jueves, 17 de enero de 2013

BESPOKE XIV: EL ABRIGO Y LA CONFECCIÓN DE UN TOPCOAT A MEDIDA

Allá donde he escrito de forma continuada siempre he empezado la lista de mis artículos dedicando el primero a la que para mi es la pieza fundamental de todo armario y que representa los cimientos sobre los que se apoyarán todos mis escritos posteriores: los intemporales oxford lisos negros.


Como he intentado explicar varias veces, solo cuando podamos presumir de contar con unos buenos oxfords negros deberíamos pensar en la segunda prenda que les acompañe en nuestro armario. 

Si bien la elección de esta segunda prenda en la mayoría de los casos suele ser un traje de dos piezas azul marino, no todos los caballeros se decantarían por este para esta segunda elección. Así pues, no me extrañaría que algunos prefiriesen hacerse, por ejemplo, con una camisa o incluso con otro par de zapatos. Y yo, por ejemplo, no dudaría en que después de esos obligados Oxford negros fuera un abrigo el que ocupara la primera percha del armario.

El porqué de esta elección obedece principalmente a tres motivos. En primer lugar, parece lógico pensar que todos pudiéramos tener un traje al que recurrir en caso de necesidad; o de no tenerlo sí hacernos con él de forma relativamente fácil. Sin embargo, no estoy tan seguro de que todos podamos tener o conseguir un abrigo como Dios manda. 
En segundo lugar porque no debemos olvidar que hasta desprendernos de nuestro abrigo éste será el protagonista de todo el conjunto al ser la prenda más expuesta al exterior. Por ello, es importante que éste no solo cumpla con su función principal de proteger del frio sino que además lo haga de forma elegante. 

Y en tercer lugar porque las diferentes modas suelen tener un impacto mucho menor en un abrigo intemporal que el que pudieran llegar a tener hasta en los trajes de corte más clásico. 

En definitiva si bien un traje azul marino es obviamente de todo punto indispensable en cualquier armario, de hacernos con un elegante y bonito abrigo de corte intemporal, y por supuesto de calidad, podremos contar con una pieza que verá ir y venir varios trajes azules marino mientras el permanece inalterado en nuestro armario muchos años. 

No debemos olvidar que un traje por buena que sea su tela y terminación si se usa con relativa frecuencia tiene fecha de caducidad. Si embargo, un abrigo puede durar toda una vida; o incluso más. Además son las prendas que nos acompañan año tras año y en las más diversas circunstancias a las que se termina cogiendo más “cariño” con el paso del tiempo. 

Muchos son los caballeros que además de contar con varios pares de zapatos y trajes algunos, o muchos, han sido hechos a medida. Sin embargo, de fijarnos en sus abrigos podremos observar que no les han prestado gran atención llegando incluso a cargarse la elegancia del resto del conjunto con cualquier chaqueta de las que estén de moda en su momento. 

Las escusas que estos parecen encontrar no son pocas y hasta algunas de ellas son de todo punto comprensibles. Por ejemplo, todos somos conscientes de tanto los tiempos como el clima están cambiando y que cada vez es menos frecuente, al menos en las grandes urbes, tanto acudir al trabajo a pie como ver en los termómetros temperaturas por debajo de los cero grados. 

No obstante, esto no justifica que el abrigo sea una prenda cada vez más testimonial y que sea francamente difícil deleitarse por la calle con un buen abrigo. A pesar de que su uso sea francamente reducido, ningún caballero que se considere elegante debería pensar en prescindir de un abrigo de corte clásico. 

Aunque los abrigos considerados como clásicos han sido sustituidos en los últimos tiempos por prendas supuestamente más versátiles tipo Barbour o Belstaff, ninguna de estas chaquetas tiene ni el encanto ni la elegancia de un "overcoat" inglés. Igualmente, por más que se empeñen algunos caballeros italianos tampoco lo tienen los tan de moda acolchados; acolchados que pintan lo mismo acompañando a un traje de chaqueta que lo que haría un abrigo Chesterfield deslizándose por las pistas de Gstaad. 

Si de seguir las modas del momento y de vestir todos iguales y nadie salirse del guion parece tratarse, sería mejor que todos los caballeros salieran a la calle uniformados con elegantes abrigos azules, marrones o verdes que con esas chaquetas y plumas de llamativos colores. De seguir esta recomendación al menos tendríamos menos problemas en identificar nuestro abrigo que el que se encuentran hoy en día los guardarropas de muchos restaurantes y discotecas de moda. 

Igualmente, todo nos hace pensar que el caballero que opta por un abrigo clásico también suele poder presumir de vestir el resto de las prendas de su atuendo a la altura de éste. Sin embargo, debajo de las chaquetas de moda todo es posible.
Como ya comentamos allá por el año 2008 en un extenso artículo dedicado al abrigo, el laissez-aller imperante en nuestra sociedad hace que, hasta en los sitios elegantes por antonomasia como el teatro, la ópera etc., la búsqueda únicamente del confort y el seguimiento de las tendencias haya dejado de lado las buenas maneras y la auténtica elegancia. Y esto hace que incluso en estos sitios los abrigos hayan prácticamente desaparecido del paisaje. 

En la acepción inglesa de la palabra abrigo se considera que esta prenda debe extenderse siempre por debajo de la rodilla. Igualmente, otra de sus principales características es que las telas con las que se confeccionan estos tipos de abrigos tienen un peso considerable; normalmente el metro de tela con el que se realizan suele pesar alrededor de los 600 gramos. 

Es importante tener en cuenta que aquellos que consideren que vestir hoy en día un abrigo tan largo no tiene sentido, siempre tienen la opción de decantarse por el abrigo conocido popularmente como topcoat.
Estos abrigos se caracterizan por no sobrepasar la rodilla y por estar fabricados con tejidos más ligeros; unos 500 gramos el metro. 

A no ser que tengamos en nuestro armario más de un abrigo, nuestra preferencia de color debería ser el azul marino ya que es el color que mejor se adapta a las diferentes ocasiones y es el que termina resultando más versátil. Esto no significa que no se pudiera entender que alguien se enamorara de una tela de cachemira camel y se saltara sin miramientos esta recomendación. 

Aunque el corte más extendido tanto en los overcoats como en los topcoats siga siendo el de hilera de botones, la modalidad cruzada, como también ocurre con las chaquetas de traje, es, desde mi punto de vista, mucho más especial y proporciona una elegancia muy superior. Y si de protegernos del frio se trata, la protección que nos brindan los abrigos cruzados es siempre mayor.
Si bien he tenido la suerte de poder contar con un precioso Crombie Coat, pero en su versión cruzada, y haberme hecho a lo largo de los años también con un tirolés y con otros modelos clásicos en verde y camel nunca hasta hoy me había hecho con un topcoat cruzado azul marino. Esto ha sido así porque a al igual que me ocurre con los trajes el color azul marino si bien lo considero obligatorio y muy elegante me parece algo aburrido y del que el caballero medio español abusa hasta la saciedad, y no siempre utilizado en el momento correcto. Quizás haya sido esto y la necesidad de no uniformarme la que casi siempre haya hecho que me decida por un nuevo color o diseño antes de recurrir al azul marino. 

Esto sin embargo no ha evitado el que tuviera durante varios años el capricho de contar con un topcoat azul. Aunque el color camel a mí personalmente me parece mucho más especial, la polivalencia y elegancia del azul marino por fin terminaron convenciéndome de que había llegado el momento de hacerse con ese color.
Y si bien tenía claro que había llegado el día de hacerse con un abrigo en este color también estaba convencido de que, a pesar de buscar un corte algo más juvenil y más polivalente que el de los largos overcoats, un abrigo cruzado sería para mí siempre más elegante y especial. 

Un abrigo largo ya sea tipo Chesterfield, Crombie, Tirolés etc es necesario pero para vestir en situaciones no excesivamente formales y sobre todo pensando en darle un uso más prolongado a lo largo del año y no solo en pleno invierno un topcoat termina dando más juego. 

Como ya hemos apuntado, las principales diferencias entre un overcoat y un topcoat radican en su peso, en su longitud y en algunos casos, y solo en algunos casos, como en el del Chesterfield, también en su formalidad.
Pero en lo que no tienen igual los topcoat es en su versatilidad. Este tipo de abrigo, como el que ahora veremos, puede ser el compañero ideal tanto en el día a día de la oficina como cuando se trata de dar un toque estiloso y especial a atuendos informales pero elegantes que no hacen uso de la corbata.

Muchos de nosotros sabemos que aquellos caballeros que hacen un esfuerzo en cuidar su armario, desde los zapatos hasta las corbatas, conservan durante muchos años aquellas prendas de más calidad.

Y son precisamente los años y la experiencia los que terminan demostrando que si bien hay prendas en las que no compensa pagar un sobreprecio por ellas, cuando se trata de hacerse con un chaqué, un esmoquin o, como es en este caso, con un abrigo no hay nada más barato que acudir a un sastre y hacérselo a medida. 
Son justamente estas prendas aquí nombradas las que de cuidarlas un poco estarán en nuestros armarios muchísimos años. Y aunque con el paso del tiempo las modas cambien y su corte ya no sea el más actual con seguridad serán perfectamente ponibles ya que nadie espera que ahora de repente cambie la forma de un frac, un esmoquin o un abrigo clásico. 

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, cuando llega el otoño es el momento perfecto para planear las compras del año y de esta manera además de no caer más tarde en alguna compra que no necesitemos asegurarnos que eso que nos hace falta, o que verdaderamente nos gusta, termine en nuestro haber. 

Y este Otoño era el turno de un abrigo cruzado azul marino por encima de la rodilla y lo que es más importante hecho a medida y por supuesto a mano. Y quiero enfatizar hecho a mano porque no son pocos los caballeros que dan por hecho que por ser a medida su traje o su abrigo también lo es a mano. Y nada más lejos de la realidad.
Cada día son más los locales y los pseudo sastres que ofrecen prendas hechas a medida y a mano a precios irrisorios. Y desgraciadamente, y muy a nuestro pesar, esto no es posible. Es cierto que algunos de ellos pueden conseguir una buena hechura partiendo de unos patrones ya existentes adaptando estos a nuestras particularidades. Pero, sin embargo, si la prenda en cuestión está hecha verdaderamente a mano las muchas horas de trabajo que conlleva confeccionarla hace inviable ofrecer un resultado decente a los precios que anuncian. 

Por ello y por ser pensar en este nuevo abrigo como una prenda intemporal y que me acompañará muchos años acudí nuevamente a la sastrería de D. José María Reillo. 

Tras hablar un largo rato con D. José María y contarle más o menos lo que tenía en mente ojeamos varios muestrarios para quedarnos finalmente con uno de la casa escocesa Holland & Sherry especializado solo en tejidos para topcoats. 
De todas ellas escogimos una de 480 gramos de dibujo en espiga y con una composición de 15% cachemira y 75% lana. La propia calidad de la lana así como la suavidad que incorpora la cachemira al tejido se traduce en una prenda final francamente agradable al tacto. 

Si bien el cachemira 100% de Holland & Sherry es sencillamente impresionante al tacto, la terminación espiga, algo menos formal, iba algo mejor con el uso al que tenía pensado destinar este nuevo abrigo. 

Confeccionar un abrigo a medida en contra de lo que pueda parecer en un principio, requiere de menos pericia por parte del sastre que realizar un traje o una “sencilla” chaqueta. Esto es debido principalmente a dos factores: por un lado las telas utilizadas son por norma general mucho más pesadas y consecuentemente más fáciles de trabajar y por otro porque al ir el abrigo sobre el traje o sobre cualquier otra prenda pero no sobre la piel, como en el caso del traje, conseguir una buena hechura se convierte en una tarea más sencilla. 
No hay que olvidar que al llevar una chaqueta o cualquier otra prenda debajo hace que esos pequeños detalles, como por ejemplo las arrugas que en una chaqueta puedan ocasionar los tirantes, apenas tienen repercusión en el abrigo al estar ya ocultas tras la chaqueta y no verse. 

Por ello, como apreciamos en las fotos, nuestras medidas las tomará el sastre con la chaqueta puesta. De esta forma el sastre se asegura además de que la hechura sea la más correcta posible también que el abrigo cubra la totalidad del resto de prendas. Al contrario de lo que ocurre con el traje, los puños de la camisa no deberían poderse ver una vez tengamos el abrigo puesto; como tampoco obviamente debería asomar el cuello de la chaqueta. 

Otra importante diferencia recae en la forma de rematar los hombros. Sin entrar en las particularidades del hombro napolitano, el cual también se puede apreciar en los abrigos allí realizados, hay que tener en cuenta que carece de sentido meter una hombrera al abrigo. El motivo no es otro que debido a que normalmente la chaqueta ya cuenta con su hombrera de poner otra en el abrigo el resultado final estaría muy próximo al de las protecciones que usan los jugadores de rugby americano. 
Igualmente, si tenemos en cuenta que los días de verdadero frío apenas a existen es importante no abusar de las entretelas. De contar con ellas es recomendable decantarse por las más finas o las de verano ya que si nos confeccionan el abrigo de la misma forma que se hacía por los sastres hasta no hace muchos años su uso terminaría reduciéndose solo a los días más fríos del invierno. 

Dicho esto es importante puntualizar que el que las medidas se tomen sobre el traje no significa que sean menor ni en número ni en importancia que las que se tomarían si nos encargarnos una chaqueta.

Una vez realizada la toma de medidas el proceso de fabricación de la prenda es similar al de cualquier otra prenda a medida. Es decir, tras la toma de medidas se realizará un patrón al cliente, se pasará dicho patrón a la tela, se cortarán las diferentes partes de la prenda, se hilvanará la misma y se irá terminando de coser según lo que indiquen las pruebas que se realicen al cliente. El planchado, operación de gran importancia y que requiere de un tiempo considerable así como de bastante pericia, dará por concluido el proceso. 
Como ya hemos indicado en otras ocasiones es en la realización o no de un patrón donde no todos los sastres se ponen de acuerdo y dependerá de la forma de trabajar de nuestro sastre el que se realice o no. 

Sé que este es un punto bastante controvertido y que hay sastres que no llegan a entender como un compañero pueda no valerse de él para la realización de las diferentes prendas mientras que hay otros que lo que no entienden es como alguien puede “perder el tiempo” realizando un patrón achacándolo incluso esto a una falta de pericia. 

Tras haber tenido la posibilidad de experimentar ambas opciones os voy a dar mi punto de vista; punto de vista que obviamente no significa que sea el acertado pero que como digo se basa en mi experiencia personal. 
El realizar un patrón tiene enorme ventajas ya que si verdaderamente tu sastre lo ha ido adaptando a tus medidas según has ido encargándote más trajesl el patrón te permite tener la certeza de que si te mandaras hacer uno nuevo este te quedará prácticamente igual al último que te encargaste. Además, el contar con un buen patrón es tu única garantía para de jubilarse tu sastre poder asegurarte que quien lo sustituya siga acertando con la hechura de tus trajes. Finalmente, el tener un patrón del cliente alivia la paciencia de este ya que contando con él las pruebas necesarias para la confección del traje pueden reducirse fácilmente a solo dos. 

Debo reconocer que a mí no solo no me disgusta acudir cuantas veces sea necesario a la sastrería sino que además disfruto mucho viendo ese proyecto de traje en todas sus etapas. Por ello, tampoco me importa asumir el riesgo que supone saber que ese nuevo traje no será exactamente igual que el anterior. Igualmente, somos muchos los que disfrutamos de este arte y nos gusta experimentar con nuevos cortes y probamos nuevos tipos de solapas, hombreras, hechuras de pantalones, entretelas, anchos de mangas etc. Para estos seguramente el tener un solo patrón de donde construir todos sus trajes podría terminar convirtiéndose en una limitación y de contar con varios sus sastres podrían terminar desesperándose. 
Dicho esto reconozco que hasta no hace mucho tiempo no contaba con un patrón pero ha sido a raíz de mis múltiples viajes lo que obligó a realizarlo. Y debo admitir que cuando la ocasión lo requiere el hacer uso de él facilita y agiliza mucho las cosas. 

A pesar de esto último, D. José María Reillo prefiere en mi caso pasar las medidas directamente a la tela sin valerse de patrón. Por ello, suele hacer una prueba antes incluso del hilvanado, prueba la del hilvanado que suele ser por norma general la primera o segunda en la mayoría de las sastrerías. Como se aprecia en la foto, el abrigo en esta primera prueba ya está cortado pero apenas se puede divisar la forma final que tendrá. 

Es en esta fase intermedia antes de pasar a la primera prueba “oficial” cuando José María procede a hacer los ajustes necesarios antes de devolver la prenda a su taller y empezar a trabajar la prueba del hilvanado. 
Normalmente habrá que esperar unas dos semanas para que la prueba del hilvanado, prueba conocida en el mundo anglosajón como la “forward fitting”, esté lista. 

Durante el hilvanado el abrigo aun descansando sobre la chaqueta no se siente nada cómodo dando la sensación de que algo no ha salido como se esperaba. Sin embargo, los que se hayan hecho alguna vez un traje a medida habrán experimentado como también en esta prueba la chaqueta queda incómoda y no resulta del todo fácil moverse con libertad dentro de ella. Sin embargo, esto es algo de todo punto normal y es lo que debemos esperar en esta fase de la construcción de la prenda. 

En esta prueba se deciden las principales medidas como el largo del abrigo, el de las mangas, la disposición de los bolsillos, el largo de la abertura trasera, el lugar de los botones la altura del cuello o de la sisa, anchos de la solapa etc. A pesar de ello se dejará para la siguiente prueba los retoques finales así como el cosido de los ojales o el de los botones frontales. 
Tras esperar nuevamente entre una o dos semanas nos llamarán para una tercera prueba. En esta prueba ya podemos ver el abrigo terminado y es el momento de eliminar esa pequeña arruga en la espalda, entallar un poco la cintura, ajustar el cuello, definir exactamente el largo de las mangas, limpiar alguna arruga de la manga o corregir alguna imperfección en el hombro. 

En la mayoría de las ocasiones esta suele ser la última prueba y solo quedará pasar a recoger el abrigo. No obstante, es recomendable ponerse una última vez en la sastrería el abrigo, movernos con él y comprobar que todo está a nuestro gusto. A veces el solo uso de la plancha antes de entregar el abrigo al cliente puede descubrirnos algún pequeño detalle no deseado. 

Una de las cosas a las que menos atención se presta en España es al terminado interior de las prendas y no son muchos los caballeros que se fijen en detalles tan importantes como que el ribeteado haya sido cosido a mano o que los bolsillos interiores estén reforzados en sus extremos. 
Si bien los sastres de primera fila cuidan con especial esmero estos detalles lo que desgraciadamente sí resulta muy difícil de encontrar en casi todas las sastrerías que yo conozco de España es un extenso abanico de forros entre los que elegir. Una carencia importante si se ha tenido ocasión de deleitarse con la enorme variedad de forros que ofrece la sastrería italiana; forros que van desde estampados con algún motivo histórico como una importante batalla o la narración de un hecho histórico, figuras geométricas de agradables tonalidades, dibujos pasley etc. y siempre todos ellos en colores alegres y divertidos. 

No obstante, parece lógico pensar que si ya de por sí resulta misión casi imposible convencer al caballero español de que opte para su traje por un color que no sea el gris o el azul marino me imagino que si alguien ofreciera en sus forros este tipo de estampados tendría enormes problemas para darles salida. 
Como muchos de vosotros yo también siento un gran respeto y admiración por aquellos señores que han dedicado su vida a esta profesión; más si cabe si son de mí mismo país. Por ello, no dude en escoger la última partida que le quedaba a D. José María de un forro que la Asociación de Sastres distribuyó en exclusiva entre sus miembros hace ya algunos años. 

Para terminar me gustaría indicar que independientemente de que se prefiera la versión de hilera sencilla a la cruzada, el color beige al azul, el overcoat al topcoat etc. lo que parece más que conveniente y acertado es contar con un abrigo clásico que nos permita salir airosos durante muchos años de las situaciones más formales, y con clase y distinción también de muchas informales, sin importarnos los derroteros que tome la moda del momento. 

El Aristócrata

112 comentarios:

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Me ha parecido un artículo interesantísimo, en el que se abre todo un mundo de opciones para el vestir masculino, que, a simple vista, parece tan reducido.

Por desgracia, no sólo es fácil encontrar Barbour's o "plumas" en el teatro o la ópera, es que también es habitual ver cómo varones y mujeres utilizan pantalones vaqueros o prendas absolutamente inadecuadas para este tipo de actos sociales.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenos días EA,

Me interesa saber que precio aproximado tendría hacerse con un abrigo de esas características a medida.

Muchas gracias.

El Aristócrata dijo...

Más o menos lo mismo que un traje
EA

LuisVicente dijo...

Amigos de EA:

Magnifico el texto sobre los abrigos, nada que objetar, en la linea. A veces creo haber leído quejas sobre la escasez de comentarios, pero poco se puede añadir.

Utilizar la sastrería de los buenos profesionales españoles. Son pocos, pero los lectores del blog los conocen. Aunque no estaría de mas citarlos mas a menudo, a los buenos, claro. Darles trabajo, primero por nosotros, por ir bien vestidos, y luego, por mantenerles activos y aprovecharnos de sus conocimientos y experiencia.

No tener miedo a ser elegantes. Los mediocres nos mirarán sorpresivamente, que sientan que les despreciamos. Aprendamos de los italianos, ingleses, americanos.. No nos identifiquemos con la masa teledirigida, destaquemos por ser mas educados, cultos, generosos... mas señores en todo motivo y lugar. Sobre todo con los mas necesitados.

No nos miremos en los elegantes mediaticos: futbolistas, políticos, populares... todavía hay clases. No nos gastemos el dinero en brionis, armanis, dolces gabannas... no son para un elegante español. Si algún fin tiene un blog de este tipo aparte de pautas del bien vestir, es la conservación de los buenos profesionales españoles, ahora muy pocos pero que tendrán que ser mas. Si no nada de esto tiene sentido.

Por, ultimo sigo viendo el blog un poco triste, comentarios muy "dispares", propuse algunos cambios, darle algo de vida, no monopolizarlo con tus profesionales amigos, hay mas, como los míos Burgos, Gallo. No soy un elitista ocioso y rico, sino simplemente alguien que propone ideas. No te quejes.

De todas formas lo cortes no quita lo valiente. Me gusta. Un saludo.

Anónimo dijo...

Estimado Luis Vicente,

Precisamente de Burgos y de Jaime Gallo son los artículos más extensos que se han escrito en esta página.

A mi lo que más me gusta de este blog es que precisamente habla tanto del trabajo de los artesanos nacionales como extranjeros. Yo no soy de los que piensen q todo lo de fuera es mejor pero tampoco de los que crean que lo nuestro es lo mejor. En sastrería todavía estamos muy lejos de la calidad de mano de obra inglesa y del estilo que aportan los sastres italianos. Digan lo que digan los sastres españoles.

Igualmente, entiendo que si el sastre de El Aristócrata es Reillo los artículos que saque en los que él sea el protagonista aparezca él. Es normal. El problema es de los otros q no salen por ahí a dar a conocer su trabajo.

Por cierto a mi Jaime Gallo me horroriza. Nada que objetar a la calidad de mano de obra pero a sus trajes les falta vida y expresión. No hay más que ver a SAR el Príncipe Felipe o al Sr. Enrique Ponce. A mi me dejan indiferente y no hay nada peor que algo te deje indiferente.

Y no puedo estar más de acuerdo con el Sr. Luis Vicente en que no nos debemos dejar llevar por la mediocridad reinante en España y por las marcas de moda. Tb conforme en que no pasa nada por presumir de elegancia y saber estar. ¡Ya está bien de agachar la cabeza frente a la mediocridad!

Alberto

Anónimo dijo...

-A mi modo de ver el abrigo ha quedado un pelin corto y sin definir.

-Bolsillos muy pegados a los botones.

-Tanto en la manga como en la Espalda salen alguna arruga.

La parte trasera pinga un poco como se puede indicar en la foto.

Yo si que le hubiera puesto unos botones de cuarzo azul marino, no los que le ha puesto el sastre para ahorrar dinero.

Exija mas por que lo que ha pagado por ese abrigo a mi modo de ver no lo vale.

1 saludo.





Anónimo dijo...

Aristócrata, cómo publicas comentarios como el de arriba? La verdad es q no lo entiendo.
Alberto

El Aristócrata dijo...

Alberto,

En esta página siempre se han publicado todos los comentarios que no faltan a la educación independientemente de que comparta o no su contenido; obviamente con este en concreto no puedo estar más en desacuerdo pero no insulta. Por eso lo he publicado.

Un saludo

EA

Anónimo dijo...

Luis Vicente que ahora no existen las sastreria artesanales, son todas industruales y el que lo diga miente.



Anónimo dijo...

Diculpar ahora mismo sastreria artesanal no existe por que economicamente no es rentable.

Todas las sasteria de España son artesanales. Por fabor decirme quien es el sastre para no ir.

El comentario que ha hecho un señor, analizando el abrigo tiene toda la razon.Ese abrigo esta mal, y seguramente habra pagado lo que no esta escrito.

un saludo

Anónimo dijo...

Losiento pero las verdades ofecen y es lo que opino y pienso y os aseguro que llevo haciendome trajes mucho tiempo.

Ese abrigo esta mal hecho. Analizarlo por favor,tiene tanto culpa el sastre como el cliente.
El sastre por no ver los defectos y actuar profesionalmente y el cliente por no exigir y pagar.

Deciros que no hay casi sastrerias artesanales son todas de medida industrial y el que diga lo contrario miente.

un saludo.

El Aristócrata dijo...

Estimado Señor, ¿o le debería llamar Francisco?

Obviamente usted no lleva ni mucho tiempo ni poco haciéndose trajes a medida ya q si así fuera no diría esas sandeces que dice.

No le escribo para intentar decirle el porqué está tan equivocado sino para pedirle que por favor no atente de la manera que lo hace contra la lengua de Cervantes. "Por fabor" es con V.

Y de hacerlo le ruego que lo haga en otro lado y no aquí.

EA

Anónimo dijo...

VAYA Mierda de pantalon todo con tela extra por todas partes , arrugado y de pena y los hombros que te ha hecho, enhorabuena.

Ya eres ZP dos.

Eres todo un payaso , verguenza me daria a mi poner mis fotos con algo tan sumamente mal hecho y aun te creeras un conocedor.

Tu eres el que la gente se rie cuando pasas no?

Lo que no se es como esos desastres no han cerrado ya. Ni puta idea, pero eres el mejor si, de tu portal y aun lo dudo, el portero es mas elegante que tu en mono azul.

Francisco el terror de los horteras y sastres de manicomio.

El Aristócrata dijo...

En fin Francisco que este email era el q necesitaba para dejar nuevamente de publicar tus ofensivos comentarios.

Poco duró tu momento de protagonismo, verdad? Una pena....

Mucho áninmo (y lo digo en serio).

EA

Anónimo dijo...

A mi me parece un poco soso el resultado...

Una colección de abrigos que me gustan más:
http://www.sciamat.com/collezioni/cappotti/#!prettyPhoto[gal]/1/



F.

Anónimo dijo...

Lo que a mi me parece "soso",por no decir otra cosa" es q demos muestras de tanto paletismo criticando lo nuestro como lo hacemos.

Así nos corre el pelaje q nos corre.

El Sr. Aristócrata ha sido la única persona en España que durante años ha puesto a la disposición de todo el q lo quisiera leer un espacio dedicado a la moda clásica. Y además de forma gratuita.

Y así se lo agradecemos.

Por mi parte muchas gracias Aristócrata por compartir con nosotros tan bellas e interesantes fotos históricas que hablan por ellas solas, por un texto tan entretenido de leer y por compartir tanto tus gustos personales como las diferencias entre los topcoat y los overcoats.

Gracias.

PD Respecto a las fotos de abrigo del lector anterior decirle q los abrigos así como los trajes, las camisas etc hay q verlos sobre personas y no sobre maniquís. Y por cierto aún estando sobre un maniquí las arrugas son más q visibles. Pero claro si son prendas italianas es que la arruga es bella e intencionada pero amigo si son españoles es q está todo mañ hecho y lleno de arrugas.

Los españoles somos nuestro peor enemigo. En eso sí q tenemos mucho q aprender de los italianos.

Andres_II

LuisVicente dijo...

Amigos:

Otra vez a las andadas.Parece que solo se animan los comentarios con insultos. Lamentable. No es de recibo, pero no lo censuraría, para que al verlo publicado sienta vergüenza y entienda que esta fuera de lugar en este blog. Y no porque no le guste, os imagináis que a todos nos gustasen lo mismo: comida, mujeres, libros... Tampoco entiendo que entres a la muleta cada vez que algún esperpento de estos aparece. Yo he escrito de cosas que creo interesantes o al menos distintas, no pretendo que los repases, y nunca has comentado nada.

No tengo claro que significa " la confección de tal sastre no me dice nada, me deja indiferente". Quizás habría dos formas de ver las cosas. Los de sastres "ingleses", poco o nada innovadores, dicen lo mas importante que está bien hecho. En cambio los "italianos", necesitan presumir de traje, y de ellos, lucirse, van impecables y pisando fuerte, por lo que necesiten, quizás, innovación, que los trajes digan algo. No hay mas que pasearse por Londres o Milan la diferencia es abismal.

Discrepo totalmente que se diga tan categóricamente que no existe la sastrería artesanal. No es verdad. Son pocos, caros, y rentables los muy buenos, de los que hablo, que trabajan. Sabéis los precios de los primeros espadas ?.

Por ultimo y para no enrrollarme demasiado, comentar que a mi me gusta que se vea el cuello de la camisa con el abrigo, no tanto como con el traje, pero que se vea. Saludos.

Anónimo dijo...

Permítanme que comparta con ustedes la tristeza acontecida esta semana por este humilde servidor.

Soy cortador de una conocida gran tienda y por miedo a las represalias me mantendré anónimo,como caballeros lo comprenderán.Todos tenemos familia que mantener y solo unos pocos quedamos activos así por la falta de demanda que por ser otra profesión aniquilada por las computadoras,es el progreso.

Don Reillo era una leyenda para nosotros por ocupar la secretaría general de la Asociación más por la peculiaridad de ser un sastre que no hace patrón. La comidilla del sector,todos nos preguntábamos a cerca de su técnica,en nuestra imaginación muy por encima de la aprendida por nosotros. Un cortador que no realiza patrón cual pintor o músico que improvisa a cada paso,nota o puntada, que maravilla habría de ser.

Jamás había podido verle en acción ni a sus prendas,mi agradecimiento por relatarlo con fotografías pero la tristeza es inmensa.
Ocupaba la plaza del Arconada, Buyo o Zubizarreta del dedal,un imbatible ante la red.

Mi triste sorpresa al ver el abrigo no puede ser ,digamos suavemente poco agraciado,adolece de incontables errores que por delicadeza hacia su creador,la figura de usted y nuestra profesión no puedo enumerar en público. Y es que no hay atajos para las ciencias exactas como es la nuestra,la del hilo y el dedal.

Una semana muy triste, otra leyenda, Lance Armstrong también se cae para siempre de nuestra memoria.

Disfruten ahora de este Domingo y descansen señores.

Anónimo dijo...

Estimado señor,

Dice que no puedo dejar espacio en blanco para la solicitud, pero es que ni tengo fax ni trabajo en la actualidad.

No sé si economicamente seré bien recibido ya que tampoco podré pagar las cuotas debido a estar en el paro tras diplomarme.

Un saludo y buen foro.

Leonardo Pertusa Sandoval.

Anónimo dijo...

Hola a todos;

Un buen artículo, sobre todo por lo que tiene de reflexión sobre la importancia de prestar atención a una prenda tan importante como el abrigo.

Tengo la impresión de que el uso del abrigo es últimamente un poquito más frecuente que hace unos años. Esto sería una buena señal, sobre todo si la costumbre se consolida. Recuerdo que en los setenta se puso muy de moda el abrigo austriaco, el "loden", que llegó a ser casi una epidemia. Lo malo de aquello es que fue casi el único abrigo, la tendencia no se extendió mucho a otro tipo de cortes.

Quizás que los inviernos no sean tan duros puede favorecer el uso de abrigos un poco más ligeros; en este sentido, creo que cuando no hace mucho frío, es mucho más cómodo un abrigo de una fila, a la altura de la rodilla, que un chaquetón, no digamos si es de plumas.

Quisiera por último elogiar los abrigos que se ven en la primera foto, son francamente bonitos. El cuello en terciopelo aporta un suplemento de elegancia que merece ser tenido en cuenta; bien es verdad que nuestra patológica timidez en el vestir hace que muchos no nos decidamos a llevarlo, pero creo que es algo que tengo que plantearme para el próximo abrigo.

Un saludo a todos.

C

Caballero Sevillano dijo...

Buenos
Quería darles la enhorabuena por su excelente trabajo, ya compre su "Manual" y estoy en mitad de su lectura.
Tenía una duda y no sabía donde hacer la pregunta, así que les pido disculpas si no es este el lugar adecuado.
La foto semanal del traje gris claro(creo que era de ojo de perdiz) que estuvo hasta hace un par de días colgada en este blog me pareció magnífica y me preguntaba donde podía obtener algo más de información acerca de su contenido y como recomendación, me pregunto si no sería posible que hubiera un archivo en su blog con todas estas fotos semanales y un pie de foto con información más exacta de su contenido.
Gracias por adelantado y les doy de nuevo mi enhorabuena.
Atentamente
Caballero Sevillano

Anónimo dijo...

¿Por qué esos q solo critican y q tanto dicen saber no nos deleitan con fotos de sus perfectos abrigos?
¿Tanto miedo tienen de que no sean tan perfectos?

Qué fácil resulta criticar sin aportar nada....

Andres_II

Anónimo dijo...

Don Andres pronto sabra de nosotros, os delitaremos con fabulosos conjuntos, tanto abrigos como trajes.

un saludo

El Aristócrata dijo...

Esa foto era de un traje de Cifonelli. ¿Estaba chulo el traje, verdad?

En su página web encontrará más información.

No estoy seguro q Blogger permita crear una sección como la q usted comenta. No obstante, le pido por favor q las vaya usted guardando conforme aparezcan ya q no tengo tiempo para escribir estos artículos y conseguir buenas fotos x lo q no se de donde sacaría el tiempo necesario para crear ese nuevo espacio. Le ruego me perdone y gracias por su comprehensión.

Un saludo.

Por cierto si alguien no sabe como subir fotos en el apartado de comentarios le ruego q me las envíe a mi correo y yo lo hago. Pero por favor q sea de prendas propias y no sacadas de la web. Así disfrutaremos todos de los enormes conocimientos de muchos miembros de este Blog.

Gracias a todos por comentar y mas todavía a aquellos q estando o no de acuerdo con lo aquí tratado intentan aportar algo positivo.

Don Francisco, le comunico que la próxima vez que me insulte no dudaré en demandarle. Son muchos los correos que guardo en mi poder donde se falta no solo a mi honor sino al de mis progenitores con insultos que van más allá de lo que yo nunca me pudiera imaginar q dijera un ser humano. Créame que si no lo he hecho toavía es porque soy consciente de su estado mental y de que tendría que ser su madre (una más que respetada doctora de Alicante) la que terminara respondiendo por usted. Lo siento pero ya no le aguanto más (creo q un año recibiendo todo tipos de insultos es demasiado. Eso por no nombrar las amenazas de muerte que en las últimas semanas me ha hecho llegar).

Se acabó. Está usted avisado!!!

Ruedo me disculpeis el resto de lectores q en nada teneis culpa de esto. Esto no nos hubiera pasado si no le hubiera publicado ninguno de sus dolientes comentarios pero creerme q si lo he hecho ha sido sencillamente por la Libertad.

Gracias y ahora toca ya hablar de moda masculina clásica. A por ello caballeros.

Gracias
EA

Anónimo dijo...

¿Pero si tanto tiempo lleva en la profesión como para recordar esos tiempos de cuando el sr. Reillo ocupaba esa posición, cómo puede ser q no tenga un archivo lleno de fotos de sus magníficas creaciones para compartirlas con todos nosotros?

Se pilla antes a un mentiroso q a un cojo o debería decir a un cantamañanas q a un sastre.

En fin...

Andres_II

Anónimo dijo...

Felicidades a El Aristócrata por su buen gusto a la hora de escoger un abrigo.

Respecto a la calidad del mismo no me considero lo suficientemente experto para saber si tiene fallos o no. Lo importante creo que es que uno se sienta a gusto con aquello que le acompaña, y creo que él si lo está.

He leído su libro, un par de veces, y ayuda mucho, sobretodo para "novatos" como yo.

Una duda que espero me pueda resolver. Las camisas azules lisas, o de rayas, con cuello blanco (idóneas para chaqué), deben llevar los puños también blancos?o del mismo color que el cuerpo de la camisa? Es algo en lo que dudo todavía, y no he encontrado respuesta.

Carlos de Inglaterra las lleva con los puños azules, pero no sé cual es la explicación, o de dónde viene que sólo sea el cuello blanco, y no los puños también.

Muchas gracias

El Aristócrata dijo...

A mí me gusta para el chaqué la camisa azul a rayas blancas con cuello blanco y puños del mismo cuerpo que la camisa pero con las rayas blancas en horizontales.

Veo q se ha leido el libro. Efectivamente el cuello blanco y los puños blancos tienen un porqué. Sin embargo, el dejar los puños del mismo color q la camisa es solo una cuestión de estética.

Por cierto, permitirme que no publique los comentarios q algunos me habeis enviado. Es solo para pasar página cuanto antes.

Por cierto, ¿alguien fue al Pitti? Ya me gustaría tener tantos abrigos para permitirme algunos de los que se vieron allí.

Gracias
EA

Anónimo dijo...

yo estuve en Pitti.


No había mucho abrigo, lo que había muy bueno, exquisito como siempre, en cambio había mucho piumino (plumas) de todo tipo: forrados en piel, franelas, en lo que imaginemos. Lo que si había era mucha americana la inmensa mayoría sin forro y las que había forradas sin ninguna entretela y por su puesto el hombro napolitano hasta en casas inglesas. Muy bien todo, pasamos muy buena semana, mucho trabajo y poco sueño pero merece la pena sobre todo para quien como a mi les gusta su trabajo y disfruta trabajando.

FERRUZZO.

Anónimo dijo...

Buenos dias,

Tengo el capricho de hacerme una americana negra de gorina con botones dorados y me sale la duda de... como la puedo combinar con vaqueros, pantalon de franela gris, camisa azul a rayas etc...

Queridos amigos quiero opiniones.

un saludo y gracias

Anónimo dijo...

FERRUZZO,

¿ Nos puede dejar su email para poder ver las fotos de Pitti?

Saludos cordiales

FERRUZZO dijo...

Pues lo lamento enormemente pero no puedo dejar mi email. Como muy bien sabe una persona que circula por este blog que me lo ha pedido varias veces y por supuesto a recibido la callada por respuesta.
No obstante le diré que no tengo fotos pues en la mayoría de los stands no esta permitido hacerlas por razones obvias y yo tampoco voy así.

He de decirles que el archimentado en este blog Horacio tenia stand y estaba el presente el mismo constantemente y en algunos momentos su hijo un stand muy chiquitito pero cuco y quizás no fuese necesario mayor.

FERRUZZO.

Anónimo dijo...

Magnífico artículo. Felicidades. Nos ha hecho disfrutar muchísimo.

Anónimo dijo...

Fotos del Pitti... sin querer entrar en polémica...


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=326151517489166&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=327067967397521&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&relevant_count=1

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=326614937442824&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&relevant_count=1

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=325645664206418&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&permPage=1


F.

Anónimo dijo...

Al caballero que preguntaba por como combinar una chaqueta negra con botones dorados:


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=325615020876149&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

Anónimo dijo...

Florencia (Pitti); Orazio con abrigo:


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=463794957013891&set=a.138437469549643.25286.138435086216548&type=1&theater

Anónimo dijo...

Pitti:
Gente con abrigo:


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=324440580993593&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

Anónimo dijo...

Pitti: Valentino Ricci con abrigo

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=324055934365391&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

Anónimo dijo...

Pitti:
Valentino Ricci, Frans Boone, Luca Rubinacci and Nicola Ricci.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=323129801124671&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

Anónimo dijo...

Pitti: Topcoat:


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=322526547851663&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

Anónimo dijo...

Topcoat de Liverano:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=322113544559630&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater

Anónimo dijo...

Rafael Medina en el Pitti:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=321519227952395&set=a.318575704913414.74994.168962046541448&type=1&theater


F.

El Aristócrata dijo...

Ruego al señor que se ha sentido molesto con el comentario de Andrés q me escriba un correo para poderle explicar el porqué no he publicado su comentario.

Muchas gracias

Anónimo dijo...

Gracias por compartir las fotos.

Solo decir, tb sin ánimo de crear polémica, q si esos trajes q salen en una foto de grupo los hubiera hecho un sastre español le sacaban cantares. Quizás debería rescatar el traje de mi Primera Comunión y sumarme a la foto.

Gracias nuevamente por compartirlas.
José

Anónimo dijo...

En el Pitti no solo hay alta sastrería, que la hay, sino sobre todo RTW; en concreto la foto que creo que dice usted son de unos vendedores de pret -a-porter de Estocolmo, que visten indudablemente RTW. Aunque la tendencia a los patrones cortos y estrechos está ahí.


F.

Anónimo dijo...

Que pena , que gran desconocimiento tenéis de la sastrería española , así nos va , veis cuatro abrigos modernos en el pitti de lo más normal y creéis que es la panacea , vais a vuestro sastre español y mediocre y le pedís un fondo de armario que dure veinte años , esa es la realidad de la clientela española , a lo mejor el problema no son los sastres si no nosotros mismos.
Ánimo EA no decaigáis .

Luis.

Anónimo dijo...

Por supuesto que en Pitti no solo hay alta sastrería, ademas de RTW hay punto, camiseria, corbatas, zapatos (por cierto el producto que mas me gusto de este sector era español de Magnani era buena calidad buen precio y gran surtido tenia lineas típicas inglesas, italianas y muy bien hechas una colección muy completa, se lo dije a los propietarios el ultimo día una lastima que no les valoremos mas en casa me dijeron que la mayoría era exportación pero en fin ese es otro cantar, no tienen nada que envidiar a los Crokect, Edward, Edmon y compañía que hacen lo de siempre y muy bien, pero estos chicos me gustaron mucho), por haber hay hasta brochas de afeitar. Es decir una feria de moda caballero en la que deleitarse y disfrutar plenamente. Sin polemizar.

FERRUZZO.

Anónimo dijo...

sr. Director

Sigo su blog intermitentemente, veo la polemica actual sobre sastres. Me asaltan dudas. Que tiene que ver Pitti con la elegancia masculina ?. No he estado nunca allí. Pero los veo por la calle, algunos autenticos adefesios. Vivo gran parte del año aqui en Italia, sobre todo Milan y Turin. Soy arquitecto. La elegancia de los italianos, que es mucha, no está allí, está en la calle, las discos, restaurantes y demás. Me gustaría que se pasasen por aquí, que viesen fotos de la vida real. Mis amigos, yo mismo visto distinto aquí que en España. Eso es elegancia. Seamos serios.

El Aristócrata dijo...

F.,

Muchas gracias por compartir las fotos. Si bien hay algunas que estoy de acuerdo en que son más que enjuiciables otras, como por ejemplo, la del abrigo de Liverano me parecen de lo más interesantes.

Gracias por haberse tomado la molestia y compartirmas con nosotros.
EA

LuisVicente dijo...

Que diferente punto de vista tenemos de las cosas. Es ley de vida. Tiene algo que ver Pitti con la elegancia ?, no es bueno generalizar, pero lo dudo. Moda y clásico es un contrasentido. Se puede innovar, siempre se ha hecho, pero todos los años... ver lo que "se lleva", que horror.

La sastrería a medida existe. Para muy pocos. Los que dicen que no es verdad ni la conocen, es así. Un abrigo clásico perfectamente hecho es para siempre. Si hay algo que un señor elegante detesta es llevar cosas nuevas.

Se pone en tela de juicio la profesionalidad del Sr. Reillo, a quien no conozco, y su presentador y valedor ni abre la boca. Entiendo que no puedas contestar a todo el mundo, o si, pero ponen en la picota a un honrado profesional, DEFIENDELE. Es de caballeros.

Hablé de como entrabas al trapo en algunos comentarios, no sabía lo que ocurría. Lo siento y mi mas total solidaridad, no lo consientas. Un abrazo a todos.

El Aristócrata dijo...

Estimado Luis Vicente,

Permítame empezar por el final. Al Sr. Reillo no le defiendo porq su trabajo no necesita defensa alguna. Si hace ya años le escogí como mi sastre de cabezara y hoy, con bastantes años más de experiencia, sigo confiando en sus manos es sencillamente porque sigo pensando que su trabajo es sencillamente excepcional.

Creo q esto q acabo de decir cualquier persona, utilizando un poco de lógica, habría llegado a la misma conclusión. No obstante, decirle q las críticas solo duelen si sabes que llegan de gente que entiende o conoce de lo que habla. No creo q nadie aficionado a la mecánica se sintiese ofendido si yo le atacara ya q no se ni cambiar el agua del parabrisas a un coche. Si estuviese defendiéndome y defendiendo a todo el mundo q es criticado después de cada artículo no daría abasto. Resumiendo q no creo q le pueda más defender q optando por su trabajo.

Como anécdota decirle q el Sr. Anderson (Ex Head Cutter de Huntsman) se quedó sencillamente maravillado por su trbajo y no entendía como su trabajo no lo había dado a conocer fuera de España. Y digo yo q el Head Cutter más joven q ha tenido la casa Hunstman en su historia y con 35 años de experiencia en Savile Row es alguien autorizado para emitir un juicio de valor de estas características.

Dicho esto, decirle q no puedo estar más de acuerdo con sus comentarios iniciales. Para mi la elegancia es tener un estilo definido, estilo q no se deja influenciar por las modas pasajeras. Mi abrigo puede ser q no sea el más actual del mundo pero primero, era el abrigo que yo quería y segundo estoy convencido q dentro de diez años tp será el más actual pero tampoco llamará la atención como sí lo harán muchos de los hoy considerados súper estilosos. Para mi es una prenda con un corte q yo considero intemporal y q como le digo era el q yo quería.

Por cierto, me ha gustado lo estrenar nuevas prendas. Yo cada día estoy más a gusto con la ropa "antigua". Al final además de ser más comoda te da más confianza. Por eso entiendo q a Cary Grant le hicieran dormir con los trajes de las películas o Astaire los tirara contra el suelo y los pisara antes de ponérselos.

EA

Anónimo dijo...

Cary Grant no fue nada clásico en su momento...
Astaire no es nada clásico ni ahora, esas combinaciones de colores difícilmente se ven en lo que los caballeros españoles llaman "vestir clásico", que viene a ser como vestir como un Ministro en los tiempos de Franco :D
Aquí les dejo otro link de complementos en el Pitti:
http://www.mrporter.com/journal/journal_issue98/5?cm_mmc=Email-_-Whatsnew-_-220113-_-INTLP

F.

Anónimo dijo...

Me permito compartir la magnífica colección de primavera-verano de Cesare Attolini:

http://vimeo.com/56901083


F.

Anónimo dijo...

Respondiendo al señor arquitecto, disculpe este tratamiento pero no tengo otra forma de identificarle dirigiendome a usted.
Primero de todo decirle que le envidio enormemente pues ser arquitecto y desarrollar su profesión en Italia debe ser apasionante.
En Milan la que conozco algo, seguro que menos que usted, se viste muy bien, aunque también hay de todo, pero en general se viste muy bien. De Turin no puedo hablar pues no lo conozco, me gustaría, pero supongo que no se vestirá nada mal habiendo sido la base de operaciones del gran Giani Angeli
Entiendo perfectamente cuando dice que usted en Italia viste de una manera y en España de otra, lógico incluso en toda Italia se viste distinto en una región que en otra, en Roma no se viste igual que en Milan, en España también ocurre, esta diferencia es sobre todo norte sur, pero es que sociológicamente también somos distintos.
Lo único que quiero puntualizar, en la medida de mis posibilidades y desde la modestia mas absoluta, por que no pretendo sentar cátedra, es en sus (y digo sus porque ya he leído mas voces discrepantes) teorías sobre el Pitti, el Pitti no es mas que una feria de moda, eso si de las mejores, en la que unas firmas hacen una serie de propuestas mas o menos acertadas interpretando cada una en su estilo el como será la calle europea e incluso mundial, en el caso de la pasada en el invierno 2013-2014, estas firmas podrán acertar o no, el futuro y el mercado lo dirá, ademas asisten a ella muchos profesionales de todo tipo incluso no profesionales publico en general entre los cuales hay de todo payasos, y no tan payasos y señores muy bien vestidos tanto con un clasicismo esquisto como con una modernidad desbordante, le aseguro que hay de todo bueno y malo, entre todos los tipos allí presentes y sobre todo hay señores muy elegantes, alguno incluso de Milan, también de Nápoles, de Alemania, Japón..... Pero es mas puede que en algún momento a alguien le tildemos de payaso (y yo sea el primero en hacer esta aseveración) y que no lo sea, pues sea un mero provocador y en un futuro puede que alguna de sus propuestas se acepte por la generalidad o no, pero en cualquier caso no se aceptara todo su conjunto será una parte y adaptado al mercado que al final es el que de verdad dicta las normas.

Dejo una pregunta para todos, los dandis por todos así aceptados, por ejemplo Oscar Wilde, Victor Hugo... ¿en su tiempo también se les tildo de payasos? ¿no estaremos haciendo lo mismo?


Todo esto se lo digo desde el mas profundo respeto y sin ningún animo de importunarle ni a usted ni a nadie, si fuera así le rogaría al moderador si llega a publicar este largo texto se encargue de borrarlo de inmediato.


FERRUZZO.


Un saludo

Néstor dijo...

Bonito abrigo Sr. Aristócrata, estoy buscando uno con un diseño parecido, eso sí, RTW, pues el bespoke escapa a mi presupuesto por el momento. ¿Alguna recomendación? He estado mirando los de la marca inglesa Crombie, pero creo que preferiría algo con un corte más italiano, supongo que se me entiende.

Decir solamente que las descalificaciones y críticas exacerbadas que tan a menudo y por desgracia se leen en este blog son lamentables, pero animo a su creador, el Sr. Aristócrata, a continuar con su labor divulgativa, y a los demás participantes a seguir comentando, porque al fin y al cabo estamos hablando de ropa, no de filosofía ni política, y no merece la pena enfrentarse, aún verbalmente a nadie, con ocasión de ello.

Respecto a la feria de Pitti, no podemos olvidar que se trata de una feria para abrir negocio, de ahí la necesidad de reinventar temporada tras temporada los mismos objetos, generando así la necesidad de compra en el consumidor de las últimas novedades. Por eso se ven cosas estrambóticas, pues lo clásico está ya muy manido. No hay que verlo como algo negativo, a mi parecer, sino como algo de lo que disfrutar.

Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Viendo el video de Attolini llego a la conclusión que me gusta mucho más ese estilo que el que se ve por Madrid de sus sastres locales.
Y no entro al debate si es por culpa de los sastres o de la tradicional cobardía en el vestir del caballero español.

R.

Anónimo dijo...

Muy buen apunte hablar de nuestra cobardía y sentido del ridículo que tenemos los españoles.


FERRUZZO.

Anónimo dijo...

Felicidades Maestro desde México. ¡La hechura es magnifico! También se nota que usted eliga las mejores telas, soy fanático de Holland & Sherry. Sería un honor conocerle y hacer unos trajes con usted.

Anónimo dijo...

Muy señor mio,

Como profesora mas de cuarenta años de patronaje y habiendo trabajado quizás con todas las empresas españolas, hoy ha llegado a las clases que imparto su página.
No puede haber buena prenda si no hay un patrón tras ella y quien diga lo contrario se miente a si mismo.

El patrón esta totalmente descompensado en el abrigo estilo inglés es algo que hoy he recalcado a mis alumn@s a lo que me han mostrado más prendas similares en su página
. No puede haber buena prenda si no hay un patrón tras ella y quien diga lo contrario se miente a si mismo.
Uno de mis alumnos estrella fue Hannibal Laguna y es por las horas y empeño que puso en aprender patronaje.
Haga la prueba y pidale que le haga una chaqueta vaquera u otra prenda de las que no se sepa de memoria y verá que se vuelve loco.

Aunque lo mas importante de una prenda es sentirse a gusto con ella y eso parece que le cumple a usted que es lo principal, pero por respeto a una profesión le ruego que no confunda al público haciendole ver que es perfecta.

Por el futuro de la moda en nuestro país el arte empieza por los cimientos. Es algo que podrá comprender. Y lo más imporante, una prenda es buena o no por mucho nombre que lleve detrás. Es la lección del primer dia a la que le invito a usted a los lectores interesados en aprender sastrería o moda, con profesores TITULADOS.

Quedando a su servicio y al de sus lectores.

Marisa, fundadora Vemia, escuela de corte,confección, escalado y patronaje industrial desde 1976.

El Aristócrata dijo...

Estimada Marisa,

Permítame darle un dato q sencillamente demuestra q no está en lo cierto.

Collado, seguramente el mejor sastre q ha dado la sastrería española reciente, tampoco hacia patrón.

Recuerde q aquí estamos hablando de sastrería y no de confección industrial. Son sencillamente cosas diferentes q requieren de destrezas diferentes.

Yo no he dicho en ningún momento q no haya q hacer patrón. Lo único q he intentado explicar son las ventajas y desventajas de una y otra técnica.

Por cierto, donde digo yo q sean perfectas?

No se ofenda pero patronaje industrial poco tiene q ver con l arte de la sastrería.

Anónimo dijo...

Vemia? Desde 1976 sin ni siquiera una referencia en Google? Hannibal Laguna? Futuro de la moda? Patronaje industrial? Profesores titulados en qué? La verdad es q todos los días uno aprende algo nuevo...
Dígale Aristocrata q esto no va ni de modas ni de Hanninales y q esto solo va de hilo y aguja y de muchos ańos trabajando y dejándose la vista sobre una cutre silla de madera.
Yo que si le pediría a usted q no compare a los sastres con los diseñadores o aficionados a la confección. Esto es otra liga. Dígales a sus alumnos q hagan un abrigo o un abrigo desde cero a mano, con patrón o sin el, pero ellos solitos y luego hable de descompensacion.
Si ahora va a ser lo mismo un traje de Hanninal Laguna q el artesanal de un sastre!!! Y lo mismo el partido de futbito q yo hecho los jueves con mis amigos q la Champion League.

En fin q el papel lo aguanta todo

Anónimo dijo...

La marisa esta me suena a Francisca......

Anónimo dijo...

Hablando por experiencia propia, tengo que decir que tras realizar varios trajes y camisas en sastres y/o camiseros Españoles sobre los que se suele hablar en este blog, el resultado es tirando a regular en muchos aspectos. Es verdad que son auténticos profesionales, pero la construcción de muchas de las piezas deja bastante que desear en aspectos de construcción y "acabado" estético.
Uno no puede hacerse una camisa a medida y que haya telas muertas, cuellos mal construidos, telas con un mal envejecido en menos de un año en casas de sastrería de alto nivel. No tiene sentido que los profesionales de este sector no sean capaces de ver estas cosas sin que el cliente sea el que tiene que advertírselo.

Mi pretensión no es ni dar nombres ni molestar a nadie, pero mi experiencia ha sido esta en muchos casos por lo que entiendo que mucha gente pueda tener reparos ante la sastrería de muchas de las figuras de las que se suele hablar aquí.

Por otro lado, creo que mucha de la gente que hace comentarios en este blog, habría criticado la vestimenta de gente admirada en el blog como Astaire, Agnelli o Eduardo VIII si fuesen figuras actuales pues tomaban riesgos y tenían una personalidad propia, cosa que me temo solemos criticar de forma despiadada en España.
Esto me llama constantemente la atención sobre el blog pues lo encuentro delirante.

Una vez sin ánimo de molestar a nadie en concreto
Un saludo

Anónimo dijo...

Perdone, acabo de ver que puse VEMIA y no VIRMA, comprendame que una ya tiene su edad y desde las nueve de la mañana dando clase.

Puede llamarme para confirmar. No comentaré ofensas o demás a estas alturas de la vida y con cuarenta años de profesión,pero me choca que gente de mi quinta con tanta experiencia no sepa hacer un patrón correctamente.

Aqui estamos a su diosposición para enseñar a quien lo deseé.

Atentamente,

Marisa de VIRMA , Escuela de corte y confección, patronaje y escalado.

Anónimo dijo...

De nuevo, soy yo perdone por la intrusión.

Una tiene su orgullo y mis abuelos y padres eran sastres que vestian en la época dorada a la aristocracia española. De ahí mi profesión y amor por ello, tristemente apenas tengo alumnos interesados en ello, a lo que comprendera que he de adaptarme a la demanda. Y no ofendan a personas que aparte de ser bellísimas personas como mi querido alumno y amigo Hannibal. La elegancia empieza por las formas como sabrá.

Todo lo que he dicho ha sido con conocimiento profesional del tema y mire a nuestra opinión ya no quedan sastres buenos y como sabrá se lo que digo. Y es por que no han aprendido patronaje como era de obligado cumplimiento en aquella epoca. Como usted parece que sabe de esto, vea la armonía de un traje de los años cuarente y cincuenta y los de ahora. Aparte de los cambios de moda, nada que ver. Prendas que no guardan la proporción de su portador,güata por todas partes y que le voy a contar que no sepa.

Marisa, a su disposición.

Anónimo dijo...

Buenas,

Que fácil es criticar el trabajo de los demás, hay que ver mucho mas allá hombre, yo si fuera EA contactaba con todos las eminencias y profesionales del trapo que se encuentran por aquí y expondría su trabajo en el BLOG, despues entenderían muchas cosas que su ceguera no les deja ver.
El mundo esta hecho para listos y no para los que van de "listos".

LuisVicente dijo...

No voy a entrar en la polémica del patrón porque no entiendo. Ahora, en mi osada ignorancia, me decanto por nuestro EA y mas sabiendo que Collado, a quien si conocí, no lo hacia. Admito que nunca me he preocupado de si mis sastres, todos insisto primerísimas figuras, hacen patrón.

Pero si quiero insistir en las innovaciones y la cobardía del español. Aquí no está bien visto destacar, nos han educado para ello. Motivos religioso, económicos, acomodaticios... , se quiere que la masa mediocre crea que manda. Que nadie saque la cabeza. Dirijamosles en sus protestas, su TV basura, su mediocridad, habrá paro, corrupción, no protestaran, son inferiores, y si lo hacen peor.

Para innovar en el vestir, primero hay que dominar lo clásico y luego modificarlo poco a poco con talento. Los grandes como Eduardo VII ( vuelta pantalón, ultimo botón chaleco, nudo Windsor...), Boni de Castellane, Dq. Windsor ( mezcla colores, etiqueta ... ), Villapadierna, Agnelli ( sobre todo por ser quien era ), Michael de Kent ( cuellos y corbatas grandes ), Della Valle ( forma llevar camisas y bufandas ), R. Lauren ... y algunos, pocos, mas han hecho pequeñas aportaciones. No varias cada año. Por cierto, no entiendo la fijación en hacer de Gary Grant el paradigma de elegantes, sin dejar de serlo, para mi lo fue sin duda alguna David Niven, y no solo por su origen aristocrático sino por su innegable personalidad.

En cuanto a los profesionales españoles, vuelvo a repetir, parezco del gremio, que los buenos poco tienen que envidiar a los ingleses. Tuve un gran sastre, que se hizo un traje en Savile Row, no se donde, y lo destripó. Me decía que su acabado no desmerecía en nada. Cada pieza del traje se hacia en un sitio distinto, solo se cortaba allí. Tengo camisas de T & Asser y no veo diferencia en los acabados, si en la variedad de los muestrarios. No soy mayor lo que ocurre es que he sido muy precoz en estas cosas. Quien le hace o hacía, eso me dijo, los trajes a Oscar de la Renta, un señor elegantísimo ?. Me parece elegante J. Rodriguez Sieiro. Saludos.

Marcos F. dijo...

Admirado aristócrata,así le califico por tener la valentia de haber llevado a cabo este blog en defensa de la elegancia y del refinamiento en el vestir. Pocos se hubieran atrevido a mostrar su pasión hacia estos temas.Soy de Barcelona y sólo conozco a su sastre Reillo por algunas fotos,y los trajes del Sr.Zapatero que aunque sujetos a cuestión de gustos, hombros demasiado rectos,me parece un muy buen sastre;se le ve que tiene oficio,incluso en esos trajes que un dia dejó de llevar nuestro ex Presidente para ponerse otros de menor categoria.
En Madrid tenéis, (permíteme el tuteo)muchos grandes sastres; no así en Barcelona,ya me gustaria.
En cuanto a que la sastreria Napolitana es superior a la buena Española, nada de eso; lo que sí tiene es que ha sabido venderse y construir toda una industria de calidad a partir de esa base artesanal y de buen gusto. Le agradezco su labor divulgadora y didactica de unos valores que cada dia serian menos conocidos y apreciados de no ser por apasionados que se atreven a serlo como Ud.
Cuente con mi simpatia. Marcos F.

Anónimo dijo...

Desde colombia un gran saludo, leo con gran pasion e interes sus articulos, como abogado penalista que ejerce en la capital del pais trato de vestir con vestidos hechos por nuestros sastres, me he enterado que a partir de febrero escribira en la revista gentleman la cual mensulamente consigo directamente en el aeropuerto.

Considero que tanto en mi profesion como en otras mas es muy necesatio vestir adecuadamente y por tal motivo invierto una buena cantidad de mis ingresos mensuales en adquirir buenas prendas entendiendo lo limitado que esta mi pais en el tema.

Muchas gracias por sus articulos, para un principiante son de gran ayuda en este apasionante mundo del VESTIR CON CLASE.

David.

Marcos F. dijo...

Admirado Aristócrata, vuelvo a ser el mismo de hace un momento, Marcos F.Solo decirte que me complaceria que leyeras mi post del 15/10/11, en el que tambien firmo con mi nombre, Marcos. Era sobre un artículo en el que tratabas del "formal wear" chaqués y fracs,del año 2009. Nada más y gracias por tu estupendo blog.En realidad es más que un blog...

El Aristócrata dijo...

Muchas gracias, lo leeré con mucho gusto.
EA

Ain Soph dijo...

Hola,


Muy interesante el artículo una vez más.

Me gusta el abrigo, con esa longitud, tiene un aspecto más juvenil que si fuese más largo, además los botones también ayudan a darle un aire sport. La hechura me parece impecable.


Las fotos del pitti, muy interesantes, aunque como se dice por ahí, se ven trajes no muy atractivos. Me he fijado que los asiaticos casi son los que más me gustan, suelen llevar trajes bastante entallados y sin arrugas.

Felicitar al anfitrión por el éxito mediatico que comienza a tener el club.


"id como una plaga contra el aburrimiento del mundo".

Marcos F. dijo...

Apreciado Aristócrata,solo una aportación, constructiva y desde luego muy personal acerca de tu muy bien confeccionado abrigo. Mi sugerencia consiste en añadirle lo que se llama "martingala" o cinturilla trasera, muy adecuada para un abrigo cruzado, y detalle clásico y artesanal que no se encuentra en los de confección. La dicha martingala asienta con mayor precisión la parte trasera del abrigo, sobre todo al meter las dos manos en los bolsillos en un dia de frio...Su función es ceñir ligeramente la cintura por su parte trasera y soportar la presión en esa región para evitar formar "bolsa". No sé si coincidirás con mi gusto por este detalle, o si en caso de que así fuera, es todavia posible o es demasiado tarde para añadir tal martingala. Muy cordialmente, Marcos F.

El Aristócrata dijo...

Muchísimas gracias Marcos por su aportación efectivamente constructiva.

En un overcoat cruzado tengo tengo la cinturilla traasera la q habla pero en este abrigo al ser más corto y quererlo usar tb con conjuntos informales y quererle dar un toque mucho más de sport preferí prescindir de ella. Si bien en el abrigo largo le da un toque muy interesante en este, desde mi punto de opinión, recargaría innecesariamente el abrigo. Pero es solo una opinión personal.

Muchas gracias Marcos
EA

Marcos F. dijo...

Gracias Jose Maria, por tu pronta y amable respuesta. Sin lugar a dudas tu abrigo está muy bien tal cual, hecho por el Sr. Reíllo,ha quedado elegantísimo a la vez que actual. Y ya que estamos te voy a revelar algo que seguro te hará gracia : mi apellido es Fingerhut,de ahí que firme Marcos F., pues bien mi apellido significa "dedal" en alemán,con lo que me gusta pensar que algún antepasado mio fué sastre, puede que eso explique mi afición al mundo del vestir que tanta ilusión nos proporciona...Pero ¡ay! qué poca oferta de buenos sastres hay aquí en Barcelona.Felicita por favor al Sr. Reíllo de mi parte por su buen hacer y recibe un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Viendo las fotos me asaltan dos preguntas: ¿Podría un sastre español (no voy a personalizar) hacer un abrigo como el de Liverano?
Y si pueden ¿Por qué no lo hacen?




El Aristócrata dijo...

No me cabe la menor duda de q sí podrían pero para ello antes alguien se lo debería pedir.

Al final los sastres hacen lo q los clientes les piden pero es muy difícil q un cliente español se deje aconsejar y probar cosas nuevas. Pero si se lo pidieran por supuesto q lo podrían hacer.

EA

Anónimo dijo...

Soy hijo de uno de los sastres más reconocidos de Madrid en los años 60, 70, y 80. Dicho esto, me parece que su artículo es sencillamente excepcional. Ojalá no se pierda la sastrería a medida, tanto por la calidad de sus prendas, como por lo romántico que hay en un oficio artesanal donde se cuidan hasta los mínimos detalles.
Claro, barato no es, pero al final una prenda a medida es, sin duda, un tesoro a lo largo de los años.
Recuerdo como si fuese ayer un cartel en la sastrería de mi padre, que decía: "tu cuerpo es distinto al de todos, confía en tu sastre. Lo firmaba Ermenegildo Zegna.

Papá, siempre recordaré tu satrería llena de actores, empresarios, futbolistas, etc...Pero sobre todo siempre te recordaré a ti, y espero que sigas muchos años todavía con nosotros.

Anónimo dijo...

Mi querido EA, no puedo estar más de acuerdo con usted, si no hacemos más cosas es por que no hay demanda , ni clientes que se atrevan .

Un saludo.

Anónimo dijo...

Estimado, pidiendo las disculpas del aso porque esta pregunta no tiene que evr con este articulo, lo consulto acerca de cual es a su criterio el diametro adecuado para la boca del pantalón (digamos, la medida standar y "clásica", lejos de los pantalones pitillos actuales)

Marcos F. dijo...

A riesgo de meterme donde no me llaman, le respondo a Anónimo sobre la medida de la boca del pantalón, salvo el mejor criterio de nuestro querido Aristócrata.Para determinar esa medida,debiera tenerse en cuenta el tamaño del zapato,(no tiene el mismo efecto una misma boca sobre una talla 40 de pié que sobre una 46, por ejemplo)y la corpulencia del que los viste.Para personas digamos con medidas en la media, le cedo a nuestro Arbitro de la Elegancia,y lo digo con cariño, José Maria el Aristócrata , que es quén ha sido preguntado, la palabra sobre esta cuestión.

El Aristócrata dijo...

Marcos,
Para mi el tema de la boca del pantalón depende de muchos factores pero sobre todo de la complexión de la persona y del corte de traje por el q haya optado.

No parece lógico q sea el mismo ancho de boca el de un señor de 100kg a el de uno de 65, o el de uno de 2 metros q el de otro de 1.65m.

En definitiva se trata de buscar armonía en el conjunto con el físico de cada persona.

EA

Marcos F. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, José Maria. Además has aportado que el corte del traje ha de influir en el ancho del bajo del pantalón, en eso no habia yo habia caido, pero es un factor a tener en cuento,es cierto.
Y hablando de otra cosa, ¡menudo bellezón has puesto en la columna derecha ! ¡Im-pre-sio-nante la chica!

Anónimo dijo...

Estimado E.A,

Quería que me aclarara el dicho popular de “un traje a medida le durara toda la vida” o al menos mucho mas tiempo que uno confeccionado. Llevo mucho tiempo tratando de encontrar las diferencias y solo las veo en las terminaciones que se le dan “a mano” y no en la estructura final de los mismos; me explico mas abajo.
Me pregunto en que radica tal diferencia:
Si yo cojo ocho metros del mismo tejido y le doy 4 metros a un sastre tradicional y los otros cuatro metros a un taller de confección los tres primeros pasos que se llevaran a cabo son: las medidas del cliente, el patronaje y posteriormente el corte. El sastre hará el patrón y el corte a mano (llevándole este dos días de trabajo). En el taller de confección el patrón se hace en ordenador y se corta usando también el ordenador (18 minutos de trabajo). En mi opinión estos dos primeros pasos (patronaje y corte) son mas precisos si se hacen de forma industrial dada la precisión matemática del proceso industrial con un 0% de margen de error.

Una vez que tenemos las piezas cortadas se envían al taller de confección para “unirlas” y para ello usaran las mismas maquinas de cocer he inclusive el mismo hilo en la sastrería que en el taller industrial. En todo ese proceso intervendrá puntualmente el sastre para las terminaciones de ojales, picados y demás detalles; ahora yo me pregunto: por que de estos dos trajes uno me durara mas que el otro si están hechos con la misma materia prima y los mismos pasos (sin contar evidentemente que uno tiene detalles “terminados” a mano y el otro no)

Por favor necesito que me aclaren esto.



Muchas gracias.
F.M

Anónimo dijo...

Estimados Marcos F. y Jose María. Muchas gracias por sus respuestas respecto a mi consulta por la boca del pantalón. Saludos desde Argentina y gracias por toda la información útil y amena del sitio.

Anónimo dijo...

Estimado amigo :

Simplemente planchar una chaqueta a medida lleva dos horas, las formas que se le da a la chaqueta nunca las dará una fábrica ya que tardan diez minutos .
La manera de trabajar los oficiales , dar forma a los pechos, los cantos , ese hilvanado de mangas que lleva tres horas jamás habrá máquina que haga una imperfección tan perfecta .
Y si hablamos del corte que da el sastre a esa prenda adaptando las líneas al cuerpo del cliente , dando las formas en el sitio justo y sobre todo que a la hora de cortar el traje el sastre tiene una radiografía mental de ese cliente , lo cual una máquina que apreté un operario un botón nunca llegara a esa perfección .
Otra característica en líneas generales los tejidos de sastrería son superiores a la medida industrial ya que las casas de tejidos utilizan una segunda línea de telas con una calidad no mala pero si inferior.
Podría estenderme mucho mas pero espero
haberle aclarado algo.

Atentamente un saludo .

Marcos F. dijo...

Estimado Anónimo Argentino,en lo que se refiere a la boca del pantalón, me quedo con la impresión de no haberme pronunciado,o comprometido con una medida concreta. Le diré que de hacerme un traje a medida yo ahora me encargaria el pantalón a 20 cms, de boca; o sea más bien estrecho. Yo mido 1,76 mts y mi pié no es grande, más bien al contrario, un 41 europeo, También he de decir que soy delgado, una talla 50 europea de chaqueta.He querido "mojarme" dándole una opinión concreta, estimado Anónimo.

El Aristócrata dijo...

F.M.,
Yo haría incapié en el tema de las telas. Estas son en el 95% de los casos muy superiores en calidad; calidad q se traduce en resistencia y longevidad, además de envejecer mucho mejor, sin brillos etc.

Igualmente, de sufrir un enganchón, una quemadura etc el sastre podrá pedir una nueva partida de esa tela y sustituirle la manga, la pierna etc sin necesidad de tener q tirar a la basura el traje.

EA

Anónimo dijo...

Gracias por vuestras respuestas,

La verdad es que me gustaría que se hable mas de la confección en si misma, de todos los pasos que implican hacer un traje a medida, en contraposición con los industriales, porque finalmente de esta manera el consumidor puede discriminar/diferenciar entre uno y otro, y es de esta forma como verdaderamente se aprende.

Me gustaría que el E.A alguna vez realizara un reportaje por ejemplo con el siguiente titulo "50 horas con un sastre" y cuente paso a paso la creación de un traje a medida hecho en primera persona por el sastre. Seria muy interesante.

Gracias.
F.M

Argentino dijo...

Marcos F. Muchas gracias por su mensaje. Me ayuda un poco mas el dato concreto. Yo encargue recientemente uno a 21,5 cm y mido menos que Ud. (1.70), soy de contextura delgada y el calzo de zapatos también no demasiado, un 40. El tema es que al recibirlo lo veo algo estrecho de boca y ahí nació la inquietud de si había algún patrón estándar o bien alguna medida especifica. Es claro que pese a mis 29 años no tengo el gusto actual/"moderno" ya que en promedio los pantalones al menos aquí en Argentina (que solemos emular vuestra moda) son con bocas muy estrechas, de 18 cm o incluso menos. Sin embargo, dado mi pie/altura/contextura decidí esos 21,5 pensando que sería suficiente y que con más, me "pasaría" para el otro lado digamos. Por eso pensé la consulta desde la idea de ver si digamos, dándole hasta 23 de boca estaría correcto. El tema es estimo que en tal caso lo vería bien de frente pero demasiado grande de perfil. Gracias nuevamente por su atención y saludos desde el "nuevo" continente. A propósito, hace algunos meses he tenido oportunidad de visitar vuestro país y pude ver lo bien que visten en líneas generales los caballeros españoles.

Anónimo dijo...

Aporto mi experiencia respecto a las bocas de los pontalones. Mido 1.69 y gracias a mi madre, tengo unos pies y unas manos excepcionalmente pequeños. Concretamente, calzo un 38 o 38 y medio como mucho. Tampoco soy especialmente grueso ni fuerte de complexión.

Por ello, las bocas de pantalón standard, que suelen tener 23 centímetros, me quedan enormes, cubriendo la mayoría del zapato y dando la impresión de llevar pantalones de campana estilo años 70. Algo que, personalmente, siempre he odiado.

Mi sastre cose los pantalones con 20 centímetros de boca, respetando siempre la hechura del pantalón para que no parezcan pitillos. Entendió desde el primer momento mi circunstancia personal y me recomendó acudir a un estilo italiano, que permite algo menos de tela en el final de la pernera.

De la misma manera, las bocamangas de la chaqueta son ligeramente más estrechas para acomodarse a unas muñecas finas; y lo mismo las de las camisas.

Es cierto que al principio choca ver la boca más estrecha, si se está acostumbrado a esos 23 centímetros de diámetro de los que hablaba antes. Pero es una sensación que desaparece gradualmente, sobre todo si se mira el pantalón completo, ya que en la zona de los muslos no se ajusta como un pitillo.

Espero haber sido de alguna ayuda al respecto. Atentamente, M.V.

Anónimo dijo...

Hola a todos;

Discúlpenme por salirme del tema propuesto, pero se me ocurre una consulta (un poco tonta, ya sé) sobre combinaciones de colores.

Me gusta mucho como quedan unos zapatos marrones (chocolate) con un traje gris medio; la duda que siempre me surge es si escoger unos calcetines en gris (un poquito más oscuros que el pantalón) o unos marrones. Me gusta más la segunda opción, pero tampoco es que lo tenga muy claro ¿Combino con el pantalón o combino con el zapato? dudo, dudo...

Muchas gracias.

Un saludo a todos.

C

Javier Valencia dijo...

En respuesta a C, mucha gente considera que mejor seguir el color del pantalón para alargar la pierna. Aunque siempre puedes dejarte guiar por tu gusto personal y no hacer nada de eso. Yo he llegado a combinar los calcetines con el sombrero y la bufanda y si los colores se eligen con acierto tampoco es aberrante.

LuisVicente dijo...

La combinación de colores es una cosa muy difícil. He visto y veo combinaciones con pañuelos, camisas, corbatas, calcetines... algunos estilosos y chics y otros no tanto. Por que ?. No sabría decirlo. Hay una estética muy inglesa , no se si moderna, de camisas con rayas muy marcadas, casi el 100% de Turnbull & Asser, y demás, con corbatas también muy marcadas. Reconozco que no me entusiasma demasiado. Pero aquí, estoy en Londres, se ve mucho. Allí solo lo he visto en PJ Ramirez y Marichalar. Por cierto, esto si antiguo, aquí ves tirantes y gemelos en la gente elegante, en Milan no verás tirantes y mucho menos gemelos.

Me gustaría un comentario de nuestro EA. Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Que opináis del abrigo de Bárcenas?
¡Puro estilo inglés!

Anónimo dijo...

Barcenas tiene un estilo de primera en mi opinión, muy muy elegante y con estilo. La pena son las cosas que he hecho y las que supuestamente ha hecho.

LuisVicente dijo...

Es mas o menos un Cover Coat. A mi me gustan para el día, aunque hace años no me gustaban, tengo uno de Cordings y quedan muy estilosos. Y diferentes. Entraríamos en un tema veo que tabu en este blog, sobre ir bien vestido y ser elegante. Si este señor ha hecho lo que suponemos es todo menos elegante. Aunque no tiraría la primera piedra.

Entiendo que nuestro EA escribe los artículos, pero he propuesto varios comentarios, no voy a repetirlos, el ultimo hace muy poco, sobre cosas mas o menos curiosas no tratadas y nunca los comenta. Por qué ?. No lo se. O si ?. Un abrazo.

Anónimo dijo...

A mi me gusta más el abrigo de Bárcenas que el del autor del blog.
El estilo es impecable., de un señor. Otra cosa es que no lo sea.
Mad

Anónimo dijo...

Soy asiduo lector de su pagina, manifestandome en alguna ocasion. Nos muestra los distintos tipos de abrigos y cada uno que se compre el que mas le guste, nada que decir. Depende para que lo usemos nos será mas util uno u otro. El que pueda tener varios pues suerte para el.

En cuanto el señor Luis Vicente estoy de acuerdo. Propone, con su particular enfoque, muchas cosas que enriquecerian su pagina. Nunca se le contesta. Puede ser distinto enfoque, no se. Pero algun comentario. Señor no me lo agradezca pues pensaran que estamos compinchados. Me gusta su pagina y estero siga así, aunque como le digo se puede mejorar.

Anónimo dijo...

Alguien puede comentar su opinion sobre los abrigos de Crombie por favor?
Muchas gracias

Anónimo dijo...

¿Crombie?
http://www.crombie.co.uk/lookbook#&panel1-2

Por lo que veo, aunque sea una marca inglesa, poco tiene que ver con el tradicional estilo inglés. Sus modelos se parecen mucho a la tendencia que se lleva actualmente y que hemos visto en el Pitti.


Anónimo dijo...

Al caballero que usa zapatos de talla 39¿Me puede decir que marcas usa y donde las compra? Uso la misma talla y tengo muchos problemas en enconrar talla,


F.

Anónimo dijo...

Hombre, decir que Crombie no es estilo tradicional ingles me parece estar lejisimos de la realidad. Solo con saber la historia de la casa llega para ver por donde van los tiros.

Anónimo dijo...

Otra cosa es que la linea del resto de la ropa la esten adaptando a la tendencia actual, pero si hablamos de abrigos creo que Crombie es una casa 100% estilo ingles clasico.
Quizas alguien que posea uno pueda dar su punto de vista o recomendar otras casas. En cuanto a mi, estoy hablando de este abrigo en concreto:
http://www.crombie.co.uk/sale/sale-coats/navy-cashmere-herringbone-retro-coat-slim-fit.html

Anónimo dijo...

La marca será histórica, no lo pongo en duda. Pero ¿Ha visto usted el enlace? ¿Le parece que el modelo viste un estilo clásico?
Un estilo clásico jamas usaría una chaqueta tan corta, por poner solo un ejemplo.


F.

Anónimo dijo...

Estamos hablando de abrigos, no del "lookbook" que propone la marca.
Gracias
Saludos

Anónimo dijo...

Buenos días E.A,

Pido perdón a todos por mi pregunta que nada tiene que ver con abrigos pero si en cambio con moda masculina, que es por lo que estamos aquí.
En el mes de abril me toca renovar calzado, generalmente cada tanto tiempo adquiero siete pares, en esta ocasión me surge una duda que no termino de dilucidar:
estoy entre unos Crockett and Jones Handgrade, o unos John Lobb. En cuanto a precio estos últimos cuestan exactamente el doble que los C&J, y la pregunta que le hago a E.A –ya que por lo que veo usa J.L– es si verdaderamente estos son “el doble” de buenos que unos C&J.
Hay que tener en cuenta que serán 7 pares y que el precio entre una firma y otra es muy, muy significativa.

Muchas gracias de antemano al E.A por su respuesta y a cualquier forero que tenga ambas marcas y pueda dar una opinión objetiva y practica.

F.J

Anónimo dijo...

Estimados, haga una consulta que no guarda relación con el tópico. Quizás puedan ayudarme. Me he comprado un saco con tela espiga. Hay alguna limitación con relación a usarlo con prendas lisas o bien es valido combinar con camisa a rayas o cuadros por ejemplo o pantalón rayado. Gracias por su ayuda.

El Aristócrata dijo...

Estimado F.J,

No hay tal diferencia o si la hay yo al menos no la he notado. Me imagino que el posicionamiento de cada marca tendrá mucho que ver en el precio pero como le digo no hay justificación. Para mí hoy por hoy de los zapatos producidos "industrial-artesanalmente" los Edaward Green son los de mejor calidad.

El estampado de espiga se puede combinar de la misma manera que lo haría con un estampado totalmente liso.

Un saludo
EA
PD La semana que viene estará listo el nuevo artículo

Anónimo dijo...

Muchas gracias por su respuesta E.A,

Espero con ilusión su nuevo articulo.

F.J

Muebles para Oficina dijo...

Muy buenas las imágenes y la propuesta.

Jose Francisco dijo...

Buenas tardes Aristócrata:

En primer lugar felicitarle por el blog. Lo descubrí hace tiempo de manera casual y desde entonces he leído y aprendido mucho.

En segundo lugar explicarle brevemente quién soy. Pues ni más ni menos que un joven con 22 años al que siempre le ha encantado vestir bien. Cada vez que tengo oportunidad intento ponerme un traje, con corbata por supuesto. Una pena no tener un presupuesto lo suficientemente holgado como para decantarme por la ropa artesanal. Pero eso cambiará a medio plazo.

En tercer lugar. Sin haberlo pensado hace unos días me encontré de tienda en tienda buscando un abrigo 3/4, por la zona y porque no soy especialmente alto (en cambio, sí soy estrecho de cintura y ancho de hombros). La cuestión es que no había nada decente en las tiendas de moda, malos acabados, tejidos que dejan que desear (sin ser ningún experto). Hasta que encontré uno con muy buena presencia, azul marino, hilera simple... Me lo probé y me quedaba realmente bien, las mangas algo largas pero pensé que se solucionaría cuando llevase algo más de ropa debajo, como así ha sido. A lo que voy es a que cuando me lo he probado en casa con la chaqueta, el abrigo cubre perfectamente las mangas, ajusta muy bien los hombros, pero siempre acaba sobresaliendo algo el cuello de la chaqueta. Por un lado me parece una pena tener que descambiarlo por eso ya que es lo único que he encontrado que merece la pena a un precio razonable, pero por otro lado, tras lo aprendido en artículos como este, no me resulta especialmente fácil llevarlo así.

Sin más, darle la enhorabuena de nuevo por este blog que tanta falta hace hoy día, así como agradecerle de antemano su respuesta.

Un saludo

Anónimo dijo...

No me gusta el abrigo para nada.