jueves, 19 de junio de 2008

El placer de estar en casa


El ritmo alocado del tiempo que nos ha tocado vivir impone dejar de lado costumbres que no hace muchos años formaban parte del ritual de todo caballero.
Seguramente muchos de nosotros podamos recordar a nuestro padre con su pijama y su bata tomando el desayuno en casa y leyendo el periódico que amablemente le han hecho llegar. Hoy en la mayoría de los hogares del mundo esto es solo una foto del recuerdo y apenas se dedica tiempo a la liturgia del desayuno ni siquiera los fines de semana. Estas viejas costumbres de antaño están dando paso a lo que algunos llaman la búsqueda de la comodidad.

Algo similar ocurre cuando llega la hora de la cena. El sofá ha sustituido a la silla, la televisión a la conversación y los zapatos a las slippers. Ante esto cabe preguntase: ¿de verdad es esto más cómodo que cenar en la mesa con su correspondiente mantel mientras se disfruta de un buen vino en su copa Waterford? Con seguridad esta segunda opción obligará a hacer más viajes a la cocina pero que duda cabe, que el placer bien compensa el sobreesfuerzo. ¿Quién puede olvidar a Sherlock Holmes desayunando con ese atuendo tan exquisito a pesar de sólo llevar ropa de estar por casa?
Esa elegancia perdida deberíamos recuperarla cuanto antes. Yo, como muchos de vosotros, sueño con terminar mi jornada laboral, hacer algo de deporte y después de la ducha y el correspondiente aseo personal vestirme con mi pijama recién planchado y encima de éste ponerme mi bata de seda.

Cuando alguien me pregunta por qué me visto con tanto esmero siempre contesto que me visto para mi y para nadie más. Yo soy mi propio juez y mi primer crítico. Y mi casa no es ninguna excepción. Aún cuando sepa que estaré solo y no tendré ninguna visita, el ritual del baño, la hidratación de la cara y el vestirme para leer mi libro es una rutina diaria que realizo con gran placer.
Soy de las personas que piensan que la elegancia se pone de manifiesto en los pequeños detalles; y si alguna vez hemos roto la paz de un hogar sin ser esperados y nos reciben como si supieran que íbamos a ir, sin lugar a dudas estaremos delante de una persona elegante y no sería extraño que también con mucho estilo.

Debemos vestir de una forma determinada porque nos encontramos a gusto así y no para impresionar a nadie. La elegancia es una filosofía y ésta se debe mostrar en toda situación y lugar. De poco vale que acudamos a reuniones de trabajo de forma impoluta si al llegar a casa nos quedamos en camiseta, con boxers y nos calzamos unas chancletas de goma.

Todos necesitamos un tiempo para nosotros solos, poder deleitarnos con un buen libro o simplemente reservarnos el tiempo suficiente para gozar de un vaso de whisky, escuchar a Sinatra y dejar volar nuestros pensamientos sobre una LC4 Le Corbusier o sobre una Eames. Y si esto lo podemos disfrutar en una casa de campo y oyendo como se consume la leña seguramente no cambiemos ese momento por nada en el mundo. Son los pequeños placeres los que más goce proporcionan.

A la hora de escoger el pijama debemos considerar el material con el que está confeccionado. El tejido nos dará el confort y la temperatura que cada uno de nosotros necesita. Los pijamas de seda son extremadamente cómodos por su textura y ligereza y son susceptibles de usarlos tanto en verano como en invierno. Aún siendo infinitamente más baratos que los de cachemira, su precio es elevado. Si durante estas vacaciones vosotros o algún conocido va a pasar unos días en algún país asiático, especialmente en Vietnam o China, no debemos desaprovechar la oportunidad de que nos encarguen varios pijamas de seda. Si tales viajes no están previstos, podemos decantarnos por pijamas de algodón.

La variedad de pijamas no es tan extensa como la de otras prendas; sin embargo también existen diferentes cuellos y puños.
Debemos siempre huir de los pijamas en forma de jersey y vestir los tipo chaqueta. A parte de ser más cómodos y ligeros son mucho más elegantes.
La camisa de dormir, predominante hasta los años 30, sigue contando hoy en día con un buen número de adeptos.
Los estampados de los pijamas son infinitos, pero nunca nos equivocaremos si lo elegimos de rayas. La más reputada tienda de pijamas inglesas fundada en 1925 ha hecho de las rayas su estandarte y las posibles combinaciones que se ofrecen en ella llegan a ser tan extensas como la de las propias corbatas. Esta tienda, como muchas otras en Jermyn Street, ofrece la posibilidad de confeccionar el pijama, la bata y los boxers con idéntico estampado.

La bata es otra prenda que debería formar parte de todo armario que se precie como tal. Si bien la seda sigue siendo el tejido preferido por su tacto, no debemos olvidar que cualquier mancha sobre ella nos obligará a pasar por la tintorería.
Para terminar el atuendo que todo caballero debe vestir al estar en casa no debemos olvidar las slippers. Todas las casas de zapatos de renombre incluyen en su colección diversos tipos de zapatillas para estar en casa. Suelen ser de piel y se puede optar por modelos abiertos o cerrados por el talón. El rey de las slippers sigue siendo el modelo Albert. Este modelo es el perfecto compañero para las casas de campo donde los suelos son más fríos y duros que en las casas de ciudad.
El modelo Albert se puede personalizar con el escudo de familia o en su defecto con las iniciales del portador.
Aunque particularmente no me gusta su combinación con trajes de ceremonia, la mezcla del modelo Albert, en sus versiones más tradicionales, con el esmoquin ha sido siempre frecuente entre los caballeros más atrevidos. No obstante su uso nunca debe ser alternativo al del zapato. La casa es para las slippers lo que la calle para los zapatos. Es por ello por lo que debemos huir de la moda más reciente de vestirlas con vaqueros o con cualquier otra prenda.
Kennedy en su casa de Virginia con slippers modelo Albert despidiendo a sus hijos
No quiero despedirme sin dejaros un fragmento del libro de Iván Aleksandrovich Goncharov: “Oblomow” como claro alegato a favor de la bata.

…. “llevaba puesta una bata persa, una auténtica bata oriental sin la menor influencia europea, sin borlas, terciopelo, ni cinturón, y tan amplia que hubiera podido envolverse en ella dos veces. Las mangas de la bata, de perfecto corte asiático, se ensanchaban a partir de las muñecas hasta llegar a los hombros. Aunque, con el uso, la bata había perdido parte de su aspecto primitivo y en algunos lados tenía lustre, seguía conservando su brillante colorido oriental y la tela continuaba siendo tan sólida como cuando fue adquirida. Aquella bata poseía para Oblomov una serie de cualidades, a cuál más valiosa. Era suave y se adaptaba por completo al cuerpo, sometiéndose a cualquier movimiento del mismo como una dócil esclava”.

El Aristócrata

29 comentarios:

António Erre dijo...

Muito interessante o post. De facto, o choque com o presente obriga-nos a olhar o passado como uma época dourada que enegrece rapidamente...
Mas, por outro lado, parece-me que o estilo de vida e hábitos de que falas não era em outros tempos divulgado nem generalizado a todas as classes sociais . Ora, o meu ponto é este: existem ainda elites que perpetuam estes hábitos e que, por consequência, se regem por padrões de vida exigentes e simultaneamente gratificantes.
No meu caso, garanto, sou adepto, actualmente, de um estilo mais descontraído, sem que para tal me pareça haver perdido a minha elegância.
Acha, contudo, que tens absoluta razão quando apontas as falhas das regras de civilidade. E essas nunca as porei em causa.

Anónimo dijo...

Aristócrata, una vez más has relatado con perfecta exactitud uno de los grandes placeres, y a la vez pasión, de los que gozo.
Me encanta poder ir por casa en pijama de cachemira, bata de seda y unas buenas zapatillas como las que has descrito. Si bien es cierto que muchas veces al llegar a casa aún me quedo en traje-camisa-gemelos-cobata, cuando se acerca la hora de la cena me gusta darme una ducha y cambiar mi atuendo. Tengo alrededor de 3 o 4 pijamas de cachemira y de batas de seda y, honestamente, la comodidad que uno siente es incomparable.
Cabe decir, también, que hasta que vivía con mis padres y el resto de la familia, debíamos cenar arreglados (ya fuera traje y corbata o almenos una camisa y pnatalones de vestir) sobretodo porque era el único momento del día que nos reuníamos todos y mi padre deseaba que continuasemos vestidos para la ocasión, aunque también influía el hecho de qué el servicio estubiera presente durante la cena. También era costumbre desayunar el sábado y el domingo arreglados, sobretodo este último antes de ir a misa todos juntos. Claro está que seguiré estas mismas tradiciones en cuanto conviva con mi esposa (pasado el verano) y empecemos a tener descendencia.

Un saludo y gracias por el aporte.

F. Javier

Andres II dijo...

Aristócrata, muchas gracias por este articulo. Me ha encantado. Hasta q conocí este blog creía q yo era una excepción. Por fin he encontrado un sitio donde puedo decir lo q pienso y siento sin necesidad de sentirme un bicho raro.
Yo también me pongo mi bata y mis Albert de Del Toro con mis iniciales. Por cierto es curioso q las tengas q pedir a USA cuando se fabrican en Alicante (o eso creo). También tengo una Le Corbusier, heredada de mi padre, y aunq la piel ya está gastada es la pieza material más preciada de la casa. En Best en Madrid tienen muy bonitas batas. En Ayala tienen unos pijamas preciosos, muy caros pero muy elegantes
Efectivamente el ritual q describes es de todo punto placentero.
Espero q la gente del Aristócrata sigáis en esta línea y no os dejéis llevar por modas pasajeras.
Ya era hora q hubiera una página como ésta en Español. Como anécdota deciros que este fin de semana estuve cenando con unos amigos q les había comentado vuestro blog y nos pasamos toda la cena hablando de cómo debe quedar una camisa y un traje. Ninguno se atreve a comentar en el blog porq piensan q no saben lo suficiente, pero os leen todas las semanas. Y este fin de semana a hablar de “el placer de estar en casa”

Blueberry dijo...

Aristócrata,

Un artículo excelente. Un detalle, que te parecen los calcetines que lleva el Sr. Kennedy en la foto que adjuntas. Son blancos. Por muchas slippers que lleve, esos calcetines rompen toda elegancia posible.

Saludos,

El Aristócrata dijo...

Mil gracias Andrés por tus palabras. Aquí tiene cabida todo el mundo que tenga un mínimo de gusto. No hay tener grandes conocimientos para opinar. De lo q se trata finalmente es de q a través de los comentarios todos podamos expresar nuestras opiniones sobre conceptos tan difusos como elegancia, estilo, educación etc.
Son los comentarios los que enriquecen el artículo no lo q yo escribo.
Blueberry, no puedo estar más de acuerdo contigo aunq si hacemos caso a los colores y tejidos de todo su atuendo la elección no es incorrecta. Pero desde mi punto de vista tienes razón.
Durante la semana intento buscar las fotos q mejor se adecuan a lo q voy a hablar. Como es obvio no puedo poner todas pero os dejo otros modelos de slippers y cómo quedan con esmoquin……..y alguna otra http://www.putfile.com/album/192922
Como digo en el artículo para mi un esmoquin requiere de un zapato como Dios manda, pero por lo visto cada día hay gente q piensa diferente a mi. ¿Qué opináis vosotros?

Anónimo dijo...

Buenos dias al Aristocrata y a todos los lectores de este fantastico blog.

Soy lector ferviente de este blog y espero que lleguen lo jueves para poder hacer una lectura detallada de todos los comentarios y aportaciones que se hacen.

Ya lo indiqué en otro comentario, y creo que esto se deberia de ver como algo normal y cotidiano y como algo raro y anticuado, creo que esto lo tenemos en nuestras manos y deberemos de sentirnos orgullos de llevar un estilo elegante y actual.

Felicidades al Aristocrata y ya estoy deseando que llegue el proximo jueves.

un saludo.

Anónimo dijo...

Aristócrata, totalmente de acuerdo contigo en cuanto a los zapatos que, en mi opinión, deben llevarse con el smoking. Sinceramente, creo que las fotos que nos muestras donde se ven a los caballeros con smoking y "zapatillas" son demasiado raras para mis ojos y creo que para nada son adecuadas con el smoking, es más, creo que es sólo para llamar la atención, no creo que se extienda esta moda.

Un saludo!

F. Javier

Anónimo dijo...

Yo tampoco entiendo esta moda. No se si habeis visto la revista Hola. Las slippers de Briatore son como para llorar. Llevaba las iniciales de el y de su mujer. No hay peor cosa q tener dinero sin un mínimo de estilo o clase.
Un chaqué es demasiado formal y elegante para cargárselo con unas zapatillas de estar por casa

El Aristócrata dijo...

Aunq ahora se ven más que nunca las Albert con smoking e incluso con chaquet, estas no son el zapato más adecuado para dicho atuendo. No obstante, algunos críticos argumentan q las Albert también fueron concebidas para el uso con trajes de ceremonia. Os dejos unas fotos que así lo quieren atestiguar:
http://www.putfile.com/album/192938

Bonitas las Lobb, verdad?

Como han sido varios los que me habéis pedido por privado los nombres de las más representativas aqui os los dejo:
- Church's
- Bowhill & Elliot
- Shipton & Heneage
- Stubbs & Wootton (se hacen en España)
- Del Toro Shoes (tb se hacen en España)
- Crockett & Jones
- Edward Green y
- Trickers

Anónimo dijo...

El otro dia vi un reportaje en TV en el que salia uno de los que sale en Supermodelos(no se que hace ni su nombre) y en una entrega de premios de una revista llevaba unas Albert, la verdad, me pareció demasiado excesivo y atrevido

MLR dijo...

Fantástica entrada como siempre. Ojalá el trajín del día a día nos permitiera a algunos, dedicar el tiempo necesario para disfrutar de esos momentos cotidianos de esta manera.

Uno de mis pensamientos siempre ha sido, que no es sólo lo que haces o lo que vives, si no, también la manera de hacerlo o de vivirlo.

Este artículo lo describe todo. Enhorabuena!!!

En cuanto a los Slippers...preciosos, elegantes, líneas finas, clásicos...

Tal vez uno de sus encantos sea justo ese, lo exclusivos que son...seguro que si la moda de vestirlos en la calle se extendiera, perderían ese encanto.

Un abrazo.

El Aristócrata dijo...

Para los fashion victims comentarles que las slippers que llevó Flavio Briatore en su boda las hizo Jesús Canovas (Elche) y salen por unos 1.000€. A mi me parecieron demasiado llamativas y para nada aptas para el chaqué.
Los JC los lanzó a la fama Julio Iglesias quien los lleva de forma habitual.

RetroVintageModStyle dijo...

Excelente blog y su contenido! He llegado hasta aqui por recomendacion de MLR. Quisiera preguntarte si sabes que marca son los slippers que tienen una calavera...las usan los hermanos Casiraghi. Gracias.

El Aristócrata dijo...

Bienvenido y saludos a mlr.
Varias casas venden slippers con la calavera q comentas, lo cual no significa obligatoriamente que sean varias las q las fabrican. Te dejo dos links. Recomendarte q eches un vistazo a la lista q arriba propuse.
http://www.scalpers.com.es/store/detail.php?id=3

http://stubbsandwootton.com/shoesmn-show.php?Cat=5

Anónimo dijo...

Muchas felicidades.Un lujazo cada uno de tus pequeños artículos.Yo personalmente los espero con impaciencia.

FranFelt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Es un placer el leer este Blog y me parece fantástico que haya más gente a la que le guste el vestir clásico de caballero y además estemos cerca. La estética de la bata de seda con el pijama y un buen par de zapatillas me fascina, me parece sumamente elegante a la vez que cómoda y es una imagen complicada de ver ya que pertenece a nuestra intimidad y ya practicamente nadie hace uso de estas prendas. Me encantaria poder conversar através de correo electrónico o mesenger( bien yahoo o hotmail) os dejo el mío ya que es dificil contactar con gente que comparta estos gustos skyen35@yahoo.es
Saludos espero coincidir con vosotros

Andres II dijo...

Querido anónimo (por cierto estaría bien saber tu nombre),
Aunq la elegancia es una cualidad q cada día es más dificil encontrar en este paía, todavía existe un reducto de personas que pensamos que esto no va por buen camino y que no nos debemos dejar llevar por las modas pasajeras.
Como dice el Aristócrata si una persona nos recibe ne su casa (sin esoperarnos) con un conjunto similar al descrito por ti, seguro q estamos delante de un caballero.
Yo creo q es mejor dejar las impresiones de cada uno en los comentarios q de forma privada. Así aprendemos todos.
Bienvenido y ya nos dirás donde podemos comprar batas de seda. Las mías desgraciadamente son de algdón.

Anónimo dijo...

Rubén Leonardo Arévalo Puente

Una sola duda

¿Actualmente es muy anticuado usar mascada,( ascot, fulard, cravat, pañuelo para el cuello o como lo quieran llamar) con el pijama, la bata y las pantuflas o zapatillas?.


Rubén Leonardo Arévalo Puente

Albion dijo...

Detesto absolutamente la moda ridícula que pretenden implantar los hermanos Medina para lucrarse a costa de completos advenedizos y horteras que ansían parecerse a personajes absolutamente detestables como Flavio Briatore.
Este calzado es doméstico, está pensado para tal y es inapropiado vestirlo en la calle por mucho que haya modernas variantes para su uso. Comentaba en el foro de mi amigo elitista que a nadie se le ocurriría vestir black tie con botas Wellington ni acudir a una cena especial con bata y pijama pues eso pienso de las slippers fuera de su uso.
Ansío que poco a poco esta moda vaya pasando y los nuevos David Nivens vuelvan a calzar los zapatos apropiados para las superficies de la calle, eso si los Feria de que irán a vivir...
¡RIDICULO!

El Aristócrata dijo...

Hola Albion,
Creo q mi opinión tras leer el atículo es bastante clara en cuanto al uso de las slippers se refiere.
Soy un convencido de q la moda de las slippers con vaqueros y demás es sólo eso: algo pasajero. En breve y en cuanto se pase la fiebre de este uso volveran a donde de nunca tuvieron que salr: la casa.

mcluisfe dijo...

Hola Rubén Leonardo
No hay nada anticuado, a mí personalmente me parece elegante y la pena es esa que se pierdan ciertas costumbres, me encanta ver películas antiguas en las que salen vestidos así los caballeros.Si usas mesenger podemos charlar del tema
Un saludo a todos

CRISTIAN DUۄA$. dijo...

Excelente articulo querido Aristocrata la verdad es que ya hacia falta un articulo en el cual consignar el vestuario masculino, para el lugar mas importante de todo caballero, su casa.

Pues como lo dijo el Aristocrata, no hay nada mejor que deleitarse en su propio hogar llevando acabo actividades que pueden que parescan faltas de todo sentido pero que representan mucho para aquellos que
amamos y apreciamos nuestro hogar
al momento de compartir con nosotros mismos o nuestras familias una discucion de algun tema o una botella de vino con algunos de nuestros amigos.

En fin en mi caso yo poseo una bata que es como una especie de herencia de un tio mio, la bata es completamente de algodon, con borla o cinturon, pero sin solapa, ademas tiene un diseño de cuadros que me recuerdan mucho la Navidad pues son de colores rojo y verde.

y pues como lo dijo El Aristocrata nada como el placer de estar en casa, y aun asi en casa no alviden vivir siempre con mucha clase y elegancia.


CRISTIAN DUۄA$.

Anónimo dijo...

Muy buenas a todos, es placer seguir escuchando vuestros comentarios y lo más gratificante es saber que hay a gente a la que le parece interesante el tema, para andar por casa que tipo de zapatillas os parece el más apropiado ? y donde se pueden adquirir , muchas gracias

El Aristócrata dijo...

Estimada Patri_Vargas,
No es intención de elaristócrata.com hacer publicidad de ninguna marca.
Mis disculpas por borrar su mensaje.
Un saludo

Anónimo dijo...

Sólo quiero hacer unas apreciaciónes a don F. Javier:
La palabra estubiera, se escribe con V, luego, la forma correcta es estuviera.
La palabra almenos, en su forma correcta, se escribe al menos.
En fin, os poneis a hablar acerca de excentricidades y fantochadas de señoritos, y luego algunos no teneis reparos en escribir con faltas de ortografía. Por cierto, me llamareis hortera o lo que querais, pero para estar en mi casa, en verano, me pongo unos pantalones cortos y una camiseta. Y en invierno, un buen pijama de algodón. Y para mimar mis pies y que no se resientan, unos zuecos anatómicos de piel transpirables. Más cómodo imposible...

Anónimo dijo...

"Sólo quiero hacer unas apreciaciónes a don F. Javier:
La palabra estubiera, se escribe con V, luego, la forma correcta es estuviera.
La palabra almenos, en su forma correcta, se escribe al menos.
En fin, os poneis a hablar acerca de excentricidades y fantochadas de señoritos, y luego algunos no teneis reparos en escribir con faltas de ortografía. Por cierto, me llamareis hortera o lo que querais..."

Primero de todo, te aconsejo aplicarte el cuento, luego pasas por aquí de nuevo y nos intentas dar clases de nuevo sin quedar en evidencia.

No se escribe "poneis", se escribe "ponéis"
No se escribe "teneis", sino "tenéis"
No se escribe querais,sino "queráis"

maria martinez dijo...

Buenos días buscando donde comprar una bata en Madrid he llegado a este blog, muy interesante por cierto.
Puede alguien informarme en que tiendas de Madrid puedo encontrar este tipo de prendas .

gustavo dijo...

hola excelente este sitio donde poder disfrutar de comentarios tan importantes en relacion a esos pequeños momentos en los que en general estas solo llegando a casa . yo disfruto de la chimenea tomando un buen té con la tv apagada y mi musica preferida para el momento como arab strap mientras pongo otro leño al fuego ; pero algo me falta , una buena bata smoking que no puedo encontrar aca en sudamerica . me gustaria tener el pijama y bata de seda que sale en el film el padrino 3 cuando el protagonista al pacino esta en el hospital recuperandose de un ataque diabetico . cabe contar que aqymui en chile hay unas batas muy raras y poco vistas , son las batas de vicuña lamentablemente solo pocos pueden adquirirlas .