miércoles, 1 de julio de 2009

Bespoke. Parte IV: La camisa a medida

Si en anteriores capítulos hemos estudiado la importancia de contar con un amplio y variado armario de zapatos y con al menos cinco trajes con los que poderlos combinar, esta vez queremos hablar de la tercera pieza fundamental que determinará nuestro conjunto final, esto es, la camisa.



Un buen armario de camisas nos permitirá mezclar trajes, zapatos y corbatas consiguiendo de esta forma que contando con un mismo número de prendas en él, nuestro conjunto parezca diferente según las diferentes elecciones por las que optemos.


La situación laboral actual obliga a muchos caballeros a pasar un gran número de horas en su puesto de trabajo y aunque la vestimenta de la chaqueta es aconsejable en todo momento, hay que comprender que en ciertas oficinas y desempeños esto se hace francamente incomodo. Es por ello por lo que la camisa será la prenda más expuesta a la vista de todos los que nos rodean.
Si bien es cierto que hoy en día existe una enorme variedad de diseños y la calidad de las camisas RTW ha aumentado, sobre todo en algunas casas del Reino Unido, la hechura sigue estando reservada en exclusiva a las camisas bespoke.
Como hemos establecido en varias ocasiones, todo caballero tiene una fisonomía diferente. Si analizamos la complexión de diferentes señores reconoceremos que cada uno ellos tiene unas particularidades. Así encontraremos caballeros de hombros fuertes, otros con pecho ancho, algunos con barriga pronunciada etc. Todas estas diferencias hacen imposible que una talla M pueda tener la hechura adecuada para un espectro tan amplio de clientes. Es más, incluso una camisa 15-38 que se adecue al ancho del cuello y a la complexión del torso podrá sentar bien pero nunca perfecta a su portador. Esto es debido sencillamente al hecho de que el tallaje de las camisas RTW persigue adecuarse a las medidas estándar de un amplio abanico de señores quienes aún contando con medidas parecidas no tienen la misma complexión.

Siempre he mantenido que la característica fundamental que debemos buscar a la hora de adquirir una nueva prenda es la hechura y en segundo lugar su calidad. Nunca debemos comprar una prenda por la marca que ésta lleve asociada. Hoy en día ya nadie nos puede garantizar que detrás de una marca conocida encontremos una calidad acorde con la popularidad de ésta.
La correcta hechura de nuestra camisa puede disimular desde una nuez abultada o un cuello con exceso de papada hasta por ejemplo un hombro caído. Y esto como parece lógico solo se puede conseguir con una camisa bespoke.

Si a la hechura añadimos la posibilidad de escoger entre una extensa gama de diseños y una amplia variedad de telas así como la personalización de nuestros cuellos, puños, botones etc podremos entender por qué en países como el Reino Unido y Estados Unidos existe una auténtica pasión por la camisería a medida.
En el anterior artículo que sobre la camisa escribimos en el mes de Junio adelantamos cómo debería ser el fitting de éstas teniendo en cuenta las diferentes complexiones existentes entre los caballeros. Igualmente establecimos cuales eran las notas principales que deberían diferenciar una buena camisa bespoke de una camisa RTW y cuales eran los resultados que debíamos perseguir.

Este mes, como complemento de aquel primer artículo, describiremos el proceso de confección de una camisa; o dicho de otra forma, todas las etapas existentes desde que el cliente entra en la tienda hasta que finalmente la abandona con su camisa lista para ser vestida.

Para narrar todo este fascinante proceso nos pusimos en contacto con la centenaria camisería Burgos de Madrid para que fueran ellos quienes nos guiaran a través de él y nos explicaran en detalle cada una de las fases de confección de una auténtica camisa bespoke
La camisería Burgos se fundó en 1912 por Julián Burgos, de ahí que todavía conserve el nombre, y tan solo unos años después fue adquirida por la familia Olave. Hoy, ya en la tercera generación y a punto de celebrar su primer centenario, sigue siendo una referencia indiscutible cuando de camisas a medida se habla en España.

Situada en la histórica Calle de Cedaceros siempre ha contado entre su clientela con lo más granado de la sociedad española e internacional. Desde Cary Grant, Charles Grayson, Orson Welles, hasta personajes más actuales como D. Jaime de Marichalar han escogido durante muchos años a los camiseros de Burgos para la confección de sus camisas.
Desde el comienzo de su andadura, la confección artesanal de sus camisas y su reputación internacional les obligó abrir tienda en París para poder atender a sus clientes internacionales. Hoy en día su reconocimiento internacional les exige desplazarse a México dos veces al año para atender a su amplia clientela latinoamericana. Para los clientes más ocupados cuentan con un servicio a domicilio de elección de telas y toma de medidas.

Igualmente, han completado su oferta de camisas a medida con otras prendas tan especiales como los batines o los sombreros ingleses Lock. Si el cliente así lo desea le coserán, también a medida, boxers y pijamas usando las mismas telas y el mismo procedimiento que el utilizado con las camisas a medida.
La realización de este artículo se debe en gran parte a Dña. Carmen Olave, quien tras contarle nuestro proyecto se puso a nuestra disposición para ayudarnos en todo lo que estuviera en su mano. Dña. Carmen sabedora del peso de la tradición ha tomado las riendas de la casa desde Enero con el firme propósito de que esta tercera generación que ella representa consiga mantener los estándares más altos para que una cuarta generación pueda heredar un negocio tan difícil pero apasionante en plenitud de facultades y seguir siendo por muchos más años una camisería de referencia en España.

Dña. Carmen Álvarez Olave, tercera generación de una larga saga de camiseros
Como hemos adelantado, este artículo se concibió con el objetivo de narrar la totalidad del proceso de confección artesanal de una camisa a medida atendiendo a los cánones más tradicionales y exigentes. Para ello la camisería Burgos tuvo la deferencia de cerrar sus puertas por unas horas para que viéramos desde primera línea cómo se desarrollaba tal proceso.

Durante varias horas tuvimos la oportunidad de charlar con los maestros cortadores, D. Ángel, D. Francisco y D. Jose, que sumando cien años en la casa han hecho del corte y cosido su oficio y son los responsables finales en gran parte de la calidad de las camisas que salen por la puerta de Burgos. Y decimos solo en gran parte porque además de estos artesanos hay que añadir a D. Gerardo y D. Pedro quienes con una experiencia en la casa de 20 años atienden y aconsejan a sus exclusivos clientes sobre la amplia gama de tejidos y complementos que podemos encontrar en la camisería.
No nos extraña que lo primero que nos comentan estos maestros camiseros sea que hoy en día tampoco quedan ya verdaderos profesionales a los que acudir cuando de mandarnos a hacer una camisa a medida se trata.

Igualmente, se lamentan del poco conocimiento del español medio sobre camisería lo cual ha permitido que exista un gran intrusismo profesional por parte de las mal entendidas camiserías artesanas donde el cliente se limita a escoger un anagrama, un cuello y unos puños.

Tampoco desde esta camisería se comparte el interés creciente de ciertas sastrerías de ofrecer también servicios de camisería a medida. Son ellos mismos los primeros en reconocer que nunca podrían ofrecer trabajos de sastrería por no tener ni los conocimientos suficientes ni la experiencia necesaria. Sin embargo hoy hay muchos sastres que conjuntamente con su oferta de sastrería ofrecen también camisería a medida. Como ellos mismos nos explican un sastre puede coser maravillosos trajes pero nunca excelentes camisas. Son, en palabras suyas, sencillamente profesiones diferentes.
También nos quieren prevenir de aquellas tiendas-camiserías, algunas de ellas conocidas por todos nosotros, que aún realizando un trabajo más que aceptable se limitan solo a la toma de medidas y a la elección de la tela externalizando todo el proceso de confección de la camisa. Incluso nos advierten de que en ciertas camiserías inglesas de gran prestigio éstas se limitan asimismo a la toma de medidas al cliente y el resto del trabajo se lleva a cabo en algún país asiático. Esto es debido sencillamente a que semejante cantidad de pedidos no se puede realizar con mano experimentada nacional al no ser viable económicamente. Esto que parece un secreto a voces parecen olvidarlos muchos clientes extranjeros quienes por llevar la etiqueta de Jermyn Street en su camisa están dispuestos a hacer oídos sordos a esta realidad.

En definitiva, según su buen entender, deberíamos desconfiar de aquellas camiserías donde el camisero que nos toma las medidas no participa del resto del proceso y el único contacto que vuelve a tener con nuestra camisa es cuando llega a la tienda lista para ser envuelta y entregada al cliente.
Algo de lo que puedo dar fe es que en Burgos la gran mayoría del trabajo de la camisa se realiza en el taller que hay en el sótano de la tienda. Solamente el cosido de las diferentes partes de la camisa se deja en mano de las costureras lo que nos permite afirmar que la confección de la camisa es totalmente artesanal y en este aspecto no tiene nada que envidiar a la mejor sastrería inglesa.

Fue particularmente interesante el intercambio de ideas sobre cómo el marketing de ciertas casas ha conseguido captar un número muy importante de clientes ofreciendo camisas donde solo un logo o una marca justifica el alto precio que se paga por ellas. Como ellos nos apuntaron desde el primer momento que empezamos la conversación, nunca una camisa de fabricación convencional puede compararse con una cosida artesanalmente para un cliente en concreto teniendo solo en cuenta la fisionomía de éste y donde solo la mano humana es la responsable del resultado final. Es por ello que, como pasa con la sastrería, el mayor porcentaje del costo de la camisa viene directamente de la mano de obra empleada en ella.
Como ya hemos adelantado en alguna ocasión, si bien el caballero español cada vez está más al día de las nuevas tendencias y de las principales marcas tiene un gran desconocimiento a la hora de diferenciar lo bueno de lo extraordinario. Desgraciadamente a la hora de escoger una camisa no muchos caballeros españoles se paran a observar si por ejemplo los ojales de la camisa están cosidos a mano o sencillamente han sido cosidos todos del tirón por una máquina industrial.
Nunca ni la mejor camisa RTW por reputado que sea su logo podrá ofrecernos la hechura de una camisa bespoke; básicamente porque en la camisa a medida se ha utilizado un patrón personalizado mientras en la de confección se ha usado uno que responde a unas medidas estándar.

Después de la hechura el otro argumento que utilizaremos para defender la conveniencia de vestir camisas a medida es que en éstas se puede escoger entre multitud de tejidos de diferente composición y de mejor calidad a las que normalmente encontraremos en las camisas RTW. Esta calidad de los tejidos proporcionará una mayor duración a las características y colores de nuestra camisa; lo que permitirá finalmente que pasados muchos años con solo el cambio del cuello, o en su caso de los puños, la camisa pueda volver a lucir como el primer día.
Es curioso observar como en cuestión de camisas el caballero inglés y americano está mucho menos influenciado por las marcas y es mucho más exigente en cuanto a la elección de los tejidos y los patterns que por ejemplo el caballero español y el italiano. De hecho, nos comenta Dña. Carmen, que los pedidos más exigentes normalmente le vienen de clientes norteamericanos quienes saben perfectamente el tipo de tela que quieren y las características que en ésta buscan. Muchos de estos clientes cuentan con su patrón desde hace muchos años, por lo que desde Burgos les localizan exactamente las telas que les puedan interesar y sin costo alguno les envían ejemplos de las mismas para que seleccionen aquellas que más les gustan. Por ejemplo, tienen varios clientes americanos que sienten predilección por las camisas tipo Tattersall y a éstos todos los años les envían puntualmente a sus casas las nuevas propuestas.

Después de esta pequeña introducción a la casa y de conocer las múltiples ventajas de la camisa a medida frente a la RTW estamos ya en disposición de escoger la tela con la que se coserá la camisa sobre la que versará el resto del artículo.
Extendidos los muestrarios sobre la mesa, Dña. Carmen nos explica los diferentes tipos de telas que podemos escoger atendiendo a su composición y procedencia. Encontramos desde tejidos nacionales hasta suizos, italianos etc. Sólo de algodón podemos observar hasta cinco muestrarios.
Finalmente y después de estudiar con detenimiento varios tejidos tanto Dña. Carmen como D. Gerardo, nos aconsejan decantarnos por una tela 100% algodón, suizo, concretamente de la casa Alumo, 160 a dos cabos y de trenzado popelín.
A la hora de hablar de las características de una tela hay una serie de conceptos que debemos tener claros para poder escoger tanto una determinada calidad como unas características acordes a nuestros gustos. Los conceptos de los que hablamos son la composición, el hilo y el trenzado.

Sin querer extendernos en este punto apuntaremos respecto a la composición que debemos buscar siempre materiales naturales como el algodón, la lana, el lino o la seda. Independientemente de la composición que escojamos debemos huir a toda costa de las mezclas donde el poliéster esté presente ya que la calidad de la camisa se verá perjudicada. No obstante, si lo que buscamos es únicamente que nuestra camisa se planche fácilmente esta mezcla puede ser una opción a considerar.

La composición que encontraremos con más frecuencia será el algodón. Dentro del algodón existen diferentes calidades dependiendo de la longitud de la hebra. Cuanto más larga sea la hebra mejor. En las hebras de 1.5 a 2.25 empieza la calidad alta. También podemos encontrar unos algodones más suaves que otros y algunos pueden caracterizarse por su gran resistencia. La máxima calidad sigue siendo propiedad del algodón peruano, del egipcio y del archiconocido Sea Island.
El hilo igualmente es de gran importancia ya que será la unión de muchos de éstos los que darán lugar a la tela. El hilo puede estar formado por uno o por dos cabos. El hilo de calidad siempre será a dos cabos, esto es, dos hilos entrelazados y enrollados entre sí que aportarán mayor longevidad a nuestra camisa.

Hay otro término con el que seguramente nos encontremos cuando busquemos un tejido de gran calidad: 2x2. Una buena tela además de ser a dos cabos debe contar con hilos verticales (urdimbre) y con hilos horizontales (trama). A esto es lo que se denomina 2x2.

Para terminar con las características del hilo debemos hablar del grosor del mismo o, lo que es lo mismo, del título. Cuánto más delgado sea el hilo mejor resultado dará y suele ser más agradecida al tacto ya que exige poner más hilos por centímetro cuadrado para que no se trasparente la camisa. Una camisa normal suele tener un título de unos 50´s a un cabo; una buena unos 80´s a dos cabos; y sólo las mejores tienen por encima de 100´s…. y siempre a dos cabos.
La última característica que debemos tener en cuenta a la hora de escoger la tela es el trenzado del hilo. Según sea el trenzado obtendremos una textura u otra. Así encontramos el trenzados popelín, el Oxford, el piqué, la viyela, el voile, el fil a fil, el twill, la franela, la pana etc.

Como hemos adelantado, la camisa que hemos escogido es de trenzado popelín. El trenzado popelín se caracteriza por estar formado por el doble de hilos verticales que horizontales.

A título informativo comentar de forma sucinta que el trenzado Oxford es un trenzado cuadrado con igual número de hilos verticales que horizontales. Este trenzado es típico en la alta camisería de sport. Para verano, sin embargo, debemos buscar trenzados como el voile que se caracteriza por lo fino del hilo empleado. Otro trenzado muy común es el piqué cuyo trenzado da lugar a un tejido con forma de espiga. Las mal llamadas camisas de lino no son otra cosa que la unión de hilos de diferentes grosores, de ahí que su nombre debiese ser camisas de hilo y no de lino, y su confección es la más sencilla. Para las pieles más sensibles el trenzado que mejor evita cualquier tipo de picores es la viyela.
Una vez escogida la tela con la que se coserá nuestra camisa pasamos a la fase de toma de medidas.

Este es el punto clave de todo el proceso ya que cualquier error por pequeño que sea repercutirá en el resto de éste y esa hechura específica, que es la principal razón de acudir a los servicios bespoke, se puede ver arruinada. En contra de lo que sucede con la sastrería a medida, en la camisería resulta muy difícil y a veces hasta contraproducente que una vez cosida la camisa se realicen modificaciones en el resultado.
En total D. Gerardo nos toma diez medidas: cuello, espalda, largo de brazos, estomago, distancia hombros, cadera, pecho, caída de hombro y largo de la camisa.

La última medida consiste en medir el ancho total que forma la muñeca con el reloj. Esto persigue el objetivo de que nuestro puño de la camisa cubra el reloj y de esta forma los puños puedan sobresalir de las mangas del traje ambos por igual.
Tenemos igualmente la opción de bordar nuestras iniciales en la camisa. Para ello podemos escoger desde escudos familiares o diferentes tipos de letras hasta la terminación de las mismas en forma sombreada. La elección del lugar donde bordarlas recae únicamente en el cliente. Nosotros hemos escogido que se borden 7cm por encima de la cadera en la parte izquierda de la camisa.
Como complemento a todas estas medidas tenemos la opción de contar con pinzas en la espalda para conseguir mejor amplitud de movimientos u optar por una terminación entallada que evita cualquier exceso de tejido en la parte posterior de la camisa y elude tener que ajustarnos la camisa constantemente como ocurre con la mayoría de las camisas RTW.

Una vez anotadas las medidas es el momento de elegir tanto el cuello como los puños de nuestra camisa

Al contrario de lo que ocurre en la mayoría de las camiserías tanto nacionales como internacionales, aquí a los cuellos les dan nombre personajes relevantes nacionales; así encontramos el cuello tipo D, en honor a por Don Pedro Domecq, el MV, por el Marqués de Villaverde etc.
Independientemente de la múltiple variedad de cuellos prefabricados que podemos encontrar, lo verdaderamente interesante es la posibilidad de personalizar totalmente esta parte tan importante de nuestra camisa. Así pues, podemos seleccionar desde el grado de apertura de los picos, la longitud de los mismos, forma más redondeada o más en línea recta, el número de centímetros que queremos que tenga en la parte trasera de la misma etc. Es posible escoger una entretela o en su defecto optar por un cuello termofijado (opción nuevamente recomendable si no somos ningún filigranas con la plancha)

Como ya adelantamos en el anterior capítulo, la elección del cuello se debe realizar teniendo en cuenta dos puntos fundamentales: el primero y que ya fue desarrollado extensamente en aquel artículo sobre la camisa es la figura que forma el conjunto de nuestro rostro y cuello. Jugando con la elección del cuello podemos conseguir aparentar tener una cabeza más delgada, más ancha, más larga o más corta según sea el objetivo perseguido.
Y la segunda es el traje que vayamos a vestir con esa camisa. Seguramente todos nos hayamos fijado como caballeros que aparentemente visten correctamente olvidan que las solapas de sus chaquetas deberían cubrir ligeramente la parte exterior de los picos del cuello. Debemos conseguir que nuestros cuellos no terminen expuestos en su totalidad y su borde exterior sea cubierto ligeramente por las solapas de la chaqueta.

Si no sabemos que tipo de cuello es el que mejor se adapta a nuestra complexión lo mejor es dejarse aconsejar por D. Gerardo quien seguro buscará la mejor opción para cada uno de nosotros. Si es importante sin embargo tener en cuenta que el cuello que escojamos puede ser perfecto para ser vestido con un traje mientras que con otro traje de nuestro armario la vestimenta de esa misma camisa puede ser desaconsejable. Es por ello por lo que es importante vestir la chaqueta que usaremos con esa camisa el día de la prueba. Si nuestros trajes han sido cortados siguiendo el mismo patrón no tendremos que preocuparnos por esto y todas nuestras camisas podrán ser vestidas con cualquiera de ellos.
La elección de los puños, por el contrario, atiende normalmente a gustos personales y no hay tantas cosas que tener en cuenta como cuando de la selección de nuestro cuello se trataba.
Otra ventaja de acudir a la camisería a medida es que aparte de poder escoger entre puños tipo cocktail cuff, barrel cuff, French cuff, link cuff etc también podemos optar entre un amplio abanico de personalizaciones; por ejemplo podemos decantarnos por una terminación del puño en punta o matada, determinar el número de botones que queremos que tenga, el grosor, la longitud etc.

La personalización tanto del cuello como de los puños puede ser una nota de identidad de nuestra vestimenta que nos acompañe para el resto de nuestra vida. Son muchos los personajes que han pasado a la historia de la moda masculina clásica por un detalle de su vestimenta; y esto solamente se consigue con la personalización y la perseverancia en su uso.

Una vez que tengamos claro cuál es ese puño que más nos gusta y ese cuello que mejor se adapta a nuestra complexión ya no tendremos que preocuparnos en nuestras siguientes visitas de volverlo a diseñar ya que se creará un patrón en cartón para ambos y será guardado en el taller hasta nuestra siguiente visita.
Uno de los detalles que echamos en falta es la posibilidad de escoger entre diferentes tipos de ballenas para nuestra camisa. Suele ser frecuente el poder contar con ballenas tipo mother of pearl, de metal o incluso de algún material natural tipo asta de toro. Aquí solamente se ofrecen ballenas de plástico con el nombre de la casa grabado. Esto nos lo justificaron en base a que la enorme variedad de tipos de cuellos que sus clientes mandan confeccionar hace de todo punto imposible contar con ballenas estándar en diferentes materiales. Es por ello por lo que prefieren utilizar ballenas de plástico que luego pueden ser cortadas y adaptadas a todo tipo de cuellos.

Concluido tanto el proceso de toma de medidas como la elección del cuello y puños el taller se pone en marcha para que en un plazo aproximado de quince a veinte días podamos empezar a disfrutar de nuestra camisa. Para ello el primer paso es confeccionar el patrón de todas las partes de nuestra camisa.
Algo de lo que puedo dar fe es que cada cliente cuenta con un patrón; independientemente de que éste haya encargado una o varias camisas. Cada cliente un patrón. Esto que parece algo más que lógico no está tan extendido, y no solo en España, como a muchos nos gustaría.
Ante la amplia oferta de camisería a medida con la que hoy nos encontramos deberíamos solo confiar en aquellas que efectivamente nos realicen un patrón. Quizás nos llevaríamos muchas sorpresas si preguntamos sobre la posibilidad de ver nuestro patrón en reputadas tiendas de moda masculina que ofrecen servicios de camisería a medida. Si no hay patrón no se puede hablar de camisería a medida; o al menos sobre lo que nosotros entendemos como camisería a medida. Las camiserías de prestigio guardarán los diferentes patrones del cliente en un sobre-envoltorio en el que se escribe el nombre del cliente y normalmente en cajas de cartón los cuellos y los puños de los clientes ordenadas alfabéticamente.
Así pues cada uno de nosotros debería contar con un patrón para la espalda, otro para la parte frontal, otro para las mangas, otro para el canesú, otro para el cuello y otro para los puños. Una vez realizados los patrones en papel y en cartón para el cuello y los puños éstos se pasarán a la tela para su posterior cortado.
Como ya hemos adelantado, si la toma de medidas no ha sido exacta los pequeños desajustes se arrastraran durante todo el proceso dando lugar a un patrón inexacto y finalmente a una camisa no perfecta.
D. Gerardo fue esta vez el responsable de la toma de las medidas
Las piezas son cortadas por uno de los maestros cortadores y posteriormente serán unidas por las costureras quienes serán las responsables igualmente del cosido a mano de los ojales y los botones mother of pearl. También serán ellas quien sólo a mano casarán los dibujos que unen el hombro y las mangas y que es una prueba inequívoca de encontrarnos ante una camisa de calidad. Esta labor será supervisada por los maestros cortadores que indicarán a las costureras lo que tienen que hacer en cada camisa y revisarán su trabajo para asegurar que se ha realizado correctamente. Otra de las funciones que tienen asignada es el correcto cosido de los diferentes pliegues que unen la manga al puño así como del cuello y el canesú.

Una vez terminada nuestra camisa un total de siete personas habrán trabajado en ella: el camisero que nos toma las medidas, un cortador, tres costureras (una encargada de coser los cuellos y los puños, otra que prepara la totalidad de la camisa y una rematadora que unirá las mangas), otra persona encargada de lavar la camisa ya terminada y una planchadora que es la responsable de esa parte que parece tan fácil pero que con el uso de una máquina industrial se podría arruinar todo el trabajo. Como curiosidad añadir que en esta camisería pueden presumir de tener una plancha que se usa exclusivamente para almidonar la pechera de las camisas de frac. Sus planchadoras han tenido que explicar la manera adecuada de planchar estas camisas al exclusivo servicio de muchos de sus clientes.

Una opción muy interesante que se nos ofrece desde la camisería Burgos es que si transcurrido el tiempo nuestra camisa sufriera cierto desgaste en el cuello o los puños, contamos con la posibilidad de mandarla a que se le cambien ambos. Con esta sustitución nuestra camisa podrá volver a lucir como el primer día. Es por ello por lo que cuando se nos entregue nuestra camisa observaremos que en la parte interior tiene cosida un número. Este número les sirve a sus profesionales para localizar nuestra ficha y encontrar la referencia exacta de la tela utilizada. Es curioso observar como se conservan todas las fichas desde que entró por su puerta el primer cliente.
Y finalmente el momento tan esperado; la prueba de la camisa. Esta prueba cobra especial interés en Burgos ya que no consiste sencillamente en un mero proceso burocrático como en la mayoría de las camiserías de nuestro país. Durante dicha prueba, siguiendo la forma de trabajar de las exclusivas camiserías inglesas, D. Gerardo, o alguno de los maestros cortadores, repasarán el cuaderno donde se han tomado las medidas y preferencias del cliente y comprobarán que todo está correcto y conforme los deseos el cliente. De no ser así y como ocurrió en nuestro caso, repasan la camisa hasta que el resultado sea exactamente el que quiere el cliente y solo cuando la camisa cuente con el total beneplácito de los maestros cortadores se nos entregará. La camisa se servirá lista para ser vestida y protegida por un papel de seda
Para terminar queremos agradecer a Dña. Carmen Olave su inestimable ayuda por trasportarnos al maravilloso mundo de la camisería a medida y ofrecernos la oportunidad de mostrar a todos nuestros lectores en que consiste el proceso de confección de una camisa a medida. Igualmente le deseamos desde aquí que sean muchas más las generaciones de camiseros que continúen la saga empezada hace ya casi un siglo por su abuelo. Esto creemos que lo tienen garantizado si siguen trabajando artesanalmente como hasta ahora sin olvidan las novedades que a este legendario oficio están incorporando camiseros de Estados Unidos e Inglaterra.

El Aristócrata

*1 (un hilo 100's tiene 100 veces 380 yardas de hilo por cada libra de peso de tela)
Las fotos son propiedad exclusiva de http://www.elaristocrata.com/






112 comentarios:

jotaele dijo...

Espectacular artículo, como siempre Aristócrata, enhorabuena.

Sin lugar a dudas Camisería Burgos es la mejor camisería que existe en Madrid y probablemente en España.

Hace tres meses tuve la oportunidad de hacerme mi primera camisa allí y desde el primer día que me la puse me di cuenta de que había algo diferente respecto a las demás camisas a medida que tengo.

Para mi la gran diferencia de las camisas de Camisería Burgos con cualquier otra reside en los ojales, la sensación de abotonar una camisa de Burgos con un botón de nacar, sobre un ojal hecho a mano es algo que todo el mundo debería probar alguna vez en su vida.

Anónimo dijo...

Grandisima entrada en tu blog, Aristocrata, como todas las últimas, desde que volviste. Lamento no haber podido comentar en las otras, solo que estaba ocupado siempre con algo, pero las he leido todas y ademas leí la mayoria de los comentarios. La zapateria de budapest estuvo muy interesante, y la entrevista a Reillo suscitó mucho debate de todo tipo. Parece que tienes mas adeptos que nunca. Espero de aquí en adelante participar mas en los comentarios.

Pues nada, solo decir que como Burgos yo no conozco nada igual en España, aunque tanpoco lo conozco todo.

saludos,
Guillermo

caprichin dijo...

Muy buen artículo Aristócrata. Tengo ganas de hacerme una allí. Supongo que será infinitamente mejor que las últimas que me hice en Madrid, que tuvieron que ir a la basura. Lo barato sale caro...

Qué tal De Grado? También he oido maravillas...

Fernando A. Ramírez Martínez dijo...

Quizás no sea muy aristocrático, pero, ¿en qué rango de precios se mueven las camisas de Burgos?

Anónimo dijo...

La mejor camiseria de España es Bel, Burgos ha sido la mejor de Madrid. Creo que en esto no hay duda.

jotaele dijo...

Fernando, la tela más barata en algodón 100% empieza en 180€, a lo que tienes que sumarle inciales (si tienes la costumbre de llevarlas) a 6€ creo.

Anónimo, desconozco la camiseria Bel, es esta http://www.belbarcelona.com/ ?

Anónimo dijo...

Enhorabuena Aristócrata. Desde que reanudaste la actividad, la página ha ido subiendo de nivel. Este artículo es muy bueno y se asemeja a artículos anteriores, por ejemplo el que trataba sobre el esmoquin o sobre los trajes a medida.

Este blog para mí se ha convertido realmente en el sitio de referencia en internet del buen vestir. Especialmente en este país del "todo vale".

Gracias.

Saludos,
MCC

classic dijo...

El placer de participar en la eleccion de telas , cuellos y otros detalles llega a ser un vicio,es una pena que efectivamente como han mencionado estos servicios no son utilizados por todos los caballeros.
Pero pienso que finalmente cada uno busca la imagen que mas le define y en nuestro pais seguimos consumiendo los que nos venden y pensamos que la marca conocida es sinonimo de calidad y moda. Inevitablemente olvidamos que la elegancia es algo mas complejo y con una camisa cortada a nuestro patrón estariamos mas cerca.
Un saludo desde www.classicuomo.blogspot.com

G.S. dijo...

Además de enhorabuena, hemos de darte las gracias. Gracias por hacernos llegar a los profanos en este tipo de arte, el acercamiento al conocimiento de un tema tan interesante par alos que nos gusta la moda clásica, como es la camisería a medida.

Muchas gracias. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo llevo 11 años haciéndome camisas en Burgos, sin duda son las mejores camisas de España, tengo más de 100 y nunca he tenido problemas con ninguna.

Enhorabuena por el artículo, es fantástico.

C.V.H.

Hans dijo...

Excelente artículo una vez más, Aristócrata. No conocía la Casa (quelle honte!). Espero no tardar mucho en viajar a la Villa y Corte y así aprovechar y hacer una gestioncita en la Calle de Cedaceros :D

nacho dijo...

Simplemente genial,como todos los artículos.Una descripción más que exhaustiva en primera instancia del proceso.Está página se está convirtiendo en una pequeña-gran escuela para mi y para muchos.Gracias y un saludo.

Andres II dijo...

Aristócrata, un gran artículo. He conocido gente que conoce de zapatos otros q saben de trajes pero nunca a alguien q conociera con tanto detalle tantísimos detalles del vestir masculino y sobre todo de cómo sacar lo mejor del físico de uno mismo con la elección de la ropa. Mi más sincera enhorabuena y agradecimiento por tu labor de propaganda del buen vestir.
En cuanto a la camisería Burgos decir que yo fui cliente suyo no hace mucho tiempo pero después de leer el libro de El Caballero me di cuenta de que en una buena camisa las líneas del hombro y las mangas debían de unirse en una sola línea y en mi camisa eso no pasaba. Además de esto la camisa me quedo excesivamente corta y además tuve que perseguirles para que me la dieran (me tardaron casi tres meses; creo q hasta q no les llame no se acordaron de mi camisa) Si ahora es como se dice en el artículo les daré otra oportunidad (no se quien me dijo q la habían cerrado ) y espero cambiar de opinión. Y de precios, ha cambiado también mucho? Lo digo porque después de ver el Big Bang del tal Gerardo me temo que si….
Estoy totalmente conforme con que lo mas fundamental es siempre cómo te queda la ropa y no las marcas aunque al final muchos, dentro de los que yo me incluyo, terminamos comprando en Hackett y demás. Y aunq allí las camisas son muy bonitas (me encantan sus cuellos) efectivamente nada tienen que ver con lo que aquí nos cuenta el Aristócrata.
Lo dicho, muchas gracias Aristócrata por el artículo y ahora si que se lo que debo mirar cuando me haga mis próximas camisas a medida.
Andrés

Jorge dijo...

qué tal es ese libro de "El caballero"? Creo que es uno que he visto en Top Books lo tienen en saldo. Gracias

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! Muy bien el comentario de que "las solapas de sus chaquetas deberían cubrir ligeramente la parte exterior de los picos del cuello. Debemos conseguir que nuestros cuellos no terminen expuestos en su totalidad y su borde exterior sea cubierto ligeramente por las solapas de la chaqueta." Muy pocos en España conocen siquiera esto.

Sabrás que Kabbaz es firme partidario del cosido a máquina y de los cuellos termofijados (aunque hay quien afirma que si no se hace bien pueden aparecer "burbujas" en el cuello).

Totalmente de acuerdo en el comentario acerca de sastres metidos a camiseros.... (que ni siquiera lo son, porque lo subcontratan).

¿No crees que se echa un poco en falta un comentario/referencia al problema de que las telas encogen (tanto de cuello como de longitud de mangas)? Entiendo que podría ser interesante que los lectores supieran que las camisas normalmente encogen hasta un séptimo u octavo lavado, no basta en absoluto con el lavado inicial. ¿Medidas que adopta Burgos para afrontar este problema? (hay quien --GENEVA, en NY-- lava las telas varias veces ANTES de coser la camisa) Otro problema añadido es que no todas las telas de algodón encogen lo mismo/en la misma proporción ¿cómo lo soluciona Burgos?

Iñaki

jotaele dijo...

Jorge:

No dejes de comprar el libro de "El Caballero", muy buen libro con las cosas básicas que todo gentleman (o aspirante a tal) debería saber.

Si te gusta ese, el siguiente debe ser "Dressing the Man", de Alan Flusser, donde se da una visión más profunda y exhaustiva de los temas tratados en el primero.

jotaele dijo...

Iñaki:

Sobre el tema de las telas que encogen solo hay una solución.

Sean O'Flynn reputado camisero londinense forjado en la escuela de New & Lingwood me comentó en una ocasión que la forma de conseguir que la primera camisa sea perfecta es la de hacer una camisa 0.

Es decir, sobre la primera toma de medidas generar un patrón en papel. A partir de ese patrón confeccionar una camisa sobre una tela mala, lavarla n veces y sobre esa camisa detectar el posible acortamiento de mangas, largo, cuello y solucionarlo sobre esa camisa que más tarde se desechará.

Una vez hechas todas las modificaciones sobre la camisa 0 se podrá construir la primera camisa sabiendo que será perfecta.

Anónimo dijo...

¡Excelente artículo!

Me gustaría conocer vuestra opinión sobre la tienda Knack Men y sobre su servicio de camisería a medida.

Un saludo

El Aristócrata dijo...

Muchas gracias a todos pero son vuestros comentarios los que de verdad aportan valor a mis artículos.

Para mi la hechura está también muy por encima de la marca. De nada sirve por ejemplo vestir una camisa de Borrelli o un traje de Brioni si la primera no tiene “nuestro” canesú o en el caso del segundo se nos desboca el cuello al caminar. Y como ya a lo largo de todos estos meses hemos dicho, no por ser a medida es mucho mas caro. En las camisas RTW de casas conocidas una gran parte del precio está asociado a la marca. En las bespoke es la mano de obra la que, principalmente, establece el precio final.

Efectivamente cada día se introducen pequeños cambios a la forma de trabajar la camisería a medida consiguiendo hechuras que rozan la perfección. Un claro ejemplo de esto es, como dice Iñaki, el maestro camisero Kabbaz.
EA

Torsten dijo...

I got shirts from Burgos. The fit is excellent. The handwork is very fine. What I like most is the cut of the buttom of the shirt. The styling is the most elegant that I have ever seen. I am not completly satisfied with the collar. But I guess it can be improved. The other problem is more severe: The stitches arund shoulder-sleeves tend to losen. The dark side of handsewn shirts ...

Anónimo dijo...

Como no podía ser de otra forma una vez más hemos de felicitar a El Aristócrata.

Mes a mes nos deleita con sus artículos, descubriéndonos siempre algo nuevo, algo para aprender y para ser más exigentes día a día.

Para mí el cambio de mes es sinónimo de teclear impaciente en la barra de direcciones esta página para poder degustar o paladear el "manjar" que EA nos ofrece.

Sobre el artículo en sí, magnífico, rico en detalles, matices y, me atrevería a decir que, hasta en sensaciones.

Desde luego un lugar que visitar cuando vaya por Madrid.

Un comentario hace referencia a Bel en Barcelona; no llegué a entrar en ella aunque sí la conozco de Paseo de Gracia, la verdad siempre me gustó mucho todo lo que ví en sus escaparates, pero los precios demasiado elevados para mí.

Saludos y enhorabuena,
J.M.

Blueberry dijo...

Hola a todos,

Primero de todo, felicitar a El Aristócrata por su excelente artículo, sinceramente, creo que cada mes te lo pones más difícil para superarte.

Segundo, comentar que en Barcelona, Bel y Santa Eulalia (ambas en el Paseo de Grácia), tb llevan más de 100 años haciendo camisas a medida, y no creo que tengan nada que envidiar a la de Burgos. Por cierto, en el artículo se menciona que tenían una sucursal en París, la siguen manteniendo?

Otro apunte, Bel es mundialmente conocida por su confección a medida de las famosas "Tebas", tan apreciadas en la capital del Reino.

Saludos,

Anónimo dijo...

En la pagian de Bel dice que la confección de sus camisas a medida parte de 14 medidas prestablecidas, espero haberlo entendido mal. Por otra parte la tienda es una delicia, al igual que Santa Eulalia.Por cierto,no entiendo la manía que hay en Madrid de usar la teba como chaqueta formal, cuando evidentemente es una chaqueta de campo. Atentamente, Luis.

Anónimo dijo...

Hola Aristócrata, siempre leo tus extraordinarios artículos, muy bien expuestos y por sobre todo con mucha pasión y eso se agradece. Yo acá en Chile trato de seguir tus consejos de una forma u otra, siendo un simple usuario eventual del buen vestir. Ahora te escribo con una inquietud personal ya que de otra forma no hubiera abandonado mi anonimato. Te cuento que me caso, con todo lo que implica el compromiso y la organización de todos los detalles hay uno que por sobre los otros me interesa de sobre manera, ya lo adivinas, mi traje. ¿que me recomiendas usar? ¿Cuál es en tu opinión, como debe ir un novio?
Gracias y felicitaciones por tus artículos.
Roberto

Javier dijo...

Aristócrata, podría permitirme el lujo de preguntar cual es tu trabajo? Perdóname la intromisión, tengo 17 años y pronto deberé escoger una carrera en la Universidad, y parece ser que tu trabajo te permite comprar y llevar traje a diario, cosa que a mi me interesa y mucho.
Gracias.

RG dijo...

Hola a todos:

Querido JM, viste vi patron en la trastienda de Burgos?.

Si, soy cliente de Burgos, y me encanta dicha camiseria. Estoy totalmente de acuerdo con mucho de lo dicho en el articulo.

El tema de las ballenas, completamente de acuerdo. Para mi, un fallo importante.

Por otro lado, el tema de los cuellos. Yo creo que es uno de sus puntos debiles, con poca variedad y no me atrevo a hacer muchos experimentos, la verdad...

Otro punto a mejorar es el tema de las telas, desde mi punto de vista claramente insuficientes.

En cuanto al tema de las telas, si, es verdad, encogen en los primeros lavados. En burgos lo tienen mas o menos estudiado, y te dejan el cuello un poco mas ancho, y a partir del tercer o cuanto lavado ya se va encajando mejor en tu cuello. Lo mismo puedo decir de las mangas.

En general estoy satisfecho con ellos, aunque el resultado final no siempre es el deseado.Pero como le paso a JM, siempre estan dispuestos a corregir lo que sea ncesario.

Saludos.

Anónimo dijo...

Sobre camisería a medida no se si alguno de vosotros conoce Alessandro Gherardi.

Ahora se está "popularizando" en España, de hecho en el último número de Spend In vienen unas líneas sobre el Trunk Show de la firma en Mosella y Smith&Smith.

Últimamente he visto los muestrarios de telas, cuellos, puños de esta firma en un par de tiendas, al parecer desde uno 160 euros aproximadamente.

¿ Alguien tiene experiencia con la firma y este servicio? ¿ Es realmente camisería a medida en puridad?

El precio no parece malo y si el resultado es bueno, puede ser una buena opción para probar aquellos a quiénes Madrid o Bcn nos quedan un tanto lejos.

Igualmente en Charme ofrecen el servicio en Borrelli y Brioni, pero no se si será mera adaptación o camisería a medida realmente.También he oído hablar muy bien de la camisería a medida de Cugat, pero desconozco dónde encontrarla.

Saludos,
J.M.

Anónimo dijo...

Yo siempre me he comprado mis camisas en Man y Hackett. A decir verdad, no tenía ni idea, hasta que he leido este reportaje que existia una tienda así.

Anónimo dijo...

Aristócrata mi más sincera felicitación, una vez más, por este fantástico artículo. A ver si, de una vez por todas, este país aprende algo de elegancia y saber estar, ¡qué nos hace mucha falta!

Saludos desde Galicia.

Anónimo dijo...

Jotaele

La camisa “0” (tantas como sea necesario) es algo que hacen algunos camiseros (no todos) para asegurar una camisa perfecta, sin embargo hemos de considerar también la otra cara de la cuestión: esta técnica, por así llamarla, conlleva un gasto extra (materiales, horas de trabajo, etc.) para el camisero, y es por ello que te piden que el pedido inicial ha de ser de un número mínimo de camisas (6, 10, etc.) de tal modo que pueden repercutir el costo extra inicial entre todas las camisas, y a partir de ahí sí que las puedes encargar de una en una. Y mi pregunta es, ¿cuántos van a Burgos y realizan un pedido inicial de 6, 10, etc. camisas? no podemos pedir que nos hagan una camisa “0” y luego solo hacemos un pedido de 2 camisas, puesto que el coste de la camisa “0” inicial prácticamente se comería el beneficio que pueden obtener por las dos camisas.

Iñaki

jotaele dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Iñaki. Los camiseros que se que hacen una camisa 0, es porque te piden un pedido inicial de 6. No lo comentaba como un fallo de Camisería Burgos, de hecho, si en Burgos pidiesen un pedido mínimo, probablemente yo no tendría una camisa suya.

Sobre tu pregunta ” ¿cuántos van a Burgos y realizan un pedido inicial de 6, 10, etc. camisas?”. Supongo que muchos Iñaki.

Anónimo dijo...

Tengo mis dudas... Entiendo que lo normal puede ser que te hagas una o dos, y si te gustan cómo te quedan, y solo entonces, hagas un pedido más fuerte. Y creeme que me alegraría equivocarme por lo que ello supondría para Burgos.

Si te empiezan pidiendo un mínimo inicial de 6 camisas lo normal es que "espanten" a bastantes clientes que de otro modo sí que les comprarían.

Iñaki

El Aristócrata dijo...

-La tienda de Paris la cerraron hace ya bastante tiempo.
-Roberto en Julio pasado escribimos un artículo sobre la vestimenta del novio: http://www.elaristocrata.com/2008/07/el-atuendo-del-novio.html
- Aunq indudablemente el uso del traje será cada día más testimonial siempre habrá profesiones que requieran el uso de una vestimenta mas formal. Por ejemplo si trabajas en un despacho de abogados o en un Bco. de inversiones y te toca tratar con clientes es casi seguro q aunq cambien mucho las cosas vestirás traje
- Hay muchas tiendas q ofrecen servicios de "camisería a medida" de ciertas marcas q les mandan muestrarios de telas. Pero una cosa es q un cliente elija una tela y un dependiente tome las medidas y otra diferente es una camisa a medida.
- Igualmente hay q diferenciar una camisa hecha a mano de una camisa a medida. Las camisas a medida siempre estarán hechas a mano, mientras que las camisas hechas a mano pueden haber sido fabricadas según un patrón estándar y no serán camisas a medida.
- Mi recomendación antes de hacer un pedido importante ya sea a un camisero, zapatero o sastre es primero encargarse solo una prenda. Dependiendo de si el resultado es lo q nosotros esperábamos y de si han sabido entender nuestro gusto encargaremos o no mas prendas. Muchas veces un buen sastre, por ejemplo, puede ser perfecto para un caballero pero no para otro. Al final cada uno entiende su oficio de una forma y no siempre todos son capaces de entender lo q quieren sus clientes y se limitan a trabajar de la misma sobre todos ellos. De ahí q no sea tan fácil elegir correctamente a un camisero o a un sastre.

Anónimo dijo...

Un comentario acerca del puño conocido como “Bond cuff” (cocktail cuff, turnback cuff, etc. cada camisero le da un nombre distinto). El origen del mismo (hasta donde yo se, aunque puedo estar equivocado) está en las camisas que Turnbull & Asser hacía para James Bond (interpretado por Sean Connery en aquella época), aquí http://thelondonlounge.net/forum/viewtopic.php?f=39&t=8959&p=43622&hilit=Bond#p43622 podéis apreciar detalles del mismo.

Iñaki

El Aristócrata dijo...

Efectivamente, como dice Iñaki, ese puño lo hizo por primera vez T&A para Connery en su papel de 007
Os dejo la foto del puño y otra de un puño que se ve poco pero q no por ello es menos elegante:
1. Turnbackcuff
2. Link Cuff
Un saludo

Andres II dijo...

Pues esos gemelos tipo Bond que nombrais me parecen demasiado recargados. Por el contrario los link cuff dan la impresión de ser como un puño frances pero sin el encanto del doble puño.
Yo me sigo quedando para las camisas de sport con el puño sencillo y para las de traje con el doble. De los pocos complementos q podemos usar los hombres son los gemelos. Si ahora por "innovar" vamos a prescindir también de ellos nuestra vestimenta va a terminar siendo más aburrida de lo q ya es.
Por cierto quien hace las camisas al Rey de España? En algún sitio leí q compraba mucho en Hugo Boss aunq para mi su estilo es muy clásico para q se compre su ropa allí.

Anónimo dijo...

Aristócrata, muchísimas gracias por este regalo de articulo. Un placer siempre empezar el mes leyéndote.

Yo creo q en las quejas de los camiseros de Burgos (como en las q su día enumeró Reillo) hay parte de razón y parte de impotencia frente al éxito de la camisería y sastrería proveniente del país anglosajón. Es cierto que en nuestro país se trabaja muy bien en algunas casas y q quizás no le damos la importancia q tienen por el hecho de ser españolas. Pero tb hay q reconocer q las mejores camiserías y sastrerías de Inglaterra, para empezar, tienen muchísima mas variedad de telas q las españolas. Es sencillamente otro mundo. Igualmente la forma de trabajar de sus camiseros evoluciona constantemente según se introducen novedades a la profesión. Aquí en España nos orgullecemos de decir q se trabaja por ejemplo en Burgos como hace 100 años. Hay muchas cosas q hasta en una profesión tan poco dada a las evoluciones como la sastrería y la camisería han ocurrido en estos 100 años y en nuestro país se ha hecho oido sordos.

También tengo q reconocer que en países como Inglaterra las camiserías y sastrerías se han llevado como una empresa mientras q en nuestro pais ha sido simplemente un negocio familiar q ha pasado de padres a hijos.

Un camisería tipo Turnbull & Asser estoy convencido q tiene su departamento financiero, de RRHH, de marketing. Cualquiera que siga las principales revistas de moda masculina inglesas y americanas verá igualmente anuncios de ellas, reportajes en periódicos, esponsorizaciones de eventos. En definitiva son empresas q tienen q dar un beneficio y se tienen q diferenciar de la competencia. Por eso innovan, hacen publicidad, crean weekly news, envían información constantemente a sus clientes sobre temas técnicos, telas nuevas etc.

Estoy convencido, y espero a nadie le moleste esto, q muchos de los lectores q han leído este artículo no conocían Burgos hasta q el buen amigo Aristócrata nos ha hecho un análisis tan profundo de la forma de trabajar de esta camisería. Seguro q ahora muchos se pensarán dos veces el gastarse 200€ en una camisa de confección por muy conocida q sea la marca. Pues esto señores ocurre en Inglaterra desde hace muchos años.

Alguien sabía la respuestas a todas las preguntas de Iñaki? Pues son solo un ejemplo sobre lo q en UK llevan trabajando desde hace años.

Lo dicho, q en parte las quejas tienen su razón de ser pero en otras, y siempre desde mi punto de vista, no. Y esto lo hago extensivo tanto a camiseros como a los sastres españoles.
Jaime

Anónimo dijo...

En caso de que quisierais educaros más extensamente sobre TODO lo que tenga que ver con camisas bespoke os animo a que visitéis la página de Kabbaz
http://www.customshirt1.com/Newsletter/ArchiveOne.htm. Y para entrar ya en mucho más detalle, www.askandyaboutclothes.com, y busquéis comentarios de Alexander Kabbaz al respecto, podréis comprobar que se trata TODO lo que tenga que ver con camisas bespoke. También están muy bien www.styleforum.net y thelondonlounge.net.

Iñaki

Anónimo dijo...

Javier, si te interesa llevar traje a diario y mucho, creo que debes considerar el oficio de portero o conserje.

RG dijo...

Querido anonimo:

No entiendo el comentario que le haces a Javier. Quizas alguna de ellas es tu carrera frustrada?.

Saludos.

Anónimo dijo...

Jaime

No solo "tienen muchisima más variedad de telas que las españolas", sino que también las renuevan cada temporada. Pero tampoco creo que podamos echar toda la culpa de esto únicamnete a las camiserias y sastrerías españolas, puesto que entiendo que si realmente existiera una demanda lo realmente significativa como para que les resultara económicamente rentable renovar sus muestrarios/libros de telas cada temporada, pues así lo harían (están en el negocio para ganar dinero) pero si los clientes no se lo demandan... en definitiva, dudo de que exista mercado/demanda en España para que una camisería como Burgos funcione del mismo modo (y sigo pensando que Burgos no tiene mucho que envidiar a sus principales competidoras inglesas por ejemplo).

Respecto a la innovación en Turnbgull & Asser y el hecho de que se lleve como una empresa, ya me direis qué os parece esto http://www.turnbullandasser.com/news.html

Iñaki

Anónimo dijo...

Creo que también puede resultar de vuestro interés este artículo acerca de la camisera napolitana Anna Matuozzo http://mfanblog.blogspot.com/2007/03/forza-napoli-part-3-anna-matuozzo.html, esta muy bien de fotos. Ya me direis qué os parece...

Iñaki

El Aristócrata dijo...

Gracias Iñaki por la información.

Si bien la técnica de Anna parece muy depurada yo siempre he dudado de aquellos camiseros o sastres q te hacen un traje en tres días o una camisa, como es en este caso, en prácticamente un día. Si tenemos en cuenta q hay q hacer un patrón personalizado para cada parte de la camisa, lavar antes la tela para evitar q luego encoja, pasar ese patrón a la tela, coser al menos los ojales y el remate de la camisa a mano etc, es muy difícil si no imposible, tener la camisa lista para probarse en 24h. Quizás este sea el motivo de tantos ajustes durante la prueba o por el contrario yo esté equivocado y esos ajustes hayan sido realizados solo buscando la perfección y todo lo anteriormente nombrado si se ha tenido en cuenta.

Otras cosas q tb me han llamado la atención: un canesú entero en contra de lo q se estila en la camisería inglesa; su terminación, la posibilidad de escoger entre diferentes tipos de botones, solo un botón para el cuello.
Me imagino q la tela habrá sido sometida a algún tipo de tratamiento porq si no esa manga puede quedar demasiado corta con el uso y el lógico acortamiento de las mangas al doblar el brazo y vestir una chaqueta sobre ella.
Gracias nuevamente por compartir con nosotros tan interesante artículo.

Anónimo dijo...

Estimado Aristócrata,

Quizás mi pregunta resulte prosaica, pero mis camisas se arruinan pronto por las manchas permanentes de desodorante. ¿Hay alguna manera de evitarlas?

Basanio

jotaele dijo...

La hay, utilizar siempre camiseta interior, independientemente de la estación del año que sea.

Anónimo dijo...

Ya me direis qué os parece estos artículos acerca de Paris (una camisería de Nueva York) http://www.filmnoirbuff.com/article/paris-shirts-reprise

http://www.filmnoirbuff.com/article/is-paris-burning

Iñaki

Anónimo dijo...

CUGAT HA CERRADO
Quienes tengamos una camias de esta marca ya tenemos una pieza de museo.
Por lo q se, la compró un señor q hizo mucho dinero con el ladrillo y ahora q ya no le van tan bien las cosas ha tenido q cerrar.
Pachi

Anónimo dijo...

Qué Cugat ha cerrado?

Primera noticia que tengo, y, sinceramente, aunque no he tenido el placer de tener ninguna camisa de esa marca, me parece una pérdida de importancia, al menos para aquellos a quiénes nos gusta este mundo.

Saludos,
J.M.

El Aristócrata dijo...

La verdad q no me sorprende ya q ultimamente no veia nuevos diseños en las tiendas donde las solían vender.
Si efectivamente ha cerrado Cugat es una pena. Tanto sus camisas RTW como las MTM eran de lo mejor que se podía encontrar con marca española. Si bien sus diseños eran algo "especiales" la calidad de su terminación no tenía nada que envidiar a la mejores camisas RTW-MTM de fuera de nuestras fronteras.
Gracias Pachi por la noticia.
Quizás sea interesante hacernos con alguna que quede en stock como recuerdo de esta gran casa.

Jorge dijo...

yo tuve una pero la compré bastante grande por lo que no la pude disfrutar..Era una marca realmente cara y aunque como dices no tenía nada que envidiar se vendía en pocos sitios y a más de 150 Euros en algunos casos por lo que en caso de duda, había otras opciones más atractivas, al menos, en cuanto a diseños. Anyway, una pena pero el mundo de la ropa es así. No basta con hacer la ropa bien sino hay que saber adaptarse y me temo que esta gente de Cugat, no ha sabido hacerlo...

Anónimo dijo...

Diría que más bien doscientos euros que ciento cincuenta.

Todas las que he visto esta temporada primavera-verano, y la anterior otoño-invierno, rondaban los doscientos veinte o doscientos cuarenta euros. Las de menos de doscientos eran la excepción.

A mí su diseño me dejaba muchas veces un tanto frío, sobre todo en las sport, pero no deja de ser una lástima, cuando una marca desaparece al fin y al cabo se reducen nuestras opciones como consumidores.

Saludos,
J.M.

Anónimo dijo...

"el cuello (...) MV, por el Marqués de Villaverde etc.". Burgos es una maravilla, aunque jamás me pondría un cuello 'en honor al Marqués de Villaverde', lamentable personaje de la historia de España.

Anónimo dijo...

A todos los jóvenes que buscan un trabajo para llevar traje, decirles con todo el afecto del mundo que no sean tan burgueses, que sean aristócratas. Que no sean tan descarados al preguntar por el dinero, por ejemplo. Puedes tener un vestidor envidiable, pero para ser arístocrata, necesitas buenos modales. No digo que nuestros preclaros jóvenes no los tengan, pero a lo mejor necesitan que alguien al igual que nuesto estimado Arístocrata les guíe en haga en el noble arte de la buenas maneras. Atentamente y humildemente, José María.

Jorge dijo...

Jose María si te refieres a la pregunta planteada anteriormente por un joven sobre el trabajo o las referencias de JM y mías al precio de algunas prendas, me parecen preguntas lógicas que deben plantearse aquí. Otra cosa, es que evidentemente se pregunten personalmente, cosa que coincido contigo en que no procede. Pero si no preguntamos aquí por donde adquirir, no se una camisa a medida al mejor precio, no se donde podremos hacerlo. De las buenas maneras, suponemos que ya estamos curtidos y que de lo que se ocupa este foro es del arte del saber vestir. Atentamente. Jorge

Anónimo dijo...

Jorge estoy en parte de acuerdo contigo pero en mayor parte con José María. No creo que José María se refiriese en ningún momento al precio de las camisas, etc. sino a la forma de preguntar ciertos detalles íntimos de las personas. Por otro no estoy de acuerdo contigo en que este blog trate solo sobre vestuario, hay varios artículos sobre otros temas, por ejemplo el de los clubes, a los que no creo que fuesen bien recibidos personas bien vestidas pero con malos modales. Atentamente, Alberto.

Ludicrous Flamboyant dijo...

Mi venerado Aristócrata, con verdadera devoción sigo sus buenas nuevas en éste su diario, refulgente faro de la elegancia y el 'savoir-faire' en esta ignominosa época en la que por desgracia nos ha tocado vivir.

El motivo de mi es sugerirle un artículo dedicado por completo al traje de verano, que sería de buen proceder coincidiendo con estos días de canícula. He revisado profúsamente su bitácora y si bien he encontrado dispersas referencias, si se echa de menos un estudio más en detalle.

Espero sinceramente que mi sugerencia sea de su agrado.

Atentamente, Ludicrous Flamboyant

Noah Ryte dijo...

"La ruana no hace al arriero, ni el vestido al caballero".
El refranero español es sabio como pocos,e ilustra en este caso,muy ejemplificativamente muchs de los comentarios arriba suscritos.

Luis dijo...

Excelente artículo. Conocí Burgos hace unos cuantos años gracias a mi abuelo, un caballero de los de antes cuando no existían "Hacketts" ni experimentos parecidos. Cuando los sastres no tenían tiendas, sino que estaban en anónimos y discretos pisos, cuando existía la Gran Peña y el Casino de Madrid tenía un peluquero que se sabía las aventuras y desventuras de media aristocracia.

Desde luego extraordinarias las camisas. Si a alguno os place daros un caprichito además de una camisa, yo encargaría un pijama de los que el autor menciona en el texto. Insuperables.

Por último no me puedo resistir a comentar la pésima calidad, tanto ortográfica como de estilo del inglés de un tal "Torsten". Amigo, si usted es inglés vuelva al colegio público del que nunca debió salir. Y si no lo es, anímese a dejar de ser lo que desea y exprésese en su lengua materna, que le irá mucho mejor en la vida.

Saludos a todos.

Noah Ryte dijo...

"Abuelo rico,padre noble,nieto pobre".

MedinaSidonia dijo...

Maravilloso artículo. Conocía la Casa, aunque no tengo nada de ellos, cosa que cuando las cosas mejoren para mi, corregiré sin duda.

Por algún sitio he leído sobre la camisería de Anna Martuozzo, en Nápoles ¿Alguien tiene algo hecho allí? Tal vez la visita al sur de Italia no sólo merezca la pena por las corbatas de Marinella. Aunque si hay un español como Burgos que trabaja igual o mejor, yo lo prefiero. Y por lo visto, lo hay.

Camiseria Burgos dijo...

Respondiendo a algunos de vuestros comentarios puedo decir, que en Burgos nos enorgullecemos de seguir una tradicion centenaria refiriendonos a la confeccion artesanal, que hoy en día no es facil ya que no hay el mismo número de personas que se dediquen a este oficio. Antes fabricabamos corbatas y lo hemos dejado de hacer porque ya no hay corbateras. Por supuesto nos adaptamos a los nuevos tiempos, hoy en dia la mayor parte de nuestros clientes prefieren el cuello termofijado y nosotros por supuesto lo utilizamos, por poner un ejemplo.
En cuento a las telas, es un tema complicado, hay que encontrar un equilibrio ya que hay muchos clientes que repiten tela. No se puede cambiar todo el muestrario, pero puedo deciros que a parte de nuestros muestrarios de telas en stock tenemos muestrarios de los fabricantes y que cuando los clientes no encuentran entre nuestras telas lo que buscan, nosotros se lo bucamos. Tambien hay la opcion de traer la tela y nosotros confeccionamos la camisa.
Sobre el tema de la camisas que encogen, en Burgos lavamos las telas antes y despues de confeccionarlas. Normalmente no tenemos problemas, la camisa debe lavarse a temperaturas no superiores a 40ºC y no utilizar secadora.
Algun otro comentario que he visto sobre los modelos de cuellos, tenemos 6 para orientar al cliente pero en reaidad podemos hacer el cuello que quiera el cliente. Sobre el largo de la camisa debo decir que me extraña algun comentario sobre que ha quedado corta. Siempre se aconseja larga y ademas el largo tambien lo elige finalmente el cliente. Con los puños exactamente igual, podemos hacer lo que el cliente quiera, ultimamente hacemos bastante el puño mixto que permite tanto boton como gemelo.
Para los lectores de fuera de España quiza les interese saber que estamos organizando visitas en algunos paises como EE UU y Mejico con posibilidad de ampliarlo si es de interes.

Aconsejo visitar nuestra WEB, www.camiseriaburgos.com (proxima version 22/07/09)

Pueden contactar en:
camiseriaburgos@gmail.com

Luis dijo...

Querido Noah Ryte,

Por alusiones le diré que ni mi abuelo era rico, ni mi padre noble, ni (afortunadamente) yo soy pobre. Mi abuelo no era, ni más ni menos que "un caballero de los de antes", y en su enorme sabiduría me dió un consejo que todavía recuerdo:

"Querido Luis, que no te engañe por sabio el que cita el refranero, pues solo los imbéciles y Sancho Panza lo hacen, y a ninguno quieres parecerte."

Un saludo cordial a la Camisería Burgos. Y a usted también.

Noah Ryte dijo...

Refrán es una frase corta de carácter popular y didáctico. Expresan las creencias y las ideas de una comunidad. Cervantes usa este recurso literario en El Quijote infinidad de veces y pone muchos de ellos en boca de Sancho Panza.
El refranero representa el bagaje cultural popular acumulado a través de los siglos. Tradicionalmente, el campesino ha recurrido a los refranes como manera de solventar las limitaciones culturales y lingüísticas, típicas de épocas pasadas. Los dichos populares le permitían manifestar su parecer y justificar su modo de obrar de forma rápida y sencilla; pues conseguía resumir todo su pensamiento en una frase que sabiamente lo expresaba mejor y más eficazmente. Sancho es reflejo literario de esa costumbre, y a lo largo de la obra presentará multitud de dichos populares que la ejemplificarán.
Don Quijote, por el contrario, hombre culto, se enredará muchas veces en sus pensamientos, haciéndoselos incomprensibles a Sancho; quien, por su parte, recurrirá a los refranes para compensar su ignorancia en muchos temas.
Pero claro,todo esto no son más que imbecilidades.

Un saludo.

Anónimo dijo...

A Luis:

La Gran Peña sigue existiendo.

Luis dijo...

RAE "Imbécil: Alelado, escaso de razón"

RAE "Razón: Facultad de discurrir; Acto de discurrir el entendimiento"

Amigo Ryte, me alegra ver que usted y mi abuelo están de acuerdo. Según sus propias palabras, los refranes permiten a los imbéciles expresar sus ideas de modo sencillo. Sancho Panza era un imbécil. Simpático, pero imbécil. Igual que aquellas personas que debido a una ausencia de capacidad, sólo pueden expresar su parecer a través de frases cortas de carácter popular. Imbéciles todos.

Muchísimas gracias a "Anónimo" por recordarme que la Gran Peña sigue existiendo.

Saludos

El Aristócrata dijo...

¿Qué os parece a todos si dejamos este tipo de discusiones y nos centramos en algo aparentemente menos polémico como es el vestir masculino?

Torsten es un lector Danés, de ahí que su inglés no sea del todo perfecto. Creo que es de agradecer el esfuerzo que varios lectores hacen al escribir en un idioma que no es el suyo.
Muchas gracias a todos
EA

jotaele dijo...

Soy el único al que le gusta hablar de camisas, zapatos, trajes y no utiliza palabras como "ignominosa", "canícula", recita refranes pedantes o dice que su abuelo era un "caballero de los de antes"?

Hay días en que este blog huele a rancio, como en esas casas de "caballeros de los de antes" con retratos antiguos en las paredes y jamón de york en la nevera.

Que un post tan bueno como este, con buenos comentarios que lo complementan, con incluso miembros de la propia camisería comentando, se vea manchado por este tipo de intervenciones es una pena...

Noah Ryte dijo...

Totalmente deacuerdo Jotaele.

Un saludo.

Luis dijo...

mea culpa (perdón Jotaele)

Lo siento, tienen razón, es un blog sobre camisas y me he metido en una de once varas.

Mis disculpas. En especial a Torsten y al señor Ryte.

En mi caso creo que la mayor ventaja de las camisas a medida es una de las que menciona El Aristócrata, mi cuerpo no me permite alegrías en verano y al usar una camisa RTW con traje estoy incomodísimo, me sobra tela por todos lados principalmente debido a mi papada incipiente. Con aquellas que tengo a medida este problema desaparece. Es cierto que da cierto pudor quitarse la chaqueta (la "lorza" se marca) pero con ella puesta el resultado es inmejorable.

Saludos a todos.

juanfran dijo...

Soy un lector asiduo de este blog, en el que hasta ahora no había decidido participar.

Una de las razones por las que lo encuentro interesante, además de por los excelentes artículos de El Aristócrata, es por las aportaciones del resto de participantes, las cuales además de enriquecer los artículos, siempre han estado marcadas por el respeto, la educación y lo que nuestros padres llamaban buenos modales.

Por el bien de todos, mantengámoslo así. Y me permito dar la enhorabuena a Luis. Saber rectificar y pedir disculpas es una muestra indiscutible de elegancia, de una elegancia que, si no se tiene, ni el mejor sastre puede proporcionar ("quod natura non dat, Salmantica non praestat").

Finalmente, Jotaele, yo también prefiero la naturalidad a la afectación, y la concisión a los circunloquios. Pero, por utilizar un manido ejemplo, siempre habrá quien prefiera decir "eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa" a "lo que pasa en la calle". Creo que tampoco hace daño a nadie, aunque he observado que la mayoría de los participantes de este blog, empezando desde luego por El Aristócrata, escriben sin manierismos y sin buscar cultismos más o menos pretenciosos y más o menos traídos por los pelos.

Al final, la elegancia se transluce en todo cuanto uno hace, y esto incluye el estilo de escritura. Anoche mismo veía en televisión una entrevista al escritor Juan José Millás. Le preguntaba el entrevistador sobre un libro de relatos cortos que acaba de publicar (no recuerdo el título), y en particular le inquiría sobre los motivos de que fuesen tan breves. La respuesta de Millás me pareció que encerraba una gran sabiduría. Fue algo así como: "Me propuse suprimir todo lo que sobraba, y ví que sobraba casi todo".

En fin, perdón por la disgresión y por lo extenso de mi intervención. Parafraseando a Rudyard Kipling, concluyo pidiendo "perdón por este texto tan largo, pero no he tenido tiempo de escribir uno más corto".

Un saludo a todos

Noah Ryte dijo...

Aceptadas las disculpas Luis.Te honra el gesto.Igualmente decirte que si algún comentario te molestó, hago lo propio y te pido disculpas.

Un saludo.

jotaele dijo...

Parafraseando al genial Señor Lobo en Pulp Fiction:

"Well, let's not start sucking each other's dicks quite yet.

http://www.youtube.com/watch?v=fTN7Mhv59KA

Anónimo dijo...

Maquinaria de relaciones públicas de Turnbull & Asser en marcha http://permanentstyle.blogspot.com/2009/04/latest-feature-in-spice-magazine.html

Iñaki

Anónimo dijo...

Ranking de camiseros de GQ, http://men.style.com/theupgrader/style/hotlist/shirtmakers

Anónimo dijo...

Cambiando de tema, en el último número de Mujer Hoy Corazón, la revista que regala el diario ABC, en uno de sus reportajes aparece unas fotos del Príncipe Carlos con unos estupendos oxford que están remendados. La revista ni corta ni perezosa acusa al Príncipe de buscar la comodidad frente a la elegancia. Atentamente, Cárlos.

Anónimo dijo...

La camisería Burgos es la mejor camisería de España, y una de las mejores del mundo. Tengo amigos de Latino América que lo primero que hacen cuando llegan a Madrid es ir a recoger sus camisas. Por otro lado no comprendo que haya gente que diga que han tenido problemas con las medidas, sencillamente no me lo creo, o nunca se han hecho una camisa en Burgos y nos engñan a todos, o no tienen ni idea de como debe quedar una camisa. Que se vayan al Corte Inglés que seguro encuentran lo que buscan. Atentamente, Luis María.

Noah Ryte dijo...

Con respecto a ese artículo de "Mujer Hoy",haría una breve referencia a esa vieja tradición británica,consistente en que,dada la escasa elegancia que supone el lucimiento de un par nuevo de zapatos,los viejos caballeros los dejaban en manos de sus mayordomos para que los fuesen amoldando y dándole acomodo,el suficiente como para que lucieran ya con cierta "solera" o desgaste,sinónimo ello de buen gusto y exento de vulgaridad.

El Aristócrata dijo...

Yo también pude ver la foto de Mujer de Hoy. Independientemente del comentario del autor al cual no creo que le debamos prestar mucha atención, me llamó bastante la atención dicha foto por diferentes motivos.

El primero hace referencia a la frecuencia con que el Príncipe Carlos los ha debido de vestir para que se encontraran en ese estado. Sorprende que alguien como él que debe poseer uno de los armarios más extensos de toda Inglaterra pueda “romper” tanto unos zapatos como para tenerlos que remendar en tantos lugares diferentes. Recientemente visitó ciertos comercios ingleses para darles su apoyo en los momentos difíciles de crisis. Fue a John Lobb vistiendo unos zapatos de la casa con más de 45 años.
Yo no tendría ningún problema en vestir unos zapatos de esa categoría remendados. Normalmente mis zapatos preferidos son aquellos que más tiempo han pasado en mi armario y que son ya una segunda piel por el gran uso q he hecho de ellos.

Sin embargo, soy de la opinión que un futuro heredero debe dejar de lado sus preferencias personales y nunca olvidar que representa a todos los ciudadanos de su país. Estoy convencido de que sabiéndose objeto de todo tipo de cámaras podría haber encontrado unos zapatos más acordes. Seguramente hay una lectura política detrás de esa elección que sus asesores estudiaron y a mi se me puede escapar. No obstante soy de la opinión de que por mucha crisis q exista tb en el Reino Unido el futuro Heredero no puede hacerse eco de ella en su vestimenta. ¿Acaso el Reino Unido es un país remendado? Yo creo que no....

Anónimo dijo...

Cambiando de tema..

¿Qué os parecen las indumentarias de los invitados y del novio de la boda del año, Fiona Ferrer, Jaime Polanco?.
Un saludo,

Belgravia

Fran dijo...

Por si alguien quiere echar un vistazo a los zapatos, antes mencionados, que gasta últimamente el príncipe Carlos de Inglaterra:

http://www.dailymail.co.uk/news/article-1132816/How-coping-credit-crunch-Prince-Charles-recycles-shoes.html

coquina dijo...

El otro día vi en el Hola las fotos de la boda y la verdad, los caballeros mal por lo general. Seguro que el que menos llevaba encima dos o tres mil euros, pero la verdad es que no. Lo primero que recordé fue el comentario del sastre Reíllo sobre Enrique Ponce. ¿De los mejor vestidos de España? En fin... Aunque no me entregue en absoluto con los dos hermanos, quizá Luis Medina era el que iba mejor, y Colate que siempre suele ir bien. Los demás bastante mediocres bajo mi punto de vista.
Un saludo y no os peleéis hombre.

Anónimo dijo...

El Aristócrata, no se si es lo adecuado colgar esto en este tema, pero entiendo que son dos ejemplos palmarios de cómo no se debe llevar un traje.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/28/barcelona/1248804799.html

Así estamos en este país.

Saludos,
J.M.

Anónimo dijo...

buen articulo.

Elí dijo...

Hola, en Mexico la elite politica y empresarial ( ya no se diga la clase media) estan ensimismados en la idea de que siempre lo confeccionado es mejor, y que el bespoke es arcaico y poco elegante, por lo que blogs como este son estupendos para los que apostamos por las prendas a medida.

Coquina dijo...

Una vez más, lo de Laporta es muy duro.

Anónimo dijo...

Recordando el articulo magistral de la vestimenta de un novio... creo que dista bastante de lo que hemos podido ver en la citada boda.
Perdonar por insistir pero me quedé horrorizado.

Un saludo,

Belgravia

El Aristócrata dijo...

Efectivamente la indumentaria de los invitados no era la correcta para una boda, fuera en Ibiza o donde fuera. El esmoquin tiene, como ya analizamos en su momento, una finalidad bien diferente.
Parece obvio q era deseo de los novios que los invitados vistieran esmoquin. Esto demuestra una vez mas que el dinero no siempre implica mayor elegancia y saber estar.

spendinmagazine dijo...

Felicidades por el artículo, es impresionante la cantidad sabiduría y de información que ofrece. Prometo seguirle. Tomo nota de su sugerencia de incluir la moda masculina en mi blog.

Gracias por su visita y su comentario.

He pensado en añadirle en los favoritos de mi blog, si me da su permiso.

Anónimo dijo...

Aristocrata, si te invitan a una boda donde los novios te pidan vestir de una forma incorrecta como en esta ¿qué debe hacerse, asistir como te piden, asistir vestido correctamente, o no ir? gracias por su gran blog.

Jorge dijo...

Declinar puede ser una alternativa...aunque no se si es para tanto...Bueno, si te ponen un smoking blanco y no eres Connery o Bogart puede ser motivo suficiente como para declinar diciendo "lamento comunicarle que mi religión me prohibe semejante vestimenta"...

Anónimo dijo...

A mi personalmente me parece una mamamarrachada que te inviten a una boda con estas exigencias. A una boda se va con traje, por una parte por ser protocolario, por la otra porque la mayoría de los señores poseen uno. Yo no declinaría la invitación en un primer momento, primero hablaría con los novios, o les escribiría, dependiendo del grado de confianza, diciéndoles que si no puedo ir vestido correctamente no asistiré a la boda, y que tomen ellos la decisión.

Jorge dijo...

He visto un post en Ask Andy en el que recomiendan una web a través de la que puedes hacerte camisas "made to measure" (no bespoke como en la cAmisería Burgos) por unos precios sensacionales. PArece que tiene buena pinta (se paga en USD)...Si alguno se anima, por favor, que luego ponga un post y nos cuente su experiencia

http://www.askandyaboutclothes.com/forum/showthread.php?p=975725#post975725

Anónimo dijo...

Creo que no tiene sentido hacerse una camisa MTM, hay casas inglesas estupendas a buen precio que venden por internet y que permiten customizarlas y que además tinen varias tallas para cada parte de la camisa.

Anónimo dijo...

Además vista la foto final y los comentarios creo que la camisa deja bastante que desear, es mi opinión.

Jorge dijo...

y qué marcas inglesas recomiendas?

El Aristócrata dijo...

Efectivamente hay casas inglesas que hacen camisas RTW muy dificiles de igualar a no ser que acudamos a la camisería a medida DE VERDAD.
Por ejemplo el RTW de Hilditch & Key es muy difícil de superar. A mi personalmente me gusta más incluso q T&A (seguramente sea por su cuello cutway y su "sale by mail".
Coles y Albinicot son otras dos buenas opciones.
EA

Anónimo dijo...

Your piece on bespoke shirts is the most informative I've read on the subject. So much so that I'm going to abandon my London shirt maker for the moment and have some shirts made here. In a couple of comments, Bel and Santa Eulalia received honourable mentions; none the less, I'd really like to know what you think is the closest we come to Camiseria Burgos here in Barcelona?
Hal Forrest

Anónimo dijo...

Gran artículo como siempre.
Yo personalmente soy mas partidario de las MTM de buena calidad. Yo entiendo por MTM aquellas en las que te pruebas, escoges una talla y luego sobre esta talla te la "adaptan", y luego eliges los puños y el cuello y la talla de cada uno de ellos. Las últimas que me hice puse 8 modificaciones. Largos de manga (diferentes), mas ceñida, un puño distinto de otro para el reloj, hombros, etc... Lo cierto es que el resultado es prácticamente igual que el de una camisa a medida, ya que aunque no sean tus patrones si son patrones personalizados. Y digo que me gustan éstas camisas porque por ejemplo, éstas me costaron 70€ cada una con iniciales, por lo tanto por el precio de una de Burgos (de donde también tengo la suerte de ser cliente) tienes 3.
Yo personalmente me haría camisas bespoke aquellas mas especiales y formales, como por ejemplo una camisa para esmoquin con perlas y demás, ya que no te las pondrás mucho. Sin embargo para camisas menos especiales, como las que usamos para ir a trabajar y que se estropearán mucho más creo que con un buen MTM es suficiente. Por supuesto también depende del poder adquisitivo de la persona, yo por desgracia soy muy joven, y desde que hace unos años me pago mi propia ropa he tenido que visitar Burgos con menor frecuencia jajaja.

Un saludo,
F.J.B.

El Aristócrata dijo...

FJB
Comprendo perfectamente tu preferencia y en cierta medida la compart; sobre todo si tenemos en cuenta el precio de unas y otras. No obstante la terminación no es igual ya q en las MTM ésta es industrial mientras que en las bespoke es la mano de la costurera quien hace ese trabajo.
Creo q Oscar Wilde lo resumió muy bien en su frase: " A really well-made buttonhole is the only link between Art and Nature." Y es totalmente cierto.
Para mi esto, la enorme variedad de telas, el cuello, la unión hombro-manga y sobre todo las pruebas es lo q diferencia las camisas RTW y MTM a las bespoke.
Muchas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

La frase de Wilde me ha parecido brutal jajaja. Totalmente de acuerdo, la terminación y la calidad nunca es la misma, por desgracia. Todo tiene su precio. Sobre el resto de diferencias que apuntas, supongo que serán mayores o menores dependiendo de que tiendas visites ¿no? Pregunto porque yo es que no conozco muchas, siempre he ido a las que va el resto de mi familia, a lo mejor tu que tienes más experiencia lo sabes mejor. Aunque a la que fui de MTM había muchísimas telas la verdad.
La unión hombro-manga no la he podido comprobar al ser las camisas lisas, pero si pruebo con dibujo ya os comentaré que tal.
Por cierto, ya has dado algunos tips de camiserias RTW, ¿podrias hacer lo mismo de MTM y bespoke? Si pudiera ser en Madrid mejor.

Un saludo,

F.J.B.

RGL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Aristócrata dijo...

El anterior comentario de RLG ha sido borrado.

Estimado RLG,
Le rogaría copiara en el apartado de comentarios la información de dicho artículo y no pusiera un link al mismo. Como sabe una de las normas de esta página es no hacer publicidad directa.
Por supuesto no pasa nada si dice que esta es la forma como se trabaja la camisería a medida en Ertlan&Cohn.
Espero la nueva edición de su comentario.
Muchas gracias por su comprensión.

Asterix dijo...

Cómo te sobras, Aristócrata... apúntate un 11. Por cierto... no me digas que Pink y demás gente de Saville Row confeccionan en Asia...

juan manuel dijo...

Hola, saludos a todos.
Excelente el blog y particularmente este post.
¿Podrías darme algún consejo sobre la holgura en la cintura de la camisa?
Hace ya tiempo que me mando hacer mis camisas con dos cortes detrás, tipo tailored slim fit, ya que odio el efecto abolsado que a veces adquiere la prenda cuando uno se mueve o se levanta luego de estar sentado.
En concreto:
¿Qué tan ceñida puede o debe ser la camisa a la altura del estómago?
¿Deben evitarse hasta los pliegues más mínimos, o puede guardarse algo de holgura sin perder la elegancia?
Desde ya, te agradezco el consejo.
Quedo atento, te envío un abrazo desde Argentina.

Juan Manuel Errázuriz Paz.

Anónimo dijo...

Camisas mal cosidas, malas relas, atencion pesima y precios caros, eso es esa tienda, nada q ver con su pasado.

CRISTIAN DUۄA$. dijo...

Apreciado Aristócrata:

Debo decir que de los artículos "BESPOKE" que he leído este es el mas completo, un poco extenso pero creo que vale por completo la pena pues como ya mencione es el mas completo de esta clase de artículos que tratamos aquí en el web-site, pero lo digo también porque en este articulo usted lo ha vuelto mucho mas técnico y preciso en cuanto a la fabricación de las principales prendas de vestir de la moda clásica masculina en este caso la camisa, a parte de mencionar una breve reseña histórica de la camisera Burgos, se inserto en lo mas profundo del taller, la vitrina en fin todo el proceso.

Saludos a todos.

Recuerden vivir con clase y elegancia sin importar las circunstancias.


CRISTIAN DUۄA$.

Anónimo dijo...

Hola Aristócrata:
Ante todo y en primer lugar, mi admiración por esta página. Por otra parte y aprovechando, me gustaría preguntarte por dos casas de Madrid, que son las que más he visto en mi padre, aparte de Burgos... simplemente un clásico. En primer lugar Sanchez Caro y en segundo caso Derby. Supongo que ambas debieron tener mejor pasado que presente pero tu opinión es relevante e ilustrada y por tanto me interesaría conocerla, así como la del resto de los habituales. Por otra parte indicar que yo actualmente me enuentro cómodo con las que me hago con no demasiada frecuencia en Santa Eulalia, Barcelona. Soy del Español y por tanto tengo que vivir allí. Ummm, también recordar, sin ánimo de levantar viejas disputas, que ni mi abuelo ni mi padre eran caballeros ( Ya se había inventado el coche),no tuve esa suerte je,je... pero sin duda creo que eran señores.Eso si. Un saludo a todos.

Tonino dijo...

Hola aristócrata. La verdad es q estoy aprendiendo mucho con tu blog. Tengo una preguntilla: ¿q marca de camisas "non iron" me recomiendas (la mejor relación calidad/precio)?. Gracias y saludos desde Jumilla.

Moguel dijo...

Saludos a todos.

Dejo caer aquí una pregunta de principiante que hice en otro sitio del blog menos frecuentado. Quiero hacerme mi primera camisa a medida y estoy perdido entre un mar de ofertas de muy diferente calidad-precio por lo que intuyo; ¿qué camiserías de Madrid son recomendables para una primera camisa sport?
Gracias de antemano por la ayuda y por todas vuestras aportaciones!

El Aristócrata dijo...

Moguel,

Pruebe a dejar su pregunta siempre en el último artículo publicado aún cuando este no tenga mucho q ver con aquella. Seguro q recibe bastantes respuestas.

Un abrazo
EA

Moguel dijo...

Tomo nota Aristócrata, gracias!

Anónimo dijo...

Estimado Aristócrata, enhorabuena por el blog!
Mi impresión es que Burgos tiene la mejor calidad pero con frecuencia he tenido que volver con las camisas a que me las arreglaran ( siempre lo hacen y con buena cara, pero por el precio que pagas deberían evitar estas cosas ). He probado en Gallo, y es justo al revés, algo menos de calidad pero a la primera acertaron con las medidas.

Cordiales saludos,