaz de explicar qué hace la crema una vez que ha penetrado en la piel y cómo luego la procesa ésta para ser capaz de volver a absorber la aplicada en la siguiente limpieza y así sucesivamente, enhorabuena. Yo creo que la realidad es menos glamurosa: la piel solo procesa el agua mediante la evaporación (que únicamente afecta al agua) y el resto, sencillamente, se va acumulando en la superficie (formando una barrera que la protege de los agentes externos) sin ser absorbida.

Si la piel absorbiese la crema no habría problema alguno en aplicarla sobre un zapato de ante (ya sé que es la parte interior, pero no deja de ser piel, no nos desviemos del tema...). Aplíquela sobre uno y luego me cuenta.

En fin, un cordial saludo.

Antonio garcía Enrile dijo...

Para usted la pera gorda, yo no tengo que defender las cremas a capa y espada. Mantengo mi opinión y respeto la suya, incluso me alegro por usted que podrá ahorrar mucho en cremas.

Yo seguiré usándolas y recomendando su uso a mis clientes.

Reciba un cordial saludo

Enrile

Anónimo dijo...

Apreciados:

Por supuesto que la crema penetra en la piel. El patinado envejecido de algunos zapatos lo hacemos, no con tinta, sino con crema más oscura. Y les aseguro que se mantiene y tiñe el zapato (evidentemente no como la tinta). Y desde luego, cuando tras hacer el glaseado, pasamos la media por todo el zapato (no sólo donde aplicamos la cera), la crema no se va.

Hagan una prueba: pongan crema blanca o incolora en un zapato oscuro y verán cómo penetra en el poro y estropea el aspecto del zapato.

En cuanto al trapo de algodón en lugar de la media... Nosotros sólo los utilizamos para aplicar la crema y la cera. Para mí, nada como la media para sacar el brillo final.

Por lo que respecta a las hormas, les aseguro que funcionan. Cuando mojamos un zapato y lo metemos en horma, el zapato recupera bastante de su forma original. Y tengan en cuenta que la horma no sólo se utiliza mientras se trabaja el zapato. El zapato, una vez terminado, se mantiene un tiempo en horma para que la piel coja la forma. Y eso es aplicable también a los zapatos una vez producidos.

Anónimo dijo...

Vamos, que el señor anónimo no da una...

Anónimo dijo...

Anónimo, creo que confunde "patinar" con hacer un glaseado. Patinar es cambiar el aspecto de un zapato (envejecerlo, cambiarle el color...). Si no le gusta, pues no le gusta, y poco más se puede decir.

Un glaseado tiene como finalidad, no que el zapato "brille", sino formar una película de cera y agua que evite que el zapato se ensucie o moje. Con el glaseado el zapato dura más... Generalmente, el glaseado sólo se hace en punta y trasera, ya que esa película en mitad de la empela, por ejemplo, se quebrará al andar y dejará el zapato horroroso. Otra cosa es que, a veces, para fotografías o presentaciones, se glasee todo el zapato de forma que brille uniformemente.

Y tampoco piense que son tópicos. Es la experiencia de cientos de zapateros a lo largo de varios siglos y por todo el mundo...

Anónimo dijo...

Pues nada, nada, con la "perra gorda" me compraré un botecito de Saphir...
Un placer haber intercambiado opiniones y un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Los poros, mi querido amigo, dejan de existir como tales cuando se aplica el tinte... Tiña usted un animal vivo y verá usted donde va por falta de transpiración (si la tiene), es decir, por inutilización de sus poros. Irá (dejando al margen las toxicidades) precisamente allí donde le extraen la piel para hacer sus zapatos y los míos.

El ejemplo de la crema blanca o incolora que usted indica prueba todo lo contrario: que la crema no penetra, sino que queda en la superficie: no hay poro ni sistema subcutáneo alguno que pueda procesar la crema. Si los hubiera, el negro del zapato seguiría fantástico, pues la crema traspasaría el tinte y 'voilá', según su teoría de la absorción, desaparecería en el interior de la piel.

Sobre lo de la horma, siento decirle que la deformación del zapato con las pisadas sólo la evita la propia construcción del zapato. Son leyes de la física muy elementales así que creer lo contrario es digno de elogio por su ingenuidad.

Yo no pretendo dar ni una ni ninguna sino, tan sólo, expresar mi opinión con fundamento. Si le molesta, mis disculpas.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿En qué cosiste la deformación de un zapato? Básicamente en la perdida de la forma inicial por la flexión continua de la pala o el desplazamiento de toda la estructura del zapato hacia un lateral (bien el exterior o bien el interior) debido a la forma de pisar del usuario. Además, el zapato suele reproducir las deformidades del pie (de manera que, por ejemplo, quien tiene "juanetes" los traslada al zapato, que se deforma en esa misma zona para adaptarse al pie). Pensar que todo eso lo evita la colocación de una horma entre uso y uso es, reitero, de mucha ingenuidad.

La forma del zapato se mantiene por la forma en la que esté confeccionado y los refuerzos que se le pongan a la pala y al resto del zapato y, aún así, la mayoría de las deformidades terminan siendo inevitables. Si una suela se coloca mal y la punta del zapato apunta en exceso hacia el cielo, intenten corregirlo con una horma. Si pisa usted firmemente la puntera de un zapato cordovan (o de cualquier otra piel) hasta aplastarla, intente luego que recupere su forma a base de horma...

Que alguien explique en qué consiste el mantenimiento de la forma que le achaca a las hormas y cuáles son las deformidades que aparecen si no se usa. ¿Tienen sus zapatos las misma forma tras un mes o un año de uso por usar hormas? Yo he mantenido zapatos con horma y sin ella a lo largo del tiempo y les garantizo que la deformidad de ambos fue idéntica y ocasionada por mis 75-80 kilos en cada pisada (y muchas a lo largo de un solo día), contra los que una horma nada puede hacer.

De cualquier forma, tengan criterio propio, no acojan el ajeno que más se adapte a su conveniencia. La horma para secar la humedad sí, pero para lo otro; un cuento chino más.

Feliz día en todo caso.

Anónimo dijo...

¿Tienen ustedes un zapato antiguo que ya no usen y hayan limpiado mucho? Corten con unas tijeras una tira de piel longitudinal de la pala y miren el perfil o canto del cuero. Simplemente por el color de éste podrán apreciar hasta donde penetro supuestamente esa crema que tanto se afanaron en aplicar mientras cuidaron el zapato...

Anónimo dijo...

Anónimo, no acojo lo ajeno. Me baso en mi experiencia como zapatero...

En cuanto al tintado, me temo que no, no cierra el poro. Sólo en las pieles tintadas con mucha anilina, y ni así. Otra cosa no, pero me ha tocado estudiar mucho tintas y pieles para conseguir ejecutar las pátinas.

En cuanto a la crema blanca, todo lo contrario. La piel lo absorbe y cambia el color del zapato (pruebe y verá cómo quedan unos puntitos horribles; es la crema que ha entrado en el poro). En una ocasión me cargué un zapato dándole crema incolora ante la falta de una más adecuada y tuve que darle pasadas y pasadas de acetona y llevarme hasta el tinte original para sacarlo. Ya ve que no queda en la superficie...Si fuera así, con un cepillo, hecho.

En cuanto a las hormas, tenga en consideración que, con independencia de la construcción, si son hormas para ese modelo en concreto, la piel recupera mejor el estado original tras cada puesta. Ojo, no digo que la mantenga inalterada, digo simplemente que ayuda a conservarla. Lógico: fuerza la piel. Pero es empírico. Los clientes que no usan hormas, traen sus zapatos hechos polvo. Los que sí las utilizan, no...

Y fíjese que lo de la horma para secar... No lo veo. No utilizamos hormas de cedro ni en broma. Eso sí es un cuento chino. Eso sí, si el zapato está húmedo, mejor poner la horma.

Respecto del corte en la piel. De a un zapato marrón claro crema negra durante toda su vida útil y verá como, cuando dentro de unos años lo corte, la crema ha llegado algo más abajo de lo que usted dice. Nuevamente me limito a mi experiencia. Yo lo he tenido que hacer.

Lo que sí puedo decir es que, si hablamos de pieles rectificadas, ahí, sí. Tiene usted parte de razón.



Anónimo dijo...

Menudo repaso... magistral. El anónimo está recibiendo hasta en el carné de identidad.

Anónimo dijo...

Sería conveniente, pero lamentablemente no hay espacio, repasar el proceso de curtido y re-curtido, engrase y teñido de una piel para darse cuenta de que difícilmente algo más que el agua penetra el ella tras dichos procesos. El poro no se cierra con el proceso de tintado: sencillamente, si sigue existiendo, se ocluye. Y si un espacio ya está ocupado por algo no hay ninguno otro producto que pueda ocupar tal espacio. De todos modos, dese cuenta que ocluir un orificio no es penetrar en el material (lo digo por los supuestos efectos de su crema incolora). Se trata de puro sentido común. Por cierto, la próxima vez no utilice usted acetona, por Dios... empuje la crema hacia dentro para que penetre aun más y salga por el interior del zapato (esto último es una broma que, espero, me sepa disculpar).

Por lo que se refiere a una horma, mientras sea sólida y se ajuste a la forma interior del zapato, debería cumplir la supuesta función que usted le atribuye, ya sea de cedro, de roble, metálica o de cristal. No razona usted lo del cedro, (salvo que considere usted que "no verlo" es un argumento de peso) así que más bien parece un ataque.

La forma de un zapato, la horma tan sólo la recupera de manera aparente: en cuanto uno se calza el zapato, dicha forma desaparece nuevamente. Poca utilidad le veo a esa recuperación, salvo para exponer el zapato en una vitrina. Piense usted que no hay horma más "potente" que el propio pie unido a un cuerpo de 70 kilos o más martilleando continuamente el zapato. ¿Porqué atribuir propiedades mágicas a una horma que actúa, supuestamente, en un sentido (recuperar la forma) y considerar que puede contrarrestar a un pie y un cuerpo de 75 kilos que actúan, justo, en sentido contrario (deformando)? Lógicamente, por si no quedó claro, siempre me referí las hormas que se utilizan durante el uso del calzado, no a las empleadas en el proceso de fabricación.

La empírica tiene muchas trampas y hay que saber detectarlas: los clientes que usen hormas tenderán a ser más cuidadosos con sus zapatos y los que no las usen lo serán menos. De dichos cuidados -y no del empleo de las hormas- dependerá lo más o menos "hechos polvo" que estén sus zapatos.

Yo he cortado piel de un zapato y le garantizo que la crema no penetra en absoluto. Toda la grasa que no se aplique en el proceso de curtido es, a la larga, basura acumulada en la superficie que usted terminará retirando con acetona y yo con un trapo de algodón (tengo pendiente de probar lo de la media que, he de reconocerlo, jamás le vía aplicar a un limpiabotas que, quizá, son los profesionales más experimentados en dicha tarea).

Al margen de lo anterior, cuando aludí a criterios ajenos no me refería a usted sino, mas bien, a opiniones como la de el anónimo del DNI que, careciendo de criterio, se adhiere a aquel que más le reconforta. Yo no recibo en ningún sitio, amigo. Dialogo, intercambio opiniones, razono, aprendo, huyo de las verdades aprendidas y, de vez en cuando, hago unas risas con comentarios tan pobres como el suyo.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Es llamativo que un zapatero (profesional de la materia, por tanto) aplique crema incolora "ante la falta de una más adecuada" o que le "de a un zapato marrón claro crema negra durante toda su vida útil".

Anónimo dijo...

Anónimo:

Los zapateros no nacemos "sabidos", y todos cometemos errores al principio... Especialmente cuando nos da por hacer cosas al margen del maestro.

Y no doy crema negra a un zapato útil. Digo que si lo hace, es lo que ocurrirá. Y lo sé porque un cliente se empeñó en teñir un zapato marrón de negro a base de crema...

Creo que aquí, la ironía, sobra. Estamos compartiendo conocimiento, no comprobando quién es más listo.

Anónimo dijo...

Al Anónimo que expone sus opiniones con toda corrección:

Me temo que no estoy de acuerdo con usted. La piel reacciona incluso "muerta". Los poros sí se cierran (no se ocluyen). La materia reacciona. Basta conque acerque usted calor al forro de unos zapatos para ver cómo reacciona.

En cuanto a la horma, lo que quería decir es que el cedro, efectivamente, absorbe más la humedad pero, en mi experiencia, que se le ponga una horma de cedro no tiene grandes ventajas. Tanto da que sean de cedro, de pino o de plástico.

En cuanto al propio pie como mejor horma, me temo que no. El pie está en movimiento y fuerza la piel. La suela se comba, la empela se arruga... La horma ayuda a llevar al zapato al estado inicial cuando todavía está húmedo y maleable.

En cuanto a la media, pruébela. Ya verá los resultados. Yo sí he visto a limpiabotas usando medias (en Estambul y en México DF).

En cualquier caso, nada como probar para saber. La experiencia es la madre de la ciencia y, desde luego, yo tengo claro que crema, sí, y cera, también. El agua, cuando era estudiante y me daba pereza limpiar...


Anónimo dijo...

En fin, qué tendrá que ver que la materia "reaccione" con el hecho de que la piel absorba la crema... Creo que si ese es todo su argumento la conclusión a la que llega está muy poco -por no decir que nada- asentada. No llegará muy lejos con él salvo con anónimos como el del DNI, de los que hay cierto exceso.

Sobre lo del pie como horma creo que no ha entendido usted nada de lo que he dicho. Si le apetece, léalo de nuevo ya verá como lo que dice usted nada tiene que ver con ello.

Si cree usted que con agua da menos pereza limpiar un zapato es que tampoco ha entendido usted mucho de lo que he dicho al respecto, que iba sobre la hidratación de la piel. La crema o betún son un agente protector externo función que cumplen porque, precisamente, la piel no los absorbe. En cualquier caso, a mi siempre me dio y me seguirá dando mucha pereza (lo cual no quiere decir que con los míos lo haga menos que usted con los suyos sino que probablemente sea al contrario) limpiar los zapatos.

Que pase usted un buen día.

Anónimo dijo...

En fin, qué tendrá que ver que la "materia reaccione" con el hecho de que la piel del zapato absorba la crema... No hay conexión lógica entre una afirmación y la otra así que no merece la pena (ni se puede)contra-argumentar.

Con lo del cedro hemos pasado del "ni de broma" al "absorbe más la humedad" pero "da igual". No sé finalmente cual es su opinión al respecto así que tampoco puedo decirle mucho más. Sigo creyendo que fue un ataque sin argumentos. La horma es útil contra la humedad, claro que sí.

Sobre lo del "propio pie como mejor horma" siento decirle que creo que no ha comprendido usted nada de lo que yo trataba de decir. La horma es un instrumento inútil contra la fortaleza deformadora del pie como prolongación del cuerpo entero. La deformación que crea el segundo no puede eliminarla ni contenerla en modo alguno la primera. ¿Que cree, que por poner una horma varios días en el zapato el pie tendrá que reiniciar el proceso de deformación que efectuó sobre él en la puesta anterior? A la primera pisada ya estará el zapato en el mismo estado en el que quedó cuando sacó usted el pie en la puesta anterior. Es sentido común.

Si piensa que limpiar con agua da menos pereza, es que tampoco ha comprendido nada de lo que he dicho al respecto. El agua, que se aplica para tratar de hidratar (malamente) y limpiar la piel, sería previa a la crema o betún (mejor éste último) que, sin penetrar en modo alguno en la piel actúan, por eso mismo, protegiendo la superficie de ésta de los agentes externos.

En todo caso, a mi me da mucha pereza limpiar unos zapatos (lo cual no quiere decir que, probablemente, lo haga yo más con los míos que usted con los suyos) y reconozco no comprender a quienes afirman disfrutar con ello. Yo disfruto con ellos cuando ya están limpios, pero no durante...

Algún día probaré la media... Entonces le contaré.

Que tenga usted un buen día.

Anónimo dijo...

Menudos rollos suelta el tío este. Aclarar, aclara poco. Más bien creo que va complicando más y más el asunto.
El tío es un sparring increíble: recibe hasta en el DNI, pero sigue, dale y dale...
¿Estará obsesionado con los zapatos? ¿Será así con todo? ¿Le da por llevar la contraria?
Que si las hormas no valen para nada, que el betún tampoco, que hay que limpiar los zapatos con agua... no sé. Además, ¡cómo se ofende por todo!
Respetemos a los profesionales, que son los que saben.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

Apreciado Anónimo:

No tiene ningún sentido seguir discutiendo, dado que no entiendo nada y, evidentemente, mi "sentido común" (términos que usted utiliza abundantemente), no parece estar a la altura del suyo. Por mi parte, seguiré recomendando a mis clientes que utilicen cremas y ceras (¿dónde he leído yo esto antes?). Y hormas, también.

Por cierto: no tengo por costumbre "atacar" a nadie. Simplemente expongo mi opinión, a veces con más fortuna, a veces con menos. De todas formas, si se toma la molestia de dejar de defenderse y se limita a leer lo que exponemos otros, quizás caiga en la cuenta de que no hay tantas contradicciones como usted cree (por ejemplo, en el caso de la horma de cedro, lo que he dicho, o pretendido decir, es que no me parece que sea tan relevante que sea de cedro (de ahí el "ni de broma", ya que no me voy a gastar dinero en ello) porque, el hecho de que absorba más o menos humedad, no me parece importante; lo importante es que haya horma). Lea. Con calma. Intentando entender al otro. Con "empatía" y no con ánimo de tener la razón. Y sin soberbia. Y el sarcasmo no suele ser bien aceptado.

Usted siga limpiando sus zapatos con agua y siga sin utilizar hormas. Si se queda satisfecho, perfecto. Al fin y al cabo, eso es lo importante. ¿Quién soy yo para imponer nada?. Yo sólo he entrado aquí para hacer algunas recomendaciones sobre el cuidado del calzado.

Por cierto, yo no disfruto limpiando zapatos. Me parece un aburrimiento. Lo hago cuando toca. No le conozco a usted, así que no sé si los limpia usted más o menos que yo.

Y hasta su último post, será que, efectivamente, no me entero de nada, pero lo cierto es que no recuerdo haberle leído diciendo que primero ponía agua y luego betún, pero a lo mejor que me equivoco.

Que pase usted un bien día, también.

Anónimo dijo...

He probado con agua en lugar de con crema. Luego he puesto betún. Un asco. Se ha quedado todo blanquecino, como una masilla. Sucio.

Vuelvo a las cremas.

Si es que, en este país todos sabemos de todo.

Anónimo dijo...

Agua y cera, para hacer el glaseado, que requiere de cierta técnica. Si no, el zapato queda peor que si no se le da nada.

Anónimo dijo...

Estimado anónimo, le agradezco sus amables consejos. Aplíqueselos usted también y lea bien cuales eran las cuestiones: 1) si la horma sirve para mantener la forma del zapato y 2) si la crema es o no absorbida por la piel. Ya advertí que serían polémicas, pero no supuse que alguien se llegase a enfadar por ellas. Si no ha visto usted más arriba que yo sí uso hormas (no por la forma sino por la humedad) y que sí uso betún (no porque penetre sino porque protege contra agentes externos) sigue sin comprender lo que he dicho y, además, es que no ha leído todo el hilo.

El agua hay que dejar que se evapore, hombre...

Un placer intercambiar opiniones y no se enfade porque le lleven la contraria. Creo que puedo expresar mi opinión y siempre está razonada. La suya, en sus últimos mensajes al menso, creo que no tanto. Pero es sólo una opinión. Y, por Dios, nadie le ha pedido a usted que cambie las recomendaciones a sus clientes. Son suyos hasta que dejen de serlo.

Que pase una buena tarde.

Anónimo dijo...

Amigo Onofre, se ve que, efectivamente, para usted todo esto es un rollo, porque no se ha enterado de prácticamente nada ni, desde luego, de la utilidad que para mi tienen las hormas y el betún.

Gracias por su consejo. Yo respeto mucho a todo el mundo, los profesionales y los que no lo son. Y, ya le digo, no recibo en ningún sitio, pero sigo haciendo unas risas con comentarios como el suyo.

Que pase feliz tarde y aprovéchela para perfeccionar su educación: no esta bien referirse a una persona como "el tío este".

Anónimo dijo...

Apreciado Anónimo:

He leído todo el hilo. Simplemente me he cansado de escribir para una pared y he resumido; pues nada, no utilice cremas (me refería únicamente a la nutrición/hidratación de la piel) ni hormas (usted mismo ha escrito que no siempre las utiliza), si le parece.

¿Por qué me he cansado? Porque no ha dado ni un solo argumento válido, limitándose a aplicar un presunto "sentido común" del que por lo visto los demás carecemos y utilizando un tono bastante molesto. ¿Por qué cree que otros lectores le han criticado?. Porque todos han apreciado ese tono de suficiencia del que está en posesión de la verdad.

En fin, que con la perra gorda, tiene para, si no una lata de crema, sí una cera.

Yo, por mi parte, seguiré utilizando lo que funciona y dejando lo que sé positivamente que no funciona como, por ejemplo, utilizar exclusivamente agua.

Otra recomendación: no use hormas. Para la humedad, papel secante. Si total, las hormas no sirven para nada más...


Anónimo dijo...

Qué jambo más chungo es el anónimo: les echa agua a los zapatos... Eso no se le ocurre ni al que asó la manteca.
Feliz verano a todos!!!

Anónimo dijo...

Es vergonzoso que alguien se dirija a una persona como "el tío este".
EA, expulse del blog al tal Onofre, por favor. No quiero volver a verle por aquí.

Anónimo dijo...

Anónimo, es que resulta usted un poco maleducado y casi ofensivo. En todos sus comentarios parece que se ríe de los demás. Será el tono. La educación está en el fondo... y en las formas. No se lo tome a mal, que digo que por su estilo resulta maleducado, no que lo sea.

Ha conseguido que los dos zapateros que han intervenido opten por no discutir más y que algunos de los restantes lectores le critiquen. Daba la sensación de que discutían con una pared.

No vaya a pensar que los demás somos tontos y aceptamos los tópicos sin más. Que todos somos amantes de los zapatos y hemos ido haciendo nuestras pruebas. Alguna vez nos hemos limitado al agua pasando de la crema y no hay color ;). Lo de las hormas, pues no seré yo quien diga que miente usted, pero desde luego yo veo claramente la diferencia entre usarlas y no usarlas.

Juan Carlos

Anónimo dijo...

Anónimo, es que yo creo que no le hemos entendido ninguno. Aquí ya peinamos canas y tenemos nuestra experiencia y, lo que dice, no tiene ningún sentido. Ni común ni de ningún tipo. Pero por Dios, que es va a resultar que las casas de betunes son como las farmacéuticas! Una conspiración de fabricantes, zapateros y limpiabotas para engañarnos y que compremos productos innecesarios! Oiga, y así siglos, llevan!

Anónimo dijo...

Este debate no lo entiendo.

Trabajo con pieles y tintas además de ser un gran aficionado a la terminación de los zapatos.

Si pones agua, esperas a que se seque y luego pones cera, más te vale que la cera sea bien fresca y líquida y acabes de abrir el bote. En caso contrario, la cera se quedará sobre el zapato en pegotes (si no lo rayas con las piedrecitas que quedan sueltas cuanto la cera está más seca). Si consigues sacar brillo, será de casualidad. Así no se hace para proteger el zapato.

Si pones agua junto con la cera, en la proporción correcta, y lo aplicas bien, conseguirás un buen glaseado, que para lo que sirve es para que el zapato no se ensucie. Queda una masa blanquecina sólo si la técnica no es buena o hay exceso de agua o de cera.

En cuanto a las cremas, hasta en las fábricas ponen cremas NUTRITIVAS mientras trabajan con los zapatos. Otros que tampoco deben de haberse enterado de que con agua ya chuta. LO QUE SE AHORRARÍAN...

Lo de las hormas, ya es que es un sinsentido. Me niego a entrar a discutir eso.

Que parece que estamos descubriendo América, venga! Anda que no hay páginas y páginas escritas al respecto y cientos de tutoriales en youtube.

Esto parece el programa ese de Gordon Ramsey, con el cocinero amateur discutiendo obviedades al chef. Obviedades hasta para el espectador!!!

Anónimo dijo...

Mis risas también van en aumento al comprobar que quienes no saben argumentar optan por atacar. ¿Les gusta la rima? No se pongan tan nerviosos, hombre, parece que les va la vida en ello y que están ansiosos por leer el siguiente post para criticarlo... Relájense y que tengan felices sueños.

Anónimo dijo...

Buenas noches,

Ciñéndome estrictamente a su articulo, aportar mi granito de arena:

1.-Las suelas no necesitan tratamiento alguno, al no ser que uno desee verlas muy bonitas. En 1/5 de puesta retiramos completamente la cera, por lo que pienso que es desperdiciar producto y tiempo.

2.-Es más positivo hidratar el forro muy de vez en cuando (aceite).

3.-Cremas y ceras: ambas usan 3 componentes; aceites, solventes y ceras (si son de color, obviamente pigmentos). Generalmente las cremas tienen un mayor contenido de aceites. Los aceites hidratan realmente la piel que es lo que realmente necesita el zapato. Las ceras dán brillo pero ocluyen el poro (no se dejan absorber) y recogen suciedad. Yo la utilizo para impermeabilizar el cosido de la suela y la vira. Si se utilizan en todo el zapato, yo no la suelo recomendar en el área del flexe (si se abusa acabarán cuarteándose con los años). Ciertamente cubren mejor los rasguños y los disimulan ya que normalmente los cubren con mayor contenido en cera/pigmentos.

4.-Cordovan: paño húmedo y cepillo. Si hay rasguños un poquitín de cera del mismo tono. Una piel sin poro que ya está muy impregnada en aceites.

5.-Cepillar es lo mejor para el zapato y no abusar de cosméticos (con todo lo que tiene le deberá durar toda un vida).

Menos es Más!!.

Saludos

Anónimo dijo...

Amigo Anónimo:

Si usted cree que lo que hace es argumentar y todos los demás sólo atacar... Siga usted riendo, porque debatiendo no llegará usted muy lejos.

El último comentario, ¡chapó!. Yo tampoco soy partidario de usar ceras salvo para la punta.

Anónimo dijo...

Anónimo, únicamente se critican sus posts, tanto por el contenido como por las formas.

En cuanto al contenido, porque no da usted una. Todos los profesionales le han llevado la contraria y usted ha esgrimido argumentos (sic), nada convincentes. ¿Y se queja de que no argumentan?. Argumentan, sí, y usted se limita a negar la mayor apuntando errores de base de los zapateros que no son tales errores. Le hablan de los poros, y lo niega. Le hablan de la horma y usted lo niega. Oiga, usted no argumenta, sólo lleva la contraria. Salvo que para usted el "NO, la piel no absorbe la crema", sea un argumento (eso no es un argumento, sino una afirmación, como lo es decir que la horma no ayuda a recuperar la forma al zapato - otra afirmación, sin más -).

En cuanto a las formas. Es usted pretencioso. Se jacta, además (lo escribo nuevamente), de argumentar donde los demás no lo hacen. Mire, si nadie, absolutamente nadie, le entiende ni comparte sus ideas, a lo mejor el problema lo tiene usted, sus argumentos no son tales, y no lo quiere ver. Y si lo ve, pero su única finalidad es reírse... Pues me parece una actitud de lo más pueril.

El sentido común, Anónimo, sólo sirve de base cuando se parte de unas premisas validadas y, sobre todo, cuando se tiene toda la información necesaria para utilizarlo. Usted, a la vista está, carece de todo conocimiento al respecto, ya que efectúa afirmaciones que cualquier profesional rechaza.

Por último, sólo decirle que yo también puedo entrar en el blog y decir que mis comentarios levantarán ampollas y acto seguido decir que lo mejor para cuidar los zapatos es utilizar leche de oveja para, acto seguido, dedicarme continuamente a defender esa postura negando cualquier argumento en contra replicando con lo más peregrino que me pueda sacar del sombrero. Me temo que eso no ayuda a nadie.

Espero que este artículo, y los comentarios desinteresados y sin ánimo de polémica alguna que se han escrito, ayuden a Eneko.

Anónimo dijo...

Por favor, EA:
1. Expulse a Onofre.
2. Sea valiente y defienda que las hormas domésticas no sirven para nada y que limpiar la piel con agua o vapor es mejor que los betunes y cremas.
3. Reconozca que, más allá del conocimiento que pueda tener un zapatero, algunos somos licenciados y el rigor que aportan los años universitarios junto a un buen CI, ayudan a ver las cosas de 'otra manera'.
Anuncio que, si no accede a mis 3 solicitudes, no volveré a entrar más en el blog.
Saludos cordiales,

Anónimo dijo...

Bravo, bravo, con este ultimo comentario (que no es el único suyo criticando, para que así parezcan más) ha terminado usted por convencer a todo el mundo. ¡Seguro! Sus argumentos sobre la absorción de la crema y la recuperación de la forma del zapato gracias a las hormas son verdaderamente contundentes e inundan su post. Es de lo único que habla en su mensaje. Hago muchas risas viendo cómo se citan sandeces, acto seguido se ponen en boca del otro y luego se pasa a desmentirlas con contundencia. Maravilloso, ciertamente! Feliz tarde anónimo y no sea tan ingenuo: no todos los que se auto citan como profesionales lo son y algunos de los que no lo hacen a lo mejor sí lo son. (Esta última frase y la forma gramatical en la que está construida seguro que también le trastoca a usted mucho... si no censuran el post). Diviértase y relájese. Será usted más feliz.

Anónimo dijo...

Por cierto y si la censura lo permite: ¿a quien le podría "levantar ampollas" que usted diga que limpia sus zapatos con leche de oveja y que defienda su postura? No creo que a nadie salvo, quizá, a los que reaccionan con su misma violencia a mis opiniones ¿Son todos ellos como el anónimo del comentario del DNI? Probablemente, pues todos recurren al mismo y único razonamiento: el argumento ad hominem. Su post es un ejemplo maravillo de esto último, digno de estudiar. Y que quiere que le diga, a mi tal argumento, ya se lo dije antes, sólo me hace hacer unas risas...En todo caso, las opiniones contrapuestas entre dos personas (eso es lo que significa polémica, término que yo empleé más arriba) y las ampollas tienen poco que ver: anda usted un poco despistado...
Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Anónimo:

Saber que es usted licenciado y que tiene un alto CI me ha terminado por convencer. Saberlo me ha hecho comprender que está en posesión de la verdad. Sus presuntos argumentos, que por lo que parece, se basan en su alta preparación en materia de pieles, zapatos y física durante sus años de Universidad y su falta de respeto, no.

Espero, por su propio bien, que cuando hable con su mecánico, no piense también que habla usted con más autoridad por haber ido a la Universidad. De lo contrario, pensaré que es usted un snob o que (mire, ahora sí se está bien empleado) carece usted de sentido común.

En fin, yo no seguiré con este tema, pues sinceramente me aburre (creo que su concepto de polemizar está bastante equivocado) y tengo cosas otras cosas que hacer como, por ejemplo, preparar mis clases como profesor en la Universidad para el próximo curso en el que, como todos los años, comenzaré por explicar a mis alumnos por qué no deben utilizar el sentido común como argumento en los debates (único argumento que usted ha utilizado). Es un concepto básico en Filosofía. Imagino que, con su preparación, ya lo conocerá... También les enseño las diferencias entre el tópico y el hecho.

¿Sabe?: Algunos hemos sido desarrollado más de una profesión en nuestra vida laboral. Por curiosidad y ganas de aprender algo nuevo, por ejemplo. Soy permeable al conocimiento y a las nuevas ideas, pero no a las sandeces.

¡Ay, la paja en el ojo ajeno...!

Que le vaya bien, "lisensiado"...

Anónimo dijo...

Ya, ya pero sobre todo, enséñeles a leer bien y hágalo usted también para no atribuirme afirmaciones que yo no he hecho. Y si no, lea el hilo entero antes de opinar. Otro como el del DNI... ya advertí que abundaban. Buenos días y salud.

Anónimo dijo...

La verdad es que no consigo comprender a este señor, ni porqué la ha tomado conmigo. Espero, José María, que no le haga caso y me permita continuar asistiendo a las enseñanzas que me proporciona este fantástico blog.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

Menudo repaso al "lisensiado" (lo siento, no puedo evitarlo, me ha encantado).

Siguiendo el artículo desde el principio, tela. Primero que si con agua las Dainese ya están bien, luego que también da cera, más tarde que ha tenido zapatos sin horma y zapatos con horma, luego que siempre utiliza hormas.

Se ha dado cuenta de que ni una sola persona le ha dado la razón? Somos todos tontos? Borregos?. Será que no todos tenemos carrera ni su CI. Yo soy licenciado, desde hace muchos años a lo mejor usted estaba todavía en el colegio), y doctorando. Mi CI lo desconozco. Nunca hice ninguna prueba en la escuela porque en mi época no se estilaba). Me alegro de que el suyo sea tan alto. Está usted perdiendo el tiempo en este blog. Debería dedicarse a escribir un ensayo sobre el cuidado de los zapatos. Revolucionará el mundo y hará (una pena) que KIWI cierre.

Anónimo dijo...

Amigo Anónimo, relea usted sus propios posts. Es que va usted desgranando poco a poco su saber y pasa lo que pasa, que al final parece que hay contracciones.

Anónimo dijo...

Las pieles en los animales contienen aceites/grasas naturales. Cuando se curten para que no se pudran y perduren, esos aceites/grasas originales se pierden. Después de curtirse, se deben reintroducir en la curtiduría con aceites equivalentes que la lubrifiquen. Estos actuan sobre las fibras (colágenos y proteínas) para suavizarlas, impidiendo que se sequen y se pudran o rompan por descomposición y contribuyen a que puedan ""flexar y sean maleables. Este proceso se le llama "fatliquoring". Durante cientos de años se han utilizado aceites con este fin y sus con formulas son secretas.

Insisto, las ceras abrillantan, no penetran, recogen suciedad y polvo, ocluyen la transpirabilidad del zapato y por tanto impermeabilizan, pero no nutren la piel.

Menos es Más.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hay un viejo chiste de Eugenio que refleja a las mil maravillas cómo funciona la mente del del DNI, de el del CI, del de "lisenciado", de Onofre y de otras personalidades que han surgido a lo largo del post (aunque algunas de ellas son del mismo: le delata el "Oiga"):

"En una noche dantesca de tormenta, agua a raudales, rayos y truenos, un hombre circula por una carretera secundaria con su automóvil. Tiene un reventón en una de las ruedas y por más que mira y remira es incapaz de encontrar el gato para levantar el coche y así poder cambiar la rueda. Preocupado y viendo que no pasaba nadie, el hombre recobra la esperanza al ver en la lejanía la tenue luz de una casa de campo.

Ya está, se dice a sí mismo, me acerco a la casa de campo, les digo que me dejen el gato y les doy quinientas pesetas por el gran favor que me harán. Pero a medida que va acercándose a la casa el hombre va mal pensando: Quinientas pesetas es mucho, al fin y al cabo sólo me dejarán un gato y nada más; Sabes qué! les daré trescientas pesetas y ya está bien.

Continúa acercándose a la casa y cada vez está más encendido y tormentoso, como el tiempo: ¡Que coñ..! ¿trescientas pesetas?, veinte duros y van que chutan que ellos no deben hacer nada, sólo dejarme un gato, que con quinientas pesetas ya me quedo yo el gato y no se lo devuelvo.

Llega finalmente el hombre a la puerta de la Casa enfurecido y llama a la puerta. Ve que miran por la ventanilla y finalmente le abren la puerta y el hombre, enfurecido del todo, le suelta a la buena mujer que le ha abierto la puerta: SABE QUE LE DIGO! QUE YA SE PUEDE METER EL GATO POR EL CUL..! y se vuelve hacia el coche sin que la buena mujer haya entendido nada de lo que acaba de escuchar."

Así funcionan sus mentes amigos: todo se lo dicen ustedes porque yo, desde luego, nada dije de lo que ustedes dicen. Y ahora, sigan alimentándose a sí mismos, que yo sigo haciendo muchas risas.

Anónimo dijo...

Estimado anónimo (el que cita el proceso de fatliquoring);

le alabo la valentía pero tenga usted cuidado con lo dice porque el de las canas, el profesor de la universidad, el del DNI, el del CI, el de "lisenciado", Onofre, el de los borregos, el de la leche de oveja el de Gordon Ramsey, el del papel secante, el de las supuestas contradicciones y algún otro más podrían cambiar hacia usted su objetivo...

Feliz noche a todos que, citados juntos y de corrido, quedan más en evidencia, como habrán podido comprobar.

Anónimo dijo...

Anónimo:

No meta a todos en el mismo saco. Yo, desde luego, no tengo necesidad, ni ganas, de andar entrando con diferentes personalidades para llevarle a usted la contraria. Me he limitado a decirle que no sea usted faltón y que sus argumentos no son tales. No por repetir lo mismo una y otra vez va a conseguir usted que sea verdad. Es lo que ocurre cuando se entra como Anónimo, que no se sabe quién está escribiendo en cada post.

Respecto del fatliquoring, sepan ustedes que ayuda a que la piel sea resistente a, por ejemplo, la penetración del agua. Pero hace eso: "ayuda". No lo evita. Y tampoco consigue que la piel se reseque con el tiempo, que es la razón por la cual a los zapatos se les echan cremas. Echen ustedes agua sobre el zapato y ya me dirán si penetra o no.

Igualmente, si pone usted hormas, el zapato mantendrá mejor su forma original, lo cual no quiere decir que cada vez que pongan las hormas el zapato vuelva a su estado inicial. Es para lo que fueron inventadas.

Pero no nos desviemos del tema: pese a que tanto cremas como ceras son "ceras", creo que ha quedado claro cuándo hablamos de "cremas" y cuándo de "ceras", y lo que ha sostenido la gente en este foro es que las cremas penetran, y no que lo hagan las ceras.

El propio anónimo "Menos es Más", en su primer post, ha mencionado que las cremas penetran, por su mayo contenido en aceites, en la piel, hidratándola. Hasta dónde yo sé, nadie ha dicho que las "ceras" penetren, así que no veo por qué nadie va a llevar la contraria a ese señor si estamos de acuerdo con él.

Esta "conversación" empieza a ser ridícula. Es tan sencillo todo como probar. Eche usted una crema nutridora en un zapato viejo y ya verá como "revive". Aunque sea una crema que dé un acabado mate (no todas las cremas son iguales).

Un saludo

Anónimo dijo...

Anónimo, ¿"cambiar objetivos"?.

Esto no es el patio del colegio. Es verdad que algún lector ha hecho sobre usted algún comentario poco afortunado (siempre hay alguien de teclado fácil).

Yo no suelo meterme en estos berenjenales pero, sinceramente, su alarde de preparación universitaria y CI me han sentado mal y posiblemente he reaccionado mal. Yo he tenido la suerte de poder estudiar y llegar alto en el mundillo académico, pero no fue el caso del resto de mi familia y de muchos de mis amigos, y no por ello me considero más preparado ni con mayor capacidad de análisis. Créame si le digo que conozco a mucha gente que sin estudios, pero con mucha, mucha experiencia en su campo, nos dan mil vueltas a usted y a mí en capacidades intelectuales. Y han llegado mucho, pero mucho más alto que yo.

Se lo han dicho otros y se lo digo yo que, a la vista está, también a veces peco de lo mismo: menos suficiencia y más humildad. Está muy bien cuestionarse todo, pero también está muy bien saber ponerse en su sitio cuando habla alguien con más autoridad y experiencia en la materia. Se aprende mucho escuchando, por mucho que yo siempre haya alabado la polémica como forma de aprendizaje.

Anónimo dijo...

Es cierto, Anónimo, hay una conjura universal contra Vd. Se le ha olvidado la CIA y el FBI. Una pregunta "OIGA": ¿En ocasiones nota que le observan?
Saludos,
Onofre.

El Aristócrata dijo...

Hola a todos,

A partir de este momento no se publicará ningún comentario que no tenga relacción directa con el contenido del artículo. Tampoco se publicarán aquellos que si bien pueden hablar de ello también lo hacen de cuestiones ajenas al mismo.

Un saludo
EA

Anónimo dijo...

Para limpiar un zapato, lo mejor es un paño húmedo con agua tibia, pasar un trapo y dejarlo secar bien antes de cepillar. Saddle Soaps (glicerina) y Renomat no son productos aconsejables. Renomat (acetona) es un decapador de ceras, pigmentos y aceites aunque se anuncia como limpiador. Los saddle soaps son muy grasientos y recogen suciedad.

Cada marca de cósméticos(ceras/paste/wax y cremas/balm/lotion) tiene su propia composición que no formulan completamente y sus propios ratios de solventes, aceites y ceras que las hacen diferentes. Deberemos evitar aquellas que utilicen en su composición solventes minerales o destilados del petróleo (nafta), aquellas que utilicen ceras derivadas del petróleo o parafina; el contenido en siliconas también es perjudicial (Kiwi Parade). Tampoco uso aceites grasientos que utilizan lanolina.

Deberemos intentar buscar ingredientes naturales, no tóxicos, sin fuertes olores, que no oscurezcan la piel y que no sean muy grasientos .Evitaremos la ranciedad y oxidación de la piel y mantendremos su Ph.

Los cepillos aparte de retirar el polvo, suciedad y otros agentes tóxicos externos, sirven para quitar el exceso de cosméticos en la piel.

Menos es Más!!.

Saludos.

Anónimo dijo...

Efectivamente el proceso del "fatliquoring" no es permanente y por ello hay que nutrir posteriormente la piel con aceites ya que debido a su uso con el tiempo se pierden por diferentes motivos. No he entendido muy bien su comentario sobre el agua, pero aportaré que el agua penetra más fácilmente en la piel que cualquier otro líquido o componente y ayuda a que penetren más fácilmente los aceites (el agua del grifo para limpiar el zapato no es perjudicial, aunque es mejor la embotellada). Posteriormente se evapora en poco tiempo. Los mejores aceites acondicionadores que conozco son sintéticos y que llevan un alto componente en agua para permitir su absorción en la piel. Para evitar comentarios, añadiré que el agua de lluvia/nieve es perjudicial.

Efectivamente el "fatliquoring" no tiene por finalidad impermeabilizar la piel, aunque cada curtiduría usa pieles, métodos y componentes diferentes en los que también puede utilizar ceras. El objetivo principal es devolver a la piel ciertas características para que sea suave y flexible.

Menos es Más!!.

Saludos.

Anónimo dijo...

Ceras, Bálsamos,Pasta, Cremas, etc... son términos usados por los fabricantes y muchas veces producto del marketing. NO SIGNIFICAN NADA!!. Lo importante es saber la composición de cada cosmético; qué tipo de aceites utiliza y proporción (penetran e hidratan), qué solventes utilizan (reblandecen las ceras para su aplicación y se evaporan rápidamente) y que tipo de ceras y cantidad utilizan (abrillanta).

Las CREMAS no penetran en la piel...son los diferentes ACEITES utilizados, en su caso.

Yo nutro mis zapato con una emulsión sintética de aceite (esperma de ballena?) y agua. En este caso el fabricante le llama Conditioner.

Una Crema del fabricante X que contenga mucho contenido en ceras y muy poco en aceites...no nutre!!

Espero que se me entienda.

Menos es Más!!.

Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo lo que dice "Menos es Mas" con una salvedad que ya he expuesto más arriba.

Sí quisiera aclarar antes que el engrasado de la piel durante el proceso de curtido se tiene que hacer porque existe un proceso previo en el que la piel se desengrasa ya que la grasa impide un buen curtido. Las grasas de la piel no se "pierde" durante el proceso sino que, sencillamente, se eliminan ex profeso.

Sin poder entrar ahora en detalle, el engrasado de la piel tras el curtido se hace mediante un batán (básicamente es una máquina que golpea el cuero), a temperaturas muy elevadas (de hasta 85 grados) y sumergiéndolo en una emulsión de agua y aceite. Estas condiciones son imposibles de reproducir sobre un zapato.

Por otro lado el ya raro proceso de "engrase en frio" durante el curtido se hace por el lado de la carne y untando grasa de manera que en un zapato también es imposible de realizar, ni siquiera quitándole (suponiendo que se pudiera) el forro interior.

El zapato se encuentra en condiciones ambientales normales. Y en tales condiciones para que "algo" penetre en el cuero tiene que estar en estado líquido y, en caso contrario, ese "algo" necesita de un solvente que le permita hacerlo. De esta manera, el soluto, una vez evaporado el solvente, queda fijado al cuero. En esencia y sin entrar en mucho detalle, así funciona, por ejemplo el proceso de tintado.

El único solvente neutro que existe para el cuero es el agua. El aceite es inmiscible en agua y por sí solo no tiene capacidad para penetrar en el cuero y mucho menos a temperatura ambiente (de ahí que en el proceso de curtido se utilicen elevadas temperaturas y procedimiento mecánicos de cierta violencia generados por el batán). El resto de solventes que podrían, en cierta forma, funcionar con los aceites son medios alcalinos con un pH muy elevado (9,00 o superior) que no pueden utilizarse con el cuero.

Por eso dije más arriba que el cuero ni absorbe las cremas ni absorbe los betunes y que yo, que tardo mucho en limpiar los zapatos y no disfruto con ello en absoluto, dedicaba la mayor parte del tiempo a aplicarle agua (caliente a ser posible) al zapato con un paño húmedo y a cepillarlo posteriormente. Es lo mejor, sin duda alguna. De ahí en adelante, empecé a no comprender las reacciones de los demás a dicha técnica pero tengan en cuenta que hay gente que cree que el grabado que, en ocasiones, se le hace a la piel durante el proceso de curtido son los poros de ésta. En fin, que la crema o el betún son, solamente y como ya dije, un agente protector externo.

Ah! y el agua de la lluvia o de la nieve no es perjudicial para el zapato por su origen sino por la cantidad.

Que pasen ustedes una feliz noche.

Anónimo dijo...

Las pieles curtidas tienen propiedades diferentes de transpirabilidad y relativa porosidad (existen estudios químicos sobre esta cuestión en los que no voy a entrar). Una piel vegetal difiere bastante de una anilina (más del doble de porosa y transpirable al vapor de agua), por poner dos ejemplos comunes.

Yo no podría asegurar que ninguna piel curtida es lo suficientemente porosa para absorber un mínimo de algún tipo de aceite mezclado con algún solvente. No soy químico especializado en la materia. Lo es Ud?

Mi experiencia me dice que en la mayoría de los cosméticoss que contienen ACEITES Y CERAS que he utilizado en el pasado ocurre en gran parte; no se dejan absorber. Incluso los de mucho contenido en aceites y poco en ceras.

No obstante, existen algunos productos sin ningún componente en ceras en los que observo su penetración; emulsiones sintéticas microscópicas que mezclan agua y aceite y que realmente penetran y permanecen. Otro aspecto importante es que permanezcan en las fibras: si se absorbe el lubrificante y con la evaporación del agua el mismo migra, tampoco es solución.

Yo no suelo encerar mis zapatos; llevo años lubrificándolos para crear una patina natural. Si solemos poner ceras a los mismos, seguramente perdamos toda opción a nutrirlos al no ser que los decapemos totalmente.

Respecto del agua de lluvia y nieve, el problema no es la cantidad que reciban sino las sales y agentes tóxicos minerales que contienen ambas y que se adhieren a la piel.

No obstante, soy más partidario de agua y mucho cepillo que de otros tratamientos.

Menos es Más.

Saludos.

Anónimo dijo...

Coincido totalmente con los últimos comentarios. Añadiría no obstante unos pequeños trucos que he ido aprendiendo. Yo hidrato mis zapatos por la parte interior siguiendo un curioso procedimiento: vierto orina caliente en el interior de los zapatos (orina mía, que previamente he ido almacenando para tal fin). Debemos tener en cuenta que la orina es agua en un 98% y el resto son agentes fisiológicos afines al cuero. Dejo que durante una semana la piel absorba la orina. Pasado ese tiempo froto la parte exterior de los zapatos en perros. La piel de los perros tiene una grasilla que nutre de forma sorprendente la piel. Dejo reposar un par de días y los froto con una gamuza durante dos décimas de segundo.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

¿Dos décimas de segundo?
Yo frotaría durante más tiempo.

Anónimo dijo...

Hay que ver la que se ha "preparao" por cómo limpiar unos zapatos.

sermuc dijo...

Buenos días,

Interesante artículo.

Pero me gustaría saber como se pueden limpiar los zapatos de ante TOD´s a los que desgraciadamente les cayó unas gotas de gasoil y han quedado unas manchas aceitosas.

Muchas gracias por adelantado.

Un saludo, y enhorabuena.

sermuc dijo...

Buenos días,

Me gustaría retomar el tema de la limpieza del calzado, y que me ayudarán con algún consejo para poder limpiar unos zapatos de ante marrón oscuro, a los que desgraciadamente les cayeron unas gotas de gasoil, y han quedado con unas manchas.

Muchas gracias por adelantado y enhorabuena por el blog.

Anónimo dijo...

Para la limpieza de los zapatos de ante marrón oscuro, proceda como indiqué en mi comentario anterior, cuatro comentarios más arriba.
Saludos,
Onofre.

Anónimo dijo...

Cuánta tontuna se lee y cuanto pseudofinolis "de libro" se encuentra uno en este blog. ¿No sería mejor moderar los comentarios dejando aquellos que aporten "algo" al artículo del Sr. López?

williams gallardo dijo...

Retomando el tema, he podido apreciar mucha aportación, experiencia, y desenfado en los comentarios, en mi caso si realmente disfruto del momento de limpiar mis zapatos, es como cuando le das cuerda a los relojes, no tiene precio, que sea banal puede ser, pero gratificante para mi lo es..., con tanto escrito sobre la idoneidad de las cremas, ceras humectantes , glaseado , mi intención es si alguno me puede indicar la valides de hacerle limpieza a la suela de nuestros zapatos o esto también forma parte de los nuevos mitos urbanos...Gracias.