sábado, 29 de octubre de 2016

¿QUÉ ES UN SASTRE? SEPARANDO EL GRANO DE LA PAJA

Igual que quien ofrece diferentes cuellos no se convierte automáticamente en  camisero, tampoco quien apunta un bajo del pantalón lo hace en sastre. Un sastre es ante todo un artesano. En un momento donde a quien no se le conoce oficio ni beneficio la prensa no duda en anteponer a su nombre la profesión de empresario, a aquellos que saben estrechar una chaqueta se les ha pasado a denominar sastres. Y nada más lejos de la realidad.

Un sastre es un sastre y un vendedor con nociones de costura es un vendedor con nociones de costura. Su capacitación y experiencia difieren en la misma medida que tienen que hacer los precios que uno y otro cobran por su trabajo. La confección de un traje artesanal, esto es cortado a medida y cosido a mano, conlleva una media de cincuenta horas, lo que hace imposible ofrecer, como hoy se hace con demasiado frecuencia, trajes “a medida” por debajo de mil euros. Por ello, parece interesante intentar separar el grano de la paja:
Si tras acudir a su sastre y escoger la tela ve a este seguir un formulario donde aparece una silueta dibujada y alrededor de ella escribe una serie de números empiece a dudar. Un sastre le tomará las medidas explorándole detalladamente la altura de ambos hombros, de sisa, variación de cadera y un sin fin de lugares desconocidos para los recién iniciados. Una vez tomadas dichas medidas, el sastre elaborará un patrón que replicará las medidas de las partes principales de nuestro cuerpo, esto es, brazos frontal, espalda, piernas, cuello etc. 

Por el contrario, los pseudo-sastres se limitarán a enviar sus medidas a un taller industrial donde partiendo de una chaqueta de talla parecida a la nuestra confeccionarán, siempre a máquina, la prenda. Si tras escoger la tela y tomadas las medidas, nos llaman a las pocas semanas y nos encontramos con un traje prácticamente concluido difícilmente este habrá sido hecho por un sastre, al menos no por uno de “los de verdad”. Un auténtico sastre tras elaborar el patrón de  nuestra prenda, lo sobrepondrá sobre la tela, lo cortará y lo coserá consiguiendo un traje no estándar, sino único y acorde solo a nuestra fisionomía. 
Si hemos acudido a un sastre observaremos como en la primera prueba se hace difícil adivinar las líneas finales del traje. Solo unos hilos que hilvanan la prenda podrán servirnos de guía. El hilvanado es una prueba que indica que estamos ante el modo más tradicional y artesanal de confección de un traje a medida. Tras esta obligada prueba, y siempre antes de ver nuestro traje terminado, tendremos otras dos pruebas donde mucho más allá de establecer un largo de pantalón se estudiaran todas las posibles imperfecciones de nuestro cuerpo para ayudados por los años de experiencia de nuestro sastre salvarse. 

En la sastrería industrial, esa que dice hacer trajes artesanales aún cuando están cosidos a máquina, se pone el interés en detalles superfluos como una tapeta, un forro o un ojal de color. La auténtica sastrería artesanal prefiere en cambio que se reconozca su traje por el vuelo de sus solapas, el cosido de sus hombros, la caída del pantalón y, sobre todo, por haber conseguido disimular los defectos del cliente transmitiendo ese aire elegante y estiloso imposible de conseguir por la sastrería industrial.
Aunque hoy es demasiado frecuente externalizar parte del trabajo fuera del taller del sastre, desconfíe de aquellas sastrerías donde sin ser esperado no puede apreciar el grado de avance de su encargo por no encontrarse allí su prenda. Apellidos consagrados como Reillo, Calvo de Mora, Reventún, Alonso y un corto etcétera representan lo más granado de la sastrería más purista de nuestro país. Otros más jóvenes como Fernández Prats, Larrainzar, Schleissner o García Montero garantizan la supervivencia de este no siempre reconocido arte. 

El Aristócrata

36 comentarios:

Fulco dijo...

Amigos:

Un tema que nunca se ha tratado es el de como ordenar la ropa en los armarios, closet, vestidores... Mejor forma de guardar camisas, pantalones, trajes... zapatos, abrigos, corbatas y cualquier prenda del armario masculino. Creo que nos encantaría ver fotos, vídeos o dibujos de como mantienen su ropa personas a las que consideramos elegantes. Incluido, por supuesto, EA. Un saludo

Néstor dijo...

Los sastres españoles deberían haber trabajado un estilo diferenciado de sus colegas italianos, franceses o ingleses. Les ha pasado algo así como a los sastres alemanes o austriacos, que a falta de un sello distintivo han caído en la más absoluta oscuridad, y eso que los que quedan no son nada malos.

Soy español y no sé cuál es el corte de ningún sastre español. No hay artículos ni fotos en que se pueda ver cuál es su seña de identidad. Tal vez en círculos más restringidos sí se sepa, no sé.

Mientras que el corte típico de Huntsman, de A&S, de Camps de Luca o de los napolitanos es mundialmente conocido y distinguible, y de ese modo los potenciales clientes acuden a las mencionadas casas y escuelas buscando "ese algo" especial, no ocurre lo mismo con los españoles. No tienen un "house cut" que le sirva de marca.

Honestamente, si supiera qué tipo de traje voy a recibir, tal vez me aventuraría a entrar en Reíllo, Collado, etc.

Un saludo

Anónimo dijo...

El problema Nestor es que los sastres españoles ni para hacer negocio se han puesto de acuerdo. Cada uno por su lado y así nos va. No obstante, no creo q este sea el tema de este artículo.
Albert

Anónimo dijo...

Aristócrata, le leo desde hace años y todos sus artículos ocultan una segunda intención y aquí creo poderla adivinar fácilmente. ¿Quiere usted decir que entonces Lander Urquijo, Pugil, Sastrería 91, Scalpers etc. no son según su punto de vista sastrerías 100%? Pronúnciese por favor.

Anónimo dijo...

Verdades como puños las que dice este señor!
Enhorabuena!!
Gerardo

antonio puebla dijo...

Mis clientes y los que no lo son saben diferenciar bien si un traje es un Puebla o no. Se nota enseguida el estilo el sello

Anónimo dijo...

Indudablemente Lander Urquijo, Púgil, Sastreria 91,Scapelrs, Absolute Bespoke.... no son sastrerías 100% y lo digo con conocimiento ya que he probado en algunas de estas y la diferencia con la artesanal es notable.

Roberto.

Anónimo dijo...

Hola Roberto, sabe usted de estos casos que tanto en Scalpers como en Lander Urquijo existe la posibilidad de hacer un traje 100% artesanal?
Otra cosa es lo que usted haya elegido influido por el precio o rapidez, en dichas sastrerias ya que me consta que ambos dos, son ex-alumnos de la confianza y bien si no creo que cosan, controlan perfectamente el corte
Saludos
Lamberto

Anónimo dijo...

Y desde cuándo a alguien q no sabe coser se le puede llamar sastre?

Guemar dijo...

Se les llama cortador confeccionistas

Guemar dijo...

Aquí,se esta hablando de dos cosas parecidas,pero muy diferentes,sastrería artesanal y sastrería industrial,desgraciadamente ,no podrían vivir una sin la otra.
La sastrería industrial es la que mantiene las modas y tendencias.Sastrería artesanal la que esculpe a los artistas y mantiene la profesión de donde se surte la industria.
Hay que entender el concepto de arte,cada maestro de los citados tiene un gusto y acabado diferente pero único en eso consiste el arte,las comparaciones son odiosas.
La industria hay grandes marcas que imitan a la sastrería artesanal, producen prendas muy buen confeccionadas siguiendo la moda del momento,pero desangeladas en cuanto al arte,tienen que competir en calidad y precio en el mercado,para poder llegar a las economías populares.
El arte sartorial,esta orientado ha personas de buen gusto exigentes en el vestir de poder adáquisibos altos que valoran es te noble arte.
Nunca se puede comparar una medida industrial personalizada, con un una medida artesanal.Yo valoro y respeto años dos gremios.
Me considero sastre industrisal,por que trabaje 46 años en la sastrería industrial, un saludo

Anónimo dijo...

Estos señores que usted nombra, Sr. Lamberto , tienen el curso de cortador, no de sastre. La Confianza no firma ningún diploma de " Sastre" , sino de " Cortador " . Para ser sastre hace falta coser , planchar, probar , cortar.... No hay nada de malo en ser gerente o dueño de una tienda de traje,que presuman de eso. Pero no de ser SASTRES , porque no lo son.
Muchas gracias

Anónimo dijo...

ni Urquijo ni Scalpers son Sastres. Aunque hay otros muy buenos que aqui no se preocupan de conocer.Solo se les da Bola a los que le visten gratis y le invitan a comer. Marketing.

Anónimo dijo...

curiosamente algunos de estos sastres de Renombre. Externalizan tambien la hechura de sus prendas...y esto no tiene porque ser malo

Anónimo dijo...

Aristócrata. repito: pronúnciese!!

El Aristócrata dijo...

Estimado anónimo,

Creo que ya he dejado claro en mi artículo lo que para mi es un sastre. Desconozco si los nombres que usted apunta cumplen con los requisitos de los que hablo mi artículo . No me he hecho nada con ellos por lo que siento no poderle contestar. Lo único que se me ocurre es que aquellos que sí se hayan hecho algo compartan su experiencia.

Un saludo
EA

Anónimo dijo...

Buenas noches Aristocrata. Soy un incipiente Sastre,con tienda desde hace tres años en Madrid. Qué necesito hacer para que usted conozca mis instalaciones y equipo humano,totalmente Artesano, para darme a conocer en sus publicaciones?. Un saludo

Anónimo dijo...

Buenas noches señor Aristocrata. Yo tambien me dedico desde hace años a la sastreria,al igual que mi padre,y estariamos interesados en conocerlo personalmente,e intentar complacerle con nuestro buen hacer sartorial.

Manuel Gomez de Acebo dijo...

yo no me vestiria en Scalpers. He mirado su web,y a todos los pantalones les faltan cuatro dedos de largo!!

Anónimo dijo...

Estimado lamberto, claro que lo pregunte pero me comentaron que el 90% lo hacen industrial y el artesanal como algo puntual, mientras que en cuál quiere sastreria de un buen nivel el 95% es artesanal, no puede tener las mismas nociones Lander o Borja que un sastre,por qué son vendedores especializados en ajustar patrones.

Antonio Des Pistado dijo...

Buenas noches Aristocrata. Por favor.podria explicarme como diferenciar un traje hecho a mano de uno de confeccion?. y si dentro de los de confeccion,hay diferentes calidades?. como puedo averigüarlo?. he empezado a trabajar en una empresa de lunes a viernes y hay que vestir traje,y quiero dar buena imagen,dentro de unaa posibilidades economicas de mileurista. muchas gracias

Anónimo dijo...

Estimado Puebla,

Después de varias visitas a su sastreria y habiéndome topado varias veces con su prepotencia y orgullo al determinar que su estilo no estaba hecho para mi, considero que su único sello es el de la arrogancia y la falta de clase.

El artículo habla sobre sastrerias auténticas y artesanales por lo que desde mi experiencia, Lander, Púgil o Scalpers no dejan de ser sastrerias de medida industrial.
Eso queridos amigos no son sastrerias como las que se hablan aquí.

Buen artículo!

Un saludo.

Defensor de la sastreria actual.

Francisco Alegre dijo...

Señor Puebla. Podria definirme cuales son las caracteristicas mas notables del corte de sus trajes?. No presento insultar,ni nada por el estilo,solo me gustaria saberlo. Muchas gracias

Anónimo dijo...

En mi opinión, la medida industrial es una cosa muy digna. Hay gente, la mayoría, que no quiere o no puede gastarse más de quinientos o seiscientos euros en los trajes que lleva a trabajar. Para esa gente, insisto, la mayoría, y algunos de ellos muy elegantes, la medida industrial es una opción perfecta.

Todos sabemos que, aunque un BMW sea un cachazo, no es lo mismo, ni cuesta igual, que un Ferrari. La sastrería artesanal es lo mismo: requiere muchísima más mano de obra y supera de lejos a la industrial en calidad, en detalles y, también, a la hora de ajustarse a las medidas del cliente. Al menos, debería ser así.

Sus precios son prohibitivos pero, en el fondo, a eso alude el término "aristócrata": a cosas que están al alcance de unos pocos.

A todos los demás, a los que no tienen dinero para ir a un sastre artesanal, o lo tienen pero prefieren dedicarlo a otra cosa, pero acuden a esta página en busca de consejos de estilo o de inspiración, conviene recordarles que dinero y elegancia no suelen ser palabras sinónimas, y que hay gente que viste de sastres muy artesanales y son auténticos horteras de bolera. Y desde aquí debería fomentarse, y creo que EA lo hace, que la gente, más allá de su presupuesto, apuesta por la medida y por la moda tradicional, en lugar de gastarse el mismo dinero en marcas reconocidas o en la tendencia de turno.

Alfredo Landa dijo...

Lo cierto es que desde mi.modesta opinion,y por las fotos que he visto en este blog, he visto muchos trajes extraordinariamente cortados para EA y realmente la percha no acompaña al corte de los ttajes

Anónimo dijo...

Estimado Francisco,

Tal y como usted reflexiona, el señor Puebla jamás ha tenido ningún corte que le caracterice. Simplemente ha hecho trajes comunes rodeandose de grandes oficiales y oficialas que le sacaban las castañas del fuego.
El Sr Antonio es el claro ejemplo del porqué la sastreria española no ha dejado un relevo generacional debido una vez más al miedo y la codicia.

Aunque la gran mayoría de personas consuman la medida industrial este blog esta hecho por y para la sastreria clásica y artesanal.

Saludos.

Defensor de la sastreria actual.

Anónimo dijo...

No conozco al Sr. Puebla ni había oído hablar nunca de él, pero al hablar de sí mismo (en sólo dos o tres líneas) me ha causado una sensación muy negativa como persona. Como sastre, insisto, no le conozco.
Saludos,
Andrés Córdova

Jose Luis del Campo dijo...

sastres jovenes es lo que hacen falta. a varios de estos les pefi yo trabajo en sus talleres cuando termine Corte en La Confianza y ninguno me quiso formar bajo su tutela. No quieren enseñar. Que hubiese sido de ellos si les hubiesen hecho lo mismo?. Ahi lo dejo...

Anónimo dijo...

Pues en lo referente al Sr. Puebla así es, un señor que no admite el hecho de que sus trajes requieran retoques porque hacen arrugas imperdonables y se limita a vender la moto con tal de no reparar sus errores.
Una lástima.

Anónimo dijo...

Bueno, aunque no tengo claro cuál va a ser mi sastre de cabecera, al menos ya se quién no va a ser... parece que en este blog, el sentimiento por el sastre Puebla es unánime. Gracias!

El Aristócrata dijo...

Estimados,
Yo no conozco personalmente al Sr. Puebla y hacer un juicio de valor de la persona sería un absurdo por mi parte. Sin embargo, sí conozco su trabajo y aunque sobre estilo cada uno tiene su opinión, creo poder afirmar que la calidad de sus prendas es excepcional.
Un saludo
EA

Anónimo dijo...

Efectivamente, la calidad de los cosidos del sastre Puebla es buena, pero sobre estilo... cada uno tiene su opinión.

Anónimo dijo...

En contestación a Jose Luis del Campo.
La mayoria de los sastres antiguos o eran de familia de sastres o entraron de niño de los recados y aprendiz a los 14 años.
Respecto a que no quieren enseñar, yo haria lo mismo, muchas veces enseñas a alguien y luego te levanta los
clientes.
De ahi que varios sastres se hayan traido los oficiales de Peru.

Néstor dijo...

Tras el comentario del Sr. Puebla en este blog busqué información por internet sobre él. La verdad es que en tras leer varias entrevistas de las que ha concedido sigo sin saber muy bien qué tipo de corte es el que practica pero conozco muy bien sus opiniones políticas, las cuales, si bien muy respetables, me interesaban bien poco.

Por lo visto, el Sr. Eduardo Zaplana es o ha sido cliente del Sr. Puebla. He de decir que me gustan los hombros y la altura del botón, que es bajo y muestra poca camisa entre dicho punto y el pantalón. No obstante, aprecio un diámetro de mangas donde caben dos brazos. ¿Tal vez sea adrede a fin de conceder al Sr. Zaplana más manga ancha en su actividad? Eso solo nos lo podría confirmar su propio sastre. Al final va a resultar que sastrería y política si están relacionados y voy a tener que dar la razón al Sr. Puebla en el hecho de que "form follows function". Lo que aprende uno.

Jose Luis del Campo dijo...

Pues si te levantan los clientes sera porque eres muy malo,no??. O quien ha aprendido de ti mejor que tu. No se que tendra que ver que los oficiales los traigan del Perú...

Anónimo dijo...

Muy buenas a todos, mi nombre es Luis Herrera de la Sastreria L.H.Bespoke en Sevilla, decir que me ha encantado el articulo y bueno felicitar a Don Jose Maria Galiacho por el trabajo que esta llevando a cabo para intentar mostrar lo que es la verdadera sastreria.
Un saludo.