domingo, 9 de junio de 2013

BESPOKE XVI: VIDEO OPERA PUMPS MADE TO MEASURE

Como continuación del reciente artículo donde se narraba la fabricación de las Opera Pumps hoy publicamos un video resumen de todo el proceso. 


Si bien en un principio pensamos reducir su duración a unos pocos minutos, el contar con tanto material y, lo que es igual de importante, con la explicación en cada fase del montaje de su creador, Antonio García Enrile, finalmente nos hizo decidirnos por publicarlo en su totalidad para disfrute de los amantes de los zapatos.



El video cuenta con música aunque habrá que subir bastante el volumen para poderla apreciar ya que esta se ha incorporado solo como acompañamiento a las palabras de Antonio.

Espero que lo disfrutéis:
 
El Aristócrata

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Solamente agraderos a los dos el haber hecho y compartido con nosotros el video.

Efectivamente todo un deleite para los amantes de la zapatería.

Pedro

Anónimo dijo...

Tengo unos pares de zapatos del maestro y no solo son notables, sino que tambien muy solidos e impermeables y para correr bajo la lliuvia parisina... Gracias Senor Garcia!

Anónimo dijo...

Qué trabajazo, como los que ya pocos hacen...
Qué gran lujo tener unos zapatos con tanta historia y esfuerzo detrás. Enhorabuena a Enrile y al Aristócrata por su buen gusto...

Anónimo dijo...

¡Mis más cordial enhorabuena por el vídeo señor Galiacho! Es un documento extraordinario que pone en valor el trabajo del artesano tradicional, algo, por desgracia, tan desconocido y como poco apreciado.

Es una auténtica delicia ver trabajar al maestro García Enrile y, sobre todo, escuchar sus explicaciones de qué es lo que hace en cada momento y por qué lo está haciendo, sus pequeños trucos, sus comentarios sobre los distintos materiales, etc.

No necesito decirle, que lo primero que me ha venido a la mente es sugerirle que encargue unos Oxford, para que así podamos ver el proceso en un zapato que, según tengo entendido, tiene algunas diferencias estructurales respecto de las opera.

Aunque sin abusar, también se podría repetir la fórmula aplicada a la confección de un traje. Siempre es interesante conocer cómo está hecho lo que nos ponemos, en qué nos tenemos que fijar o las pequeñas confidencias que el sastre de confianza deja caer de vez en cuando.

De nuevo, enhorabuena a usted por compartirlo y al maestro García Enrile por su trabajo.

Carlos M.V.

Anónimo dijo...

Precioso reportaje, Destila una nobleza enorme ver trabajar a un artesano, es como volver a la esencia de la vida.
Gracias por el video y gracias por todo el trabajo que hay detrás de el.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Coincido con el último comentario. Mi abuelo era zapatero. Por esa razón pronto comprendí que ganarse la vida con un trabajo artesanal es algo acorde a nuestra esencia. A veces, para avanzar, hay que saber retroceder. Todo crecimiento verdadero requiere que las raíces se hundan un poco más en el terreno.
Tengo unas botas hechas a mano por mi abuelo 30 años antes de que yo naciera. Me las pongo en momentos concretos. No en fiestas o celebraciones, sino en momentos complicados. Reuniones que se prevén tensas y en las circunstancias difíciles que toda persona vive. Me aportan fuerza, seguridad y me invitan a conducirme con honestidad, valentía, respeto a los demás y a mi esencia, tranquilidad y paz interior.
Creo sinceramente que unos zapatos hechos a mano pueden aportar todo eso. A mi me lo aportan.
Un afectuoso saludo a todos.

Anónimo dijo...

He olvidado firmar el comentario anterior. Pido disculpas por ello. Me llamo Jesús María. Había intervenido en alguna ocasión antes. Muy pocas, la verdad, aunque le sigo desde el principio, EA.
Saludos a todos,
Jesús María.

Anónimo dijo...

Me gusta más la horma de Enrile que la de Vilalta, al que los zapatos le quedan algo más rechonchos y menos estilizados.


F.